Cómo Conservar los Canónigos por más tiempo

Conservar los Canónigos
Conservar los Canónigos

Los canónigos son unas hojas que se suelen comer crudas en ensaladas y tienen un ligero sabor a nuez que no suele imponerse mucho, pero, ¿Cómo se conservan los canónigos?

El canónigo es una hoja sumamente delicada que solo puedes almacenar en la nevera por espacio de una semana. Si lo congelas, acabará hecha papilla.

A continuación te detallo la manera correcta de conservar canónigos.

Cómo elegir los canónigos

Los canónigos son un buen complemento para tus ensaladas, sopas y demás recetas, ya que su sabor no se impone sino que se complementa muy bien con el resto de ingredientes, no obstante, su tiempo de vida útil es muy corto.

Por tal motivo, es importante que selecciones las hojas de los canónigos en el mejor estado posible. Es decir que estén de un verde brillante sin zonas marchitas.

Tampoco deberías elegir las hojas con muchos agujeros o con manchas de moho, y es sumamente importante que las hojas no estén muy blandas, sin que estén algo firmes.

En algunos supermercados las venden ya prelavadas y empacadas, elige la bolsa que no tenga mucha humedad.

Cómo conservar los canónigos en la nevera

Ahora bien, como los canónigos no duran demasiado tiempo, resulta importante manipular sus hojas con mucho cuidado y proceder a guardarlas de la siguiente manera:

  • Paso 1: Secar las hojas.

Lava las hojas de los canónigos únicamente antes comerlas, para guardarlas eso no será necesario, de hecho, podría ser contraproducente. Solo sécalas con papel absorbente para eliminar cualquier rastro de humedad que pueden tener.

Si compraste una bolsa de canónigos prelavados, sácalas, deshazte de las hojas en mal estado y seca las que estén bien.

  • Paso 2: Embolsar las hojas.

Para que los canónigos te duren lo máximo posible, envuelve un puñado de hojas en toallas de papel absorbente. Luego ponlas dentro de una bolsa de papel, o una plástica con agujeros, para que así pueda respirar.

  • Paso 3: Etiquetar.

En caso de que tengas mala memoria, puedes escribir la fecha de almacenamiento de los canónigos sobre la bolsa.

  • Paso 4: Guardar los canónigos en la heladera.

Puedes poner las hojas de los canónigos en el compartimento o cajón de las verduras, o en una zona fría, pero lejos de alimentos que desprendan gas etileno, como la manzana o el plátano.

De esta manera, los canónigos podrán mantenerse en buen estado durante 1 semana dentro de la nevera. [1]

¿Se puede congelar los canónigos? Lamentablemente no, puesto que las hojas de los canónigos contienen mucha agua, al congelarse se convierte en hielo que destruiría los filamentos que la componen.

Por lo que cuando se descongela, las hojas estarán tan marchitas y podridas que no se podrán utilizar.

¿Cómo saber si los canónigos se echaron a perder?

El canónigo que se ha echado a perder, cambia de textura, así que si sus hojas están viscosas y blandas, tíralas a la basura.

Otra señal que te indica que los canónigos se encuentran en mal estado es si su color se deteriora, es decir, cuando estén marchitas.

También deberás desechar los canónigos si tiene mal olor o sabor. Tampoco es buena idea comerlo si tiene manchas o pelusas blancas o negras, ya que quiere decir que desarrollaron moho.

¿Por qué se echan a perder los canónigos?

Los canónigos se echan a perder tan rápido porque están compuestos por una gran cantidad de agua, esto hace que al dejarlo mucho tiempo a temperatura ambiente, sus hojas comiencen a marchitarse rápidamente.

En esta línea, de no contar con un buen almacenamiento, la descomposición natural hará mella con extrema velocidad, aparte de que gracias a la humedad que contiene se producirán microorganismos dañinos para el consumo.

También conviene señalar que al ser una planta con ligero sabor a nuez, varios insectos y roedores, se verán atraídos a los canónigos para consumirlos, y si lo logran, acabarán contaminándolo.

¿Cuánto duran los canónigos?

Los canónigos lamentablemente no duran mucho, acá abajo te dejo un resumen del mismo.

ProductoDuración
Canónigos1 semana

¿Cuál es la mejor manera de conservar los canónigos?

La única forma de almacenar los canónigos consiste en refrigerarlos, ya que a temperatura ambiente su proceso natural la marchitará en cuestión de horas, además de que propicia el desarrollo de bacterias.

Si se intenta almacenar en el freezer, la humedad retenida en las hojas de los canónigos se congelará y romperá los filamentos de las hojas. Esto dará como resultado que cuando sus hojas se descongelen, acaben siendo papillas.

Para conocer cómo almacenar algún otro alimento, en este sitio cuentas con una extensa lista de temas que constantemente se actualiza y te puede ser de utilidad.


https://sonomamg.ucanr.edu/Food_Gardening/Feature_Vegetables/Mache/#:~:text=Store%20up%20to%201%20week,in%20lieu%20of%20harvesting%20greens.

Cómo Conservar Berros: frescos, lavados, congelados

Conservar Berros
Conservar Berros

El berro es una planta comestible de sabor amargo y picante como la mostaza, se puede comer crudo en ensaladas y sándwiches, o cocido en sopas, salteados y guisados, pero, ¿Cómo se conserva el berro?

El berro está compuesto por un 93% de agua, así lo que ideal es guardarlo en la nevera de 3 a 5 días. No te aconsejo congelarlo, aunque puedes hacerlo de 3 a 4 meses.

Si quieres saber cómo conservar berros de la forma más adecuada, sigue leyendo.

Cómo elegir buenos berros

Para que los berros que compres te duren el máximo tiempo posible, debes elegir los que estén más frescos, es decir, los berros que tengan las hojas en buen estado y completamente verdes.

Si notas que las hojas se están marchitan, o que empiezan a adquirir un tono amarillo, no los compres. Además, verifica la condición de los tallos, estos tienen que estar firmes.

Tampoco te conviene elegir berros con hojas rasgadas o agujereadas, puesto que en estas condiciones no durarán mucho.

Si el paquete de berros se encuentra en la sección de descuentos de la tienda, ten presente que lo más probable es que estén a punto de marchitarse, por lo que si lo tienes planeado utilizarlo pronto, no lo compres.

Cómo conservar los berros en la nevera

Hay dos maneras que puedes aplicar para almacenar el berro en la nevera:

Conservar berro en una toalla humedecida

Esto lo puedes aplicar si las hojas de los berros no tienen mucho o nada de tallo, como los que vienen en bolsas, entonces, procederás de la siguiente manera:

  • Paso 1: Lavar los berros.

Con cuidado lava con agua los berros para eliminar cualquier rastro de suciedad que puedan tener, y deshazte de las hojas que no estén en buen estado. Luego déjalos escurrir por unos minutos en el colador.

  • Paso 2: Envolver un racimo de berros con una toalla húmeda.

Coloca un racimo de berros sobre una toalla de papel humedecida (también puedes utilizar una toalla de cocina limpia y húmeda), y envuelves con cuidado de no apretar mucho.

  • Paso 3: Embolsar los berros.

Luego pon el racimo de berros envueltos en una bolsa plástica normal, pero sin amarrar fuerte, para que los berros sigan respirando. Puedes hacerle un par de agujeros pequeños.

Aunque también podrías colocarlo en un recipiente y lo cubres con una toalla seca o una tapa no hermética.

  • Paso 4: Guardar el berro en la nevera.

Después coloca los berros en la parte más fría de tu refrigerador, de ese modo los berros podrán estar en la nevera de 3 a 5 días.

Conservar berro en agua

Esta alternativa es en caso de que hayas comprado berros con un tallo más o menos largo, por lo que puedes tratarlos como si fueran un ramo de flores de la siguiente forma:

  • Paso 1: Añadir agua a un recipiente alargado.

Puedes usar un florero pequeño o vaso de vidrio más o menos largo y lo llenas de agua hasta cubrir tres cuartas partes de los tallos del berro. Es importante que el agua no toque las hojas.

Puedes amarrar los berros con una liga o cuerda, para que se mantengan mejor en el “florero”.

  • Paso 2: Tapar las hojas de los berros con una bolsa.

Para proteger un poco las hojas de los berros del entorno de la nevera, cúbrelas con una bolsa de papel o de plástico que tenga algunos huecos pequeños. La bolsa no debe apretar las hojas.

  • Paso 3: Guardar los berros en la heladera.

Ahora coloca el “florero” en una zona donde quepa, así también se podrán mantener los berros de 3 a 5 días refrigerados.

¿Se puede congelar el berro?

Al berro no deberías congelarlo, ya que al estar compuesta en su mayoría de agua, cuando se descongele quedará algo parecido a una papilla, además de que su sabor disminuirá considerablemente.

No obstante, si no quieres desperdiciar nada y tienes planeado usar el berro para una sopa o un guisado, lo puedes congelar del siguiente modo:

  • Paso 1: Lavar el berro.

Con cuidado lava las hojas de los berros, después escúrrelos bien y sécalos con papel absorbente.

  • Paso 2: Preparar una bandeja.

Coloca papel pergamino, encerado o una lámina antiadherente sobre una bandeja, y luego esparce los berros de modo que no queden amontonados.

  • Paso 3: Realizar el primer congelamiento de los berros.

Mete la bandeja al freezer por una o dos horas, o hasta que los berros se congelen completamente.

  • Paso 4: Transferir los berros a un envase hermético.

El envase debe ser resistente al freezer, aunque también puedes emplear una bolsa hermética para congelar.

  • Paso 5: Etiquetar.

Pon en una etiqueta la fecha de almacenamiento del berro y luego pégala en el recipiente.

  • Paso 6: Guardar el berro en el freezer.

De este modo, el berro puede estar congelado de 3 a 4 meses. No lo puedes descongelar, tienes que cocinarlo directamente congelado, de lo contrario se volverá una papilla y no lo podrás usar.

También puedes usar el berro fresco y hacer una sopa para luego congelarla en cubos de hielo, o puedes preparar un pesto y congelarlo, durante los mismos 3 o 4 meses.

¿Cómo conservar los berros prelavados?

Es común encontrar en el supermercado empaques con berro prelavado, que es sencillo de mantener, ya que puedes dejarlo en su bolsa y refrigerarlo por 3 o 5 días.

Una vez que destapes el empaque, debes seguir los lineamientos explicados en los puntos anteriores. El berro sacado de la bolsa durará un máximo de 3 días en la nevera.

Mientras que el berro desempaquetado podrá estar congelado por unos 3 meses.

¿Cómo saber si el berro se echó a perder?

El berro se habrá echado a perder si está completamente marchito, en ese caso no conviene comerlo ya que su sabor no será nada agradable.

Si el berro tiene manchas o pelusas negras o blancas se debe al moho, y en este caso te aconsejo tirarlo a la basura puesto que ya no es seguro comerlo.

Y finalmente si el berro está muy aguado y baboso, o tiene mal olor y sabor, no lo comas, porque ya su tiempo de vida útil terminó.

¿Por qué se echan a perder los berros?

El motivo principal de que los berros tengan un tiempo de vida tan corto es porque están compuestos mayormente de agua, lo que lo vuelven el nido ideal de bacterias, hongos y cualquier tipo de microorganismos.

Por lo tanto, si dejas al berro expuesto por unas horas a temperatura ambiente, se marchitará rápidamente y su olor atraerá a diferentes insectos y alimañas.

¿Cuánto duran los berros?

Los berros no duran mucho tiempo, y aunque técnicamente se pueden congelar, no se recomienda hacerlo. De todos modos, abajo te dejo su un resumen de ello.

ProductoDuración
Berro refrigerado3 – 5 días
Berro congelado3 – 4 meses
Bolsa de berro prelavado sin abrir y refrigerado3 – 5 días
Berro prelavado refrigerado3 días
Berro prelavado y congelado3 meses

¿Cuál es la mejor manera de conservar los berros?

La mejor manera de preservar el berro es guardándolo en la nevera, bien sea envuelto en una toalla húmeda o en un florero.

No te aconsejo congelar los berros, a no ser que tengas planeado usarlo en sopas o guisos, a los que le quieras añadir un leve sabor a berro. Al descongelarse el berro, no solo pierde su consistencia prácticamente por completo sino que pierde gran parte de su sabor.

De todos modos, si quieres aprender a conservar algún otro alimento, este sitio cuenta con una variada lista de temas al respecto que se actualiza constantemente.

Cómo Conservar las Coles de Bruselas (Enteras, Picadas)

Conservar las Coles de bruselas
Conservar las Coles de bruselas

Las Coles de Bruselas son un tipo de col de tamaño pequeño (aproximadamente de 3 a 5 centímetros de diámetro), que tienen un sabor dulce y ligeramente amargo, pero, ¿Cómo se conservan las coles de bruselas?

Puedes refrigerar las coles de bruselas y se mantendrán de 3 a 5 días, y si las congelas de unas 10 a 12 meses. Pero si las encurtes, el envase de vidrio sellado te podrá durar 12 meses a temperatura ambiente.

Para conocer en detalle cómo almacenar coles de bruselas solo tienes que seguir leyendo.

Cómo conservar las coles de Bruselas en la nevera

Las coles de bruselas son un alimento que no se puede dejar mucho tiempo a temperatura ambiente ya que propiciaría la aparición y desarrollo de microorganismos dañinos.

Por tal motivo, la forma más sencilla de conservar coles de bruselas implica guardarlas en la nevera de la siguiente forma:

  • Paso 1: Limpiar las coles de bruselas con un trapo o toalla.

Si no vas a cocinar las coles de bruselas, no las laves con agua. Las coles son capaces de retener mucho líquido, de modo que es provocaría que el moho aparezca rápidamente.

Así que con una toalla seca y limpia, o papel de cocina, limpia las coles para eliminar la tierra o humedad que puedan tener.

  • Paso 2: Poner las coles de bruselas en un envase o bolsa.

Las coles de bruselas no se deben colocar en recipientes herméticos, aunque tampoco deben quedar muy expuestas.

Así que puedes colocarlas en una bolsa normal, que esté seca, y sin amarrarla demasiado fuerte. O bien puedes colocarlas en un envase plano y cubrirlas en una capa de plástico envolvente.

  • Paso 3: Guardar las coles de bruselas en la nevera.

