Cómo Conservar Alfalfa (Brotes o pacas de heno)

Conservar Alfalfa
Conservar Alfalfa

La alfalfa es una planta sumamente nutritiva que puede ser consumida por personas y animales. Aunque para el consumo humano, solo se utilizan los brotes de la alfalfa. En fin, sin más rollo, vamos a responder la pregunta ¿Cómo se conserva la alfalfa?

Los brotes de alfalfa puedes almacenarlos únicamente en la nevera de 2 a 4 días, y no los puedes congelar. En el caso de las pacas de heno de alfalfa, puedes mantenerlas de 4 a 5 años a temperatura ambiente.

Para conocer en detalle cómo conservar la alfalfa correctamente, solo sigue leyendo.

Cómo conservar los brotes de alfalfa

Como mencioné en un principio, la alfalfa es una planta sumamente nutritiva, pero debido al amargor de sus hojas, las personas prefieren consumir los brotes de esta planta.

A la hora de comprar los brotes de alfalfa, asegúrate de que estén en buenas condiciones y los mini tallos se encuentren firmes y que no tengan manchas o pelusas de moho. Aunque también las puedes germinar en casa.

Para guardarlo, procede a hacer lo que indico a continuación:

  • Paso 1: Lavar los brotes de alfalfa.

Para lavar los brotes de la alfalfa utiliza agua fría, asegurándote de retirar la cáscara de la semilla, luego sécalos con una taza para centrifugar o déjalos unos minutos escurriendo en el colador o sobre papel absorbente.

  • Paso 2: Embolsar los brotes de alfalfa.

Coloca los brotes de alfalfa secos dentro de una bolsa plástica no hermética. Dicha bolsa la debes cerrar, pero con un nudo flojo para permitir el paso de aire.

  • Paso 3: Guardar los brotes de alfalfa en la nevera.

Coloca la bolsa con los brotes de alfalfa dentro del compartimiento o cajón para guardar verduras, o en un área fresca de tu nevera. De esta forma, los brotes de alfalfa se mantendrán refrigerados de 2 a 4 días.

Y en caso que te preguntes si se pueden congelar los brotes de alfalfa, la respuesta es no. Esto se debe a que los brotes son sumamente delicados y no pueden resistir el freezer, por lo que al descongelarse acabaran hechos papilla.

Cómo conservar las pacas de heno de alfalfa

Las plantas de alfalfa se cosechan para elaborar pacas de heno y así alimentar a los animales en las granjas y que se beneficien de todos sus nutrientes.

Bien sea que lo hayas comprado o hayas cosechado y armado las pacas de alfalfa por ti mismo, el lugar donde almacenarlas es uno de los puntos más importantes para que se mantengan por mucho tiempo.

Lo ideal sería guardar el heno de alfalfa dentro de una estructura techada y con paredes, que sea lo suficientemente grande para hacer hileras de pacas de alfalfa y que permita una mejor circulación de aire.

También sirven estructuras techadas sin pared alguna, pero deben contar con un buen drenaje de agua, sobre todo durante la temporada de lluvias, para que no se retenga líquido en las pacas del fondo.

De lo contrario, la humedad concentrada en esas pacas, provocara que el moho u otros microorganismos proliferen y empiecen a esparcirse a las demás, haciendo que se pudran con rapidez.

Otra cuestión es que, por temas de practicidad, se suelen colocar las pacas de henos cerca de donde comen los animales. Esto muchas veces es al aire libre, donde no hay alguna estructura cerca, por lo que, en estos casos, tocaría cubrirlos con una lona de plástico.

Pero si cuentas con el presupuesto, o ya cuentas con ellas, puedes armar carpas hangar para proteger el heno de alfalfa al aire libre. Estas estructuras son fáciles de armar y desarmar, en caso de que después quieras cambiar la ubicación del mismo después.

Te recomiendo siempre apilar las pacas en hileras, con el espacio suficiente para que una persona quepa y camine por ese “pasillo” sin problema, en especial, si tienes muchas pacas de heno.

Siguiendo todos estos consejos, tus pacas de heno de alfalfa podrán mantenerse en buen estado de 4 a 5 años a temperatura ambiente, con su respectivo mantenimiento. [1]

Este mantenimiento implica deshacerse de los bichos y estar al pendiente cuando las pacas mojadas tengan que volver a secarse o deshacerse de ella para salvar a las demás.

¿Cómo saber si la alfalfa se puso mala?

En el caso de los brotes de alfalfa, sabrás cuando están malos si:

  • Empiezan a oler mal.
  • Presentan manchas o pelusas negras o blancas (moho).
  • Tienen un sabor raro y malo.
  • Los tallos están en muy aguados y blandos.

Con respecto a las pacas de heno de alfalfa, sabrás que están en mal estado cuando:

  • Desarrollen moho.
  • Parte de la paca se empiece a pudrir.
  • Tenga un fuerte olor a podrido.

¿Por qué se echa a perder la alfalfa?

La humedad es el principal enemigo de la alfalfa, bien sea en brotes o cuando se haya convertido en heno, ya que la humedad propicia el desarrollo de hongos, moho y otras bacterias, que aceleran la descomposición de la misma.

En el caso particular de los brotes, estos son, en sí, la parte inicial de la planta de alfalfa, que está comenzando crecer, por ende, no son lo suficientemente fuerte para resistir demasiado tiempo.

Con respecto a las pacas de henos de alfalfa, suelen tener una duración prolongada, puesto que son un conjunto de plantas secas, pero de no contar con un buen almacenamiento y mantenimiento, no llegaran a durar demasiado.

¿Cuánto dura la alfalfa?

Los brotes de alfalfa no duran mucho, contrario a lo que sucede con las pacas de heno hechas con alfalfa.

ProductoDuración
Brotes de alfalfa refrigerado2 – 4 días
Paca de heno de alfalfa a temperatura ambiente4 – 5 años

¿Cuál es la mejor manera de conservar la alfalfa?

El mejor modo de conservar los brotes de alfalfa consiste en almacenarlos en la nevera dentro de una bolsa que no sea hermética. Lamentablemente no se pueden congelar por lo delicados que son los brotes.

En el caso de las pacas de heno hechos con plantas de alfalfa, la mejor manera de conservarlos en colocándolos en un lugar techado, donde este protegido de las inclemencias del clima.

No obstante, también las puedes dejar en un lugar que solo tenga techo o en un hangar, e incluso lo puedes cubrir con una simple lona de plástico para proteger el heno de alfalfa cuando se deja al aire libre.

Si te interesa aprender a conservar algún otro producto, ten presente que en este sitio tienes a tu disposición una larga lista de temas sobre conservación de alimentos que es actualizada regularmente.


[1] https://extension.psu.edu/harvest-management-of-alfalfa#:~:text=Under%20optimum%20growing%20and%20soil,longer%20depending%20on%20cutting%20management.

Cómo Conservar los Canónigos por más tiempo

Conservar los Canónigos
Conservar los Canónigos

Los canónigos son unas hojas que se suelen comer crudas en ensaladas y tienen un ligero sabor a nuez que no suele imponerse mucho, pero, ¿Cómo se conservan los canónigos?

El canónigo es una hoja sumamente delicada que solo puedes almacenar en la nevera por espacio de una semana. Si lo congelas, acabará hecha papilla.

A continuación te detallo la manera correcta de conservar canónigos.

Cómo elegir los canónigos

Los canónigos son un buen complemento para tus ensaladas, sopas y demás recetas, ya que su sabor no se impone sino que se complementa muy bien con el resto de ingredientes, no obstante, su tiempo de vida útil es muy corto.

Por tal motivo, es importante que selecciones las hojas de los canónigos en el mejor estado posible. Es decir que estén de un verde brillante sin zonas marchitas.

Tampoco deberías elegir las hojas con muchos agujeros o con manchas de moho, y es sumamente importante que las hojas no estén muy blandas, sin que estén algo firmes.

En algunos supermercados las venden ya prelavadas y empacadas, elige la bolsa que no tenga mucha humedad.

Cómo conservar los canónigos en la nevera

Ahora bien, como los canónigos no duran demasiado tiempo, resulta importante manipular sus hojas con mucho cuidado y proceder a guardarlas de la siguiente manera:

  • Paso 1: Secar las hojas.

Lava las hojas de los canónigos únicamente antes comerlas, para guardarlas eso no será necesario, de hecho, podría ser contraproducente. Solo sécalas con papel absorbente para eliminar cualquier rastro de humedad que pueden tener.

Si compraste una bolsa de canónigos prelavados, sácalas, deshazte de las hojas en mal estado y seca las que estén bien.

  • Paso 2: Embolsar las hojas.

Para que los canónigos te duren lo máximo posible, envuelve un puñado de hojas en toallas de papel absorbente. Luego ponlas dentro de una bolsa de papel, o una plástica con agujeros, para que así pueda respirar.

  • Paso 3: Etiquetar.

En caso de que tengas mala memoria, puedes escribir la fecha de almacenamiento de los canónigos sobre la bolsa.

  • Paso 4: Guardar los canónigos en la heladera.

Puedes poner las hojas de los canónigos en el compartimento o cajón de las verduras, o en una zona fría, pero lejos de alimentos que desprendan gas etileno, como la manzana o el plátano.

De esta manera, los canónigos podrán mantenerse en buen estado durante 1 semana dentro de la nevera. [1]

¿Se puede congelar los canónigos? Lamentablemente no, puesto que las hojas de los canónigos contienen mucha agua, al congelarse se convierte en hielo que destruiría los filamentos que la componen.

Por lo que cuando se descongela, las hojas estarán tan marchitas y podridas que no se podrán utilizar.

¿Cómo saber si los canónigos se echaron a perder?

El canónigo que se ha echado a perder, cambia de textura, así que si sus hojas están viscosas y blandas, tíralas a la basura.

Otra señal que te indica que los canónigos se encuentran en mal estado es si su color se deteriora, es decir, cuando estén marchitas.

También deberás desechar los canónigos si tiene mal olor o sabor. Tampoco es buena idea comerlo si tiene manchas o pelusas blancas o negras, ya que quiere decir que desarrollaron moho.

¿Por qué se echan a perder los canónigos?

Los canónigos se echan a perder tan rápido porque están compuestos por una gran cantidad de agua, esto hace que al dejarlo mucho tiempo a temperatura ambiente, sus hojas comiencen a marchitarse rápidamente.

En esta línea, de no contar con un buen almacenamiento, la descomposición natural hará mella con extrema velocidad, aparte de que gracias a la humedad que contiene se producirán microorganismos dañinos para el consumo.

También conviene señalar que al ser una planta con ligero sabor a nuez, varios insectos y roedores, se verán atraídos a los canónigos para consumirlos, y si lo logran, acabarán contaminándolo.

¿Cuánto duran los canónigos?

Los canónigos lamentablemente no duran mucho, acá abajo te dejo un resumen del mismo.

ProductoDuración
Canónigos1 semana

¿Cuál es la mejor manera de conservar los canónigos?

La única forma de almacenar los canónigos consiste en refrigerarlos, ya que a temperatura ambiente su proceso natural la marchitará en cuestión de horas, además de que propicia el desarrollo de bacterias.

Si se intenta almacenar en el freezer, la humedad retenida en las hojas de los canónigos se congelará y romperá los filamentos de las hojas. Esto dará como resultado que cuando sus hojas se descongelen, acaben siendo papillas.

Para conocer cómo almacenar algún otro alimento, en este sitio cuentas con una extensa lista de temas que constantemente se actualiza y te puede ser de utilidad.


https://sonomamg.ucanr.edu/Food_Gardening/Feature_Vegetables/Mache/#:~:text=Store%20up%20to%201%20week,in%20lieu%20of%20harvesting%20greens.

Cómo Conservar Berros: frescos, lavados, congelados

Conservar Berros
Conservar Berros

El berro es una planta comestible de sabor amargo y picante como la mostaza, se puede comer crudo en ensaladas y sándwiches, o cocido en sopas, salteados y guisados, pero, ¿Cómo se conserva el berro?

El berro está compuesto por un 93% de agua, así lo que ideal es guardarlo en la nevera de 3 a 5 días. No te aconsejo congelarlo, aunque puedes hacerlo de 3 a 4 meses.

Si quieres saber cómo conservar berros de la forma más adecuada, sigue leyendo.

Cómo elegir buenos berros

Para que los berros que compres te duren el máximo tiempo posible, debes elegir los que estén más frescos, es decir, los berros que tengan las hojas en buen estado y completamente verdes.

Si notas que las hojas se están marchitan, o que empiezan a adquirir un tono amarillo, no los compres. Además, verifica la condición de los tallos, estos tienen que estar firmes.

