Cómo Conservar Fresas o Frutillas (Cortadas o no)

Conservar Fresas

Las fresas son unas de las frutas más consumidas en todo el mundo y la favorita de muchos, se pueden comer solas o con crema, o hacer una mermelada o añadirlas a un pastel, pero ¿Cómo se conservan las fresas?

Puedes almacenar las fresas en la nevera por una semana. Si quieres prolongar su tiempo de vida puedes congelar o deshidratar tus fresas por hasta 10 meses. Otras opciones de almacenamiento a largo plazo válidas son la mermelada, el almíbar, el chutney y en vinagre.

Para conocer con exactitud los métodos para preservar las fresas, solo debes seguir leyendo.

¿Cómo conservar fresas en la nevera?

A la hora de comprar fresas debes tener en cuenta algunos puntos. Primero, elige fresas que estén bien rojas y brillantes, ya que esto es indicio de que han alcanzado su punto óptimo de madurez.

Si las fresas tienen manchas blancas o verdes, quiere decir que no terminaron de madurarse, y a diferencia de otras frutas, la fresa no seguirá madurando después de ser cosechada, por lo que su sabor no será tan bueno.

Otro consejo que se debe seguir es no comprar fresas que se vean muy viejas, es decir, que estén muy arrugadas, opacas y con moho. Tampoco conviene comprar fresas que estén muy aguadas, ya que no durarán mucho tiempo.

Para almacenar las fresas en la nevera, debes hacer los siguientes pasos:

  • Paso 1: No lavar las fresas, a no ser que sea necesario.

Este es un error muy común, ya que por costumbre solemos lavar todas las verduras y frutas antes de guardarla. Sin embargo, en este caso lo mejor es lavar las fresas justo antes de comerlas, para evitar que acumulen más humedad.

Pero si las fresas están demasiado sucias o algo húmedas, entonces lo mejor es lavarlas antes de almacenarlas. Ponlas debajo del grifo y frótalas con los dedos.

Jamás se debe usar jabón o detergente, ya que las fresas los absorben y se altera su sabor.

  • Paso 2: Secar las fresas.

En caso de haberlas lavado, o que las hayas comprado y estén un poco húmedas, sécalas con papel absorbente.

Después, déjalas un rato a temperatura ambiente (no más de 30 minutos), para que el aire termine de secar el excedente de humedad.

  • Paso 3: Meter las fresas en un recipiente con tapa.

Pon las fresas dentro de un recipiente con tapa hermética. También se podría usar una bolsa hermética, pero sin cerrarla por completo, así circulará el aire entre ellas que necesitan para preservarse.

  • Paso 4: Guardar en la nevera.

Ubica el recipiente con fresas al fondo de la nevera, o en el cajón de las verduras, de este modo, las fresas podrán estar refrigeradas unos 7 días, aunque si están muy maduras durarán menos.

Cómo congelar las fresas

¿Se pueden congelar las fresas? Sí, las fresas se congelan muy bien. Así estén enteras, cortadas, trituradas o en jugo, se pueden conservar durante mucho tiempo en el freezer.

Para ello, solo aplica estos pasos que dejo a continuación:

  • Paso 1: Limpiar las fresas.

En este caso, a diferencia del anterior, si se deben limpiar bien las fresas con abundante agua. Además, se le deben remover las hojas o flores que tenga.

Se recomienda lavar con el agua del grifo, y no meterlas en un tazón con agua, ya que el agua estacada podría proliferar los hongos y bacterias.

  • Paso 2: Secar las fresas con papel absorbente.

Usando papel de cocina, elimina todo el exceso de agua.

  • Paso 3: Realizar un precongelamiento.

Pon las fresas en una bandeja sin que se toquen unas con otras y las pondremos a congelar por 3 o 4 horas (hasta que estén bien duras), así evitaremos que están queden pegadas cuando se congelan, como lo muestra la imagen.

Frutillas congeladas pegadas

  • Paso 4: Poner dentro de un recipiente o bolsa para congelar.

Las bolsas o recipientes para congelar están hechos para resistir el entorno del freezer.

  • Paso 5: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento de las fresas.

  • Paso 6: Guardar las fresas en el freezer.