Ponlas en el cajón o compartimento para las verduras o en un área fresca de tu heladera, de este modo las coles de bruselas se mantendrán en buen estado de 3 a 5 días. [1]

Cómo congelar las coles de Bruselas

¿Se pueden congelar las coles de bruselas? Por supuesto que puedes congelar las coles de bruselas y es una excelente manera de extender su tiempo de vida útil.

  • Paso 1: Lavar y remover las hojas de las coles de Bruselas.

En este caso si resulta importante lavar las coles de bruselas con abundante agua, preferiblemente bajo el agua del grifo. Pero antes, remueve las hojas externas que suelen tener agujeros y corta el tallo.

Ahora puedes poner las coles bajo el chorro de agua mientras las frotas bien para eliminar toda suciedad.

  • Paso 2: Escaldar las coles de bruselas.

Lleva al fuego una olla con agua y cuando rompa a hervir, añade las coles de bruselas para blanquearlas durante unos minutos. El tiempo variará según su tamaño.

Las coles de bruselas pequeñas solo requerirán blanquearse por 3 minutos, las medianas por 4 minutos y las grandes unos 5 minutos.

Luego de escaldarlas, pásalas a un tazón grande con agua fría (mejor si tiene hielo) para cortar la cocción.

  • Paso 3: Colar y secar las coles de bruselas.

Cuela las coles de Bruselas y luego sécalas con una toalla seca y limpia o con papel absorbente. Después déjalas unos 20 o 30 minutos sobre una rejilla para que se escurran bien y se terminen de secar.

  • Paso 4: Pasar las coles de Bruselas a una bolsa hermética.

Cuando las coles de Bruselas estén secas, colócalas en varias bolsas herméticas. Después pon estas bolsas de otra más grande que sea apta para congelar, así evitarás que las coles de Bruselas tengan quemaduras por congelamiento.

  • Paso 5: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento sobre la bolsa para que sepas el tiempo que llevan congeladas las coles.

  • Paso 6: Guardar las coles de Bruselas en el freezer.

Si hiciste todo lo que te indiqué, las coles de bruselas podrán permanecer congeladas por un periodo de 10 a 12 meses. [2]

Para descongelar las coles de bruselas solo pásalas un día antes a la nevera, o cocínalas directamente congeladas, sobre todo si las vas a asar u hornear.

Cómo conservar las coles de bruselas picadas o cocidas

Si picaste más coles de Bruselas de las que necesitaste, puedes ponerlas dentro de un envase o bolsa hermética y guardarla en la nevera por 2 o 3 días.

En caso de que quieras congelarlas, para extender el tiempo de conservación, solo sigue las indicaciones que te dejé en el punto anterior.

Ahora si te sobraron coles de Bruselas cocidas, solo tienes que hacer lo que digo a continuación:

  • Paso 1: Esperar que las coles de bruselas se enfríen.

Nunca cometas el error de guardar un alimento que sigue caliente, ya que el vapor interno lo perjudicará mucho. Así que mejor espera a que las coles se enfríen por completo.

  • Paso 2: Pasar las coles de bruselas a bolsas o envases herméticos.

Una vez frías, ya puedes pasar las coles de bruselas a un envase o bolsa hermética. Si las quieres congelar asegúrate de que la bolsa o envase sean resistentes al congelador.

  • Paso 3: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento de las coles de bruselas sobre la bolsa, o pon esa información en una etiqueta y pégala sobre el envase.

  • Paso 4: Guardar las coles de bruselas cocidas.

Si las guardarás en la nevera, solo ponlas en la parte más fría del frigorífico. De esta manera las coles de bruselas cocidas se mantendrán en buen estado por una semana en la heladera.

Pero si las congelas, las coles de bruselas cocidas te podrán llegar a durar entre 6 y 8 meses dentro del freezer. En este caso, duran menos ya que cuando se cosen por completo, quedan más blandas y, por ende, más débiles.

Para descongelarlas y/o calentarlas puedes usar el microondas en tandas de 30 segundos hasta que estén completamente calientes. También puedes usar el horno a unos 200°C por 10 minutos, o calentarlas en una sartén a fuego medio.

Además, puedes descongelar las coles de Bruselas pasándolas un día antes a la nevera, pero puedes cocinarlas directamente congeladas.

Cómo encurtir las coles de Bruselas y conservarlas

Otro método que puedes emplear para conservar por mucho más tiempo las coles de bruselas consiste en encurtirlas, y después haciéndole su correspondiente pasteurización.

Solo necesitarás ¾ tazas de agua y ¼ taza de vinagre para un kilo de coles de bruselas, pero el peso debes tomarla luego de quitarle los tallos y las hojas que recubre la col.

Para preparar este encurtido tendrás que realizar lo siguiente:

  • Paso 1: Esterilizar los recipientes de vidrio.

El vidrio es un material muy bueno para conservar los encurtidos, pero este envase o tarro debe tener tapa de rosca o hermética.

Entonces, pon una toalla limpia en una olla lo suficientemente grande para poner los tarros con sus tapas y añade agua. Lleva al fuego y cuando empiece a hervir, mete lo tarros al agua y déjalos durante 15 minutos para que se esterilicen.

Luego sácalos con unas pinzas y ponlos sobre una rejilla para que los envases de vidrio y sus tapas se escurran y sequen por completo.

  • Paso 2: Lavar las coles de bruselas.

Primera deshazte de las hojas externas que cubren a la col, que por lo general suelen tener huecos. Luego corta el tallo, y si quieres puedes picar las coles por la mitad en caso de que sean muy grandes.

  • Paso 3: Remojar las coles de bruselas en agua.

En un bol grande con agua, añade una cucharada de bicarbonato y sumerge las coles de bruselas durante diez minutos, transcurrido este este, lava bien las coles bajo un chorro de agua.

Escurre y luego colócalas sobre papel absorbente para que se escurran y sequen.

  • Paso 4: Preparar la salmuera para encurtir las coles de bruselas.

En una olla pon la cantidad de agua y vinagre que necesitarás para la cantidad de coles que tengas, luego añade una cucharadita de azúcar y una pizca de sal. Cocina a fuego medio hasta que empiece a hervir, déjalo dos minutos más antes de apagar.

  • Paso 5: Preparar los envases de vidrio.

Los tarros deben estar completamente secos, para proceder después a llenarlos con las coles de bruselas. En este punto puedes añadir las especies que quieras, como granos de pimienta, semillas de mostaza, hojas de laurel, eneldo, incluso otras verduras como ajo, cebolla y/o zanahoria picada.

Después puedes verter la salmuera hasta cubrir todas las coles de bruselas (es importante que las coles se queden sumergidas), pero debes dejar libre entre uno o dos centímetros, es decir, que no deberás llenar el envase por completo

  • Paso 6: Pasteurizar las coles de bruselas.

Utiliza una olla lo suficientemente grande para que quepan los tarros verticalmente, pon una toalla de cocina limpia al fondo de la misma, o una rejilla especial que evite que los tarros choquen constantemente contra la olla o entre ellos.

Seguidamente, acomoda los envases con las coles de bruselas dentro de la olla (asegúrate que los tarros estén bien tapados), y añade agua hasta cubrirlos. Llévalo a fuego alto y cuando rompa el hervor, bajas a fuego medio y lo dejas hervir por 20 o 30 minutos.

Así todo el aire saldrá del envase por la presión y matará cualquier bacteria que puedan tener las coles. Transcurrido el tiempo, apaga el fuego y espera que el agua se enfríe antes de sacar los tarros.

  • Paso 7: Esperar que los tarros se enfríen completamente.

A pesar de que el agua se haya enfriado, los tarros con las coles seguirán un poco caliente. Por ello, déjalos reposar unas horas en un lugar donde no le pegue el sol y este fresco.

  • Paso 8: Etiquetar.

Una vez que los envases de vidrio estén secos y fríos, pégale una etiqueta con la fecha de preparación de este encurtido.

  • Paso 9: Guardar los envases con coles de bruselas encurtidas.

Tienes dos opciones para almacenar las coles de bruselas encurtidas. Si prefieres dejarla a temperatura ambiente, tienes que colocar los tarros en un lugar oscuro, fresco y seco para evitar que se produzcan bacterias.

Si el envase se encuentra sellado, las coles de bruselas encurtidas se mantendrán en buen estado durante 12 meses, teniendo en cuenta que el clima donde vives no supere los 25°C.

Una vez que abras el tarro, las coles de bruselas encurtidas te podrán llegar a durar entre 3 y 4 semanas. Pero mientras más caluroso sea el clima, menos tiempo podrán mantenerse a temperatura ambiente.

Para evitar eso, puedes guardar el envase en la nevera, así las coles de bruselas encurtidas sin abrir podrán estar refrigeradas unos 18 meses, y después de abrir el frasco solo durarán de 1 a 2 meses.

¿Cómo saber si las coles de Bruselas se echaron a perder?

Estas son las características que tienen las coles de bruselas dañadas:

  • Mal olor: si las coles de bruselas que tienes guardadas apestan, ya es hora de que te deshagas de ellas.
  • Moho: cuando le empiecen a salir manchas o pelusas negras o blancas, es porque ya se abran contaminado por completo y te toca arrojarlas a la basura.
  • Aguadas: si las coles están demasiado blandas y viscosas quiere decir que ya no son aptas para el consumo.
  • Mal sabor: en caso de que en apariencia las coles se vean bien, pero no tienen buen sabor, no las comas y bótalas, porque si las comes muy probablemente acabarás intoxicado.

¿Por qué se dañan las coles de Bruselas?

Las coles de bruselas pueden presentar graves problemas en su conservación, ya que pueden desarrollar enfermedades, es decir, que desarrollan varios hongos y bacterias.

Estos microorganismos dañinos producen diferentes podredumbres sobre las coles de bruselas. Entre ellas se encuentran la Botrytis cinerea, produce una pelusa gris.

Mientras que el hongo, Rhizopus stolonifer, hacen que las coles se ablanden y se pongan acuosas, y los hongos Mycosphaerella y Alternaria generan manchas foliares.

Por su parte, las bacterias Pseudomonas y Erwinia hace que las coles de bruselas se pudran rápidamente.

Pero también hay que tener en cuenta que las coles de bruselas se van marchitando a medida que pasa el tiempo, por lo que su proceso natural de descomposición no se detiene, solo se puede retrasar.

¿Cuánto duran las coles de Bruselas?

Las coles de bruselas frescas no duran tanto tiempo, a no ser que las congeles o hagas un encurtido con ellas, igual te dejaré un resumen de su tiempo de vida útil.

ProductoDuración
Coles de Bruselas refrigeradas3 – 5 días
Coles de Bruselas congeladas10 – 12 meses
Coles de Bruselas picadas y refrigeradas2 – 3 días
Coles de Bruselas cocidas y refrigeradas1 semana
Coles de Bruselas cocidas y congeladas6 – 8 meses
Envase con coles de Bruselas encurtidas sellado a temperatura ambiente12 meses
Envase con coles de Bruselas encurtidas abierto a temperatura ambiente3 – 4 semanas
Envase con coles de Bruselas encurtidas sellado y refrigerado18 meses
Envase con coles de Bruselas encurtidas abierto y refrigerado1 – 2 meses

¿Cuál es la mejor manera de conservar las coles de Bruselas?

Las coles de bruselas frescas se conservan muy bien dentro de la nevera y no requieren de tantos procesos. No obstante, se podría considerar que la mejor manera de conservar las coles de bruselas es congelándolas.

Esto es porque las mantiene durante mucho más tiempo, en especial a las coles de bruselas picadas que no duran tanto en la nevera. Las coles de bruselas cocidas duran más en la nevera que las frescas, no obstante congeladas no duran tanto como las otras.

Pero si decides preparar un encurtido con las coles de bruselas, no solo le añades sabor, también alargas por mucho el tiempo de vida de estos vegetales.

Ahora, si quieres aprender a conservar algún otro alimento, este sitio cuenta con una completísima lista de temas sobre preservación de alimentos, así que busca todo lo que interese saber.


[1] https://www.foodsafety.gov/keep-food-safe/foodkeeper-app

[2] https://lee.ces.ncsu.edu/wp-content/uploads/2012/12/TheFoodKeeper.pdf?fwd=no

Cómo Conservar Linaza (Abierta, Molida, Entera)

Conservar Linaza
Conservar Linaza

La linaza es una semilla que se utiliza ampliamente en la cocina, porque es rica en nutrientes y ácidos grasos omega-3, y si te gusta consumirla tendrás la duda de ¿Cómo conservar linaza?

Para conservar linaza sin abrir déjala en su empaque original almacenada en la despensa, nevera o congelador hasta lo especificado por el fabricante. La linaza entera o molida una vez abierta deberás guardarla en tu despensa, refrigerada o congelada por 1 semana hasta 1 año dependiendo el caso.

Según sea el método que elijas se determinará la duración de almacenamiento, esto y mucho más puedes aprender si continuas leyendo el post que hemos preparado para conservar linaza.

Cómo conservar la linaza sin abrir

Cuando compras linaza por lo general viene en bolsas de plásticos selladas o envases herméticos, antes de abrir lo mejor es dejarlas allí hasta que las utilices. Pero, ¿Dónde se debe almacenar? La linaza entera o molida sin abrir se puede conservar en estos sitios:

  • La linaza sin abrir guárdala en tu despensa en su empaque original. Cuidando de que este alejada de la luz solar, calor, frio o humedad porque las estropea de manera rápida.
  • Uno de los mejores lugares para almacenar linaza sin abrir es el refrigerador, ya que la preservara de la humedad y cambios de temperatura bruscos.
  • El congelamiento es una opción para conservar linaza sin abrir, introdúcela en su empaque original en el congelador y listo.

En ConservaTodo te recomendamos optar por refrigerar la linaza sin abrir como hemos dicho anteriormente, es el mejor lugar con todas las condiciones optimas del almacenamiento.

En todos los lugares de almacenaje (despensa, nevera, congelador) la duración de la linaza siempre irá de acuerdo a lo que en su empaque original tenga registrado.

Cómo conservar la linaza una vez abierta en la despensa

Una vez abierta la linaza es importante transferirla a otro recipiente hermético para que así puedas extender su vida útil. A continuación te mostramos los pasos para conservar linaza entera o molida una vez abierta.

  • Paso 1. Busca un envase oscuro

Uno de los mejores envases para conservar linaza es escoger uno que sea oscuro de color verde o negro que tengan tapa hermética. Esto ayuda a que la luz no penetre a las semillas de linaza y las dañe.