Tampoco te conviene elegir berros con hojas rasgadas o agujereadas, puesto que en estas condiciones no durarán mucho.

Si el paquete de berros se encuentra en la sección de descuentos de la tienda, ten presente que lo más probable es que estén a punto de marchitarse, por lo que si lo tienes planeado utilizarlo pronto, no lo compres.

Cómo conservar los berros en la nevera

Hay dos maneras que puedes aplicar para almacenar el berro en la nevera:

Conservar berro en una toalla humedecida

Esto lo puedes aplicar si las hojas de los berros no tienen mucho o nada de tallo, como los que vienen en bolsas, entonces, procederás de la siguiente manera:

  • Paso 1: Lavar los berros.

Con cuidado lava con agua los berros para eliminar cualquier rastro de suciedad que puedan tener, y deshazte de las hojas que no estén en buen estado. Luego déjalos escurrir por unos minutos en el colador.

  • Paso 2: Envolver un racimo de berros con una toalla húmeda.

Coloca un racimo de berros sobre una toalla de papel humedecida (también puedes utilizar una toalla de cocina limpia y húmeda), y envuelves con cuidado de no apretar mucho.

  • Paso 3: Embolsar los berros.

Luego pon el racimo de berros envueltos en una bolsa plástica normal, pero sin amarrar fuerte, para que los berros sigan respirando. Puedes hacerle un par de agujeros pequeños.

Aunque también podrías colocarlo en un recipiente y lo cubres con una toalla seca o una tapa no hermética.

  • Paso 4: Guardar el berro en la nevera.

Después coloca los berros en la parte más fría de tu refrigerador, de ese modo los berros podrán estar en la nevera de 3 a 5 días.

Conservar berro en agua

Esta alternativa es en caso de que hayas comprado berros con un tallo más o menos largo, por lo que puedes tratarlos como si fueran un ramo de flores de la siguiente forma:

  • Paso 1: Añadir agua a un recipiente alargado.

Puedes usar un florero pequeño o vaso de vidrio más o menos largo y lo llenas de agua hasta cubrir tres cuartas partes de los tallos del berro. Es importante que el agua no toque las hojas.

Puedes amarrar los berros con una liga o cuerda, para que se mantengan mejor en el “florero”.

  • Paso 2: Tapar las hojas de los berros con una bolsa.

Para proteger un poco las hojas de los berros del entorno de la nevera, cúbrelas con una bolsa de papel o de plástico que tenga algunos huecos pequeños. La bolsa no debe apretar las hojas.

  • Paso 3: Guardar los berros en la heladera.

Ahora coloca el “florero” en una zona donde quepa, así también se podrán mantener los berros de 3 a 5 días refrigerados.

¿Se puede congelar el berro?

Al berro no deberías congelarlo, ya que al estar compuesta en su mayoría de agua, cuando se descongele quedará algo parecido a una papilla, además de que su sabor disminuirá considerablemente.

No obstante, si no quieres desperdiciar nada y tienes planeado usar el berro para una sopa o un guisado, lo puedes congelar del siguiente modo:

  • Paso 1: Lavar el berro.

Con cuidado lava las hojas de los berros, después escúrrelos bien y sécalos con papel absorbente.

  • Paso 2: Preparar una bandeja.

Coloca papel pergamino, encerado o una lámina antiadherente sobre una bandeja, y luego esparce los berros de modo que no queden amontonados.

  • Paso 3: Realizar el primer congelamiento de los berros.

Mete la bandeja al freezer por una o dos horas, o hasta que los berros se congelen completamente.

  • Paso 4: Transferir los berros a un envase hermético.

El envase debe ser resistente al freezer, aunque también puedes emplear una bolsa hermética para congelar.

  • Paso 5: Etiquetar.

Pon en una etiqueta la fecha de almacenamiento del berro y luego pégala en el recipiente.

  • Paso 6: Guardar el berro en el freezer.

De este modo, el berro puede estar congelado de 3 a 4 meses. No lo puedes descongelar, tienes que cocinarlo directamente congelado, de lo contrario se volverá una papilla y no lo podrás usar.

También puedes usar el berro fresco y hacer una sopa para luego congelarla en cubos de hielo, o puedes preparar un pesto y congelarlo, durante los mismos 3 o 4 meses.

¿Cómo conservar los berros prelavados?

Es común encontrar en el supermercado empaques con berro prelavado, que es sencillo de mantener, ya que puedes dejarlo en su bolsa y refrigerarlo por 3 o 5 días.

Una vez que destapes el empaque, debes seguir los lineamientos explicados en los puntos anteriores. El berro sacado de la bolsa durará un máximo de 3 días en la nevera.

Mientras que el berro desempaquetado podrá estar congelado por unos 3 meses.

¿Cómo saber si el berro se echó a perder?

El berro se habrá echado a perder si está completamente marchito, en ese caso no conviene comerlo ya que su sabor no será nada agradable.

Si el berro tiene manchas o pelusas negras o blancas se debe al moho, y en este caso te aconsejo tirarlo a la basura puesto que ya no es seguro comerlo.

Y finalmente si el berro está muy aguado y baboso, o tiene mal olor y sabor, no lo comas, porque ya su tiempo de vida útil terminó.

¿Por qué se echan a perder los berros?

El motivo principal de que los berros tengan un tiempo de vida tan corto es porque están compuestos mayormente de agua, lo que lo vuelven el nido ideal de bacterias, hongos y cualquier tipo de microorganismos.

Por lo tanto, si dejas al berro expuesto por unas horas a temperatura ambiente, se marchitará rápidamente y su olor atraerá a diferentes insectos y alimañas.

¿Cuánto duran los berros?

Los berros no duran mucho tiempo, y aunque técnicamente se pueden congelar, no se recomienda hacerlo. De todos modos, abajo te dejo su un resumen de ello.

ProductoDuración
Berro refrigerado3 – 5 días
Berro congelado3 – 4 meses
Bolsa de berro prelavado sin abrir y refrigerado3 – 5 días
Berro prelavado refrigerado3 días
Berro prelavado y congelado3 meses

¿Cuál es la mejor manera de conservar los berros?

La mejor manera de preservar el berro es guardándolo en la nevera, bien sea envuelto en una toalla húmeda o en un florero.

No te aconsejo congelar los berros, a no ser que tengas planeado usarlo en sopas o guisos, a los que le quieras añadir un leve sabor a berro. Al descongelarse el berro, no solo pierde su consistencia prácticamente por completo sino que pierde gran parte de su sabor.

De todos modos, si quieres aprender a conservar algún otro alimento, este sitio cuenta con una variada lista de temas al respecto que se actualiza constantemente.

Cómo Conservar el Ponche (de Frutas, de Huevo)

Conservar el Ponche
Conservar el Ponche

El ponche comprende una amplia gama de bebidas, que suelen ser una mezcla de jugos, con fruta y/o alcohol, y que se suele preparar en fiestas cercanas al fin de año, pero, ¿Cómo se conserva el ponche?

Si el ponche tiene fruta fresca, los puedes refrigerar por 24 horas nada más. Por eso, lo mejor será guardarlo sin añadirle fruta, así podrá estar en la nevera por 3 o 4 días y congelado de 8 a 12 meses.

Si quieres conocer en detalle cómo puedes conservar ponche de la manera correcta, continúa leyendo.

Cómo conservar el ponche en la nevera

Pues bien, la primera recomendación para mantener el máximo tiempo posible nuestro ponche en la nevera es no añadirle fruta fresca (en caso de que lleve) o hielo hasta el momento de servir.

Como la fruta fresca se añade sin piel, esta queda totalmente expuesta, por lo que se echa a perder rápidamente, aunque se encuentre sumergida en alcohol.

Con respecto al hielo, a medida que pasa el tiempo se va derritiendo, lo que ira diluyendo el ponche por el agua. Lo mejor en estos casos es hacer lo siguiente:

  • Paso 1: Colocar el ponche en un recipiente con tapa.

El ponche que te sobró o el que quieras preparar con antelación, debe estar en un recipiente con tapa hermética.

  • Paso 2: Guardar el ponche en la nevera.

Coloca el recipiente en el área más fría de tu refrigerador, de ese modo, el ponche podrá permanecer refrigerado de 3 a 4 días en la nevera. Si el ponche tiene fruta fresca, solo se mantendrá refrigerado por 24 horas.

En caso de que hayas añadido una bebida espumosa, lamentablemente de no tomarlo en unas horas, tu ponche perderá las burbujas y quedará plano.

Cómo congelar el ponche

¿El ponche se puede congelar? Claro que puedes congelar el ponche, aunque si tiene frutas con un porcentaje de agua muy alto los resultados no serán buenos.

Ten en cuenta que, al estar sumergida la fruta en líquido, este junto con el contenido de agua natural de la fruta tenderá a formar cristales que romperán con la estructura natural de las mismas, resultando en una sensación rara al paladar al momento de descongelar.

Para congelar el ponche debes hacer lo siguiente:

  • Paso 1: Verter el ponche en un recipiente o bolsa.

Como el ponche acabará congelado, te aconsejo que uses moldes para hacer cubos de hielo, congelarlos y luego pasarlos a bolsas para congelar.

Pero en caso de tener demasiado ponche puedes usar bolsas herméticas aptas para congelar.

Otra alternativa sería utilizar un recipiente resistente al frío con tapa hermética, aunque no lo debes llenar por completo porque el ponche se expande al congelarse y de no tener espacio acabará rompiendo el recipiente.

  • Paso 2: Etiquetar.

Pon una etiqueta con la fecha de almacenamiento del ponche sobre la bolsa o recipiente.

  • Paso 3: Guardar el ponche en el freezer.

El ponche podrá estar congelado de 8 a 12 meses. Para descongelar pásalo un día antes a la nevera, donde puede estar 3 días más, pero no se puede volver a congelar.

Un tip que te puedo dar sobre el ponche congelado es que es un excelente sustituto de los cubos de hielo de agua cuando tengas que preparar ponche para una fiesta, de esa manera cuando se vaya descongelando, el ponche no se diluirá en agua.

Cómo conservar las botellas de ponche

Evidentemente también puedes adquirir botellas con ponche ya preparado y envasado en licorerías y supermercados. Estos duran mucho más tiempo porque no tienen trozos de frutas frescas, además de que se le añaden conservantes.

Una botella de ponche sin abrir la puedes mantener a temperatura ambiente, en un lugar oscuro, fresco y algo húmedo, aunque si tienes una nevera para guardar vino podrías mantenerla ahí, durante un periodo de 2 a 5 años.

Una vez que la botella de ponche haya sido destapada, la puedes refrigerar de 8 a 12 días, asegurándote de tapar bien la botella. [1]

También podrías congelarlo, solo tienes que pasar el ponche a un recipiente resistente al freezer por hasta 1 año, aunque su sabor podría cambiar considerablemente.

Cómo conservar el ponche de huevo

El ponche de huevo es una bebida que lleva productos lácteos además de huevos, y se puede preparar en casa o comprar para navidad. Esta bebida suele llevar ron o algún licor similar y lo puedes conservar del siguiente modo.

Cómo conservar ponche de huevo en la nevera

La botella de ponche de huevo que se vende comercialmente la debes mantener preferiblemente dentro de la nevera, haya sido abierta o no.

Si la botella de ponche de huevo está cerrada, podrá mantenerse refrigerada hasta la fecha de caducidad, una vez que haya sido destapada podrá llegar a durar de 3 a 5 días dentro de la nevera.[2]

En caso de que hayas preparado ponche de huevo, tienes que seguir estas indicaciones:

  • Paso 1: Esperar que el ponche de huevo se enfríe.

Por lo general, el ponche de huevo se suele cocinar a la hora de mezclar algunos ingredientes. En caso de que tu versión no se cocine, solo sáltate este paso.

  • Paso 2: Verter el ponche de crema en un frasco esterilizado.

Preferiblemente que estos frascos sean botellas de vidrio, aunque un tarro de vidrio con tapa hermética te podría servir. Además, deben haber sido esterilizados con anterioridad y que estén completamente secos.

Para esterilizarlos, solo tienes que calentar agua en una olla, esperar a que empiece a hervir, colocar las botellas o envases de vidrio en el agua con sumo cuidado y hervir por 15 minutos. Finalmente, los sacas con unas pinzas y los dejas escurrir.

  • Paso 3: Guardar el ponche de huevo en la nevera.

Coloca la botella o envase bien tapado en la parte más fría de tu nevera, de esa manera el ponche de huevo casero podrá estar refrigerado de 2 a 3 días.

Cómo congelar el ponche de huevo

¿Se puede congelar el ponche de huevo? Sí puedes congelarlo, pero su textura cambiará un poco, ya que el lácteo se separará del licor. Sin embargo, puedes licuarlo o mezclarlo con un batidor para volver a unirlo.