De este modo, las fresas podrán estar congeladas por 10 u 12 meses, aunque conviene aclarar que mientras más tiempo pasen dentro del freezer, el sabor y textura se verán afectados. [1]

Para descongelarlas solo basta con pasarlas a la nevera un día antes de consumirlas.

Cómo deshidratar las fresas

Otra manera de conservar las fresas consiste en deshidratarlas, sin embargo, este método se recomienda hacerlo únicamente si se cuenta con un deshidratador de alimentos.

En un horno convencional se requieren de al menos unas 18 horas para deshidratar las fresas, lo que no resulta muy conveniente.

Y si se quiere deshidratar al aire libre, se corre el riesgo de que animales e insectos terminen comiéndose la fresa al sentirse atraídos a ella. Por lo tanto, la mejor opción es usando un deshidratador de alimentos.

  • Paso 1: Limpiar las fresas.

Con abundante agua, y remueve las hojas y flores.

  • Paso 2: Picar las fresas.

Para que el proceso sea mucho más rápido, corta las fresas en rebanadas delgadas. Pero también la puedes deshidratar enteras, aunque tardarán más en estar listas.

Otra opción sería triturarlas para hacer un puré, al final quedaría una lámina delgada, conocida como cuero de frutas.

  • Paso 3: Acomodar las fresas en el deshidratador.

Pon las fresas en la bandeja dejando espacio entre ellas, así el aire circulará mejor y, por ende, las secará más rápido.

  • Paso 4: Deshidratar a una temperatura de 60°C.

Y déjalas de 7 a 15 horas si están cortadas en rodajas o en puré, o de 24 a 36 horas si están enteras. Se recomienda voltear las rodajas o fresas enteras cada dos horas, para optimizar la deshidratación.

Para comprobar si están listas, las fresas deben estar flexibles y no debe estar pegajosas. Si juntas dos bordes de la fresa y están se adhieren a la otra, todavía le falta por secarse.

No obstante, hay que tener cuidado de no excederse en el proceso de deshidratación, ya que no se busca secar por completo la fresa.

  • Paso 5: Dejar enfriar.

Una vez listas, déjalas enfriar antes de guardarlas, de lo contrario el calor generaría humedad. Tampoco se debe dejar pasar demasiado tiempo a temperatura ambiente porque reabsorberían la humedad presente en el aire.

  • Paso 6: Meter en un recipiente de vidrio.

También se podría usar un recipiente de plástico o una bolsa hermética, pero lo mejor es usar un recipiente de vidrio y con tapa hermética. El recipiente debe estar seco además de limpio.

  • Paso 7: Etiquetar.

Adhiere una etiqueta con la fecha de almacenamiento sobre el recipiente.

  • Paso 8: Guardar a temperatura ambiente o congelar.

Puedes guardar las fresas deshidratadas en un lugar oscuro, seco y fresco por todo un año. Se recomienda agitar de vez en cuando el recipiente para que las fresas no se peguen entre ellas.

También puedes guardar las fresas deshidratadas en el congelador, aunque para ellos debes usar un recipiente o bolsa apta para congelar, y se mantendrán es buen estado durante 2 años.

¿Cómo conservar la mermelada de fresas?

Cuando las fresas están muy blandas, una forma de sacarle provecho es haciendo una mermelada. De este modo, gracias mayormente a la azúcar que se le añade y en parte a la cocción, se preservarán más tiempo.

Para esto, luego de realizar la mermelada de fresa sigue los pasos que te señalo a continuación.

  • Paso 1: Esterilizar los frascos de vidrio.

Para guardar mermelada lo mejor es utilizar frascos que estén hechos de vidrio y con tapa hermética o de rosca. Además, tienen que estar limpios y se deben esterilizar.

En una olla con agua hirviendo, pon los frascos con sus respectivas tapas y déjalos en hervor por espacio de 10 minutos.

  • Paso 2: Extraer los frascos usando unas pinzas.

Con extremo cuidado saca los frascos del agua caliente, y colócalos sobre una rejilla, o sobre papel absorbente, y deja que se escurra el excedente del agua y se sequen por completo.

  • Paso 3: Transferir la mermelada al frasco.