  • Paso 2. Añade la linaza en el envase

Con cuidado coloca la linaza dentro del recipiente oscuro y al final recuerda cerrar herméticamente.

  • Paso 3. Etiqueta

Coloca la fecha de almacenamiento por fuera del recipiente para que sepas el tiempo de conservación.

  • Paso 4. Almacena en la despensa

Introduce el recipiente con la linaza dentro de tu despensa, asegúrate de que este alejada de la luz, calor y humedad. No dejes que la linaza este en el mismo lugar que productos con olores fuertes porque la estropearía.

Cuando conservas linaza entera de esta forma puede durar alrededor de 6-12 meses en tu despensa. Mientras que la linaza molida perdura hasta 1 semana en la despensa.

Consejo adicional:

  • Al utilizar linaza solo debes retirar lo que necesites con la ayuda de una cuchara plástica que este seca y limpia. Para así evitar alguna contaminación o daño a las semillas.
  • No la dejes cerca de la estufa o encimera en donde reciba calor directo o luz solar. Úsala e inmediatamente guárdala en tu despensa.

Cómo conservar linaza una vez abierta en la nevera

La mejor forma para que tu linaza entera o molida dure por largo tiempo es refrigerarla, ya que tiene la humedad y temperatura correcta.

Para conservar la linaza abierta en la nevera toma notas de los pasos que te damos a continuación.

  • Paso 1. Coloca la linaza en un recipiente de vidrio

Transfiere la linaza a un envase de vidrio oscuro que este compleméntame limpio y seco. Después cierra herméticamente.

  • Paso 2. Etiqueta

Recuerda etiquetar el recipiente con la fecha de almacenamiento.

  • Paso 3. Introduce a la nevera

Lleva tu recipiente con la linaza dentro de tu refrigerador y coloca al fondo del mismo, este es lugar perfecto para que mantenga las semillas por largo tiempo.

La refrigeración de tus semillas de linaza enteras puede permanecer en buen estado hasta por 1 año. Si has refrigerado linaza molida solo durará alrededor de 1-2 meses.

Cómo congelar linaza entera o molida

¿Se puede congelar linaza? La respuesta es sí, la linaza se puede someter a un proceso de congelamiento para extender su vida útil por unos días más. Esto se puede hacer debido a que la linaza tiene alto contenido de grasas naturales que la preservan, mientras están en el congelador y evita que se pongan rancias.

Entonces, ¿Cómo congelar linaza entera o molida? Veamos a continuación los pasos fáciles.

  • Paso 1. Transfiere la linaza a un envase de vidrio

Coloca la linaza en un recipiente de vidrio y cierra herméticamente.

  • Paso 2. Etiqueta

No te olvides de colocar la fecha de almacenamiento al envase.

  • Paso 3. Congela

Introduce tu envase con la linaza entera o molida en el congelador. No la dejes en la puerta ya que cada vez que abras puedes ocasionar un cambio en su temperatura y se dañaría rápidamente.

La linaza entera congelada durará hasta 1 año. En el caso de la linaza molida congelada tiene una vida útil de 1-2 meses.

Consejo:

Cuando vayas a utilizar la linaza congelada no es preciso que la descongeles solo saca lo necesario con una cuchara y vuelve a introducir al congelar. Con este consejo evitaras que se dañe.

¿Cómo saber cuando la linaza esta mala?

La linaza cuando se ha echado a perder es porque no hubo un almacenamiento adecuado, provocando una exposición a la luz, la humedad, frio y el calor. Estos son los enemigos principales de esta oleaginosa y que ocasionan que se dañe rápidamente.

Es por ello que debes conocer los signos de descomposición para que no la consumas, ya que al volverse mala pierde sus propiedades. Entonces, ¿Cómo saber cuando la linaza esta mala? Veamos a continuación.

  • La linaza se ha vuelto rancia, esto lo identificas porque tiene un olor desagradable.
  • El color cambia y se vuelve amarillenta.
  • Tiene un sabor desagradable.
  • Ha contraído moho o bacterias dentro y fuera de su envase.

Una de las claves para prevenir que tu linaza se dañe o se vuelva rancia es seguir nuestras recomendaciones. Cada uno de los pasos y consejos que te dimos anteriormente preservara estas semillas de forma adecuada y a largo plazo.

¿Cuánto dura la linaza?

La duración de la linaza ira de acuerdo a los métodos de conservación y almacenamiento que utilices, por lo que en el siguiente cuadro te respondemos la duda de ¿Cuánto dura la linaza?

ProductoDuración
Linaza sin abrir en la despensaSegún fecha de caducidad
Linaza sin abrir refrigeradaSegún fecha de caducidad
Linaza sin abrir en el congeladorSegún fecha de caducidad
Linaza entera una vez abierta en la despensa6-12 meses.
Linaza molida una vez abierta en la despensa1 semana.
Linaza entera una vez abierta refrigerada1 año.
Linaza molida una vez abierta refrigerada1-2 meses
Linaza entera una vez abierta congelada1 año.
Linaza molida una vez abierta congelada1-2 meses.

¿Cuál es la mejor forma de conservar linaza?

Para conservar linaza entera o molida sin abrir o abierta para un largo plazo siempre escoge el método de refrigeración. En el caso de la linaza sin abrir debes dejarla en su empaque o envase original. Una vez abierta cámbiala a un recipiente hermético de color verde o negro para protegerla de la luz y la humedad, por ultimo almacena en tu nevera. Este es la mejor forma conservar linaza ya sea que tengas poca o gran cantidad de ella.

Un consejo adicional y es que evites el uso de recipientes viejos o dañados cuando almacene sus semillas de linaza durante largos períodos de tiempo. Porque provocaras que se dañe rápidamente y los agentes externos cambien sus propiedades nutricionales.

Cada una de las formas para conservar linaza que hemos descrito da excelentes resultados y te permitirán extender la vida útil de tus semillas. Asimismo, te invitamos a continuar navegando por ConservaTodo, hay varios artículos sobre la conservación.

Cómo Conservar Pepinillos (enteros, picados, encurtidos)

Conservar Pepinillos
Conservar Pepinillos

Los pepinillos muy a menudo son confundidos con los pepinos debido a su apariencia y sabor, y aunque pertenecen a la misma familia, no son el mismo alimento, pero, ¿Cómo se conservan los pepinillos?

Los pepinillos puedes refrigerarlos por hasta 1 semana, mientras que congelados te pueden llegar a durar de 6 a 9 meses, y si lo encurtes, es decir, lo conservas en vinagre o salmuera te llegarán a durar un año.

Si quieres conocer en detalle cómo conservar pepinillos, solo sigue con la lectura.

Cómo elegir buenos pepinillos

Por lo general, los pepinillos son difíciles de conseguir fresco, por tal motivo muchos asocian la palabra pepinillo con la versión que se vende en frascos de encurtidos.

No obstante, como se mencionó al inicio, el pepinillo es un familiar del pepino, pero tienen un tamaño más pequeño, una piel con varias protuberancias y un sabor ligeramente diferente.

Para seleccionar unos buenos pepinillos, estos tienes que estar muy verdes y firmes, sin ningún tipo de corte o agujero. No compres aquellos que se estén empezando a poner amarillos o que estén aguados y húmedos, ya que se dañaran pronto.

Tampoco te conviene comprar aquellos con moho, es decir, manchas sobre su  piel, puesto que están contaminados y no son seguros para comer.

Cómo conservar pepinillos en la nevera

Los pepinillos pueden resistir hasta 24 horas a temperatura ambiente, sin embargo, lo mejor es guardarlos en la nevera para evitar que desarrollen alguna bacteria u hongo, pues estos se componen mayormente de agua.

Para almacenar los pepinillos frescos en la nevera, deberás hacer lo siguiente:

  • Paso 1: Lavar los pepinillos con un trapo húmedo.

Humedece un trapo de cocina limpio, o una toalla absorbente, y frota bien los pepinillos para eliminar todo rastro de suciedad.

Luego con la parte seca, vuelves a frotar para secar los rastros de humedad y déjalos unos diez minutos a temperatura ambiente para que se terminen de secar bien en el aire.

  • Paso 2: Embolsar los pepinillos.

Mete los pepinillos dentro de una bolsa hermética. También puedes emplear un envase con tapa hermética.

  • Paso 3: Guardar los pepinillos en la nevera.

Colócalos en la parte donde haya más frío, de este modo, los pepinillos se mantendrán frescos por una semana dentro de la nevera.

Y en caso de que te preguntes cómo conservar los pepinillos picados, estos se preservan del mismo modo que te acabo de explicar, es decir, tienes que ponerlos en un envase o bolsa hermética.

De esta manera, los pepinillos picados se mantendrán en buen estado por 2 o 3 días en la nevera.

Cómo congelar pepinillos

¿Se pueden congelar los pepinillos? Los pepinillos frescos los puedes congelar de dos diferentes maneras: enteros o picados.

Sin embargo, te advierto que con este método ya no serán tan crujientes como frescos, y el sabor se irá perdiendo cuanto más tiempo pases congelados. Pero podrás almacenarlos durante mucho más tiempo.

Congelar pepinillos frescos enteros

El proceso para congelar los pepinillos frescos enteros, requiere que sean blanqueados para que no se ablanden tanto:

  • Paso 1: Lavar los pepinillos.

Lava los pepinillos con abundante agua para removerles toda la suciedad. Después, corta la zona del tallo.

  • Paso 2: Blanquear los pepinillos.

Una vez limpios, pon una olla con agua en la estufa y espera que hierva, en ese momento, echas los pepinillos y los dejas hervir por un minuto, transcurrido este tiempo, sácalos y ponlos directamente en un tazón con agua fría para cortar la cocción.

  • Paso 3: Secar los pepinillos.

Cuando estén fríos, escurre los pepinillos y sécalos con papel absorbente. Déjalos un rato (unos 10 minutos) a temperatura ambiente para que el aire termine de secarlos bien.

  • Paso 4: Realizar primer congelamiento.

En una bandeja con una lámina antiadherente o con papel pergamino, coloca los pepinillos dejando espacio entre ellos y mételos al freezer de 3 a 4 horas para que se congelen bien.

  • Paso 5: Embolsar los pepinillos congelados.

Mete los pepinillos congelados en una bolsa apta para congelar y con cierre hermético. También puedes utilizar un envase plástico que pueda estar en el freezer durante un largo periodo de tiempo sin romperse.

  • Paso 6: Etiquetar.

Escribe el nombre del producto (pepinillo) y la fecha de almacenamiento sobre la bolsa o recipiente, o bien haz una etiqueta y pégala.

  • Paso 7: Guardar los pepinillos enteros en el freezer.

Los pepinillos enteros podrán estar congelados por un periodo de 6 a 9 meses.

Congelar pepinillos picados

Los pepinillos picados también pueden congelarse del siguiente modo:

  • Paso 1: Lavar y secar los pepinillos.

Ante de picar cualquier fruto o vegetal, lávalo primero con abundante agua para eliminar cualquier bacteria o microorganismo que pueda estar en su piel y así evitar que entre en contacto con el interior. Después seca los pepinillos con una toalla absorbente.

  • Paso 2: Picar los pepinillos.

Puedes picarlos en rodajas o cuadros.

  • Paso 3: Realiza primer congelamiento de los pepinillos.

En una bandeja con papel encerado o pergamino, esparce los trozos de pepinillos encima, tratando de dejar un poco de espacio entre ellos. Luego mete al freezer por 2 o 3 horas.

  • Paso 4: Embolsar o envasar los pepinillos.

Una vez congelados, pasa los trozos de pepinillos a una bolsa o envase hermético y cierra bien.

  • Paso 5: Etiquetar.

Escribe “pepinillos picados” y la fecha de almacenamiento sobre la bolsa, o pega una etiqueta con eso mismo sobre el envase.

  • Paso 6: Guardar los pepinillos picados en el freezer.

Los pepinillos picados también deberían mantenerse de 6 a 9 meses congelados, sin embargo, al estar picados estará mucho más expuesto al frío, por lo que en este caso te recomiendo consumir antes de los 6 meses.

Y en caso de que preguntes cómo descongelar los pepinillos, es simple, solo pásalos a nevera 24 horas antes de usarlo. Así se descongelaran lentamente, lo cual es bueno ya que su consistencia no se verá tan afectada.

Cómo conservar pepinillos encurtidos

Teniendo pepinillos frescos puedes preparar tu propia versión de pepinillos encurtidos, lo que quiere decir que puedes añadirle las especias que quieras para condimentarlo a tu gusto.

Para ello deberás usar partes iguales de agua y vinagre, la cantidad dependerá de la cantidad de pepinillos que planees encurtir. Y también puedes preparar una salmuera.

  • Paso 1: Esterilizar los envases.

Para almacenar los pepinillos encurtidos, necesitaras envases de vidrio. Hay algunos que son especiales para encurtir, pero que tengan tapa de rosca o hermético bastará.

Solo déjalos hervir por unos 15 minutos para que se esterilicen correctamente, junto a sus tapas. Después sácalos con unas pinzas y déjalo secar sobre una rejilla o papel absorbente.

  • Paso 2: Lavar los pepinillos.

Lávalos con abundante agua, luego córtales al menos medio centímetro de la parte donde tiene el tallo.

  • Paso 3: Preparar la salmuera.

En una olla añade dos tazas de agua y dos de vinagre, una cucharada de azúcar, y una de sal.

En el caso de hacer una salmuera, deberás empelar sal para encurtir no yodada o sal gruesa de mar. Las cantidades sería una parte de sal por ocho de agua, es decir, que para 800 mililitros de agua, tienes que utilizar 100 gramos de sal.

Cocina cualquiera de las dos mezclas, y deja que hiervan unos cinco minutos para que queden listas.

  • Paso 4: Llenar los envases.

Cuando los envases estén secos, mete los pepinillos hasta ocupar un 75% del espacio del envase. Puedes añadir las especias que gustes como eneldo, granos de pimienta, etc.

Luego con mucho cuidado vierte la mezcla caliente en el envase. La salmuera o la mezcla con vinagre deben cubrir los pepinillos completamente, pero no llenes por completo el envase, deja al menos uno o dos centímetros sin llenar.

  • Paso 5: Fermentar por semanas.