  • Paso 1: Dividir el ponche de huevo.

Como no es bueno guardar un recipiente de vidrio en el freezer, lo mejor es poner el ponche de huevo en recipientes de plástico resistente al frío o en unas bolsas para congelar.

Pero te recomiendo fraccionar el ponche en porciones pequeñas ya que este ponche no se puede volver a congelar. También podrías usar un molde para hacer cubos de hielo: echas el ponche de huevo ahí, lo congelas y luego lo pasas a una bolsa para congelar.

  • Paso 2: Etiquetar.

Coloca la fecha de almacenamiento sobre la bolsa o recipiente donde hayas puesto el ponche de huevo.

  • Paso 3: Guardar el ponche de huevo en el freezer.

Así el ponche de huevo podrá estar congelado por 6 meses.[3]

¿Cómo saber si el ponche se echó a perder?

 Estas son las señales que te dirán si el ponche se ha echó a perder:

  • Color: por lo general las mezclan hacen que el ponche tenga un color vibrante por lo que, si se empieza a poner opaco, es que ya empezó a descomponerse.
  • Olor: Si ponche tiene un olor rancio o desagradable, definitivamente se ha echado a perder y no debes beberlo.
  • Gusto: Si tiene un sabor agrio o desagradable, tíralo y no lo tomes.
  • Apariencia: Si la bebida está turbia o tiene trozos de algo que no identificas, se ha habrá contaminado con algo y te aconsejo que lo tires al desagüe.

¿Cuánto dura el ponche?

Depende de los ingredientes que usaste para prepararlo, pero acá te dejo un resumen del tiempo de duración del ponche.

ProductoDuración
Ponche con fruta refrigerado24 horas
Ponche sin fruta refrigerado3 – 4 días
Ponche congelado8 – 12 meses
Botella de ponche sin destapar a temperatura ambiente2 – 5 años
Botella de ponche abierta y refrigerada5 – 7 días
Ponche comercial congelado1 año
Ponche de huevo casero refrigerado2 – 3 días
Botella de ponche de huevo sin destapar y refrigeradaHasta la fecha de caducidad
Botella de ponche de huevo abierta y refrigerada3 – 5 días
Ponche de huevo congelado6 meses

¿Cuál es la mejor manera de conservar el ponche?

Se podría decir que la mejor manera de conservar cualquier tipo de ponche es refrigerándolo, aunque lamentablemente de esa manera no dure demasiado tiempo.

También puedes congelar el ponche, siempre y cuando no tenga fruta o la fruta se pueda congelar, pero cuanto más tiempo pase congelado, su sabor irá cambiando.

El ponche de venta comercial suele durar algo más de tiempo, en especial si la botella no se ha destapado.

Con respecto al ponche de huevo, la versión casera no suele durar mucho a no ser que se congele, y al igual que el ponche regular, también se pueden comprar en tiendas y licorerías y duran más tiempo que el casero.

Si te interesa aprender a conservar alguna otra bebida, contamos con una extensa lista de temas sobre la conservación de alimentos que te puede ser de ayuda.


[1] https://espanol.foodsafety.gov/keep-food-safe/foodkeeper-app

[2] https://lee.ces.ncsu.edu/wp-content/uploads/2012/12/TheFoodKeeper.pdf?fwd=no

[3] https://foodbanksbc.org/wp-content/uploads/2014/12/Food-Storage-Guidelines3.pdf

Cómo Conservar Calamares crudos, cocidos o secos

Conservar Calamares
Conservar Calamares

Los calamares son unos tipos de molusco, que son comestibles y se preparan de muchas maneras: fritos, a la plancha, guisados o rellenos, pero, ¿Cómo se conservan los calamares?

Los calamares frescos los puedes guardar en la nevera por 1 o 2 días, sí quieres almacenarlos por mucho más tiempo podrías congelarlos de 3 a 6 meses.

Para aprender las formas de conservar calamares, continúa leyendo.

Cómo seleccionar calamares a la hora de comprarlos

Si quieres que los calamares te duren lo máximo posible, debes saber elegirlos. En caso de que puedas comprar calamares frescos, ya que vives cerca de la costa, te recomiendo que selecciones calamares pequeños.

Los calamares de menor tamaño suelen tener la carne más tierna, por lo que se cocinaran más rápido y serán más agradables al paladar. Asimismo, selecciona aquellos que tengan una piel y ojos brillantes.

También toma en cuenta el olor, los calamares frescos deben oler más a mar y no tanto a pescado. Además, los calamares frescos tienen que estar firmes y regordetes al tacto, no muy aguados ni babosos.

Sin embargo, en la mayoría de los casos se estos calamares se venden empaquetados en la sección de congelados del supermercado. Elige los que tengan fechas lejanas de caducidad, y los que no tengan señales de quemaduras por congelamiento.

Cómo conservar calamares en la nevera

Esta opción la puedes emplear solo si cocinarás los calamares pronto, ya que no suelen durar mucho.

  • Paso 1: Limpiar los calamares.

Primero quítale la piel al calamar, luego deshazte de las vísceras, la tinta, el pico y el jibión.

Luego lávalo con agua, a la que puedes añadirle el jugo de dos limones. Después escurre bien los calamares.

  • Paso 2: Poner una cama de hielo.

Lo mejor en estos casos es mantener bien frío los calamares, así que en un recipiente coloca cubos de hielo. Este recipiente debe tener tapa y ser lo suficientemente grande para que el hielo y el calamar quedan sin problema.

  • Paso 3: Embolsar el calamar.

Pon el calamar dentro de una bolsa hermética, asegurándote de sacar todo el aire de la bolsa antes de sellarla, y luego la colócala sobre la “cama de hielo” y tapas.

  • Paso 4: Guardar el calamar en la nevera.

Coloca el recipiente con hielo en la parte más fría de tu refrigerador, de este modo, los calamares podrán mantenerse en buen estado por uno o dos días en la nevera.[1]

Cómo congelar los calamares

¿Se pueden congelar los calamares? Por supuesto que puedes congelarlos, de hecho este es el método que se tienes que aplicar cuando pienses en conservar los calamares.

  • Paso 1: Limpiar los calamares.

Quítale la piel al calamar, luego deshazte de las vísceras, la tinta, el pico y el jibión. Ahora procedes a lavarlo con abundante agua. Al agua puedes añadirle el jugo de dos limones. Después escurre bien los calamares y lo secas con papel absorbente.

  • Paso 2: Embolsar el calamar.

Envuelve el calamar con film plástico, luego lo pones dentro de una bolsa hermética, aunque también te puede ser de utilidad un envase para congelar con tapa hermética.

  • Paso 3: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento del calamar sobre la bolsa o en una etiqueta para luego pegarla en el envase o bolsa.

  • Paso 4: Guardar el calamar en el freezer.

Así, los calamares podrán estar congelados de 3 a 6 meses. [2]

Para descongelarlo, puedes pasarlo un día antes a la nevera o dejarlo en un bol con agua fría por 2 o 3 horas, cambiando el agua cada 30 minutos. El calamar descongelado no se puede volver a congelar o refrigerar.

Cómo conservar calamares cocidos

Si te sobró algo del calamar que preparaste, también puedes guardarlo en la nevera o en el freezer de la siguiente manera:

  • Paso 1: Esperar que los calamares se enfríen.

Nunca guardes un alimento en frío que aun esté caliente, ya que el choque de temperatura podría arruinarlos, además de que el vapor generaría humedad dentro del recipiente y eso tampoco es bueno.

  • Paso 2: Poner los calamares cocidos en un envase hermético.

Una vez que se enfríen los calamares, pásalos a un envase hermético, aunque también podrías utilizar una bolsa hermética.

  • Paso 3: Etiquetar.

En caso de que lo quieras congelar, te conviene colocar la fecha de preparación del calamar en una etiqueta para luego pegarla en el envase o bolsa.

  • Paso 4: Guardar de calamar cocido.

Puedes poner el calamar cocido en la nevera, en la parte más fría, y se conservará de 3 a 4 días. Si lo guardas en el freezer, recuerda que el recipiente debe ser resisten a él, de esa forma, el calamar cocido podrá estar congelado unos 3 meses.[3]

Cómo conservar los empaques de calamares congelados

En los supermercados puedes encontrar empaques de calamares en la sección de congelados, que puedes conservar hasta lo que indique la fecha de caducidad si lo almacenas en tu freezer.

Lo importante a la hora de comprarlos es no romper la cadena de frío, por eso deja la compra de los calamares congelados a último minuto y si tienes una bolsa térmica úsala para meter el calamar y que este se mantenga bien hasta que llegues a tu casa.

Luego ponlo directamente en el freezer, una vez que abras el empaque, el calamar podrá mantenerse congelado de 3 a 6 meses.

Cómo conservar calamares secos

Por lo general, el secado de los calamares o algún otro alimento del mar se realiza al sol, sin embargo esta no es una opción segura para hacer en casa porque el olor puede atraer a insectos y animales que se comerían y/o contaminarían el calamar.

No obstante, puedes disfrutar de este manjar, muy popular en varios países asiáticos, secándolo en el horno o en un deshidratador de alimentos de la siguiente manera:

  • Paso 1: Limpiar y picar el calamar.

Quítale la piel al calamar, luego deshazte de las vísceras, el pico, la tinta y el jibión. Ahora procede a lavarlo con abundante agua. Puedes agregar el jugo de dos limones al agua.

Después pícalos en trozos pequeños, generalmente se suele cortar en tiras para finalmente quitar el exceso de humedad con papel absorbente.

  • Paso 2: Preparar el secado.

Si usarás tu horno, precaliéntalo a la temperatura más baja que tenga. Luego prepara una bandeja, colocándole papel pergamino o ponle una rejilla para que circule mejor el aire. Y

Esparce las tiras de calamar sobre la bandeja, la idea es que quede una fila sin ninguna otra tira de calamar encima.

En caso de que uses un deshidratador de alimentos, ajusta la temperatura a unos 60°C, y mete las tiras dentro de las bandejas internas de este aparato, sin amontonarlas.

  • Paso 3: Secar los calamares.

En el horno, los calamares se pueden tardar en secar entre 6 y 8 horas. Mientras que en el deshidratador tomará unas 8 o 10 horas. Sabrás que están listas cuando reduzcan su grosor pero aun queden algo flexibles.

Después de esto muchos prefieren asar el calamar seco para que el sabor sea mejor y se pongan algo crocantes.

  • Paso 4: Envasar o embolsar el calamar seco.

Espera que el calamar seco esté completamente frío antes de guardarlo en un recipiente o bolsa hermética. Te recomiendo usar tarros de vidrio con tapa hermética, siempre y cuando no tengas pensado congelarlos.

  • Paso 5: Etiquetar.

Escribe la fecha de preparación del calamar seco sobre una etiqueta y pégala en el envase.

  • Paso 6: Guardar el calamar seco.

Puedes guardar el calamar seco a temperatura ambiente, en un lugar fresco, oscuro y muy seco por un estimado de 6 a 12 meses. También puedes refrigerar el calamar seco por 12 meses completos.

Finalmente, puedes congelar el calamar seco, usando un envase o bolsa para congelar, por 12 o 18 meses.

¿Cómo saber si los calamares se pusieron malos?

Lo primero para determinar si el calamar que tienes guardado se puso malo es el olor, si huele a pescado podrido no te aconsejo comerlo.

Tampoco es buena idea comerlo si el calamar tiene moho, es decir, unas manchas o pelusas negras, blancas o verdes.

Si el calamar tiene mal sabor, escúpelo y no lo comas, porque podrías acabar con una severa intoxicación.

¿Por qué se echan a perder los calamares?

Los calamares son animales, por lo tanto al morir, el cuerpo comenzará a descomponerse, el frío retrasa este proceso, pero en la nevera no lo hace por mucho tiempo.

Además, al ser un producto animal, podrá atraer muchos insectos y animales con su olor, y si estos entran en contacto con el calamar, lo contaminarán si es que no lo devoran antes.

De no estar debidamente almacenado, los diferentes microorganismos, como las bacterias y hongos, se desarrollarían rápidamente en la carne del calamar, debido a que ofrece todo lo necesario para que eso ocurra.

¿Cuánto duran los calamares?

El calamar no dura mucho a no ser que se congele o se seque, a continuación te dejo un resumen de su tiempo de vida útil.

ProductoDuración
Calamar refrigerado1 – 2 días
Calamar congelado3 – 6 meses
Calamar cocido refrigerado3 – 4 días
Calamar cocido congelado3 meses
Empaque de calamar congelado selladoHasta la fecha de caducidad
Empaque de calamar congelado abierto3 – 6 meses
Calamar seco a temperatura ambiente6 – 12 meses
Calamar seco refrigerado12 meses
Calamar seco congelado12 – 18 meses

¿Cuál es la mejor manera de conservar los calamares?