Preferiblemente es mejor que la mermelada este fría para poder pasarla a un frasco. Se puede usar un embudo. No hay que llenar por completo el envase, hay que dejar al menos un centímetro.

  • Paso 4: Realizar el sellado al vacío.

En una olla grande, alta y de fondo grueso, pon un trapo al fondo y acomoda sobre esta los frascos con la mermelada de fresa para evitar que choquen entre ellas y con la olla.

Llenar con agua hasta cubrir los frascos, y hervir por 20 o 30 minutos, así por la presión se realizará el vaciado. Transcurrido este tiempo, apaga el fuego y deja los frascos ahí dentro hasta que el agua se enfríe un poco.

  • Paso 5: Sacar los frascos.

Una vez que el agua caliente esté templada, saca los frascos con la mermelada de fresa y déjalos en la mesa o mesón hasta que se enfríen por completo.

  • Paso 6: Etiquetar.

Pega una etiqueta con la fecha de almacenamiento de la mermelada de fresa.

  • Paso 7: Guardar la mermelada de fresa.

Puedes guardar la mermelada en la despensa a temperatura ambiente, si el clima no sobrepasa los 25°C y el envase permanece sellado, se mantendrá por espacio de 10 u 12 meses, pero si se abrió puede durar unos 3 o 4 meses.

Si el clima supera los 25°C, puedes refrigerar la mermelada por el mismo periodo de tiempo que a temperatura ambiente.

En la nevera la mermelada de fresa sellada puede estar entre 12 y 18 meses, y destapada unos 6 meses. Congelada la mermelada de fresa puede mantenerse por 2 años.

Puedes saber más sobre la conservación de la mermelada en el enlace

¿Cómo conservar fresas en vinagre?

Puedes guardar las fresas empleando vinagre, es decir, realizando un escabeche de fresas. Para hacerlo solo debes seguir estas indicaciones:

  • Paso 1: Esterilizar los frascos de vidrio.

En una olla grande pon a hervir agua, luego mete cuidadosamente los frascos con sus respectivas tapas por unos 10 minutos.

  • Paso 2: Sacar los frascos.

Con unas pinzas, saca los frascos y déjalos sobre papel absorbente o sobre una rejilla para que se escurran y sequen.

  • Paso 3: Preparar la conserva.

Mezcla vinagre, agua y azúcar en una olla y hierve hasta que el azúcar de disuelva por completo, se puede añadir especias, como hierbabuena o jengibre.

  • Paso 4: Limpiar las fresas.

Limpia las fresas con abundante agua y quítale las hojas verdes. Además, las puedes picar o dejar entera.

  • Paso 5: Unir todo en el frasco.

Coloca las fresas dentro del frasco, y añade la mezcla pero que no esté tan caliente. Y dejas libre un centímetro, por lo general, la zona donde va la tapa.

  • Paso 6: Realizar el vaciado.

Para que pueda durar un poco más de tiempo se recomienda sellar al vacío. Para ello, debes emplear una olla grande y alta.

Colocas una rejilla dentro de la olla, o también puedes usar una toalla, la idea es evitar que los frascos choquen constantemente con el fondo de la olla. Metes los frascos y lo cubres con agua.

Cuando rompa a hervir, déjalo por 20 o 30 minutos. Transcurrido ese tiempo, apaga el fuego y espera que el agua se enfríe antes de sacar los frascos.

  • Paso 7: Sacar y dejar reposar.

Saca los frascos del agua y colócalos sobre una mesa o mesón, pero que no le pegue la luz del sol de forma directa. Y déjalos reposar de unas 12 a 24 horas.

  • Paso 8: Guardar a temperatura ambiente o en la nevera.

Si el clima no excede los 25°C, puedes guardar el escabeche de frescas a temperatura ambiente en un lugar fresco, seco y oscuro por 10 o 12 meses si el frasco está sellado, una vez que haya sido abierto lo mejor es refrigerar.

En la nevera las fresas en vinagre pueden estar 12 meses si el frasco permanece sellado, o unos 2 o 3 meses si el frasco fue destapado.