Este un paso muy importante para los pepinillos. Para ello, no debes taparlos herméticamente, en lugar de eso, coloca una tela en el orificio del envase como si fuera una tapa y la amarras con una liga.

La tela debe ser similar a la que se utiliza para colar café. Luego guarda el envase en un lugar fresco, oscuro y seco. Deberás revisarlo cada uno o dos días, y agitarlo un poco para liberar las burbujas.

Es importante que los pepinillos permanezcan todo el tiempo sumergidos en la salmuera, así que puede colocar una tapa más pequeña a la abertura del envase para empujar los pepinillos hacia abajo.

Los pepinillos deberán fermentarse de 3 a 4 semanas antes de ser consumidos, y para almacenarlos por más tiempo, deberás sellar el envase y refrigerarlo. [1]

  • Paso 6: Pasteurizar.

Pon el envase con en una olla, con un trapo de cocina limpio al fondo, mete el envase sin tapar dentro de la olla y agrega agua hasta llegar a la mitad del envase.

Enciende el fuego y cuando empiece a hervir espera unos 30 minutos. De esta forma, todas las burbujas saldrán del envase y se eliminará cualquier rastro de hongo o bacteria que se hayan producido en la fermentación.

Pasado el tiempo indicado, saca con cuidado los frascos, tápalos inmediatamente y deja reposar unas horas hasta que se enfríen.

  • Paso 7: Etiquetar.

Una vez que el envase este frío y seco, pégale una etiqueta con la fecha de preparación, y el nombre del producto (pepinillos).

  • Paso 8: Guardar los pepinillos encurtidos en la nevera.

En este caso es importante mantener refrigerado los pepinillos encurtidos y deben consumirse antes de un año. Después de este tiempo deben desecharse. [2]

¿Cómo conservar los frascos de pepinillos encurtidos de venta comercial?

Esta es la forma más común de encontrar pepinillos, en frascos encurtidos en supermercados y tiendas de comida.

Almacenarlo es sumamente sencillo, puedes dejar el frasco de pepinillos sin abrir en un lugar oscuro, fresco y libre de humedad por 2 o 3 años, dependiendo también del calor.

Si la temperatura promedio del lugar donde vives sobrepasa los 30°C ese tiempo podría verse reducido, no obstante, si refrigeras el frasco de pepinillos encurtidos sellados se podrán mantener bien hasta la fecha de vencimiento.

Una vez abierto, el frasco de pepinillos a temperatura ambiente se conservará de 12 a 18 meses y en la nevera de 18 a 24 meses.

¿Cómo saber si los pepinillos se pusieron malos?

Sabrás cuando los pepinillos frescos se pongan malos porque se pondrán aguados y muy húmedos.

También por el moho, por lo que si notas pelusas o manchas negras o blancas sobre la superficie de uno o varios pepinillos, tíralos todos a la basura, porque ya se habrán contaminado.

Por el olor y sabor también sabrás si están malos, en caso de que se vean aparentemente bien, así que no comas pepinillos que huelan o sepan mal o podrías acabar intoxicado.

¿Cuánto duran los pepinillos?

Los pepinillos se componen mayormente de agua, lo que implica que de no contar con un buen almacenamiento (generalmente en frío), desarrollarán rápidamente bacterias y hongos.

Además, de estar en un ambiente muy seco y caluroso, el pepinillo empezará a perder agua y a la vez irá perdiendo consistencia y acabará pudriéndose rápidamente.

Aparte, por el hecho de ser un alimento natural, el proceso de descomposición irá avanzando hasta dañar por completo al pepinillo.

También se debe tener en cuenta que varios insectos y alimañas se verán atraídas al pepinillo para alimentarse de él, lo que acabará por contaminarlo  al llenarlo de bacterias y otros microorganismos que pueden tener, acelerando su descomposición.

¿Cuánto dura el pepinillo?

El pepinillo fresco no duele durar mucho, pero acá te dejo un resumen de su tiempo de conservación.

ProductoDuración
Pepinillo fresco y entero refrigerado1 semana
Pepinillo picado y refrigerado2 – 3 días
Pepinillo entero congelado6 – 9 meses
Pepinillo picado congelado6 – 9 meses (se aconseja consumir antes de los 6 meses)
Fermentación del pepinillo encurtido3 – 4 semanas
Pepinillo encurtido refrigerado1 año
Frasco de pepinillo encurtido (venta comercial) sellado a temperatura ambiente2 – 3 años
Frasco de pepinillo encurtido (venta comercial) sellado y refrigeradoHasta la fecha de vencimiento
Frasco de pepinillo encurtido (venta comercial)  abierto a temperatura ambiente12 – 18 meses
Frasco de pepinillo encurtido (venta comercial)  abierto y refrigerado18 – 24 meses

¿Cuál es la mejor manera de conservar los pepinillos?

El pepinillo se conserva mejor dentro de la nevera, esto tomando en cuenta de si está fresco, aunque solo sea por algunos días, pero si está picado el tiempo se verá muy reducido.

Sin embargo, puedes congelar los pepinillos (picados o enteros) para que te duren varios meses. En caso de que quieras alargar el tiempo de vida útil de tus pepinillos lo mejor que puedes hacer será encurtirlos.

Aunque este es un proceso algo largo y tedioso, tus pepinillos se mantendrán una larga temporada. También podrías comprarlos directamente encurtidos y estos con pocos cuidados durarán mucho más tiempo.

Para conocer métodos de conservación de algún otro alimento, en este sitio cuentas con la lista más completa de temas referentes a la preservación de frutas, verduras y comidas en general.


[1] https://extension.umn.edu/preserving-and-preparing/how-make-fermented-pickles

[2] https://www.canr.msu.edu/resources/michigan_fresh_cucumber_pickles#:~:text=Keep%20cucumbers%20away%20from%20raw,can%20consume%20in%2012%20months.

Cómo Conservar Ñoras (Enteras o Picadas)

Conservar Ñoras
Conservar Ñoras

Las ñoras son un tipo de pimiento dulce de tamaño pequeño, que cuenta con una piel un poco más dura, aunque su interior suele ser muy carnoso y jugoso, pero, ¿Cómo se conservan las ñoras?

Lo mejor será que guardes las ñoras dentro de la nevera de ese modo te durarán entre 4 y 5 días, dependiendo de lo frescas que estén. También las puedes congelar y se mantendrán de 6 a 8 meses.

Para conocer en detalle las diferentes formas de conservar las ñoras, solo sigue leyendo.

Los principios para conservar ñoras

El primer paso para conservar las ñoras correctamente lo debes aplicar a la hora de comprarlas, ¿por qué? Simple, aquellas que se encuentren en mejor estado, te llegarán a durar más tiempo.

Por lo que selecciona las ñoras que estén bien firmes, sin ninguna zona blanda o hundida. Tampoco te conviene comprar ñoras con la piel rasgada o con huecos.

La piel de las ñoras debe ser lisa y brillante, aléjate de las que tengan un tono opacado, pues probablemente ya se encuentren muy maduras y le queden poco tiempo de vida útil.

Una cosa muy importante que debes tener en cuenta es que las ñoras no solo pueden durar uno día o dos a temperatura ambiente, por lo tanto, no es una opción a considerar a la hora de almacenarlas, ya que se pudrirán sumamente rápido.

Pero si quieres dejarlas a temperatura ambiente a pesar de esto, ponlas dentro de una bolsa de malla y guárdalas en un gabinete o despensa que este seco, oscuro y fresco.

Cómo conservar las ñoras en la nevera

Este es el método más empleado por la mayoría de las personas, ya que resulta muy sencillo de aplicar. Únicamente debes seguir estos dos consejos:

  • Guardar en un lugar seco.

Las ñoras son un fruto con un alto contenido de agua, por lo tanto un ambiente húmedo las dañará más rápido. Antes de guardarlas, asegúrate de que estén completamente secas.

Por lo tanto, olvídate de lavarlas a no ser que vayas a comerlas. En su lugar puedes limpiarlas con un trapo o papel seco, pero si decides lavarlas, sécalas bien.

  • Dejar que las ñoras respiren.

Esto es otro punto crucial, por lo que nada de usar recipientes herméticos. Lo mejor será emplear bolsas de papel o de malla. Y las guardas en el cajón con las otras verduras o en un lugar no muy frío de tu heladera.

Las ñoras refrigeradas podrán mantenerse en buen estado durante 4 o 5 días. [1]

Cómo congelar la ñora

¿Se pueden congelar las ñoras? Sí y se pueden congelar de dos maneras: enteras o picadas.

Congelar las ñoras enteras

Para congelar las ñoras enteras debes:

  • Paso 1: Lavar y secar las ñoras.

Primero lávalas con abundante agua y luego sécalas con un trapo limpio y seco o toallas absorbentes, te recomiendo que después las dejes un rato a temperatura ambiente para que el aire las termine de secar.

  • Paso 2: Envolver y embolsar las ñoras.

Envuelve cada ñora con film plástico, después ponlas dentro de una bolsa o recipiente que sean herméticos y aptos para congelar.

  • Paso 3: Etiquetar.

Coloca la fecha de almacenamiento sobre la bolsa o recipiente antes de meterla al freezer.

  • Paso 4: Guardar las ñoras enteras en el freezer.

Las ñoras enteras en el freezer te durarán entre 6 y 8 meses. [2]

Sin embargo, con este método las ñoras podrían perder textura y sabor de forma mucho más rápida, por lo que te recomiendo apliques el siguiente método.

Congelar las ñoras picadas

Aquí tienes el paso a paso para congelar ñoras picadas:

  • Paso 1: Lavar y picar las ñoras.

Lávalas con abundante agua, luego pícalas en juliana o cuadritos, deshazte de las semillas y tallo.

  • Paso 2: Blanquear las ñoras.

Este paso es opcional, pero para que las ñoras se conserven mejor, puedes blanquearlas en agua hirviendo por un minuto, transcurrido este tiempo mételas en agua fría para cortar la cocción. Así no perderán su color.

  • Paso 3: Secar las ñoras.

Pon las ñoras picadas sobre papel absorbente para eliminar todo rastro de humedad.

  • Paso 4: Realizar el primer congelamiento de las ñoras.

Coloca papel encerado o una lámina antiadherente sobre una bandeja, luego acomoda los trozos de ñora sobre ella, dejando algo de espacio entre los trozos. Luego mete la bandeja al freezer por una o dos horas.

  • Paso 5: Embolsar las ñoras.

Pasa las ñoras congeladas a una bolsa que sea apta para congelar y tenga cierre hermético, asegúrate de sacar todo el aire antes de sellarla. También puedes usar un envase hermético resistente al congelador.

  • Paso 6: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento de las ñoras sobre la bolsa o recipiente.

  • Paso 7: Guardar las ñoras picadas en el freezer.

De esta manera, las ñoras picadas podrán estar de 6 a 8 meses congeladas. Las ñoras no necesitan descongelarse antes de cocerlas, puedes cocinarlas directamente congeladas.

Pero si la vas a comer crudas, pásalas un día antes a la nevera para que se descongelen lentamente.

Cómo conservar la ñora picada

Si picaste más cantidad de ñora de la que necesitabas, puedes congelarla como te explique en el paso anterior, o guardarla en la nevera del siguiente modo:

  • Paso 1: Lavar y secar las ñoras.

En esencial lavar las ñoras antes de picarlas para eliminar cualquier contaminante que tenga en la piel. Luego asegúrate de secarlas bien, para ello, usa papel absorbente.

  • Paso 2: Envolver las ñoras picadas.

Antes de guardarla en un recipiente o bolsa, envuelve los trozos de ñora con papel de cocina, de modo que este absorba la humedad que vayan botando.

  • Paso 3: Poner las ñoras picadas en una bolsa hermética.

Coloca las ñoras picadas y envueltas dentro de una bolsa hermética, asegurándote de sacar todo el aire antes de sellarla. También puedes usar un recipiente hermético.

  • Paso 4: Guardar las ñoras picadas en la heladera.

Pon las ñoras picadas en la zona más fría de tu nevera, así permanecerán en buen estado durante 2 o 3 días.

Cómo conservar las ñoras en escabeche (vinagre)

Otra manera de extender la vida útil de las ñoras, consiste en preparar un escabeche. De esta manera, el vinagre además de actuar como conservante, también le añadirá sabor.

Puedes seguir la receta de ñora al escabeche que quieras, pero una de las más sencillas que encontrarás solo necesitaras por cada kilo de ñoras:

  • Una taza y media del vinagre de tu preferencia.
  • Media taza de aceite (de preferencia que sea aceite de oliva).
  • Un diente de ajo.
  • 5 granos de pimienta negra.
  • 150 gramos de azúcar rubia o blanca.

Ahora deberás proceder del siguiente modo:

  • Paso 1: Lavar y picar las ñoras.

Lava con abundante agua las ñoras, ante de picarlas en cuadros o en juliana.

  • Paso 2: Esterilizar los tarros donde guardaras el escabeche.

Para almacenar las ñoras en escabeche, requerirás de un recipiente hecho de vidrio con tapa de rosca o hermética. Esterilízalos en agua hirviendo durante 15 minutos con sus respectivas tapas, luego déjalas secar sobre una rejilla para que el agua se escurra libremente.

  • Paso 3: Preparar la vinagreta.

En una olla de acero inoxidable agrega el vinagre y el aceite, lleva al fuego hasta que empiece a hervir. Después agregas las ñoras, el azúcar, el ajo y la pimienta. También puedes añadir cebollas u otras verduras o especies que prefieras.

Cocina durante 15 minutos a fuego medio, después apaga el fuego y deja enfriar antes de envasar.

  • Paso 4: Pasar el escabeche a los tarros.

Una vez que los tarros estén secos y el escabeche frío, llena los envases dejando libre el área de la tapa, al menos un centímetro y medio. Y tapa bien.

  • Paso 5: Realizar el vaciado por presión.

En una olla grande de fondo grueso, acomoda una toalla al fondo y encima de esta coloca los tarros, de tal modo que evite se choquen entre sí o con la olla constantemente cuando el agua empiece a hervir.

Después añade agua hasta cubrir completamente los tarros, y prende la cocina, recuerda tapar la olla. Cuando empiece a hervir espera que transcurra unos 20 minutos y apagas la estufa. Deja que el agua se enfríe antes de sacar los tarros.

  • Paso 6: Reposar los tarros.