El mejor modo de conservar calamares, y de cualquier otro alimento del mar, consiste en congelarlos, puesto que así lo podrás mantener guardado por varios meses.

Refrigerar el calamar solo es opción si lo cocinaras pronto, ya que comenzará a descomponerse luego de un par de días.

El calamar cocido dura un par de días más en la nevera, y unos meses en el freezer. Sin embargo, los calamares fritos no vuelven a quedar igual de crocantes que los recién hechos al calentarlos.

Secar el calamar es una opción para un almacenamiento a largo plazo, sin embargo, si no lo haces correctamente corres el riesgo de que se echen a perder. Mi consejo es que pruebes antes unos calamares secos para que sepas con seguridad como tienen que quedar.

Para conocer cómo conservar algún otro alimento del mar, puedes buscar en este sitio ya que contamos con la más extensa y variada lista de temas sobre almacenamiento de alimentos.


[1] https://www.fda.gov/media/74435/download

[2] https://foodbanksbc.org/wp-content/uploads/2014/12/Food-Storage-Guidelines3.pdf

[3] https://lee.ces.ncsu.edu/wp-content/uploads/2012/12/TheFoodKeeper.pdf?fwd=no

Cómo Conservar Anacardos (Frescos, Tostados)

Conservar Anacardos
Conservar Anacardos

Los Anacardos son uno tipo de fruto seco que se obtienen al secar la semilla del fruto que da el árbol de anacardo (también llamado merey, cajú, cajuil o marañón), pero, ¿Cómo se conservan los anacardos?

Puedes guardar los anacardos a temperatura ambiente de 2 a 4 semanas, si lo almacenas dentro de la nevera te pueden llegar a durar unos 6 meses, pero si los congelas se mantendrán por hasta un año.

Si quieres conocer en detalle la manera de conservar anacardos, continua con la lectura.

Cómo conservar anacardos a temperatura ambiente

Por lo general, los anacardos, al igual que el resto de frutos secos, resisten por muchos días estas a temperatura ambiente, por lo que tranquilamente puedes guardarlos en una zona de tu despensa.

No obstante, debes tenerlos bien reguardados de los agentes externos, en especial el calor, ya que hará que los anacardos pierdan sus aceites naturales rápidamente y se pongan rancios.

Por lo tanto, para almacenar los anacardos a temperatura ambiente de la forma correcta, tienes que seguir los pasos que te dejo a continuación:

  • Paso 1: Transferir los anacardos a un recipiente hermético.

Este recipiente puede ser una bolsa o envase de plástico, sin embargo, para guardar alimentos lo mejor es usar tarros de vidrios, y claro todos estos deben contar con una tapa o sellado hermético, para aislar bien los anacardos.

  • Paso 2: Etiquetar.

Como estarán guardados por muchos días, te conviene poner la fecha de almacenamiento. Puedes escribirlo sobre la bolsa o envase, o pegar una etiqueta con esa información.

  • Paso 3: Guardar los anacardos en un lugar fresco.

Como te dije anteriormente, si quieres que te duren bastante los anacardos no los pongas cercas de lugares o aparatos que emitan calor, además debe estar libre de humedad y oscuro.

De esta forma, los anacardos se mantendrán en buen estado a temperatura ambiente de 2 a 4 semanas, dependiendo de lo frescos que estén. [1]

Cómo conservar los anacardos en la nevera

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta al almacenar los anacardos en la nevera, es que deben estar en un recipiente que selle completamente la entrada de aire y humedad.

Los anacardos son higroscópicos, lo que quiere decir que absorben toda la humedad que tienen cerca, además de absorber el olor de otros alimentos, por eso es importante mantenerlos bien sellados y alejados de alimentos con fuerte olor.

  • Paso 1: Colocar los anacardos en un recipiente hermético.

Te aconsejo usar tarros de vidrio con una buena tapa hermética para guardar los anacardos, pero también puedes utilizar una bolsa o envase de plástico que sea hermético.

Si no te fías del sellado hermético del recipiente, puedes poner los anacardos en una bolsa hermética, asegurándote de sacar todo el aire antes de cerrarla y luego ponerla dentro de un envase hermético u otra bolsa resellable.

  • Paso 2: Etiquetar.

Como pueden estar almacenados de esta manera por una larga temporada, anota la fecha de almacenamiento sobre la bolsa o pega una etiqueta con esa información en el recipiente.

  • Paso 3: Guardar los anacardos en la nevera.

Tal y como te indique antes, coloca los anacardos lejos de alimentos que desprendan un fuerte olor, o si el envase lo permite puedes colocarlo en un compartimento de la puerta del refrigerador.

De ese modo, los anacardos podrán estar refrigerados por espacio de 6 meses.

Cómo congelar los anacardos

¿Se pueden congelar los anacardos? Claro que puedes congelarlos, esta una manera de almacenar una gran cantidad de anacardos sin temor a que se pongan rancios.

  • Paso 1: Embolsar los anacardos.

En este caso, y sobre todo si tienes muchos, divide los anacardos en varias bolsas para congelar, no tienen que ser bolsas pequeñas. E intenta sacar todo el aire de la bolsa que puedas antes de cerrarla.

Si no tienes bolsas, puedes usar recipientes herméticos de plásticos resistentes al freezer.

  • Paso 2: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento de los anacardos sobre la bolsa.

  • Paso 3: Guardar los anacardos en el freezer.

De este modo, los anacardos podrán estar congelados durante 1 año.

Cómo conservar anacardos tostados

Se cree que al tostar los anacardos, estos durarán algo más de tiempo a costa de perder algunas de sus propiedades. Sin embargo, solo duran un poco más de tiempo a temperatura ambiente, siempre y cuando no se le añada nada.

Para tostarlos puedes usar un horno convencional, un hornito tostador, una sartén, una freidora de aire e incluso con un microondas. Si piensas usar el horno, precaliéntalo primero a unos 180°C.

Después, mezcla los anacardos con un chorrito de aceite en un bol para que queden impregnados. Luego coloca papel pergamino o de aluminio sobre una bandeja y esparce sobre ella los anacardos. Hornea por unos 8 o 12 minutos, o hasta que se doren.

En el hornito tostador y freidora de aire es un proceso parecido, solo que en la freidora de aire cocinaras por 5 minutos para luego sacarlos, removerlos y volver a tostar por 3 o 5 minutos más. Mientras que el hornito tostador solo tardará unos 5 minutos.

En el microondas debes colocar los anacardos untados con un poco de aceite en una plato apto para el microondas. Luego los doraras en tandas de un minuto a máxima potencia, pero no te quedarán crujientes.

Finalmente para tostarlos en la sartén, usa una que no sea gruesa, y pon el fuego a nivel medio-alto. Echa un chorrito de aceite en la sartén y luego los anacardos, ve removiendo constante hasta que se doren.

A la hora de guardar los anacardos tostados, solo tienes que hacer lo que digo a continuación:

  • Paso 1: Esperar que los anacardos se enfríen.

Si los almacenas cuando aún calientes, se generaría vapor, que luego crearía humedad dentro del envase y eso nunca es algo bueno para ningún alimento.

  • Paso 2: Embolsar o envasar los anacardos.

Para guardar a temperatura ambiente o en la nevera los anacardos tostados, te recomiendo que uses tarros de vidrio con una buena tapa hermética, aunque igual puede usar bolsas o envases herméticos de plástico.

Para el freezer solo debes usar bolsas o envases plásticos resistentes al congelador, y que tengan tapa o sellado hermético.

  • Paso 3: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento de los anacardos sobre la bolsa o envase.

  • Paso 4: Almacenar los anacardos tostados.

Guarda los anacardos tostados a temperatura ambiente en un lugar oscuro, fresco y seco por aproximadamente 4 semanas. Si refrigeras los anacardos tostados se mantendrán por 6 o 7 meses.

En caso de que pongas los anacardos tostados en el freezer, se mantendrán de 12 a 18 meses.

Cómo conservar los tarros de anacardos de venta comercial

Los tarros de anacardos o las bolsas de anacardos que se pueden conseguir comercialmente, pueden resistir mucho tiempo a temperatura ambiente, siempre y cuando los mantengas sellados.

Solo guarda estos empaques sellados, que mayormente contienen anacardos tostados con sal, en un lugar seco, fresco y oscuro, hasta la fecha de caducidad indicada en el paquete.

Cuando los destapes, transfiérelos a un envase o bolsa herméticos, si el empaque donde vino no se puede volver a cerrar de manera hermética, puedes usar este mismo. Luego almacena siguiendo las indicaciones mencionadas anteriormente en los otros métodos.

El empaque de anacardos tostados abiertos te podrá durar 1 mes a temperatura ambiente, entre 4 – 6 meses si los refrigeras, o entre 9 – 12 meses si los almacenas en el freezer.[2]

Cómo conservar la mantequilla de anacardos

Con los anacardos puedes realizar una crema o mantequilla para untar en todo lo que quieras. Y es sumamente fácil de preparar:

  • Paso 1: Tostar los anacardos.

No es necesario que queden completamente dorados, cuando ya se empiecen a dorar los sacas. Puedes tostarlos de cualquiera de las formas que te explique en el punto de conservar anacardos tostados.

  • Paso 2: Esperar que los anacardos se enfríen.

Cuando acabes de tostarlos ligeramente, espera unos minutos hasta que se enfríen.

  • Paso 3: Licuar los anacardos.

Puedes usar un procesador de alimentos, un robot de cocina o una licuadora, aunque te será complicada sacarla de esta última. Pon los anacardos dentro de este aparato y licua hasta que se haga una crema, puede tardar unos 3 o 5 minutos.

  • Paso 4: Transferir la mantequilla de anacardo a un tarro.

En un tarro con tapa hermética, que haya sido previamente esterilizado (solo hay que ponerlo en una olla con agua y dejarlo hervir por 15 minutos), y que esté completamente seco, colocarás la crema de anacardos.

También puedes usar un envase hermético o una bolsa si lo quieres congelar.

  • Paso 5: Etiquetar.

En una etiqueta escribe la fecha de preparación de la mantequilla de anacardos y pégala sobre el envase o bolsa.

  • Paso 6: Guardar la mantequilla de anacardo.

Puedes guardar el tarro con mantequilla de anacardo en un lugar oscuro, seco y donde no le pegue el calor directamente, por 2 o 3 meses.

También puedes guardar la mantequilla de anacardo en la nevera, en la parte más fría por unos 4 o 6 meses.

Si lo congelas, asegúrate de usar una bolsa o recipiente apto para el freezer, así la mantequilla de anacardo podrá estar congelada durante 12 meses.

Conviene aclarar que la crema y el aceite natural de los anacardos se puede separar si está almacenada por mucho tiempo, pero solo tienes que revolverlo bien para solucionarlo.

¿Cómo saber si los anacardos se echaron a perder?

Una de las primeras señales que te indican que los anacardos se echaron o están empezando a echarse a perder, es su olor. Si los anacardos huelen rancios, y luego de tostarlos no se les quita ese mal olor, no los comas.

Tampoco es bueno comer anacardos que sepan extraño, como agrio o amargo. Además, si notas que tienen moho, tíralos y no los comas ya que puedes acabar con un dolor estomacal.

Además, si perdieron mucho aceite y se pusieron algo babosos y aguados, no te conviene comerlos.

¿Por qué se ponen malos los anacardos?

Los anacardos contienen una alta cantidad de grasa natural que lamentablemente no dura mucho, y hace que este fruto seco se ponga rancio.

Al estar expuestos al calor, provocará que las grasas naturales de los anacardos salgan y lo estropeen rápidamente. Mientras que si los pones en un entorno sumamente húmedo, el anacardo irá absorbiendo la humedad, lo que propicia al desarrollo de bacterias y hongos.

Asimismo, el proceso natural de oxidación o envejecimiento de cualquier fruto, hará que los anacardos se echen a perder de no contar un almacenamiento adecuado.

¿Cuánto duran los anacardos?

Los anacardos tienen un tiempo de vida útil excepcionalmente largo si lo almacenas correctamente, igual te dejo un resumen del mismo.

