Cómo Conservar Ajos por meses (enteros, picados, secos)

Conservar Ajos

El ajo es uno de los ingredientes imprescindibles en la cocina, sirve para una infinidad de recetas, bien sea para preparar algún platillo, salsa o aderezo, pero, ¿Cómo se conserva el ajo?

Puedes dejar el ajo a temperatura ambiente por 1 o 2 meses, refrigerar no es una buena opción ya que empieza a germinar, por ello solo puede estar entre 1 o 2 semanas, pero si lo congelas te podría llegar a durar de 6 a 9 meses.

Para saber cómo almacenar los ajos de la manera adecuada, lo primero que tienes que saber es como elegirlos, así te durarán más.

Cómo seleccionar los ajos

Primero empieza seleccionando bien los ajos, estos pueden venir en diferentes tamaños, pero se dividen en ajos de cuello duro y ajos de cuello blando. Lo que no quiere decir que unos sean más blandos que otros, solo que el tallo que germinan puede tener una consistencia más dura o blanda.

Por lo tanto, elige las cabezas de ajo que estén firmes al tacto, que no tengan zonas donde se pueda ver el diente de ajo o tengan moho. Tampoco elijas aquellos que tengan tallo o que estén muy arrugados, porque es señal de que no están muy frescos.

Te conviene saber que los ajos de tallo duro suelen tener dientes más grandes pero en menor cantidad, mientras que los ajos de tallo blando suelen ser más pequeños y con muchos más dientes.

Por la diferencia de tamaño, los ajos de cuello duro resultan más fáciles de pelar en comparación con los de cuello blando.

Cómo conservar ajos a temperatura ambiente

El ajo es un ingrediente que necesita respirar, por ello, nada de usar recipientes herméticos que impidan al aire circular libremente, de lo contrario se pudrirá rápido o se desarrollará moho velozmente.

Por lo que a la hora de almacenar las cabezas de ajo a temperatura ambiente, es importante que apliques estos consejos:

  • Paso 1: Usar una cesta o malla.

Pon las cabezas de ajo en una cesta o bolsa de malla para permitir la circulación de aire y que pueda respirar fácilmente.

  • Paso 2: Etiquetar.

Si compraste una buena cantidad de ajos, te resultaría conveniente anotar la fecha de almacenamiento de los ajos.

  • Paso 3: Guardar los ajos en un lugar oscuro.

Mantén los ajos alejados de la luz solar y guárdalos en un lugar fresco, libre de humedad. Si la temperatura del lugar donde estas es de unos 20°C o 30°C, los ajos te durarán de 1 a 2 meses.

En cambio, si colocas los ajos en un lugar donde la temperatura sea de unos 16°C se podrán mantener de 3 a 5 meses.

Esto tomando en cuenta que los ajos no estén pelados, si ese es el caso, no los dejes demasiado tiempo a temperatura ambiente.

Cómo conservar el ajo en la nevera

Este es un método que no te recomiendo aplicar, ya que la nevera es un entorno húmedo que provoca la germinación del ajo. Y aunque esto no lo daña, si acorta considerablemente su tiempo de vida útil.

En cambio, los dientes de ajo pelados y picados, si debes refrigerarlos y no dejarlos más de dos horas a temperatura ambiente.

Para guardar las cabezas o dientes de ajo sin pelar en la nevera, solo tienes que ponerlos dentro de una bolsa de papel, bolsa plástica normal (sin amarrar), un recipiente con tapa (no hermético) o en el cajón o gaveta de las verduras.

De este modo, el ajo podrá estar refrigerado de 1 a 2 semanas, después de este tiempo, comenzará a pudrirse. [1]

En el caso de que quieras saber cómo conservar ajo picado o pelado, solo tienes que ponerlo dentro de un envase hermético (preferiblemente de vidrio), o dentro de una bolsa hermética.

Coloca la bolsa o envase con ajo pelado y picado en la parte más fría del refrigerador, así podrá mantenerse en buen estado de 3 a 5 días.

Cómo congelar el ajo

¿Se puede congelar el ajo? Sí, el ajo se congela muy bien y de diferentes maneras.

Congelar cabezas o dientes de ajo sin pelar

Puedes congelar las cabezas enteras de ajo, o los dientes sin pelar, del siguiente modo:

  • Paso 1: Embolsar la cabeza o dientes de ajo.

Coloca la cabeza o dientes de ajo sin pelar en una bolsa para congelar con cierre hermético, aunque también podrías emplear un envase resistente al frío y hermético.

  • Paso 2: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento del ajo sobre la bolsa o pon una etiqueta con esta información en el envase.

  • Paso 3: Guardar la cabeza de ajo en el freezer.

La cabeza de ajo entera o los dientes de ajo sin pelar podrán estar de 6 a 9 meses en el freezer.