Cómo conservar las fresas en almíbar

Este es otra forma de almacenar las fresas por una larga temporada, ya que el azúcar es conocido por ser un buen conservante natural. Para hacerlo solo sigue estas indicaciones:

  • Paso 1: Esterilizar los frascos donde guardaras las fresas.

En una olla pon a hervir agua, luego coloca los frascos con sus respectivas tapas y déjalos por espacio de 10 minutos.

  • Paso 2: Secar los frascos.

Con unas pinzas, saca los frascos y déjalos sobre papel absorbente o sobre una rejilla para que se escurran y sequen.

  • Paso 3: Preparar el almíbar.

Mezcla partes igual de agua y azúcar una olla y hierve hasta que el azúcar se disuelva por completo.

  • Paso 4: Lavar las fresas.

Antes de poner las fresas en el almíbar debes limpiarlas con abundante agua y quitarle las hojas verdes y flores. Puedes picarlas o dejarlas entera.

  • Paso 5: Unir todo en el frasco.

Coloca unas fresas dentro del recipiente, añade cuidadosamente el almíbar, dejando libre un centímetro, por lo general, esta es la zona donde va la tapa.

  • Paso 6: Realizar el vaciado.

Para que pueda durar un poco más de tiempo se recomienda hacer un vaciado. Para ello, debes usar una olla grande y alta, luego pon una rejilla dentro de la olla, o una toalla, para evitar que los frascos choquen constantemente con el fondo de la olla.

Metes los frascos en la olla y lo cubres con agua. Cuando rompa a hervir, déjalo unos 20 o| 30 minutos. Luego apaga el fuego y espera que el agua se enfríe antes de sacar los frascos.

  • Paso 7: Sacar y dejar reposar.

Saca los frascos del agua y colócalos sobre la mesa o mesón, que no le pegue la luz del sol de forma directa. Déjalos reposar de unas 12 a 24 horas.

  • Paso 8: Guardar a temperatura ambiente o en la nevera.

Si el clima no excede los 25°C, puedes guardar las frescas en almíbar a temperatura ambiente en un lugar fresco, seco y oscuro por 10 o 12 meses. Las fresas también se pueden refrigerar por 1 o 2 años.

Chutney de Fresas (Receta y Almacenamiento)

El chutney, que nació de la gastronomía hindú, se basa en mezclar la fruta o verduras con vinagre, azúcar y condimentos para realizar una especie de confitura.

Este método permite no solo realizar un platillo diferente, sino también preservarlo, del siguiente modo:

  • Paso 1: Esterilizar y secar los frascos donde guardaras el chutney.

Pon a hervir agua en una olla, luego coloca los frascos con sus respectivas tapas y déjalos por espacio de 10 minutos. Sácalos con unas pinzas y déjalos secar sobre una rejilla o papel absorbente.

  • Paso 2: Lavar las fresas.

Bajo al chorro del grifo limpia las fresas, y luego corta sus hojas y flores.

  • Paso 3: Picar las fresas.

Pica las fresas en cuadros, ya que de este modo se cocinará mejor.

  • Paso 4: Mezclar en una olla.

En una olla pon las fresas picadas, el vinagre, azúcar (preferiblemente morena), y los condimentos de su preferencia, como puede ser el jengibre, clavos de olor o la ralladura de un limón o una naranja. Cocinar a fuego baja hasta que se seque todo el líquido y las fresas se ablanden.

  • Paso 5: Transferir el chutney al frasco.

Una vez listo, espera que el chutney se enfríe un poco y luego transfiérelo a los frascos de vidrio, de nuevo sin llenar completamente, y cierras bien el frasco.

  • Paso 6: Guardar los frascos.

Si lo quieres guardar a temperatura ambiente, que sea en un lugar ventilado, oscuro y seco. De este modo, el chutney preservarse por 1 año a temperatura ambiente. Si se refrigera, el chutney podría durar entre 1 y 2 años.  

Cabe destacar que se recomienda consumir el chutney luego de tres meses, cuando los sabores estén bien compenetrados.

¿Cómo conservar los jugos de fresas?

Con las fresas también se pueden preparar jugos, y en caso de que hayas preparado mucho, puedes guardar el jugo restante en la nevera, en la jarra lejos de alimentos con fuerte olor, de este modo, durará 5 o 7 días.