ProductoDuración
Anacardos a temperatura ambiente2 – 4 semanas
Anacardos refrigerados6 meses
Anacardos congelados1 año
Anacardos tostados a temperatura ambiente4 semanas
Anacardos tostados refrigerados6 – 7 meses
Anacardos tostados congelados12 – 18 meses
Anacardos de venta comercial, empaque sellado a temperatura ambienteHasta la fecha de caducidad
Anacardos de venta comercial, empaque abierto a temperatura ambiente1 mes
Anacardos de venta comercial, empaque abierto y refrigerado4 – 6 meses
Anacardos de venta comercial congelado9 – 12 meses
Mantequilla de anacardos a temperatura ambiente2 – 3 meses
Mantequilla de anacardos refrigerada4 – 6 semanas
Mantequilla de anacardos congelada12 meses

¿Cuál es el mejor modo de conservar los anacardos?

Aunque los anacardos pueden almacenarse por varias semanas a temperatura ambiente, el riesgo de que se pongan rancias rápidamente si hace mucho calor no lo vuelve la opción ideal.

Por lo que en mi opinión, tanto refrigerar como congelar los anacardos es la mejor manera de conservarlos. En la nevera puedes estar varios meses, tiempo suficiente para consumirlos.

Pero en caso de querer guardarlos de manera indefinida porque tienes muchos o no los sueles comer seguido, o te quedaste sin espacio en el refrigerador, tienes la opción de congelarlos por un buen tiempo.

Los anacardos tostados no duran mucho más que los frescos, y se conservan de la misma manera. Además, si tienen sal el tiempo de vida útil se verá reducido.

En cambio los anacardos que vienen en tarros o bolsas sellados duran más tiempo a temperatura ambiente siempre y cuando no se abran, una vez abiertos dura lo mismo que unos anacardos tostados de forma casera.

La mantequilla de anacardos tiene una duración similar a los anacardos frescos, por lo que es una buena manera de sacarle provecho. En caso de que desees aprender a guardar algún otro producto, este sitio cuenta con una muy extensa lista de temas concernientes a la preservación de comida que te podrías ser de utilidad.


[1] https://espanol.foodsafety.gov/keep-food-safe/foodkeeper-app

[2] https://lee.ces.ncsu.edu/wp-content/uploads/2012/12/TheFoodKeeper.pdf?fwd=no

Cómo Conservar Arándanos (Frescos, Secos)

Conservar Arándanos
Conservar Arándanos

Los arándanos son unas bayas de color azul oscuro, casi negro, que entran en la categoría de frutos del bosque, y tienen un sabor dulce y algo ácido, pero, ¿Cómo se conservan los arándanos?

Si guardas los arándanos en la nevera se mantendrán en buen estado por 2 o 3 días, pero si los congelas te llegarán a durar unos 4 meses. Deshidratados aguantaran 1 año a temperatura ambiente.

Para saber más en detalle el modo correcto de conversar arándanos, solo sigue con la lectura. Basados en su uso, te recomiendo que leas el post sobre conservar smoothies.

Cómo conservar arándanos en la nevera

Los arándanos no suelen durar mucho a temperatura ambiente, por tal motivo, se debe refrigerarse apenas llegues a casa con ellos del siguiente modo:

  • Paso 1: Secar los arándanos.

Después de adquirir los arándanos, extiéndelos sobre una bandeja con papel absorbente, retira las hojas y las bayas aguadas. Después, pasa papel absorbente por encima para eliminar los restos de humedad.

No te recomiendo que laves los arándanos a no ser que los vayas a comer, congelar o usar para alguna otra receta, pues la humedad es uno de sus principales enemigos.

  • Paso 2: Forrar un recipiente con papel.

Como los arándanos suelen perder humedad, lo mejor será que forres internamente un recipiente con papel absorbente. También los puedes poner en una bolsa, solo tendrías que envolver los arándanos con el papel absorbente primero.

El recipiente o la bolsa no deben ser herméticos, ya que tienen que permitir que los arándanos respiren. Si usarás el recipiente solo cúbrelos con más papel o una tapa no hermética, y en el caso de la bolsa, usa una de papel o una plástica pero hazle algunos agujeros.

  • Paso 3: Guardar los arándanos en la nevera.

Coloca los arándanos en una parte fresca de tu heladera. Evita usar el compartimiento de las verduras, ya que ahí no estarán lo suficientemente aireados.

Si sigues estos consejos, los arándanos podrán estar refrigerados por 2 o 3 días. [1]

Cómo congelar los arándanos

¿Se pueden congelar los arándanos? Sí, de hecho es la manera más habitual de conservarlos pues se mantienen por más tiempo, además, que de que se pueden usar como si estuvieran frescos. Para ello, sigue estos pasos:

  • Paso 1: Lavar y secar los arándanos.

Para lavarlos en este caso te aconsejo mezclar una taza de vinagre (blanco o de manzana) con tres de agua en un tazón, echa los arándanos, remueve bien y déjalos remojando durante 10 minutos.

Después cuela y en el mismo colador, pon lo arándanos bajo el chorro del agua. Escurre bien y sécalos con papel absorbente.

  • Paso 2: Realizar primer congelamiento.

Coloca papel pergamino o encerado sobre una bandeja, luego echa los arándanos y que queden en una sola capa, no amontonados. Después congela por entre 2 o 4 horas.

  • Paso 3: Embolsar los arándanos.

Mete los arándanos congelados a una bolsa apta para congelar que sea hermética o un recipiente hermético apto para el freezer.

  • Paso 4: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento sobre la bolsa o envase para que sepas el periodo que llevan congelado los arándanos.

  • Paso 5: Guardar los arándanos en el freezer.

Si sigues todas mis indicaciones, los arándanos podrán estar en el freezer durante 4 meses. [2]

Cuando los quieras descongelar, solo pasa la porción que vayas a utilizar a la nevera un día antes, o remójalo en agua fría por unas horas a temperatura ambiente.

Cómo deshidratar los arándanos

Si deseas que tus arándanos duren un poco más de tiempo, puedes deshidratarlos, incluso los que están congelados, en caso de que te queden muchos en el freezer y se acerca su “fecha de vencimiento”.

  • Paso 1: Lavar los arándanos.

Echa los arándanos sobre un colador y ponlos bajo el chorro de agua para lavarlos, remueve los tallos, hojas y frutas podridas o blandas.

  • Paso 2: Blanquear los arándanos.

En una olla con agua hirviendo agrega los arándanos durante 30 segundos o hasta que su piel comience a agrietarse. Luego los sacas y echas en un bol con agua fría y hielo para cortar la cocción.

No los dejes demasiado rato en el agua fría, cuela y sécalos con papel absorbente o una toalla de cocina limpia.

  • Paso 3: Preparar la bandeja.

Si usarán un horno convencional para deshidratar los arándanos, coloca papel pergamino en una bandeja y luego acomodas las bayas de manera que queda una capa sin apilamientos.

Pero si cuentas con un deshidratador de alimentos, solo mete los arándanos en las bandejas internas de tu aparato sin amontonarlos. En caso de que quieras usar tu freidora de aire, haz una especie de cesta o bandeja con papel pergamino.

  • Paso 4: Deshidratar los arándanos.

Pon tu horno a la temperatura más baja que alcance, entre los 70° o 90°C, y deshidrata durante 7 horas. En el deshidratador ajusta la temperatura a unos 50°C, y sécalos de 8 a 12 horas. Estarán listas cuando estén arrugadas, algo duras y correosas.

También podrías usar una freidora de aire aunque tomará más tiempo, lo pones a 50°C durante 15 horas, pero chequea constantemente su estado a partir de las 10 o 12 horas que lleve deshidratándose.

  • Paso 5: Embolsar o envasar los arándanos deshidratados.

Antes de hacer este paso, aguarda hasta que los arándanos estén fríos. Entonces, procedes a guardarlos en un tarro de vidrio con tapa hermética, aunque uno de plástico también sirve o una bolsa hermética.

  • Paso 6: Etiquetar.

Anota el nombre del producto, “arándanos deshidratados”, junto a la fecha de almacenamiento.

  • Paso 7: Guardar los arándanos deshidratados.

Puedes guardarlos en un lugar donde no le pegue la luz del sol o el calor de forma directa y que además esté libre de humedad, puede ser alguna zona de tu despensa. De esta manera, los arándanos deshidratados se mantendrán en buen estado por todo un año a temperatura ambiente.

También podrías congelar los arándanos deshidratados, aunque deben estar en una bolsa o envase apto para congelar, y se conservarán de 18 a 24 meses.

Cómo conservar la mermelada de arándanos

Con los arándanos puedes preparar una deliciosa mermelada, así le sacas provecho a los arándanos y los tienes disponible una larga temporada.

Para hacerla necesitarás 800 gramos de arándanos, 500 gramos de azúcar, 1 vaina de vainilla y el jugo de un limón grande.

  • Paso 1: Esterilizar los tarros con sus tapas.

Calienta agua en una olla y cuando rompa a hervir, mete los tarros con sus tapas cuidadosamente y esteriliza por 15 minutos. Luego sácalos con unas pinzas y déjalos escurrir sobre una rejilla o papel absorbente hasta que se sequen.

  • Paso 2: Lavar los arándanos.

Pon los arándanos en un colador y deja que el chorro del agua los limpie.

  • Paso 3: Colocar un plato de vidrio en el freezer.

Antes de hacer la mermelada, coloca un plato de vidrio en freezer que después te ayudará a probar la mermelada.

  • Paso 4: Preparar la mermelada.

En otra olla de fondo grueso y lo suficientemente grande, agrega todos los ingredientes y cocina a fuego medio por unos minutos. Tienes que ir removiendo con una cucharada de madera preferiblemente, e ir aplastando los arándanos.

Cuando hierva, cocina por 30 minutos más y deshazte de la espuma blanca que se le puede formar en la parte superior.

  • Paso 5: Probar la mermelada.

Saca el plato del freezer, añade un poco de la mermelada sobre él y refrigera por 3 minutos. En ese tiempo la mermelada se tiene que haber enfriado y cuajado un poco.

Sabrás que está lista cuando le pases un dedo y la mermelada se arrugue como la piel. En caso de no haber alcanzado este punto, cocina por 5 minutos más la mermelada.

  • Paso 6: Envasar.

Si la mermelada está lista, deja que se enfríe un poco y luego lo pones dentro los tarros de vidrio, pero sin llenarlo completamente, deja al menos un centímetro libre.

Antes de envasar puedes licuar la mermelada o dejarla con trozos grandes, para que le des la consistencia que prefieras.

  • Paso 7: Realizar el sellado al vacío.

En una cacerola grande, de fondo grueso, pon un trapo de cocina limpio al fondo y encima coloca los frascos con la mermelada de arándanos para evitar que choquen entre sí o con la olla.

Llena con agua hasta cubrir los frascos y pon el fuego al máximo, a lo que empiece a hervir lo bajas y dejas cocinar por 20 o 30 minutos, así se realizará el vaciado por presión.

Transcurrido el tiempo, apaga el fuego y deja los frascos dentro de la cacerola hasta que el agua se enfríe.

  • Paso 8: Sacar los frascos y dejar reposar.

Cuando el agua se temple, saca los frascos con mermelada y déjalos en la mesa o encimera, lejos del sol, hasta que se enfríen por completo.

  • Paso 9: Etiquetar.

En unas etiquetas coloca la fecha de almacenamiento junto con “mermelada de arándanos”.

  • Paso 10: Guardar la mermelada de arándanos.

Puedes almacenar esta mermelada en la despensa a temperatura ambiente, siempre y cuando el clima no supere los 25°C. El envase sellado con mermelada de arándanos se mantendrá en buen estado de 10 a 12 meses, y abierto unos 3 o 4 meses.

Si el clima sobrepasa los 25°C, lo mejor es mantener la mermelada de arándanos refrigerada por entre 12 y 18 meses si el tarro está sellado, y  unos 6 meses una vez abierto.

También puedes congelar la mermelada de arándanos, solo tienes que pasarla a un envase o bolsa hermética para congelar y se mantendrá de 2 a 5 años.

Cómo conservar los arándanos en almíbar

Otra manera de almacenar por mucho los arándanos enteros, consiste en conservarlos en almíbar, solo tienes que seguir mis indicaciones:

  • Paso 1: Esterilizar los tarros con sus tapas.

Pon los tarros con sus respectivas tapas en una olla con agua y hierve durante 15 minutos. Luego sácalos con unas pinzas y déjalos escurrir sobre una rejilla o papel absorbente.

  • Paso 2: Lavar y secar los arándanos.

Colocas los arándanos en un colador y deja que el chorro del agua los limpie. Deja escurrir mientras preparas el almíbar.

  • Paso 3: Preparar el almíbar.

En una cacerola mezcla una taza de azúcar y 5 tazas de agua, pon el fuego a nivel medio-bajo y cocina hasta disolver el azúcar, luego agrega los arándanos escurridos y cocina por 30 segundos más. Apaga la cocina y espera que el almíbar se enfríe un poco.