Congelar dientes de ajo pelados

Otra forma que resulta mucho más práctica es pelar los ajos antes de congelarlos.

  • Paso 1: Pelar los ajos.

Emplea la forma más sencilla que tengas para pelar los ajos, pero intenta no aplastarlos.

  • Paso 2: Congelar por una o dos horas.

Coloca papel pergamino, encerado o una lámina antiadherente sobre una bandeja, luego acomoda los dientes de ajos dejando espacio entre ellos y congela por una o dos horas.

  • Paso 3: Embolsar los dientes de ajo.

Una vez que los dientes de ajos estén congelados, pásalos a una bolsa hermética o envase hermético que sea resistente al congelador.

  • Paso 4: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento de los ajos sobre la bolsa o coloca una etiqueta en el recipiente con esa información.

  • Paso 5: Almacenar los dientes de ajos pelados en el freezer.

De esta manera, los dientes de ajo pelados también pueden durar congelados de 6 a 9 meses.

Congelar ajo picado

  • Paso 1: Pelar y picar los ajos.

Pela los ajos y en esta oportunidad sí puedes aplastarlos, luego pícalos en rodajas o cuadros.

  • Paso 2: Embolsar.

Coloca el ajo picado dentro de una bolsa hermética que resista el freezer.

  • Paso 3: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento de los ajos sobre la bolsa.

  • Paso 4: Guardar el ajo picado en el freezer.

De igual modo, el ajo picado podrá estar congelado de 6 a 9 meses aproximadamente. [2]

Cómo conservar el ajo en aceite

Este es un método que puedes emplear para añadir el sabor de ajo en el aceite, no obstante, tienes que tener sumo cuidado al almacenarlo, o correrás el riesgo de que el ajo desarrolle la bacteria Clostridium botulinum, que causa el botulismo.

No obstante, si tomas en cuenta todos los consejos y advertencias que te doy, no correrás ningún riesgo.

  • Paso 1: Esterilizar los envases.

Si planeas guardar el ajo en aceite en la nevera, usa envases de vidrio con tapa de rosca o que sean herméticos, y si lo vas a congelar usa recipientes de plástico resistente a frio.

Pero te conviene esterilizarlos primero. Ponlos dentro de una olla con agua caliente por 15 minutos para los envases de vidrio, y unos 10 minutos para los de plástico. Luego déjalos sobre una rejilla para que se escurran y sequen.

  • Paso 2: Pelar los ajos.

Aplasta y pela los ajos, luego puedes dejarlos de ese modo o picarlos por la mitad o rodajas.

  • Paso 3: Colocar los ajos en los envases.

Echa los ajos y luego cúbrelos por completo en aceite (de preferencia, que sea aceite oliva). También puedes añadir algún otro condimento como granos de pimienta u hojas de laurel.

  • Paso 4: Etiquetar.

Pega una etiqueta con la fecha de almacenamiento y/o posible fecha de caducidad de los ajos en aceite.

  • Paso 5: Guardar los ajos en aceite.

Puedes guardar el envase de vidrio con ajo en aceite en la nevera por no más de 4 días. Si lo quieres guardar en el freezer, debes hacer uso del envase de plástico, así los ajos en aceite estarán congelados de 10 a 12 meses.

Cómo conservar el ajo en vinagre

El vinagre es un excelente conservante para el ajo, debido a que proporciona un entorno tan ácido que impide la aparición y desarrollo del Clostridium botulinum.

Aunque eso sí, le añade al ajo un ligero sabor ácido, pero si lo combinas con algunas especias puedes mejorar considerablemente su sabor y el vinagre lo podrás usar para saborizar diferentes recetas.

Puedes hacer uso vinagre blanco o tinto, sin embargo, no te aconsejo utilizar vinagre balsámico porque tiene un sabor tan potente que opacaría por completo el sabor del ajo.

Para preservar el ajo en vinagre tienes que seguir estos pasos:

  • Paso 1: Esterilizar los envases de vidrio.

Te aconsejo usar envases de vidrio con tapa de rosca o herméticas para guardar el ajo en vinagre. Pero antes debes limpiarlos y luego esterilizarlos.

Hierve agua en una olla y pon los tarros de vidrio junto a sus respectivas tapas en el agua durante 15 minutos. Luego sácalos y colócalos sobre una rejilla, así se escurrirán y eventualmente se secarán.

  • Paso 2: Pelar los ajos.

Pela los ajos teniendo cuidado de no aplastarlos, de lo contrario absorberán mucho vinagre y su sabor cambiará mucho.

  • Paso 3: Envasar los ajos.

Cuando los envases estén completamente secos, llénalos con los dientes de ajo pelados. Puedes agregar las especies que prefieras entre los ajos, como granos de pimienta, hojas de laurel, semillas de chile, etc.