Sin embargo, si el juego lo pones en un recipiente con tapa hermética puede mantenerse de 7 a 10 días. Asimismo, puedes congelar el jugo, solo hay que ponerlo dentro una bolsa hermética y sellarla bien, o usar moldes para hacer cubos de hielo y cuando se congelen pasarlos en una bolsa apta para congelar.

El jugo de fresa congelado se puede preservar por unos 8 u 12 meses. Recuerda anotar la fecha de almacenamiento sobre la bolsa.

¿Cómo saber si las fresas se pusieron malas?

Para determinar si las fresas están malas, deben tener alguna de las siguientes características:

  • Mal olor: si huelen mal, como a fétido, es que ya no están en buen estado y hay que desecharlas.
  • Mal sabor: si tienen un sabor agrio o amargo, quiere decir que no se deben ingerir porque se echaron a perder.
  • Moho: si tienen manchas o pelusas blancas o negras, desarrolló moho, que es perjudicial para el organismo.

¿Por qué se echan a perder las fresas?

Tal y como sucede con cualquier otra fruta o verdura fresca, las fresas pueden contaminarse con bacterias procedentes del suelo, el agua y los animales.

La contaminación de origen humano puede ocurrir durante o después de la cosecha, hasta el momento de su consumo. Si las fresas se contaminan de algún modo pueden enfermar a las personas que las ingieran.

Asimismo, la mayoría de las fresas tienen un hongo común, denominado Botrytis cinerea, donde lo único que se puede hacer es frenar su crecimiento almacenando las fresas en frío.

Pero si se dejan demasiado tiempo a temperatura ambiente, y en un entorno especialmente húmedo, este hongo comenzará a desarrollarse y a contaminar por completo la fresa.

¿Cuánto duran las fresas?

Las fresas frescas duran una semana en la nevera y una larga temporada en el congelador, para conocer más sobre esto, abajo te dejaré un cuadro resumen del tiempo de conservación de la fresa:

ProductoDuración
Fresas frescas refrigeradas7 días
Fresas frescas congeladas10 – 12 meses
Fresas deshidratadas a temperatura ambiente1 año
Fresas deshidratadas congelador2 años
Mermelada de fresas sellada a temperatura ambiente10 – 12 meses
Mermelada de fresas abierta a temperatura ambiente3 – 4 meses
Mermelada de fresas sellada refrigerada12 – 18 meses
Mermelada de fresas abierta refrigerada6 meses
Mermelada de fresa congelada2 años
Fresas en vinagre sellado a temperatura ambiente10 – 12 meses
Fresas en vinagre sellado12 meses
Fresas en vinagre abierto2 – 3 meses
Frescas en almíbar a temperatura ambiente10 – 12 meses
Frescas en almíbar refrigeradas1 – 2 años
Chutney de fresas a temperatura ambiente12 meses
Chutney de fresas refrigerada1 – 2 años
Jugo de fresas refrigerado 5 – 7 días
Jugo de fresas en recipiente hermético y refrigerado7 – 10 días
Jugo de fresas congelado8 – 12 meses

¿Cuál es la mejor forma de conservar las fresas?

Las fresas frescas se conservan por una larga temporada en el congelador, sin embargo, en la nevera se mantienen mejor por una semana, tiempo suficiente para ingerir una bolsa de esta deliciosa fruta.

Sin embargo, hay otros métodos a tener en cuenta en la preservación de la fresa. Por ejemplo, si se deshidratan podrán guardarse a temperatura ambiente por un buen rato.

Si se hace una mermelada con las fresas, estas gracias a la azúcar también podrán preservarse de forma extensa.

Las fresas en conserva se preservan bien, es decir, si se preservan en almíbar o vinagre.

En el caso de hacer jugo, si se transfiera a un recipiente hermético y se deja en la nevera, estará listo para consumir siempre que se quiera por muchísimos días, y para más tiempo se puede congelar.

Para conocer mejor las diferentes formas de preservar algún producto, solo debes buscar en este sitio el tema que te interese aprender, que seguramente ya tendremos algo desarrollado.


[1] https://anrcatalog.ucanr.edu/pdf/8256.pdf

Deja un comentario