  • Paso 4: Trasferir a un tarro seco.

Verifica que el tarro esté completamente seco y procedes a llenarlo con sumo cuidado para no quemarte. Puedes usar un embudo grueso para facilitar el trabajo.

No llenes por completo el envase, y limpia el exceso de almíbar que puede hacer quedado en el borde antes de colocar la tapa.

  • Paso 5: Sellar al vacío el tarro.

En una olla grande de fondo grueso, pon un trapo de cocina limpio al fondo y encima coloca los frascos con la mermelada de arándanos para evitar que choquen entre sí o con la olla.

Llena con agua hasta rebasar los frascos y enciende el fuego al máximo, a lo que empiece a hervir lo bajas y dejas cocinar por 20 o 30 minutos, de esa forma por la presión se realizará el vaciado.

Transcurrido el tiempo, apaga el fuego y deja los frascos dentro de la cacerola hasta que el agua se enfríe.

  • Paso 6: Sacar los frascos y dejar reposar.

Cuando el agua se enfríe, saca los frascos con mermelada y déjalos en la mesa o encimera, lejos de la luz, hasta que se enfríen por completo.

  • Paso 7: Etiquetar.

En una etiqueta coloca la fecha de almacenamiento de los arándanos en almíbar.

  • Paso 8: Guardar los arándanos en almíbar.

Coloca el tarro en un lugar seco y oscuro, que también este fresco, de ese modo, los arándanos en almíbar se conservarán por todo un año a temperatura ambiente si el frasco está sellado.

Cuando lo abras, tienes que ponerlo en la parte más fría de la nevera, así los arándanos en almíbar se mantendrán de 3 a 4 meses en la nevera. También puedes guardar el envase sellado de arándanos en almíbar en la nevera y te durará unos 18 o 24 meses.

¿Cómo saber si los arándanos se echaron a perder?

Los arándanos se abran echado a perder cuando estén muy húmedos y aguados, porque es señal de que están podridos y no es buena idea comerlos.

Tampoco están buenos los arándanos con moho, es decir, aquellos con unas manchas o pelusas blancas o verdosas encima.

Por último, si tienen mal sabor o huelen a fruta podrida también se encuentran en mal estado, evita comerlos y tíralos a la basura.

¿Por qué se echan a perder los arándanos?

Los arándanos, al igual que el resto de bayas, son unos frutos delicados que los agentes naturales externos dañan rápidamente. Por eso, de no almacenarlos adecuadamente, se pudrirán con extrema rapidez.

La humedad y el calor son sus principales enemigos, que propician la aparición y desarrollo de microorganismos naturales que pueden ser perjudiciales para la salud.

Asimismo, el olor y sabor de los arándanos los vuelve el objetivo de aves, roedores, insectos y demás alimañas, por lo que apenas se cosechen deben guardarse bien.

¿Cuánto duran los arándanos?

Los arándanos no tienen un tiempo de vida excepcionalmente largo, pero acá te dejo un resumen del mismo.

ProductoDuración
Arándanos refrigerados2 – 3 días
Arándanos congelados4 meses
Arándanos deshidratados a temperatura ambiente1 año
Arándanos deshidratados congelados18 – 24 meses
Mermelada de arándanos, frasco sellado, a temperatura ambiente10 – 12 meses
Mermelada de arándanos, frasco abierto, a temperatura ambiente3 – 4 meses
Mermelada de arándanos, frasco sellado y refrigerado18 – 24 meses
Mermelada de arándanos, frasco sellado y refrigerado6 meses
Mermelada de arándanos congelada2 – 5 años
Arándanos en almíbar, frasco sellado, a temperatura ambiente1 año
Arándanos en almíbar, frasco sellado y refrigerado18 – 24 meses
Arándanos en almíbar, frasco abierto y refrigerado3 – 4 meses

¿Cuál es el mejor modo de conservar arándanos?

Se podría decir que la mejor manera de conservar los arándanos es congelándolos, ya que al final se pueden usar como si estuvieran frescos y los mantiene por un buen tiempo.

Refrigerar arándanos es una buena opción, no obstante no los mantiene por tanto tiempo, así que si tienes mucho, lo mejor sería emplear otros métodos.

Entre las opciones de conservación a largo plazo, se tiene la deshidratación, preservación en almíbar o preparación de una mermelada. Con las dos últimas opciones se requieren grandes cantidades de azúcar y el sellado de los tarros.

En cambio, los arándanos deshidratados aunque puedan tardar en resultan una opción más saludable, en especial para aquellas personas que buscan reducir la ingesta de azúcar.

Puedes aprender a conservar algún otro alimento en este sitio, pues contamos con una amplia variedad de publicaciones que tratan esta clase de temas y te podrían ser de ayuda.


[1] https://vtechworks.lib.vt.edu/bitstream/handle/10919/84264/FST-286.pdf?sequence=1&isAllowed=y

[2] https://foodbanksbc.org/wp-content/uploads/2014/12/Food-Storage-Guidelines3.pdf

Cómo Conservar Dalias (Planta, Bulbos, Cortadas)

Conservar Dalias
Conservar Dalias

Dalias o dhalia pinnata son unas hermosas y exuberantes flores perfectas para interiores o exteriores, si eres uno de lo que les gusta este tipo de plantas tendrás la duda de ¿Cómo conservar dalias?

Para unas dalias en perfecto estado para todo el año proporciónale un riego de agua sin cal y  que este en un lugar con buena iluminación y protegida de los vientos fríos o calientes. Asimismo, puedes conservar bulbos de dalias secados al sol por 2-3 años. Y si tienes dalias cortadas colócalas en un florero con agua y diariamente cuídalas para mantenerlas de 5-7 días.

Si quieres aprender cada una de las formas para conservar dalias, sigue leyendo que hemos preparado un post muy detallado y que garantiza la preservación de tu planta.

Cómo conservar dalias para que duren todo el año

Las dalias son una planta que florece en los meses de verano cuando este proceso termina puede llegar a marchitarse o morir si no se conserva correctamente. Como amantes de las dalias es probable que quisieras mantener su hermosura durante todo el año.

¿Es posible conservar dalias más allá de su floración? Sí, claro que si, al seguir unos consejos útiles como lo son:

  • Riego correcto de las dalias.
  • Temperatura adecuada.
  • Ubicación.
  • Abono.
  • Y la poda de dalias.

Cuando procuras tener todo lo anterior en orden, es 100% probable que tus dalias puedan permanecer intactas durante todo el año. Además, que aseguraras una floración hermosa y majestuosa de esta planta.

No esperes más y sigue leyendo para que aprendas a conservar dalias durante todo el año.

Cómo regar las dalias para que duren todo el año

Uno de las características más importantes para lograr conservar las dalias por largo tiempo es proveerle de un buen sistema de riego. Esta planta no requiere mucha agua por lo que se recomienda regarla cada tres días y durante las noches.

Asimismo, debes sembrarla en una maceta con huecos en la base y que esté encima de un plato donde se coloca la dalia y se pueda echar el agua para su riego. Veamos a continuación los pasos de ¿Cómo regar las dalias?

  • Paso 1.  Utilizar agua sin cal

El agua recomendada para regar la dalia tiene que ser natural que no contenga cal.

Cuando estés seguro de tener el agua adecuada la viertes en el plato de la maceta llenándola completamente.

  • Paso 2. Colocar la planta de dalia encima del plato

Una vez que el plato esté lleno de agua, coloca la maceta encima para que la dalia absorba toda el agua que necesita para su hidratación.

  • Paso 3. No mojar las hojas o la flores de la planta

El agua que necesita la dalia se absorberá desde la base de la maceta, debes evitar que se mojen las hojas o las flores para que no se marchiten.

  • Paso 4. Dejar la maceta por 10 minutos sobre la base con agua

En 10 minutos ya la dalia debería estar hidratada, en caso de que todavía la veas que está seca la puedes dejar por 10 minutos más. Si te excedes en el riego la flor o las hojas se pondrán de color oscuro y se caerán, en caso contrario que no la hidrates bien se pondrán de color marrón  o amarilla y se caerán las hojas.

Temperatura adecuada para conservar dalia todo el año

Las dalias son plantas que florecen en verano se mantienen perfecto en los días de calor, siempre debes cuidar de no someterla al calor o sol directo porque se marchitarían. Mientras que en el invierno tus dalias soportarán una temperatura de -5°C. Sin embargo, si crees que hay muchas heladas, lo más conveniente es que la guardes en el interior de tu hogar para duren por más tiempo.

Dónde ubicar tus dalias para conservar todo el año

La ubicación de tus dalias te permitirá disfrutar de ellas por largo tiempo, es por ello que debes buscarle un lugar en tu interior de casa o jardín que tenga las siguientes condiciones:

  • Busca un lugar con bastante iluminación, pero evitando que el sol le dé directamente, ya que la marchitaría rápidamente.
  • Si donde vives hay mucho calor es necesario que coloques tus dalias en un lugar donde este a media sombra, para evitar que muera.
  • También, debe estar protegido de fuertes vientos o heladas porque esto causa daño en tus plantas como retraso en su crecimiento.

Cómo abonar tus dalias para conservarlas todo el año

Una buena proporción de abono y tierra en tus dalias logrará que su vida útil sea extendida, puedes utilizar abono industrial. Pero, el mejor y el que favorece a este tipo de plantas es el orgánico o natural como el humus de lombriz o el compost. Entonces, ¿Cómo abonar tus dalias? A continuación te damos los pasos.

  • Paso 1. Remueve la tierra

En este primer paso puedes utilizar tus manos o una palita de jardinería para remover la tierra de encima que tienen tus dalias. Esto logrará que el abono sea absorbido de mejor forma.

  • Paso 2. Agrega el fertilizante

Añade una gran cantidad de abono en la tierra de las dalias.

Consejos adicionales:

  • En los meses de verano debes colocar abono en tus dalias una vez al mes esto favorecerá a su florecimiento.
  • Cuando comience el invierno debes añadir una sola vez abono a tus dalias.

Cómo podar las dalias

La poda de las dalias se realiza a mediados de la primavera para así proporcionar a la planta fortalecimiento y asegurar una próxima floración. Conoce los pasos y recomendaciones que te damos de ¿Cómo podar las dalias correctamente?

  • Paso 1. Decide cuantos tallos dejarás en tus dalias

Es importante que dejes aproximadamente tres o cinco tallos en tus dalias, para que así se desarrollen las flores grandes y hermosas.

Mientras más tallos tengan las dalias más flores crecerán, las cuales serán de tamaño pequeño.

Al decidir cuántos dejarás debes cortar los restantes con una tijera de podar.

  • Paso 2. Corta las hojas, botones ramas que estén marchitas

De aquellos tallos que has dejado procede a cortar las ramas y hojas que observes marchitos para así promover un nuevo crecimiento.

En el caso de los botones debes asegurarte de que estén muertos, los cuales son aquellos que tienen una forma de cono. Si observas que son redondos no los debes cortar porque allí viene una nueva floración.

  • Paso 3. Pellizca los tallos

Cuando hayan crecido los tallos a una altura de 40 cm debes pellizcar con tus dedos la parte de arriba en donde se ubican el juego de 4 hojas. Esto es clave para estimular el crecimiento de las flores.

Estos consejos para conservar dalias y que duren todo el año permitirán que tú planta este intacta durante 1 año.

Cómo conservar bulbos de dalias

Las dalias se reproducen a través de los bulbos por lo que es necesario que los conserves bien para que puedas utilizarlos en otro momento. Entonces, ¿Cómo conservar bulbos de dalias? Conoce los pasos y consejos que te damos a continuación.

  • Paso 1. Corta el tallo de la planta

Cuando observes que las hojas de las dalias se vean oscuras o de un color amarillento, es porque ya se están marchitando y debes cortar el tallo de la planta para que las hojas se sequen completamente.

Es importante que sepas que este procedimiento se realiza antes de la época de invierno y otoño.

  • Paso 2. Extraer los bulbos de las dalias

Al observar que las hojas de las dalias ya están secas, procede a sacar los bulbos con ayuda de una pala, debes abrir un hueco alrededor de la planta con cuidado de no estropearlos.

  • Paso 3. Retirar la humedad de los  bulbos

Es muy importante retirar la humedad de los bulbos para que no se pudran, esto lo puedes hacer colocando los bulbos encima de un papel periódico y llevarlos al sol durante 2 o 3 semanas.

  • Paso 4. Sacar la tierra de los bulbos

Una vez que los bulbos estén completamente secos, retiras la tierra sobrante con un cepillo dental con cerdas suaves. Este proceso debes hacerlo con cuidado de no frotarlo muy fuerte para no estropear los bulbos.