Saca los tarros y ponlos en una mesa o encimera lejos del sol, hasta que se enfríen al tacto y se sequen.

  • Paso 7: Etiquetar.

Escribe en una etiqueta la fecha de preparación del escabeche y pégalo al tarro.

  • Paso 8: Guardar los tarros con ñoras en escabeche.

Puedes dejar los tarros con escabeche a temperatura ambiente, en un lugar oscuro, libre de humedad y fresco. Si los tarros permanecen sellados, las ñoras en escabeche se mantendrán de 8 a 10 meses a temperatura ambiente.

Una vez que destapes los tarros, las ñoras en escabeche solo durarán de 2 a 3 semanas, pero si lo refrigeras pueden llegar a durar 3 o 4 semanas. Si guardas el tarro sellado en la nevera, la ñora en escabeche llegará mantenerse durante todo un año.

Cómo conservar la ñora en aceite

Otro método que extiende el tiempo de conservación de la ñora, es almacenándola en aceite, y al igual que el apartado anterior, le añade mucho sabor.

Para ello, deberás realizar los siguientes pasos:

  • Paso 1: Esterilizar los recipientes donde pondrás la ñora en aceite.

Para esto también debes usar tarros de vidrio con tapa de rosca o hermética. Hiérvelos por 15 minutos, luego sácalos del fuego y déjalos escurrir hasta que se sequen por completo.

  • Paso 2: Lavar las ñoras.

Lava con abundante agua las ñoras y sécalas con un papel de cocina.

  • Paso 3: Cocinar las ñoras.

Puedes cocinar la ñoras en la estufa, parilla u horno, la idea es que la piel se queme un poco. Cuando esté listo, ponlos dentro de una bolsa plástica para que suden y de ese modo resulta más sencillo pelarlos.

Pasado unos 5 o 10 minutos, agitas la bolsa para despegar la piel o retíralo con una cuchara o cuchillo. Deshazte de las semillas y tallos, y pica la ñora en cuadros.

  • Paso 4: Llenar los tarros.

Primero añade aceite (preferiblemente de oliva, aunque también puedes usar aceite vegetal) al fondo del tarro, luego añade unos trozos de ñora, puedes añadir ajo picado, laurel, pimienta u otras especias, y luego cubres con más trozos de ñora.

Añade aceite entre capas y así sigues hasta casi llenar los tarros, deja libre entre uno o dos centímetros. Recuerda tapar bien los tarros.

  • Paso 5: Realizar el vaciado.

Repite el proceso explicado en el punto anterior, hierve los frascos en una olla de fondo grueso con un trapo limpio al fondo durante 20 minutos.

  • Paso 6: Dejar reposar los tarros con ñora.

Saca los tarros cuando el agua esté fría, y déjalos reposar unas horas hasta que se sientan fríos al tacto y estén secos. Ubícalos en un lugar donde no le pegue la luz del sol.

  • Paso 7: Etiquetar.

Pega una etiqueta con la fecha de preparación de las ñoras en aceite.

  • Paso 8: Guardar los tarros con ñoras en aceite.

Puedes dejar los frascos a temperatura ambiente, solo tienes que colocarlo en un sitio oscuro, donde no le pegue la luz o el calor de forma directa, así el tarro sellado de ñora en aceite se mantendrá por 10 o 12 meses a temperatura ambiente.

Una vez que destapes el frasco, el tiempo se verá reducido a 3 o 4 semanas. Pero puedes refrigerarlo por 6 meses. Mientras que si guardas el tarro sellado en la nevera, te durará de 12 a 18 meses.

Cómo deshidratar la ñora

Si tienes demasiadas ñoras y no quieres que se echen a perder, puedes deshidratarlas en el horno, aunque si tienes un deshidratador de alimentos mucho mejor. Las ñoras deshidratadas son un ingrediente fundamental en ciertos platillos, además de ser un método de conservación eficiente.

Como las ñoras son pequeñas puedes deshidratarlas enteras, aunque si gustas puedes cortarlas para que se sequen más rápido.

  • Paso 1: Precalentar el horno.

Si vas a usar tu horno, ponlo en la temperatura más baja que tenga, lo ideal sería entre unos 60° o 70°C.

  • Paso 2: Lavar las ñoras.

Con abundando agua, lava las ñoras para remover cualquier suciedad que tengan en su piel. Después asegúrate de secarlas con papel absorbente. Puedes picarlas si gustas.

  • Paso 3: Deshidratar las ñoras.

Si piensas usar un horno, extiende las ñoras en una bandeja que tenga papel pergamino o una lámina antiadherente para evitar que se peguen a ella. Si las picaste en trozos pon la piel al fondo, es decir tocando la bandeja.

Luego procedes a meter la bandeja en el horno y la dejas durante 2 o 3 horas, pero asegúrate de revisar cada 30 minutos.

En el caso de que tengas un deshidratador de alimento, acomoda las ñoras dejando espacio entre ellas, ajusta la temperatura a unos 50° o 60°C, y seca durante 4 u 12 horas.

Estarán listas cuando estén quebradizas, arrugadas y reduzcan un poco su tamaño. Puedes ir sacando las que vayan estando listas.

  • Paso 4: Dejar reposar.

Antes de guardarlas, espera a que boten todo el vapor interno.

  • Paso 5: Envasar la ñoras deshidratadas.

Usa tarros de vidrio para guardar las ñoras deshidratadas, aunque te pueden servir bolsas o envases de plásticos que sean herméticos.

  • Paso 6: Etiquetar.

Pega una etiqueta con el nombre del producto (ñoras deshidratadas) y la fecha de almacenamiento sobre el tarro o recipiente donde la guardes.

  • Paso 7: Guardar las ñoras deshidratadas.

Puedes dejar el recipiente o bolsa con ñoras deshidratadas en un lugar libre de humedad, oscuro y fresco por aproximadamente un año.

Si notas alguna humead dentro del envase, puede que no se hayan secado completamente las ñoras, para solucionarlo solo vuelve a deshidratarlas un poco más.

También puedes guardar las ñoras deshidratadas en el freezer, solo pásalas a bolsa hermética y congela por espacio de 18 a 24 meses.

Para rehidratar las ñoras solo tienes que remojarla en agua caliente durante 45 o 60 minutos. También puedes licuarlas para hacer un polvo, que te sirva de condimento.

¿Cómo saber si las ñoras se pusieron malas?

Es sencillo determinar si las ñoras se echaron a perder, ya que presentan algunas de estas características:

  • Están blandas: si al tocarlas se hunden, ya no cuentan con la firmeza que las caracterizan, es porque ya se pudrieron.
  • Tienen moho: si ves que tienen unas pelusas o manchas negras o blancas, es porque desarrollaron moho.
  • Mal olor: cuando las ñoras despiden un olor a podrido es porque ya se habrá pasado su tiempo de vida útil.
  • Mal sabor: si al probarlas tienen un sabor raro, escúpela y deséchalas.

¿Por qué se echan a perder las ñoras?

Las ñoras son un alimento con una alta cantidad de agua, por lo tanto, es propensa a desarrollar moho o ser objetivo de varios microorganismos que ven en ella el entorno perfecto para desarrollarse.

Por lo tanto, al no contar con un buen almacenamiento estas bacterias y hongos se desarrollarán rápidamente. Asimismo, si no están bien protegidas, los insectos y alimañas se verán sumamente atraídos a las ñoras.

Además, hay que tomar en cuenta el proceso de descomposición y maduración al que se ven sometido cualquier alimento natural y que van oxidando y pudriendo, pues tal cual le ocurre a las ñoras.

¿Cuánto duran las ñoras?

Las ñoras no suelen durar mucho frescas, igual te dejo un resumen de su tiempo de conservación:

ProductoDuración
Ñoras a temperatura ambiente1 – 2 días
Ñoras enteras y frescas refrigeradas4 – 5 días
Ñora congelada6 – 8 meses
Ñora picada y refrigerada2 – 3 días
Ñora en escabeche, frasco sellado a temperatura ambiente8 – 10 meses
Ñora en escabeche, frasco destapado a temperatura ambiente2 – 3 semanas
Ñora en escabeche, frasco sellado y refrigerado1 año
Ñora en escabeche, frasco abierto y refrigerado3 – 4 semanas
Ñora en aceite, frasco sellado a temperatura ambiente10 – 12 meses
Ñora en aceite, frasco abierto a temperatura ambiente3 – 4 semanas
Ñora en aceite, frasco sellado y refrigerado12 – 18 meses
Ñora en aceite, frasco abierto y refrigerado6 meses
Ñora deshidratada a temperatura ambiente1 año
Ñora deshidratada congelada18 – 24 meses
  

¿Cuál es la mejor manera de conservar las ñoras?

Las ñoras frescas se mantienen bien en la nevera por unos días, a temperatura ambiente aunque pueden resistir más que otros vegetales no les hacen ningún bien.

Las ñoras troceadas en mejor congelarlas que guardarlas en la nevera, ya que de ese modo durarán mucho más tiempo.

Aunque si quieres conservar por más tiempo las ñoras bien podrían deshidratarlas, conservarlas en aceite o en un escabeche. Estos dos últimos métodos además le añaden sabor.

Para saber cómo conservar algún otro vegetal este sitio cuenta con la lista más completa de temas relacionados a la preservación de alimentos. Así que busca y explora todo cuanto gustes.


[1] https://lee.ces.ncsu.edu/wp-content/uploads/2012/12/TheFoodKeeper.pdf?fwd=no

[2] https://foodbanksbc.org/wp-content/uploads/2014/12/Food-Storage-Guidelines3.pdf

Cómo Conservar Escarolas (Entera o picada)

Conservar Escarolas
Conservar Escarolas

Hay tres tipos de escarola o endivia, la que más se consume en Latinoamérica es la escarola rizada cuyas hojas verdes le confieren una apariencia similar a la lechuga, pero, ¿Cómo se conservan las escarolas?

Puedes refrigerar la escarola por aproximadamente 1 semana, si se encuentra en un óptimo estado, también las puedes congelar por un periodo de tres meses.

Sigue leyendo para conocer cómo almacenar las escarolas correctamente.

Cómo conservar escarolas

La escarola es una hortaliza que contiene muchos nutrientes, y en su composición hay un alto porcentaje de agua, por lo que al consumirlo también nos hidratamos.

Contiene hierro, calcio, folato, potasio, magnesio y zinc, así como también vitaminas A, B1, B2, C y K. De modo que gracias a su consumo podremos fortalecer nuestras uñas, cabello, piel, dientes y huesos.

Además de prevenir varias enfermedades, como las enfermedades cardiovasculares y degenerativas. También resulta beneficiosa para prevenir y tratar problemas relacionados con la vista. Fortalece el sistema inmune y mejora funcionamiento del sistema nervioso.

Por todos estos y muchos otros beneficios, es preciso incorporar la escarola en nuestra dieta regular. Al momento de seleccionarlas, escoge la que tenga mejor apariencia, es decir, la  que se vea más fresca.

No compres escarolas que tengan muchos agujeros en sus hojas o manchas, o que se sientan muy blandas y viscosas.

Conservar escarola en la nevera

Las escarolas, debido a su alto porcentaje de agua, no deben guardarse a temperatura ambiente porque se secarían. De hecho, la temperatura ideal para su almacenamiento se encuentre entre los 0° y 5°C, además tiene que contar con un 95 % de humedad.

Por lo tanto, la nevera se presenta como la primera opción perfecta para almacenar escarolas, solo toma en cuenta estos consejos:

  • Dejar que la escarola respire.

Este es uno de los aspectos más importante a la hora de preservar escarolas. Así que evita usar recipientes o bolsas herméticas para guardarlas, porque cortan el paso de aire y eso hará que se dañen mucho más rápido.

  • Usar una bolsa agujereada o recipientes sin tapas.

Puedes colocar las escarolas en el cajón de las verduras, aunque evita ponerla cerca de alimentos que desprendan gas etileno.

Lo mejor es usar una bolsa agujereada o un recipiente sin tapa, que permita el libre paso de aire.

  • Usar trapo húmedo.

Un truco que te podría ayudar a mantener más tiempo las escarolas, es que envuelvas un trapo húmedo en la parte de la raíz, de esta manera se mantendrá fresca por más tiempo.

También podrías poner un poco de agua en un recipiente para sumergir la raíz, en caso de que la siga teniendo. Pero debes tener cuidado de no mojar las hojas porque se pudrirían rápidamente.

Teniendo en cuenta todos estos consejos, la escarola se podrá mantener por aproximadamente una semana dentro de la nevera.

Cómo congelar escarolas

¿Se puede congelar la escarola? No es lo más recomendable, pero sí, sí puedes congelar la escarola, solo sigue estas indicaciones:

  • Paso 1: Lavar y secar la escarola.

Con tus manos o con un cuchillo de plástico separa las hojas de la escarola y después córtala de la forma en que prefieras (aunque también podrías dejar las hojas enteras). Deshazte de aquellas hojas que tengan agujeros o estén algo marchitas.

Luego deberás lavarlas bajo el chorro del grifo, puesto que sumergirlas en agua estancada no es buena idea.

  • Paso 2: Blanquear la escarola.

Lleva al fuego una olla con agua, cuando empiece a hervir, agrega la escarola picada o sus hojas. Cocina por dos minutos antes de colarla e inmediatamente después sumergirla en agua con hielo para detener la cocción.

Gracias a esto podrás retener un poco más los nutrientes clave, además de que la escarola no se decolorará mientras esté congelada.

  • Paso 3: Secar.

Una vez cortada la cocción, cuela la escarola y sécala con papel absorbente o con un trapo de cocina limpio. Después déjala sobre una rejilla o colador para que se termine de secar.

Si la congelas estando humedecidas, se podrían crear cristales de hielo que afectarían mucho más la consistencia de la escarola, que de por sí ya se verá afectada por el congelamiento.

  • Paso 4: Embolsar la escarola.

Una vez que la escarola esté bien seca, métela dentro de una bolsa apta para el congelador. Asegúrate de sacar la mayor cantidad de aire posible antes de cerrarla, esto evitará que sufra quemaduras por congelación.

Si tienes mucha escarola, un tip que te puede servir es fraccionarla en varias porciones.

  • Paso 5: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento, junto con el nombre del producto (escarola) sobre la bolsa.

  • Paso 6: Guardar la escarola en el freezer.