Después agrega el vinagre hasta cubrir por completo los ajos con él. Y cierra bien el envase.

  • Paso 4: Etiquetar.

Pega una etiqueta con la fecha de almacenamiento y posible fecha de vencimiento del ajo en vinagre.

  • Paso 5: Guardar los envases con ajo en vinagre.

Ponlos en la parte más fría de tu heladera. De esta manera, los ajos en vinagre podrán estar aproximadamente unos 4 meses refrigerados.

Cómo deshidratar el ajo

Otra alternativa para conservar el ajo a largo plazo consiste en deshidratarlo o secarlo del siguiente modo:

  • Paso 1: Pelar y picar el ajo.

Separa los dientes de ajo y luego pélalos. Después puedes picarlo a la mitad o en rodajas algo más finas, o dejarlos enteros aunque tardarán más tiempo en secarse.

  • Paso 2: Preparar la bandeja.

Si usarás tu horno para deshidratar los ajos, debes ponerlos en una bandeja, pero para que no se peguen, añade papel pergamino o una lámina antiadherente.

  • Paso 3: Deshidratar.

Para secar los ajos en un deshidratador de alimentos, ponlo primero a unos 60°C. Mete los dientes de ajo en la bandeja, asegurándote de dejar espacios entre ellos, y después de horas, baja la temperatura a 55°C, y deja secar por 4 o 6 horas más.

En caso que de vayas a usar el horno, ponlo a la temperatura más baja que pueda, mete la bandeja y cocina por espacio de 2 horas.

El ajo estará deshidratado cuando quede duro y quebradizo, si todavía están flexibles le hace falta secarse más.

  • Paso 4: Envasar o embolsar el ajo.

Espera que el ajo se enfríe antes de ponerlo en algún recipiente. Si quieres preparar ajo en polvo, licua el ajo deshidratado hasta conseguir la textura de polvo que deseas, y agrégale sal.

Una vez que estén fríos los ajos deshidratados, ponlos dentro de un recipiente o bolsa hermética.

  • Paso 5: Etiquetar.

Pega o anota la fecha de almacenamiento del ajo deshidratado en el recipiente o bolsa.

  • Paso 6: Almacenar el ajo deshidratado.

Tienes dos opciones de almacenamiento. El primero consiste en poner el envase en un lugar fresco, libre de humedad y oscuro, así el ajo deshidratado se mantendrá por todo un año a temperatura ambiente.

También puedes congelar el ajo deshidratado, siempre y cuando lo pongas en un envase que sea resistente al freezer, el ajo deshidratado puede mantenerse congelado de 18 a 24 meses.

Cómo conservar la pasta de ajo

Puedes preparar una pasta de ajo con 2 partes de aceite por cada parte de ajo, para almacenarla solo tienes que:

  • Paso 1: Pasar la pasta de ajo a un recipiente hermético.

Puedes hacer uso de una bolsa hermética, solo asegúrate de sacar todo el aire antes de cerrarla, o un envase hermético.

Si lo vas a congelar también puedes ponerlos en moldes para cubos de hielo, congelarlo y después pasar los cubos de pasta congelada a una bolsa hermética.

  • Paso 2: Etiquetar.

En caso de que lo vayas a congelar, te conviene poner la fecha de almacenamiento o posible caducidad.

  • Paso 3: Guardar la pasta de ajo.

La pasta de ajo solo se mantendrá por 4 días si lo almacenas en la nevera, pero si lo congelas te puede llegar a durar de 6 a 9 meses.

Cómo conservar el ajo de venta comercial (molido o picado en tarros)

En los supermercados o tiendas de comida puedes encontrar tarros de ajo picado en aceite o envases con ajo en polvo. Estos resultan ser sumamente sencillo de almacenar.

En el caso del tarro de ajo picado en aceite sin abrir puedes guardarlo a temperatura ambiente de 12 a 18 meses, dependiendo del calor que haga donde vivas. Pero una vez abierto, debes refrigerarlos por aproximadamente unos 8 meses. [3]

El tarro de ajo picado en aceite sin abrir puede mantenerse en buen estado hasta la fecha de caducidad indicada por el fabricante si lo guardas en la nevera.

Mientras que el envase de ajo en polvo podrá mantenerse en buen estado hasta la fecha de caducidad señalada por el fabricante independientemente de si está abierto o cerrado.

Solo debes mantenerlo bien tapado y guardarlo en un lugar libre de humedad, fresco y oscuro.

¿Cómo conservar el ajo molido?

El ajo molido se puede considerar como un ajo triturado o picado, y con eso en mente, lo puedes mantener refrigerado, congelado, o deshidratado, y para ello, debes seguir las pautas de almacenamiento para cada uno de los casos.

Así que, teniendo en cuenta tus preferencias, puedes elegir el método que desees en los aparados anteriores.