Si observas algún bulbo con hueco o que al tocarlo no esté muy firme debes desecharlo. Si el bulbo tiene hijuelos, se los retiras con cuidado para que la próxima floración sea más abundante.

  • Paso 5. Envolver los bulbos en papel periódico

Envuelve los bulbos en papel periódico para que no se dañen, lo haces uno por uno y con este tipo de papel, ya que le permite airearse y así se puede evitar que se pudran.

  • Paso 6. Almacenar los bulbos en caja

Los bulbos almacénalos dentro de una caja de cartón para que se conserven adecuadamente y no se pudran. Debes separarlos por bolitas hechas del papel periódico para que no se rocen entre sí.

  • Paso 7. Identificar los bulbos

Una vez que almacenes los bulbos en la caja de cartón debes etiquetar la misma, para que le coloques el nombre de la planta y así sepas lo que vas a sembrar en la próxima temporada.

  • Paso 8. Chequea los bulbos

Cada cierto tiempo debes revisar los bulbos y observar la vitalidad de los mismos, si observas que alguno esté dañado debes retirarlo inmediatamente para que no contamine los demás.

Este método de conservación de bulbos de dalia te garantiza una durabilidad de 2 a 3 años. 

Cómo conservar dalias cortadas

Las dalias pueden ser un hermoso regalo para aquellos que les gusta las flores, por lo que si has comprado dalias o te las han obsequiado debes tener la duda de ¿Cómo conservar dalias cortadas? En ConservaTodo te respondemos esta pregunta mediante unos pasos y consejos útiles.

  • Paso 1. Corta el tallo de la flor

Corta en diagonal el tallo unos  5cm y así evitarás burbujas de aire que pueden podrir la flor.

  • Paso 2. Rehidrata las dalias

Es muy importante rehidratar la flor para prolongar su floración una vez que la tengas en casa colócala dentro de un envase con agua.

El agua a utilizar debe estar previamente caliente a unos 35 grados centígrados y luego dejarla tibiar.

Este proceso se realiza durante una hora y se repite cada vez que observes que observes que la flor se esté marchitando.

  • Paso 3. Añade agua en un jarrón o florero de vidrio

Prepara un florero con medio litro de agua y añade 10 gotas de cloro. Esto ayudará a que se mantenga alejados las bacterias y plagas de tus dalias.

  • Paso 4. Coloca las flores dentro del florero       

Coloca las dalias en el jarrón cuidando de que las flores no toquen el agua.

  • Paso 5. Ubica las dalias en un lugar aireado

Las flores producen gas etileno y se marchitan muy rápido, por lo cual es importante que la coloques en un lugar fresco, seco y aireado para prolongar su floración.

Consejos de cuidados diarios para mantener tus dalias cortadas en perfecto estado

  • Nutrir la flor

Para nutrir la flor de dalia debes colocarla en una preparación de un litro de agua fría, previamente hervida y añadir 15 gramos de azúcar refinada.

El tallo de la flor se coloca en un recipiente con el agua preparada que solo cubra unos 5 cm del tallo, llevar a un sitio fresco y sin luz todas las noches.

Al siguiente día retirar bien el agua para que no quede azúcar en el tallo y colocarla en su florero con agua normal.

  • Cortar los tallos

Para mantener la flor sin microorganismo y que este saludable durante días, cuando veas que tus dalias están marchitándose debes cortar el tallo 5 cm. Y proceder a rehidratarlas como te indicamos al principio.

Al seguir cada paso y consejos para conservar dalias cortadas pueden durar aproximadamente 5-7 días en perfecto estado.

¿Cómo saber cuando las dalias están marchitándose?

En ocasiones las dalias pueden marchitarse y reconocer el porqué está sucediendo es muy fácil, aquí te indicamos las razones:

  • Las flores y hojas tiene una colocaron amarillenta esto indica que ha estado muy expuesta al agua. Por lo que debes evitar regarla demasiado sino cuando observes que la tierra está seca.
  • Se están cayendo algunas hojas o las flores esto sucede cuando es sometida a mucho sol.
  • Las raíces tienen moho o bacterias, esto provoca que la planta se marchite rápidamente. Para evitarlo debes añadir un pesticida puede ser natural o industria, esto lo consigues en una tienda de jardinería.

¿Cuánto duran las dalias?

La duración de las dalias siempre dependerá de los cuidados que le proporciones a tus plantas, cuando sigues todas las recomendaciones puede extender su vida útil mas allá de su floración. Y es así como puedes disfrutar de esta hermosa flor sembrada en macetas o en tu jardín alrededor de 1 año aproximadamente.

Pero, si has preferido conservar bulbos de dalias para plantarlos en otro momento, estos tienden a durar 2-3 años. Siempre que le proporciones los cuidados y almacenamiento correcto que te dijimos anteriormente.

En el caso de las dalias cortadas pueden durar 5-7 días en un florero con agua, si aplicas los pasos y consejos que te dimos.

¿Cuál es la mejor forma de conservar dalias?

Los cultivadores y amantes de las dalias siempre quieren que se mantengan en perfectas condiciones más allá  de su floración. Todo esto es posible si le proporcionas a la planta un excelente riego, el cual puede ser cada 3 días a la semana. Además, de colocarlas en un lugar con buena iluminación y protegidas de las heladas o vientos fuertes. Continuamente se debe estar abonando una vez al mes en el verano y cuando llegue el invierno solo al inicio. Y por último, podarlas cuando llegue la primavera para que crezca la planta fuerte y esperar su floración el siguiente año.

Y para aquellos que quieren que sus dalias se conserven durante 2-3 años, lo mejor que puedes hacer es preservar sus bulbos. Para ello, solo debes esperar el término de su floración, y retirar los bulbos de la tierra. Luego ponerlos a secar al sol durante unos días y limpiarlos de toda tierra, para que así lo almacenes envueltos en papel periódico dentro de una caja.

Cada una de las formas para conservar dalias que te proporcionamos anteriormente tiene una gran efectividad y son fáciles de lograr, por lo que te recomendamos ponerlas en práctica. Asimismo, sigue navegando en nuestra web para que aprendas sobre el tema de conservación de otros productos que tenemos para ti.

Cómo Conservar los Rollos de Canela y Cómo Calentarlos

Conservar los Rollos de Canela
Conservar los Rollos de Canela

Los rollos de canela son un postre sumamente popular en la mayor parte del mundo, se suelen comer en las meriendas y tener un glaseado de azúcar o queso crema, pero, ¿Cómo se conservan los rollos de canela?

Puedes guardar los rollos de canela a temperatura ambiente de 1 a 3 días, también los puedes refrigerar por hasta una semana, y si quieres guardarlos por más tiempo, congélalos por entre 2 o 3 meses.

Para conocer la manera adecuada de conservar rollos de canela sigue leyendo.

Cómo conservar los rollos de canela a temperatura ambiente

Los rollos de canela se preparan con una masa similar a la de los panes, por lo que sumado a la azúcar que llevan, tienen cierta resistencia para que los puedas almacenar a temperatura ambiente sin problema del siguiente modo siempre y cuando no tengan queso crema:

  • Paso 1: Esperar que los rollos de canela se enfríen.

Si están recién hechos, coloca los rollos de canela sobre una rejilla para que el aire circule mejor y puedan expulsar más rápidamente el vapor interno.

  • Paso 2: Envolver con papel aluminio.

Si no tienes muchos, puedes envolver los rollos de canela con papel aluminio, para luego meterlos en una bolsa hermética. Sino también puedes forrar la parte interna de un envase hermético con papel aluminio y acomodar los rollos.

Si tienen algún glaseado no lo amontones, y si el glaseado es de queso crema lo mejor será refrigerarlos.

  • Paso 3: Guardar los rollos de canela en un lugar seco.

La humedad es uno de los principales enemigos de los rollos de canela, así que lo mejor que puedes hacer es colocar el envase o bolsa con los rollos en un sitio seco, oscuro y muy fresco.

De esta manera, los rollos de canela se mantendrán en buen estado de 1 a 3 días. [1]

Cómo conservar los rollos de canela en la nevera

No te aconsejo que almacenes los rollos de canela en la nevera, ya que este aparato no proporciona un entorno ideal para ellos, sin embargo, si sigues todos mis consejos, te podrán durar más tiempo que a temperatura ambiente.

  • Paso 1: Esperar que los rollos de canela se enfríen.

Pon los rollos de canela sobre una rejilla para que expulsen rápidamente todo el calor interno.

  • Paso 2: Envolver los rollos de canela.

En este caso te aconsejo emplear film plástico para cubrir cada rol. La finalidad de esto es evitar que absorban fácilmente el olor de los otros alimentos, o la humedad.

  • Paso 3: Poner los rollos de canela dentro de un envase o bolsa.

El envase o bolsa tiene que ser hermético, para mantener aislado los rollos de canela.

  • Paso 4: Etiquetar (opcional).

Si no tienes buena memoria, anota la fecha de almacenamiento de los rollos de canela sobre la bolsa o en una etiqueta.

  • Paso 5: Guardar los rollos de canela en la nevera.

No vayas a colocar los rollos cerca de alimentos que emitan olores muy fuertes, y preferiblemente ponlos en una zona que no sea muy fría, como las cercanas a la puerta.

Teniendo en cuenta todo ello, los rollos de canela podrán mantenerse refrigerados por toda una semana.

Cómo congelar los rollos de canela

¿Se pueden congelar los rollos de canela? Así es, y lo puedes congelar de dos diferentes maneras: los rollos completamente horneados o semi-horneados.

Congelar los rollos de canela completamente horneados

Con este método los rollos de canela que hayas comprado o preparado en casa se conservarán por un par de meses. Además, conviene congelarlos preferiblemente sin glaseado, ya que resultarán más sencillos de recalentar.

  • Paso 1: Esperar que los rollos de canela se enfríen totalmente.

Coloca los rollos de canela sobre una rejilla para que se enfríen rápido.

  • Paso 2: Envolver los rollos de canela.

Deberás envolver cada rollo dos veces, con una capa de film plástico y otra de papel aluminio, o dos capas de plástico para envolver. Con el propósito de proteger los rollos de las quemaduras por congelamiento.

  • Paso 3: Poner los rollos de canela dentro de una bolsa o envase.

El envase o bolsa debe ser hermético y resistente al freezer.

  • Paso 4: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento de los rollos de canela sobre la bolsa o en una etiqueta que luego lo pegarás en el envase o bolsa.

  • Paso 5: Guardar los rollos de canela en el freezer.

De esta forma, los rollos de canela podrán estar congelados por 2 o 3 meses. Los rollos de canela descongelados sin recalentar los puedes guardar en la nevera por 1 o 2 días más, pero cuando los calientes deberás comerlos el mismo día.[2]

Congelar los rollos de canela semi-horneados

Una de las ventajas de congelar los rollos de canelas semi-horneados es que podrás meterlos directamente al horno para que se terminen de cocinar sin tener que esperar a que se descongelen, para ello tendrás que seguir los siguientes pasos.

  • Paso 1: Pre-hornear los roles de canela.

Hornea los roles de canela y déjalos crecer, cuando tengan el tamaño que les corresponde, los sacas, no dejes que se empiecen a dorar.

  • Paso 2: Esperar que los rollos pre-horneados se enfríen.

Antes envolverlos, espera a que se enfríen en su totalidad.

  • Paso 3: Envolver los rollos de canela.

Deberás envolver cada rollo dos veces, bien sea con dos capas de plástico para envolver o una capa de papel aluminio y otra de film plástico. Con la finalidad de proteger los rollos de canela de las quemaduras por congelamiento.

  • Paso 4: Poner los rollos de canela dentro de una bolsa o envase.

El envase o la bolsa tienen que ser herméticos y resistentes al freezer.

  • Paso 5: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento de los rollos de canela sobre la bolsa o en una etiqueta y luego la pegas en el envase o bolsa.

  • Paso 6: Almacenar los rollos de canela pre-horneados en el freezer.

De esta forma, los rollos de canela pre-horneados podrán estar 2 meses en el freezer.

Cómo recalentar los rollos de canela

Los roles de canela se disfrutan más cuando están calientes, ya que de este modo están más esponjosos y resultan mucho más placenteros al paladar. En el caso de que quieras recalentar los que almacenaste puedes usar un horno convencional, un microondas, un horno eléctrico o hasta una freidora de aire.

Para calentar los rollos de canela que fueron almacenados a temperatura ambiente, solo precisas de uno o dos minutos en el horno a 200°C.

Si quieres usar el microondas, pon un vaso con agua a un lado o cubre el rollo de canela con una toalla de papel húmeda para que no se seque. Y calienta durante 20 segundos o más dependiendo de la potencia de tu equipo.