De este modo, la escarola se mantendrá congelada por unos tres meses. Si deseas descongelarla pásala un día antes a la nevera, aunque esto no es realmente necesario ya que se puede cocer directamente congelada.

Cómo conservar la escarola picada y/o cocida

La escarola picada deben utilizarse el mismo día, de lo contrario se pondrá mala rápidamente, no obstante, puedes blanquearla o cocinarla para liego proceder a almacenarla. Solo haz esto:

  • Paso 1: Blanquear la escarola picada.

Pon a hervir agua en una olla, luego blanquea la escarola cruda durante 2 minutos, transcurrido este tiempo cuela y sumerge los trozos dentro de agua con hielo para cortar la cocción.

  • Paso 2: Secar o enfriar.

Vuelve a colar la escarola que blanqueaste y luego sécala con papel absorbente o un trapo de cocina limpio, después ponla sobre una rejilla o colador para que se termine de secar con el aire.

En el caso de las escarolas que fueron cocidas, este sería el primer paso, y tocará esperar a que se enfríen antes de almacenarla.

  • Paso 3: Pasar a una bolsa o recipiente hermético.

En el caso de la escarola blanqueada, lo mejor es ponerla dentro de una bolsa hermética, y la escarola cocida dentro de un recipiente hermético (esto porque la escarola cocida podría tener algo de salsa o líquido).

  • Paso 4: Guardar la escarola blanqueada o cocida.

Coloca la escarola en la parte más fría de tu heladera, de este modo se mantendrá durante 1 o 3 días. Para congelar la escarola picada sigue las indicaciones del punto anterior.

Mientras que la escarola que fue cocinada, debe pasarse a una bolsa o recipiente hermético que sea resistente al congelador, después hay que ponerle la fecha de almacenamiento, antes de guardarla en el freezer  durante 1 o 2 meses.

La escarola cocida dura menos tiempo en el congelador ya que en una cocción normal se toma mucho más tiempo del empleado para blanquearla, por lo tanto, estará más blanda y menos resistente, sin mencionar los otros añadidos que pueden disminuir aún más el tiempo de conservación.

Cómo conservar escarolas empaquetadas

En las tiendas y supermercados puedes adquirir escarolas que vienen en bolsas o empaques de plásticos, están generalmente están refrigeradas o en la sección de congelados.

Por lo que en este caso es importante no romper la cadena de frío, así que cuando la vayas a comprar intenta tomarla cuando estés a punto de pagar, luego ponla dentro de una bolsa térmica o de plástico bien amarrada.

Cuando llegues a tu casa, guárdala directamente en la nevera o freezer y si el empaque de escarola está sellado se conservará hasta la fecha de vencimiento indicada por el fabricante.

Una vez que hayas destapado el empaque y te sobró, deberás guardar la escarola dentro de una bolsa o recipiente hermético por hasta un día o dos en la nevera o por 3 o 4 semanas si la congelas.

¿Cómo saber si la escarola se echó a perder?

Sabrás que la escarola que se ha echado a perder cuando se ponga viscosa y blanda y se deteriore su color o se marchite.

Tampoco es buen indicio si tiene mal olor, como a podrido, así que evita comerlo si se presenta esta característica.

Y definitivamente se echó a perder si le aparecen unas machas o pelusas de color blanco, gris o negra en sus hojas. Esto se debe al moho u algún otro hongo que contaminó por completo la escarola.

¿Por qué se echa a perder la escarola?

Durante su almacenamiento, la escarola es propensa a sufrir muchas alteraciones y enfermedades parasitarias, entre las que destacan las provocadas por unos hongos llamados Botrytis cinerea, Sclerotinia sclerotiorum y Bremia lactucae. También suelen invadirlas bacterias como Erwinia y Pseudomonas.

Por otro lado, cuando se dejan demasiado tiempo a temperatura ambiente, la escarola irá perdiendo humedad, lo que produce que se marchite. Además, el envejecimiento natural de las plantas provoca palidez en el color de sus hojas.

La humedad aunque es buena para mantenerla, también facilita la aparición de hongos y bacterias que la irán poniendo viscosa y dañando lentamente.

¿Cuánto duran las escarolas?

Esto depende de la manera como almacenes las escarolas, pero refrigeradas no suelen durar más de una semana, de todos modos, te dejó un cuadro resumiendo su tiempo de vida.

ProductoDuración
Escarola entera refrigerada1 semana
Escarola blanqueada y congelada3 meses
Escarola picada y blanqueada, refrigerada1 – 3 días
Escarola cocida refrigerada1 – 3 días
Escarola cocida congelada1 – 2 meses
Empaque de escarola selladoHasta la fecha de vencimiento
Empaque de escarola abierto y refrigerado1 día
Empaque de escarola abierto y congelado3 – 4 semanas

¿Cuál es el mejor modo de conservar las escarolas?

La escarola se conserva muy bien en la nevera, sobre todo teniendo en cuenta que este es el único modo de mantenerla fresca, ya que empleando otros método pierde consistencia.

También se puede guardar la escarola en el freezer, siempre y cuando este cocida o haya sido blanqueada, pero su textura cambiara.

La escarola cocida también se puede refrigerar aunque por poco tiempo, mientras que para conservar la escarola picada hay que blanquearla primero.

Los empaques de escarola que venden en las tiendas suelen durar mucho, ya que los fabricantes preparan el paquete para mantener la escarola durante un largo periodo de tiempo, aunque después de destaparla no duran mucho.

Para conocer la manera de almacenar alguna otra hortaliza, chequea los temas que tenemos disponible, que son muchos y te pueden interesar.

Cómo Conservar Orégano Fresco o Seco

Conservar Orégano
Conservar Orégano

¿Te fascina el orégano? Seguro que sí, es una hierba que puedes utilizar en variedad de platos, tan o incluso más utilizadas que el cilantro. Por lo anterior, hemos creado esta guía para que puedas conservar el orégano fresco o no.

El orégano fresco se puede conservar refrigerado durante 1 semana. También, lo puedes congelar y así durará por 6 meses. Adicionalmente, el secado es un método que preservará la calidad de tu orégano durante 1 año.

Conservar orégano puede resultar una tarea fácil, en ConservaTodo te dejamos todos los pasos y consejos para cada una de las formas de conservación de esta maravillosa hierba.

Conservar orégano fresco en la nevera

El orégano fresco tiene un olor muy penetrante que le da sabor a tus comidas, así que si has comprando gran cantidad de este producto puedes refrigerarlo. Entonces, ¿Cómo conservar orégano fresco en la nevera? Los pasos son muy fáciles de seguir, aquí en nuestra web te lo damos.

  • Paso 1. Lava el orégano

Lava muy bien el orégano fresco ya que puede tener sucio entre sus ramas y hojas.

  • Paso 2. Escurre el orégano

Una vez lavado el orégano debes sacudirlo con cuidado para quitar el agua.

  • Paso 3. Coloca el orégano sobre hojas de papel

Extiende dos capas de papel absorbente sobre tu encimera y coloca cada una de las ramas de orégano sobre ellas.

Luego debes enrollarlas para que envuelvan a todas las ramas.

  • Paso 4. Guarda en un envase de plástico

Coloca el orégano envuelto en el papel absorbente en un envase de plástico y cierra herméticamente.

  • Paso 5. Almacena en la nevera

Introduce el envase con el orégano en el fondo de tu nevera o en el cajón de las frutas y verduras.

El orégano refrigerado de esta forma durará una semana.

Congelar orégano fresco

¿Se puede congelar el orégano? Si, el orégano fresco congelado es una de las formas para conservarlo y lograr que se mantenga en buen estado por largo tiempo. Pero, ¿Cómo hacerlo correctamente? Veamos los pasos a continuación.

  • Paso 1. Lavar el orégano

Pasa por abundante agua las ramas de orégano fresco para eliminar cualquier sucio.

  • Paso 2. Retira el exceso de agua

Escurre las ramas de orégano sobre un colador para quitar el exceso de agua durante unas horas.

  • Paso 3. Envuelve el orégano sobre papel absorbente

Luego de haberse escurrido es necesario que coloques el orégano sobre papel absorbente y así otra capa encima de las ramas que cubra todo el orégano.

  • Paso 4. Guarda en una bolsa de plástico

Al tener envuelto el orégano en papel absorbente debes introducirlo dentro de una bolsa de plástico y retirar el aire dentro, para después cerrar herméticamente.

  • Paso 5. Identifica la bolsa

Coloca el nombre de la hierba y la fecha de almacenamiento antes de congelar. Esto te ayudará a saber el tiempo y que tienes guardado en la bolsa.

  • Paso 6. Almacena en el congelador

Lleva la bolsa con el orégano al congelador. No le coloques nada pesado encima de la bolsa para no dañar las hojas de orégano.

Con esta forma de congelar orégano se conservará durante 6 meses aproximadamente.

Cómo secar orégano

El orégano es una hierba aromática que nunca falta en nuestros hogares, por lo que seguro aprovechas de comprar gran cantidad de ella para que te dure largo tiempo. El secado es uno de los mejores procesos para preservar la calidad, sabor y olor de ciertos alimentos, en el caso del orégano es ideal porque extiende su vida útil.

Para secar orégano puedes utilizar varias formas entre ellas:

  • Secar orégano colgado.
  • Secar orégano al sol.
  • Deshidratar el orégano.
  • Secar orégano en el microondas y en el horno.

Y en todos esos métodos, tienes que verificar que el orégano este limpio, por lo tanto:

  • Paso 1. Limpia el orégano

Retira las hojas que estén dañadas de las ramas con una tijera para no causar daños a las demás. Es esencial hacer este primer paso porque si dejas alguna hojita estropeada tendrá un sabor y olor desagradable al secarla.

  • Paso2. Lava el orégano

Después que hayas hecho la selección procede a colocar las ramas de orégano en un colador para que el proceso de lavado sea óptimo y no causes daño a la planta. Lava muy bien con agua fría.

  • Paso 3. Coloca las ramas sobre papel absorbente

Al estar limpias y lavadas las ramas de orégano debes agitar con cuidado para retirar el agua, luego colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de agua.

Con esto en mente, te detallaremos los pasos y algunos consejos útiles para secar orégano según la forma que elijas.

Pasos para secar orégano colgado

  • Paso 1. Ata el orégano con un cordón

Busca un cordón y comienza a atar las ramas de orégano en manojos de 8 para que el proceso de secado sea más rápido.

  • Paso 2. Seca el orégano

Cuando tengas las ramas de orégano atadas procede a colgarla en un gancho para que la coloques en un lugar donde reciba aire fresco y así se logre retirar toda la humedad. Este proceso de secado debe durar alrededor de 6 horas y así seguir con los demás pasos.

  • Paso 3. Cubre las ramas con una bolsa de papel

La bolsa de papel debes hacerle diez agujeros pequeños esto ayudara a que circule el aire y el secado sea más rápido.

Cuando ya tengas lista la bolsa de papel mete dentro el manojo de orégano y deja unos 10 centímetros de tallo descubierto para que lo puedas volver a colgar. Al final cierra la bolsa y le atas un cordón largo.

Esto lo debes hacer con cada uno de los manojos que ya tienes colgados.

  • Paso 4. Cuelga el orégano

Cuando tienes todos los manojos en sus bolsas de papel procede a colgarlo sobre un perchero o gancho y dejarlo en un lugar fresco.

No lo vayas a colocar en la cocina ya que el calor, la humedad y los olores de los alimentos pueden dañarlo.

Este proceso de secado puede durar 6 semanas.

  • Paso 5. Retira de las bolsas

Pasado las semanas de secado si observas que el orégano está seco, tiene un color verde pálido y al tocarlo se rompe fácilmente es hora de almacenarlo.

  • Paso 6. Guarda en envase de vidrio

Coloca el orégano seco en un envase de vidrio y cierra herméticamente.

  • Paso 7. Almacena en la despensa

El mejor lugar para colocar tu orégano seco es junto a las demás hierbas, asegúrate de que el envase siempre este cerrado para que no absorba el olor de los otros alimentos.

Este proceso de secado del orégano puede extender su vida útil durante 1 año o más. Siempre y cuando cuides de que no esté en contacto con la humedad y calor.

Pasos para secar el orégano al sol

Antes de secar el orégano al sol recuerda que debe estar limpio y lavado.

  • Paso 1. Retira las hojas de orégano de las ramas

Con una tijera corta las hojas de las ramas que tengas de orégano y reserva en un bol.

  • Paso 2. Coloca el orégano sobre una bandeja

Busca una bandeja de aluminio o hierro y coloca las hojas de orégano encima. Debes extender bien cada hoja para que el secado sea más fácil.

  • Paso 3. Coloca una rejilla encima de la bandeja

La rejilla de secado protegerá al orégano de insectos. Así que colócala encima de la bandeja con el orégano.

  • Paso 4. Seca al sol

Busca un lugar de tu ventana o balcón donde colocar a secar el orégano.

Cada día por el atardecer debes guardar la bandeja y volver a sacar al sol durante la mañana siguiente, este procedimiento lo debes repetir durante 1 semana hasta que el orégano este seco.

  • Paso 5. Guarda el orégano seco

Al estar seco el orégano es momento de guardar en envases de vidrio hermético.

  • Paso 6. Almacena en la despensa

Coloca el envase con el orégano seco en tu despensa.

El orégano secado al sol puede durar 1 año o más en perfecto estado.

Secar orégano en el deshidratador

  • Paso 1. Caliente el deshidratador

Prende el deshidratador y precaliéntalo durante 5 minutos a una temperatura de 40°C.

  • Paso 2. Coloca sobre la bandeja del deshidratador papel encerado

El papel encerado permitirá que las hojas de orégano no se caigan de la bandeja.

  • Paso 3. Extiende las hojas del orégano sobre la bandeja del deshidratador

Coloca las hojas de orégano sobre el papel encerado deja un espacio este cada una para que se sequen mejor.

  • Paso 4. Introduce las bandejas en el deshidratador

Con cuidado de no quemarte coloca las bandejas en el deshidratador, préndelo de nuevo y deja secando el orégano durante 1 a 3 horas.

Un consejo cuando sea la hora revisa el orégano si todavía le falta secarse colócalo una hora más y así hasta que este deshidratado.

  • Paso 5. Retira y coloca en envases de vidrio

Al estar listo el orégano seco retira del deshidratador y añádelo en envases de vidrio. Deja que se enfrié y luego puedes cerrar herméticamente.