¿Cómo saber si el ajo se echó a perder?

Primero debes comprobar que no tenga moho, así que si ves pelusas o manchas negras o blancas sobre el ajo o en el recipiente donde este, deséchalo, porque se contaminó y ya no es seguro ingerirlo.

Asimismo, los ajos que se encuentran en buen estado deben tener los dientes duros, por lo que aquellos que estén muy blandos y húmedos (no cuentan los que están sumergidos en vinagre o aceite), es porque ya perdieron frescura y si ya no están malos, dentro de poco lo estarán.

Los ajos tienen un olor muy peculiar, por lo que si de repente adquieren un olor agrio y diferente al habitual, tíralos a la basura.

¿Por qué se echan a perder los ajos?

Los ajos son un alimento con una baja cantidad de ácido, por ello los microorganismos se desarrollan en ellos con extrema rapidez, de no contar con un entorno adecuado de almacenamiento, se contaminarán rápidamente.

También se tiene que tener en cuenta el proceso de descomposición natural que todos los alimentos presentan, así que a medida que pase el tiempo se irá envejeciendo y pudriendo.

Además, el ajo es propenso a producir Clostridium botulinum, organismo que produce el botulismo en las personas. Por lo que hay que tener cuidado de no dejar demasiado tiempo a temperatura ambiente al ajo pelado, sobre todo si está picado o triturado.

¿Cuánto duran los ajos?

Los ajos son una de las hortalizas que gozan de un buen tiempo de conservación, igual te dejo un resumen de su duración.

ProductoDuración
Ajo a temperatura ambiente (16°C)3 – 5 meses
Ajo a temperatura ambiente (20°C – 30°C)1 – 2 meses
Ajo refrigerado1 – 2 semanas
Ajo pelado/picado3 – 5 días
Ajo congelado6 – 9 meses
Ajo en aceite refrigerado4 días
Ajo en aceite congelado10 – 12 meses
Ajo en vinagre4 meses
Ajo deshidratado a temperatura ambiente1 año
Ajo deshidratado congelado18 – 24 meses
Pasta de ajo refrigerada4 días
Pasta de ajo congelada6 – 9 meses
Tarro de ajo picado en aceite (de venta comercial) sellado y a temperatura ambiente12 – 18 meses
Tarro de ajo picado en aceite (de venta comercial) abierto y refrigerado8 meses
Tarro de ajo picado en aceite (de venta comercial) sellado y refrigeradoHasta la fecha de vencimiento
Envase de ajo en polvo (de venta comercial) a temperatura ambienteHasta la fecha de vencimiento

¿Cuál es la mejor manera de conservar el ajo?

Las cabezas de ajo enteras se conservan muy bien a temperatura ambiente, por lo que si lo mantienes en un lugar oscuro y fresco, podrás tenerlos una buena temporada.

Guardar la cabeza de ajo en la nevera podría no ser conveniente, ya que podría acabar germinando. Los dientes de ajo pelados y picados, puedes refrigerarlos por unos días.

Una manera que tienes para conservar el ajo por más tiempo consiste en congelarlo. Esto puedes hacerlo de diferentes formas, bien sea congelando la cabeza de ajo entera, solo dientes pelados o no, el ajo picado o hecho pasta.

Además, también puedes deshidratar el ajo para sacarle provecho por muchísimo más tiempo, aunque suele perder un poco su sabor y algo de sus propiedades.

El ajo en vinagre o aceite aunque no dura tanto como se podría llegar a pensar, le añaden sabor. Y el ajo que se vende comercialmente (bien sea en tarros con aceite o en polvo), suele durar algo más gracias a los conservantes.

En caso de que quieras aprender a conservar algún otro producto, siéntete libre de explorar todo lo que gustes. Acá contamos con la lista más variada y completa de temas que tratan sobre la preservación de alimentos.


[1] https://foodbanksbc.org/wp-content/uploads/2014/12/Food-Storage-Guidelines3.pdf

[2] https://escholarship.org/uc/item/8m47003z

[3] https://lee.ces.ncsu.edu/wp-content/uploads/2012/12/TheFoodKeeper.pdf?fwd=no

3 comentarios en «Cómo Conservar Ajos por meses (enteros, picados, secos)»

    • Hola Edgardo,

      Efectivamente puede durar más si le aplicamos los principios de la deshidratación. Aunque si bien puede secarse en pequeñas laminas, lo común para este técnica es convertirlo en polvo. Se suele usar un deshidratador, o el horno a 140°F por 2 horas y luego se baja a 130°F por unas 4 a 6 horas más, y luego se muele.
      El polvo puede durar entre 1 y 2 años.

      En los próximos días voy a actualizar el contenido con un mini tutorial de deshidratación, quizás le sirva para ese momento.

      Responder

Deja un comentario