Para recalentar los rollos guardados en la nevera solo hay que incrementar el tiempo. En el horno los calentarás de 3 a 5 minutos; en el microondas emplea tandas de 30 segundos, pues dependerá de la potencia de tu equipo.

Ahora para recalentar los rollos de canela congelados, primero debes descongelarlos, a menos que estén pre-horneados, ya que en ese caso los puedes meter directamente en el horno hasta que se doren.

Para descongelar los rollos de canela puedes dejarlos una hora a temperatura ambiente, o pasarlos a la nevera un día antes. El tiempo de calentado en el horno será de 10 minutos, y en el microondas aplica tandas de 30 segundos igual.

Si quieres usar una freidora de aire, te aconsejo ponerlo sobre papel para hornear, ajusta el equipo a 180°C y caliente por 3 minutos.

Hay que tener mucho cuidado de calentar los rollos de canela con glaseado, ya que este se puede quemar o acabar completamente derretido, así que siempre ponlo sobre una bandeja con papel pergamino. Y tienes que estar pendiente de que no se quemen.

Cómo conservar la masa para hacer rollos de canela

La masa que se usa para conservar los rollos de canela es similar a la que usa para hacer panes, por lo tanto a la hora de conservarla se emplean los mismos parecidos.

Para guardar la masa de los rollos de canela en la nevera, tienes que ponerla en un recipiente lo suficientemente grande para que crezca y taparla con papel film para que no absorba fácilmente el olor de otros alimentos.

Luego lo pones en la parte más fría del refrigerador, para que de ese modo la masa de rollos de canela pueda estar unas 24 horas dentro de la nevera. Más allá de este tiempo no, porque la levadura acabará dañando la masa.

Y en caso de que quieras saber si la masa de los rollos de canela se puede congelar, pues sí se puede, solo has lo que te indico a continuación:

  • Paso 1: Dividir la masa.

Una manera más efectiva de congelar esta y cualquier otra masa, es dividirla en varias porciones de menor tamaño, para que así solo descongelarás las que vayas a necesitar, solamente.

  • Paso 2: Envolver la masa.

Envuelve cada porción de masa con dos capas de papel film para protegerla de las quemaduras por congelamiento.

  • Paso 3: Embolsar la masa de rolos de canela.

Pon las porciones de masa envuelta dentro de una bolsa más grande para congelar con cierre hermético, o dentro de un envase resistente al congelador.

  • Paso 4: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento de la masa de rollos de canela sobre la bolsa, o pega una etiqueta con esa información sobre el envase, así sabrás cuanto lleva congelada.

  • Paso 5: Guardar la masa de rollos de canela en el freezer.

La masa de los rollos de canela puede estar congelada por 3 meses. Esta masa no se pueden volver a congelar una vez que este descongelada, así que tendrás que usarla toda. Para descongelarla debes pasarla a una nevera una noche antes.

¿Cómo saber si los rollos de canela están malos?

Sabrás que los rollos de canela se encuentran en mal estado cuando le empiecen a salir manchas o pelusas negras, verdes o blancas, productos del moho.

Tampoco se encuentran en buen estado los rollos de canela que tengan un olor rancio, ya que deberían oler a pan y sobre todo a canela.

Si al probar tu rollo de canela sabe agrio o malo, escúpelo y no lo comas, porque ya se echó a perder.

En el caso de que el rollo de canela esté completamente duro, quiere decir que su tiempo de vida útil expiró, y tampoco se aconseja comer aquellos que estén muy aguados, porque es señal que no se almacenó bien y absorbió mucha humedad.

¿Por qué se echan a perder los rollos de canela?

Una de las muchas razones por las que los rollos de canela se echan a perder es debido a su levadura. Este componente aunque le otorga al rollo de canela parte de su sabor, también lo va envejeciendo y hará que vaya perdiendo componentes con el pasar del tiempo.

Además, los rollos de canela pueden absorber la humedad de su entorno, y la humedad siempre hará que proliferen los microrganismos, como las bacterias y hongos.

En entornos calientes y muy ventilados, los rollos perderán humedad y harán que se sequen y endurezcan. Por lo que contar con un buen almacenamiento es ideal para mantenerlos en buen estado.

¿Cuánto duran los rollos de canela?

Los rollos de canela tienen un tiempo de vida promedio, acá te dejó un resumen del mismo.

ProductoDuración
Rollos de canela a temperatura ambiente1 – 3 días
Rollos de canela refrigerado1 semana
Rollos de canela completamente horneado congelado2 – 3 meses
Rollos de canela pre-horneado congelado2 meses
Masa de rollos de canela refrigerada24 horas
Masa de rollos de canela congelada3 meses

¿Cuál es la mejor manera de conservar los rollos de canela?

Se podría decir que la mejor manera de conservar los rollos de canela es guardarlos a temperatura ambiente en un lugar oscuro y seco, a menos que tenga glaseado de queso crema.

Sin embargo, como no duran demasiado tiempo de ese modo, puedes refrigerar los rollos por varios días más, pero no es una opción que te aconseje hacer.

En entorno que proporciona una heladera hará o que se resecan mucho los rollos de canela o los ponga aguados si es muy húmedo, además de que pueden absorben el olor de otros alimentos que tengan cercan si no se almacenan bien.

Para conservar los rollos de canela durante mucho tiempo, puedes congelarlos, de hecho, te aconsejo aplicar este método por encima del refrigerado.

La masa de los rollos de canela también la puedes guardar, tienes que mantenerla mayormente en frío para ralentizar la acción de la levadura. En la nevera solo te durará unas horas, mientras que congelado si se mantendrá por unos meses.

Para conocer cómo almacenar algún otro producto, puedes buscar en nuestro sitio todo lo que quieras. Contamos con la más extensa lista de temas sobre conservación de comida y alimentos.


[1] https://www.foodsafety.gov/keep-food-safe/foodkeeper-app

[2] https://ask.usda.gov/s/article/How-long-can-I-store-bread

Cómo Conservar el Onigiri por más Tiempo

Conservar el Onigiri
Conservar el Onigiri

El Oniguiri es un platillo japonés que consiste en una bola de arroz, aunque tradicionalmente se le suele dar forma triangular, relleno de algo salado y con una envoltura de nori, pero y el día de hoy llevamos este platillo a nuestras redes para mostrarte cómo se conserva el onigiri.

Dependiendo del tipo de relleno que tenga el oniguiri, podrá aguantar de 2 a 12 horas a temperatura ambiente, por eso te conviene almacenarlo en la nevera de 3 a 5 días o en el freezer de 3 a 6 meses.

Para saber cómo conservar oniguiri de manera apropiada, solo tienes que seguir leyendo.

¿Se puede conservar el oniguiri a temperatura ambiente?

El oniguiri es un platillo que en Japón normalmente se prepara para poner en bentos, es decir, para guardar en una lonchera y comerlo después.

No obstante, dependiendo del tipo de oniguiri y del relleno que este tenga, podrá resistir más o menos tiempo a temperatura ambiente.

Por ejemplo, los oniguiris con relleno salado y bien cocidos suelen durar de 6 a 12 horas a temperatura ambiente.

Mientras que aquellos oniguiris tengan mayonesa en el relleno o pescado crudo solo pueden mantenerse como máximo unas 2 horas a temperatura ambiente.

Así que en caso de quieras comerlo para un día de campo o llevarlo de lonche para el trabajo, utiliza recipientes que mantengan bien los alimentos.

Cómo conservar onigiri en la nevera

Este es uno de los dos métodos que puedes utilizar para preservar el oniguiri de la manera adecuada.

  • Paso 1: Quitar el nori y esperar que el oniguiri se enfríe.

Si no tienes planeado comer pronto el oniguiri, te aconsejo que le quites la capa de nori que puede tener y conservarlo aparte.

Además, cuando se arma el oniguiri, se suele usar el arroz un poco caliente ya que resulta más manejable, así que espera a que se enfríe por completo antes de guardarlo.

  • Paso 2: Envolver el oniguiri.

Con plástico envolvente cubre bien todo el oniguiri, de este modo el arroz no se pondrá duro y seco por el frío.

  • Paso 3: Poner el oniguiri dentro de una bolsa o envase hermético.

Para evitar que oniguiri absorba el sabor de otros alimentos y evitar que el frío endurezca el arroz, ponlo dentro de un envase o bolsa hermética.

  • Paso 4: Guardar el oniguiri en la nevera.

Pon el envase o bolsa en la zona más fría de tu refrigerador, de este modo el oniguiri con relleno salado y bien cocido podrá mantenerse de 3 a 5 días.

Mientras que el oniguiri con mayonesa en el relleno o algún producto sin cocer solo podrá estar 24 horas refrigerado.

Cómo congelar onigiri

¿Se puede congelar el oniguiri? Sí, el oniguiri lo puedes congelar, no obstante deberás averiguar si el relleno que te tiene puede congelarse bien o no. En el caso de que el oniguiri tenga mayonesa en el relleno, evita congelarlo.

Para congelar el oniguiri tienes que seguir estas indicaciones que te dejo:

  • Paso 1: Remover el nori y esperar que el oniguiri se enfríe.

Acá es aun más importante remover el nori antes de almacenarlo, puesto que se podría desbaratar al descongelarse. Además, también resulta conviene esperar que el oniguiri esté frío antes de envolverlo.

  • Paso 2: Preparar doble envoltura.

Primero pon una capa de plástico envolvente y otra de papel aluminio, o también puedes colocar dos capas de plástico envolvente para proteger al oniguiri de las quemaduras por congelamiento.

  • Paso 3: Colocar el oniguiri dentro una bolsa o envase apto para congelar.

De esta manera le añades al oniguiri una capa extra de protección.

  • Paso 4: Etiquetar.

Escribe el nombre del producto sobre la bolsa y también coloca la fecha de almacenamiento, o pégale una etiqueta al envase con esa misma información.

  • Paso 6: Guardar el oniguiri en el freezer.

El oniguiri podrá estar congelado por un periodo estimado 3 a 6 meses. Cabe resaltar que cuanto más tiempo pase guardado en el congelador, corre el riesgo de ir perdiendo consistencia (el arroz podría endurecerse mucho) y sabor.

¿Cómo saber si el onigiri se encuentra en mal estado?

Si el oniguiri tiene moho se encuentra en mal estado. Por lo que si notas que tiene unas manchas negras o verdosas, ya se habrá llenado de bacterias y contaminado por completo, así que deberás tirarlo a la basura.

También se encuentra malo el oniguiri si tiene mal olor o sabor, como rancio o agrio, en ese caso también deberás desecharlo para evitar alguna intoxicación.

Otra señal de que el oniguiri se descompuso es si se desbarató y está sumamente aguado. Aunque el oniguiri con el arroz seco o duro no implica que esté malo, no resulta muy agradable de comer.

¿Por qué se echa a perder el oniguiri?

El principal motivo por el que el oniguiri se echa a perder se debe a sus rellenos y demás añadidos. Algunos productos puedes tener una corta duración por lo que acabarán dañando todo el platillo al agregarlo a él.

Además, el arroz puede absorber mucha humedad, que de no contar con un buen almacenamiento podría ser un perfecto criadero de microorganismos que pueden resultar dañinos para el organismo.

Asimismo, el arroz puede absorber el olor de otros alimentos, y eso aunque no lo daña, si modificaría su sabor. Y en ambientes secos y calientes, la humedad en el arroz se podría secar y acabar desbaratando del oniguiri.

¿Cuánto dura el oniguiri?

El oniguiri no suele durar demasiado tiempo, pero acá te dejo el resumen de su tiempo de vida útil.

ProductoDuración
Oniguiri (relleno sin mayonesa o alimento crudo) a temperatura ambiente6 – 12 horas
Oniguiri (relleno con mayonesa o alimento crudo)a temperatura ambiente2 horas
Oniguiri (relleno sin mayonesa o alimento crudo) refrigerado24 horas
Oniguiri (relleno con mayonesa o alimento crudo) refrigerado3 – 5 días
Oniguiri congelado3 – 6 meses

¿Cuál es la mejor forma de conservar el oniguiri?

Una de las mejores formas de preservar oniguiri consiste en guardarlo en la nevera, así se mantendrán en buen estado, en buena consistencia y con buen sabor.

También puedes congelar el oniguiri, no obstante, cuanto más tiempo esté en el freezer irá perdieron sabor, aparte de que puede endurecer mucho el arroz si no se almacena correctamente.

No se aconseja dejar el oniguiri a temperatura ambiente más allá de las horas recomendadas.

Para conocer el modo correcto de almacenar algún otro platillo, este sitio tiene la lista más completa de temas sobre la conservación de alimentos que puedes hallar en toda la red.