  • Paso 6. Almacena en la despensa

Coloca el envase con el orégano deshidratado en la despensa.

El orégano conservado de esta forma puede permanecer en la despensa durante 1 año o más.

Pasos para secar orégano en el microondas

  • Paso 1. Coloca las hojas de orégano sobre un plato

Extiende las hojas sobre un plato ideal para el microondas.

  • Paso 2. Introduce el plato con el orégano en el microondas

Al colocar el plato cierra el microondas y lo pones en la opción de descongelamiento durante 30 segundos.

Pasado el tiempo revisa si ya están secas las hojas de lo contrario debes colocarla 20 segundos más hasta que estén deshidratadas.

  • Paso 3. Dejar enfriar

Retira del microondas y deja que se enfríen en el mismo plato en que están las hojas.

  • Paso 4. Introduce el orégano seco en envases de vidrios

Al estar frio el orégano debes añadirlo en envases de vidrios y cierra herméticamente.

  • Paso 5. Almacena en la despensa

Deja el envase en la despensa, siempre asegúrate de que el lugar este fresco y sin rastros de humedad.

El orégano seco en microondas durará en tu despensa alrededor de 1 año o más.

Pasos para secar orégano en el horno

  • Paso 1. Calienta el horno

Prende el horno y ponlo a precalentar por 5 minutos a una temperatura de 170°C.

  • Paso 2. Coloca el orégano sobre una bandeja

El orégano lavado y limpio debe ser colocado en la bandeja. En este caso deja el orégano en sus ramas y lo colocas bien esparcido que no queden juntos entre cada una de las ramas.

  • Paso 3. Introduce la bandeja en el horno

Pasado los minutos de calentamiento procede a introducir la bandeja con el orégano en el horno. Deja secando el orégano en el horno durante 1 hora.

  • Paso 4. Retira del horno

Cuando ya el orégano este seco retira del horno y deja enfriar durante unas horas.

  • Paso 5. Envasa el orégano

Retira las hojas secas de las ramas e introdúcelas en un envase de vidrio que este seco y limpio. Luego cierra herméticamente.

  • Paso 6. Almacena en la despensa

Coloca tu orégano seco envasado en la despensa.

Al utilizar este método de conservación el orégano mantendrá toda su calidad durante 1 año o más.

¿Cómo saber si el orégano esta malo?

El orégano cuando se manipula correctamente no se daña rápidamente, pero esto puede cambiar si es sometido a la humedad y no se conserva bien, ocasionando que se pudra. Cuando el orégano esta malo podemos notarlo teniendo en cuenta estos signos de descomposición los cuales son:

  • Las hojas del orégano tienen un color negro.
  • Puedes observar que el orégano tiene moho producto por la humedad.
  • El olor del orégano es a podrido.
  • El orégano seco se vuelve como un polvo, esto indica que tiene una plaga.

Al conservar orégano de forma adecuada se evita que se dañe o pudra rápidamente, por lo que es importante que tomes en cuenta los pasos y consejos que te dimos en los métodos anteriores. Solo así podrás extender la vida útil de esta hierba por largo tiempo e tu casa.

¿Cuánto dura el orégano?

La vida útil del orégano siempre dependerá del proceso de almacenamiento que escojas, es por ello que hemos hecho un cuadro que responderá ¿Cuánto dura el orégano?

ProductoDuración
Orégano fresco refrigerado1 semana.
Orégano fresco congelado6 meses.
Orégano seco colgado1 año.
Orégano seco al sol1 año.
Orégano deshidratado1 año.
Orégano seco en el microondas1 año.
Orégano seco en el horno1 año.

¿Cuál es la mejor forma de conservar orégano?

La mejor forma de conservar orégano fresco a un corto plazo es refrigerarlo envuelto en papel absorbente y dentro de un envase de plástico con tapa hermética. Al utilizar este método el orégano se mantendrá con su olor característico y sabor durante 1 semana.

Pero, si tienes grandes cantidades de orégano y quieres conservarlo por largo tiempo lo adecuado será secarlo. Anteriormente te dimos varios métodos de secado puedes utilizar el que más te convenga y sea fácil para ti. Lo mejor de esta forma de conservación es que tu orégano se mantendrá en perfecto estado durante 1 año aproximadamente.

Recuerda siempre poner en práctica nuestras recomendaciones y así es 100% probable que el orégano lo conserves de la mejor forma sin dañarlo o estropearlo. Y para que continúes aprendiendo en nuestra web tenemos varios post dedicado a la conservación, así que sigue navegando en ConservaTodo.

Cómo Conservar la Chia (Semillas, hidratada)

Conservar la Chia
Conservar la Chia

La chía son unas semillas comestibles que se obtienen de una planta con flores llamada Salvia hispánica, que pertenece a la familia de la menta y es rica en omega 3, pero, ¿Cómo se puede conservar la chía?

Las semillas de chía las puedes guardar a temperatura ambiente de 12 a 18 meses, pero si vives en un lugar con un clima extremadamente caluroso, entonces, te conviene almacenarla en la nevera de 2 a 5 años.

Si quieres saber cómo preservar la chía de la manera correcta, te aconsejo que sigas leyendo.

Cómo conservar las semillas de chía

Las semillas de chía son producto sumamente potente, ya que concentran una gran cantidad de beneficios y, por ende, deberían ser incorporadas en nuestra dieta regular.

Es una fuente natural de ácidos grasos poliinsaturados, sobre todo del llamado ácido alfalinolénico (ALA), que es el precursor vegetal del omega-3. Además, tiene un alto contenido de fibra soluble e insoluble, y proporciona omega-6 al organismo.

Asimismo, es una fuente de minerales como el magnesio, calcio y boro, y tiene una enorme cantidad de antioxidantes.

Gracias a todo ello, ayuda a mantener en buen estado el corazón y a regular el tránsito intestinal, baja los niveles de colesterol, protege nuestros huesos, y resulta beneficiosa especialmente para las personas con diabetes.

Ahora procederé a explicarte que es lo que debes hacer para mantener las semillas de chía por un buen tiempo.

Cómo conservar semillas de chía a temperatura ambiente

Las semillas de chía gracias a su alto contenido de grasas naturales, es capaz de mantenerse en buen estado por una larga temporada, siempre y cuando se almacene de la forma correcta.

Y guardarlas tampoco implica mucho trabajo, solo debes hacerlo de este modo:

  • Paso 1: Poner las semillas en un tarro de vidrio.

El vidrio es un componente ideal para mantener alimentos por un largo periodo de tiempo, y si el recipiente tiene tapa hermética o de rosca mucho mejor.

Aunque también podrías usar una bolsa hermética, pero debes tener presente que se dañaría con mucha facilidad. O puedes hacer uso de un recipiente hermético hecho de plástico.

  • Paso 2: Etiquetar.

Escribe el nombre del producto, en este caso “semillas de chía”, junto a la fecha de almacenamiento en una etiqueta y pégala en el tarro de vidrio.

  • Paso 3: Guardar las semillas de chía en la despensa.

Pon el tarro con las semillas en una zona que se mantenga siempre oscura, libre de humedad y lejos de fuentes de calor. De esta forma, las semillas de chía se mantendrán de 12 a 18 meses a temperatura ambiente. [1]

Cómo conservar semillas de chía en la nevera

Ahora bien, en caso de que vivas en un lugar sumamente caluroso, con temperaturas superiores a los 30°C, te convendría guardar las semillas de chía dentro del refrigerador.

De este modo, no solo las semillas evitarán botar aceite, sino que los insectos y otras alimañas no tendrán fácil acceso a ellas. La forma de almacenarla es similar al paso anterior:

  • Paso 1: Poner las semillas en un tarro de vidrio.

Si tienes un tarro de vidrio con tapa hermética o de rosca, echa las semillas ahí. Aunque también puedes echarla directamente en un recipiente de plástico hermético.

Si compraste una cantidad considerable de semillas de chía y la quieres preservar tanto tiempo como sea posible, te aconsejo que pongas primero las semillas de chía dentro de una bolsa hermética y luego mete las bolsas dentro un recipiente hermético de plástico o vidrio.

  • Paso 2: Etiquetar.

Escribe el nombre del producto, en este caso “semillas de chía”, junto a la fecha de almacenamiento en una etiqueta y pégala en el tarro de vidrio. O escribe esa información en las bolsas.

  • Paso 3: Guardar las semillas de chía en la nevera.

Las semillas de chía refrigeradas se mantendrán en buen estado por un periodo estimado de 2 a 5 años.

¿Se pueden congelar las semillas de chía?

Sí, las semillas de chía se pueden congelar, sin embargo, no es método que resulte necesario de aplicar, a no ser que no tengas más espacio en la nevera, y no resulte seguro dejarlas a temperatura ambiente, sobre todo si tienes una enorme cantidad de semillas.

En ese caso, haz lo siguiente:

  • Paso 1: Embolsar las semillas de chía.

Pon las semillas de chía dentro de varias bolsas herméticas.

  • Paso 2: Poner las bolsas dentro de un recipiente para congelar.

Pon las bolsas con semillas de chía dentro de un recipiente de plástico resistente al freezer, y que tenga tapa hermética.

  • Paso 3: Etiquetar.

Escribe el nombre del producto, en este caso “semillas de chía”, junto a la fecha de almacenamiento en una etiqueta y pégala en recipiente.

  • Paso 4: Guardar las semillas de chía en el freezer.

De este modo, las semillas de chía pueden estar congeladas por 5 años o más. Para descongelarla, puedes dejar la bolsa con semillas a temperatura ambiente una hora, o pasarla un día antes a la nevera.

Cómo conservar la chía remojada o gel de chía

Cuando pones a remojar las semillas de chía, se le forma una especie de capa gelatinosa. Algunos consideran que de eta forma la chía se vuelve más fácil de digerir, y otros piensan de esta manera se puede obtener más omega-3.

Para almacenar el gel de chía, o la chía remojada, solo tienes que hacer esto:

  • Paso 1: Poner las semillas en un recipiente con tapa.

De este modo, nada podrá contaminar el gel de chía.

  • Paso 2: Pegar una etiqueta.

Si vas a guardar la chía de esta forma, conviene que le pegues al tarro el nombre del producto, es decir, “gel de chía”, más la fecha de almacenamiento.

  • Paso 3: Guardar la chía remojada en la heladera.

Pon la chía remojada (o gel de chía) en la parte más fría de tu nevera, de este modo podrá estar unas 2 semanas refrigerada.

¿Se puede congelar el gel de chía? Sí, las semillas de chía remojadas, o el gel de chía, se pueden congelar perfectamente. Solo que hay que usar recipientes herméticos que sea resistentes al congelador, o emplear bolsas herméticas para congelar.

Pega una etiqueta en la bolsa o recipiente antes de meterla al freezer. El gel de chía congelado te puede llegar a durar unos 6 meses.

Cómo conservar la harina de chía

La harina de chía es, en esencia, semillas de chía molidas. Y al igual que sucede con las semillas, esta harina tiene una vida útil sumamente extensa, aunque no tanto como la semilla entera.

La forma de guardarla es similar al de las semillas de chía. Si el empaque donde vino la harina de chía no ha sido abierto, puedes ponerla dentro del recipiente hermético, aunque con dejarla en la despensa en un lugar oscuro, seco y fresco bastará, y se mantendrá hasta la fecha de vencimiento indicada por el fabricante.

Cuando el empaque de la harina de chía haya sido destapado, ponla en un tarro de vidrio con tapa hermética (aunque también sirve un recipiente de plástico), y guárdala en la despensa por aproximadamente 6 u 8 meses.

En caso de que vivas en un lugar caluroso, mejor guardar la harina de chía en la nevera, primero pon la harina dentro del recipiente y luego la pones en la heladera. La harina de chía refrigerada se mantendrá de 12 a 18 meses.

Y si te preguntas si se puede congelar la harina de chía, la respuesta es sí. De hecho, esta es una forma sumamente efectiva para que no se le metan bichos, solo tienes que:

  • Paso 1: Poner la harina de chía dentro de una bolsa hermética.

Las bolsas deben ser capaces de resistir el freezer, y asegúrate de sacarle todo el aire posible.

  • Paso 2: Meter las bolsas dentro de otra más grande.

De esta manera no tendrás regadas varias bolsas dentro del freezer, además de que se añade una capa de protección, e igualmente debe ser resistente al freezer.

  • Paso 3: Guardar la harina de chía en el freezer.

La harina de chía podrá estar en el freezer de 2 a 5 años sin problemas.

¿Cómo saber si la chía se encuentra en mal estado?

El difícil que la chía se ponga mala, pero al ser un producto natural, si no se almacena correctamente, tanto las semillas como la harina se dañaran en menos tiempo de lo previsto, puedes verificar si la chía se puso mala del siguiente modo:

  • Moho: si ves que tiene manchas o pelusas negras, verdes o blancas, debes desecharla porque ya no es seguro comerla.
  • Insectos: al ser un producto natural, muchos insectos y roedores se sentirán atraídas por ella, por lo que si ves insectos en su interior tírala a la basura, ya que se habrán contaminado.
  • Mal olor: si las semillas, el gel o la harina de chía desprende un mal olor, como a rancio o podrido, debes botarlas.
  • Mal sabor: si presentan un sabor demasiado amargo, lo más probable es que se habrán echado a perder.

¿Por qué se echa a perder la chía?

La chía es un producto natural, que pese a tener una larga vida, si no cuenta con el almacenamiento correcto se puede echar a perder rápidamente.

Por ejemplo, los insectos y alimañas se sienten sumamente atraídas a la chía. Si están en bolsas podrían romperla fácilmente para llegar a ella, y si estos insectos o alimañas entran en contacto con la chía la contaminaran de bacterias que podrían resultar perjudiciales para el consumo.

Además, los entornos húmedos y calientes hacen que se produzca moho que sin duda dañaría por completo la chía en sus diferentes presentaciones (semilla, harina y gel).

Sin embargo, la chía es uno de esos superalimentos que tienen la habilidad de auto preservación, por lo que sin mucho esfuerzo, se pueden guardar por un largo tiempo

¿Cuánto dura la chía?

ProductoDuración
Semillas de chía a temperatura ambiente12 – 18 meses
Semillas de chía refrigeradas2 – 5 años
Semillas de chía congelada5 o más
Gel de chía refrigerado2 semanas
Gel de chía congelado6 meses
Empaque de harina de chía sin destaparHasta la fecha de vencimiento
Harina de chía a temperatura6 – 8 meses
Harina de chía refrigerada12 – 18 meses
Harina de chía congelada2 a 5 años

¿Cuál es la mejor manera de conservar la chía?

La chía, bien sea en semillas o en harina, puedes guardarla a temperatura ambiente sin problema, solo asegúrate de ponerla en un recipiente hermético (si es de vidrio mejor) y almacenarla en un lugar oscuro.

También puedes guardar la chía en la nevera en caso de que vivas en un lugar sumamente caliente, para evitar que exuden aceite, y pierdan componentes.

Congelar la chía no es necesario, ya que si la mantienes refrigerada se mantendrán por una buena temporada, pero es una opción a considerar cuando tienes mucha y poco espacio donde almacenar.

El gel de chía o la chía que hayas remojada si debe mantenerse siempre en frío, para evitar que se generen bacterias. Puedes guardarla en la nevera, o también congelarla.

En caso de necesitar aprender a conservar algún otro alimento, este sitio cuenta una la más completa lista de temas concernientes al adecuado almacenamiento de todo tipo de comida, que te podrían interesar.


[1] https://espanol.foodsafety.gov/keep-food-safe/foodkeeper-app

Cómo Conservar Camote o Batata (Crudo y Cocido)

Conservar Camote
Conservar Camote

El camote, también conocido como batata, papa dulce o moniato, es un tubérculo con sabor dulce y que posee grandes cantidades de almidón, además de ser rico en vitaminas y minerales, pero realmente lo que vamos a detallar hoy es, ¿Cómo se conserva el camote?

El camote crudo solo se puede conservar a temperatura ambiente por 2 o 3 semanas en un lugar fresco y oscuro. Mientras que el camote cocido puede refrigerarse por 2 o 3 días, o congelarse de 10 a 12 meses.

Si quieres saber cómo preservar el camote correctamente, sigue leyendo.

Cómo conservar el camote

El camote es parte de la gastronomía de casi toda Latinoamérica, así como de otras regiones del mundo, como Estados Unidos, España, y algunos países africanos y asiáticos.

Además, el camote es empleado en recetas dulces o saladas, aunque también se pueden comer solos, bien sea fritos, asados, hecho al vapor o en puré. Es una excelente fuente de vitamina A, betacarotenos, antocianinas, cianidinas, peonidinas y antioxidantes, por lo que nos brinda numerosos beneficios.

A la hora de adquirirlos, es importante que elijas aquellos que tengan buen aspecto, es decir, que tengan la piel lisa y sin imperfecciones (nada de cortes y grietas).

Tienen que estar firmes al tacto e ignora los camotes con manchas blancas u oscuras, o que tengan zonas blandas. Ahora que sabes cómo elegir buenos camotes, procederé a explicarte las diferentes maneras de almacenarlos, tanto crudos como cocidos.

Cómo conservar el camote crudo

Lamentablemente, el camote crudo solo se puede conservar a temperatura ambiente, ya que si lo refrigeras o congelas, se endurecerán por dentro debido a los azucares que contienen, además de que su sabor cambiará mucho.

Así que si no pelaste el camote, puedes guardarlo de la siguiente manera:

  • Paso 1: Envolver el camote en papel periódico.

El camote necesita respirar y el papel periódico es lo suficientemente transpirable para permitir el paso de aire, a la vez que lo protege.

  • Paso 2: Poner los camotes en una cesta.

Puedes amontonar los camotes en una cesta, de esto modo se garantizará la circulación de aire. Sino también puedes usar cualquier recipiente grande que tengas.

  • Paso 3: Etiquetar.

Como generalmente te durarán más de una semana, resulta conveniente que anotes su fecha de almacenamiento en una etiqueta y lo pegues a la cesta.

  • Paso 4: Guardar el camote en un lugar oscuro.

Es de suma importancia que el lugar donde coloques los camotes este fresco, idealmente a una temperatura de entre 10° y 15°C y lo puedes conseguir en un sótano, una bodega, o una habitación donde no le pegue el sol directamente.

Además, el lugar debe estar seco y ventilado. De este modo, el camote te podrá llegar a durar de 2 a 3 semanas, incluso un mes. Si dejas el camote sobre un mesón o mesa de tu cocina solo se mantendrá una semana. [1]

En caso de que hayas pelado el camote y no lo hayas usado todo, te recomiendo que lo cortes en rodajas, tiras, cuadros o incluso puedes rayarlo. Después ponlo en un recipiente con agua, tápalo y refrigéralo, así el camote pelado te llegará a durar 24 horas en la nevera.

Cómo conservar camote cocido

El camote cocido, bien sea que lo hayas hervido, horneado, freído o hecho al vapor puedes guardarlo de dos maneras: en la nevera o en el freezer.

Conservar el camote cocido en la nevera

Una vez que hayas cocinado tu camote y quieras guardar lo que te haya sobrado, hazlo del siguiente modo:

  • Paso 1: Esperar que el camote se enfríe.

Si freíste el camote ponlo sobre papel absorbente para que se elimine el exceso de aceite, y si lo herviste déjalo sobre un colador para que también se vaya escurriendo.

En caso de que lo hornearas puedes ponerlo sobre una rejilla para que se enfríe más rápido.

  • Paso 2: Poner el camote en un recipiente o bolsa.

Tanto la bolsa como el recipiente deben ser herméticos, para evitar que absorban el olor de otros alimentos.

  • Paso 3: Guardar el camote cocido en la nevera.

Pon el camote en la parte más fría de tu heladera, así se mantendrá en buen estado de 2 a 3 días.

Congelar el camote cocido

¿Se puede congelar el camote? Sí, el camote se puede congelar, pero únicamente si está cocido. Así que si quieres congelarlo tendrás que hervirlo u hornearlo primero.

También puedes congelar el camote frito, pero lamentablemente no conservarán la misma consistencia una vez que se descongelen. Sin embargo para congelar el camote que quieras freír después, te aconsejo que lo blanquees primero antes de congelar.

Es decir, ponlo en agua caliente de 3 a 5 minutos (cuanto más grande sean los trozos más tiempo necesitará). Esta técnica también la puedes aplicar con el camote sobrante que rallaste y no quieres que se te eche a perder rápidamente.

Para guardar correctamente el camote en el freezer, deberás hacer lo siguiente:

  • Paso 1: Pelar y picar el camote.

Quítale la piel al camote y luego procede a picarlo de la forma que desees (rodajas, bastones o incluso puedes rallarlo). Aunque también puedes cocinarlo entero primero y después picarlo.

  • Paso 2: Cocer el camote.

Como te dije en un principio, puedes hervir el camote, hornearlo o incluso hacerlo al vapor. Solo cocina hasta que este lo suficientemente blando que el tenedor lo atraviese fácilmente.

  • Paso 3: Esperar que el camote enfríe.

Pon el camote cocido sobre una rejilla o colador hasta que se enfríe por completo. Si no lo has picado, cuando se enfríe lo picas de la forma en que prefieras o puedes hacer un puré.

  • Paso 4: Poner el camote en varias bolsas herméticas.

Una regla fundamental a la hora de congelar un alimento, es que nunca almacenes grandes cantidades de él. Lo mejor es dividirlo en varias porciones más pequeñas, para así descongelar solo las que vayas a necesitar.

Por lo que divide el camote y pon cada porción dentro de una bolsa hermética que sea resistente al freezer.

  • Paso 5: Guardar todo en un recipiente más grande.

Pon las bolsas con camote dentro de otra más grande, o de un recipiente de plástico resistente al frío lo suficientemente grande para meter todas las porciones.

Al añadir esta capa extra de protección, evitarás que el camote tenga quemaduras por congelamiento.

  • Paso 6: Etiquetar.

Escribe el nombre del alimento (camote) junto a la fecha de almacenamiento en una etiqueta (o hazlo directamente sobre la bolsa o recipiente), y luego pégala en la bolsa o recipiente.

  • Paso 7: Guardar el camote en el freezer.

Así el camote podrá estar congelado de 10 a 12 meses. Para descongelarlo, déjalo en la nevera un día entero y luego caliéntalo en el microondas u horno por unos minutos.

Cómo deshidratar el camote

Otro método que puedes usar para extender la vida útil de los camotes consiste en deshidratarlos. Y al igual que sucede al congelar el camote, debes cocinarlo primero.

En este caso te aconsejo que lo hornees, porque de ese modo se potenciará mucho más su sabor. Además, puedes deshidratarla de dos diferentes modos: puedes hacer un pure de camote, o simplemente picado en trozos.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que debido al tiempo que toma que un camote se deshidrate, lo mejor será usar un deshidratador de alimentos.

Entonces, para deshidratar el camote debes hacer lo siguiente:

  • Paso 1: Pelar y picar el camote.

Quítale la piel al camote y luego pícalo en rodajas o cuadros, también puedes rallarlo.

  • Paso 2: Cocer el camote.

Hornea el camote a una temperatura de 200°C hasta que este lo suficientemente blando que el tenedor lo atraviese fácilmente. También puedes hervirlo o cocinarlos al vapor hasta que se ablanden. Si lo rayaste debes blanquearlo por cinco minutos.

  • Paso 3: Esperar que el camote se enfríe.

Pon el camote cocido sobre una rejilla o un colador hasta que se enfríe por completo.

  • Paso 4: Preparar el camote en una bandeja.

Si vas a realizar un cuero con el camote, debes hacer un puré primero (puedes licuarlo, ponerlo en una procesadora de alimentos o aplastarlo) y añadirle un poco de agua y los condimentos que prefieras.

No añadas grasa como aceite o mantequilla. Luego, pon papel pergamino o una lámina antiadherente sobre una bandeja, echa el puré de camote y extiéndelo por toda la bandeja.

Para el camote en cubos, rodajas o rayado, solo extiéndelo sobre una bandeja con papel pergamino o lámina antiadherente.

  • Paso 5: Deshidratar el camote.

Ajusta el deshidratador a una temperatura de 52°C. Para el camote en trozos tardará de 8 a 12 horas en secarse y en el caso del camote rayado este tiempo se reduce a unas 6 u 8 horas.

Para elaborar el cuero de camote debes poner el deshidratador a unos 58°C y secar de 6 a 8 horas.

El camote en trozos o rayado estará deshidratado cuando esté quebradizo, duro y correoso. En el caso del cuero de camote, estará listo cuando no esté pegajoso y se desprenda fácilmente de la bandeja, puede quedar maleable o lo puedes secar hasta estar quebradizo.

  • Paso 6: Poner el camote seco en tarros de vidrio.

Los tarros de vidrio con tapa hermética o de rosca son ideales para guardar el camote deshidratado, aunque igual puedes usar recipientes o bolsas herméticas.

Solo espera que el camote se enfríe por completo antes de guardarlo y asegúrate de que el recipiente este limpio y muy seco.

  • Paso 7: Etiquetar.

Pon el nombre del alimento en una etiqueta junto a la fecha de almacenamiento y adhiérelo al recipiente o bolsa.

  • Paso 8: Guardar el camote deshidratado en un lugar oscuro y seco.

Pon el recipiente en un lugar de tu despensa donde no le pegue el calor y la luz de forma directa, además que debe estar muy seco, así el camote deshidratado se mantendrá por todo un año a temperatura ambiente.

Si decides guardarlo en el freezer evita usar tarros de vidrio, para este caso te conviene usar más las bolsas o recipientes de plástico resistente al frío, el camote deshidratado se mantendrá congelado de 18 a 24 meses.

Para rehidratar el camote, en caso de que así lo quieras, solo tienes que remojarlo en agua hirviendo de 10 a 15 minutos para las piezas de maleables de cuero o las que están rayadas, mientras que las rodajas o cubos tardarán de 20 a 40 minutos, dependiendo de su grosor.

¿Cómo saber si el camote se puso malo?

Un camote se encuentra en mal estado cuando está blando o tiene zonas blandas que se hunden fácilmente al tocarlo.

Asimismo, si desprende un olor a podrido o raro también quiere decir que se echó a perder.

Si llegas a notar manchas o pelusas negras, verdes o blancas sobre la piel del camote, desarrolló moho y ya no es seguro comerlo, porque estarán llenos de bacterias dañinas para nuestro organismo.

En caso de que hayas cocinado un camote que se veía bien, pero tiene  un sabor malo, puede que se haya echado a perder también.

¿Cuánto dura el camote?

El camote crudo tiene una vida útil más larga que otros tubérculos, acá te dejo un resumen de su tiempo de conservación.

ProductoDuración
Camote crudo a temperatura ambiente2 – 3 semanas
Camote crudo y pelado refrigerado24 horas
Camote cocido y refrigerado2 – 3 días
Camote cocido y congelado10 – 12 meses
Camote deshidratado a temperatura ambiente1 año
Camote deshidratado y congelado18 – 24 meses

¿Por qué se echa a perder el camote?

El camote al igual que cualquier otra fruta o verdura tiene un tiempo de vida contado, debido a que con el pasar del tiempo se va madurando cada vez más, lo que quiere decir que poco a poco se va envejeciendo y pudriendo.

Además, al tener una gran cantidad de azúcar natural y de almidón, al estar expuestos a ambientes fríos, el interior del camote se irá endureciendo y se volverá incomible.

Asimismo, varios insectos y microorganismos se ven atraídos al camote, por lo que de llegarse a contaminar, la producción de bacterias se acelerará mucho.

¿Cuál es la mejor manera de conservar el camote?

El camote crudo sin pelar solo se puede almacenar a temperatura ambiente, de otro modo se acabaría dañando. El camote pelado solo lo puedes refrigerar, pero solo si lo guardar en un envase con agua.

Sin embargo, si cocinas el camote podrías guardarlo en el congelador durante mucho tiempo. Lamentablemente, el camote cocido no dura demasiado tiempo en la nevera.

Otra alternativa consiste en deshidratarlo, de ese modo se mantendrá una buena temporada a temperatura ambiente, y por un par de años si almacenas el camote deshidratado en el freezer.

Si te gustó este tipo de contenido, este sitio cuenta con varios temas concernientes a la conservación de alimentos que también podrían ser de tu agrado, así que estas en la libertad de explorar todo lo que gustes.


[1] https://vtechworks.lib.vt.edu/bitstream/handle/10919/84264/FST-286.pdf?sequence=1&isAllowed=y