Como Conservar Café Abierto, en Grano o Preparado

Conservar Café portada

El café es uno de los productos más consumidos a nivel mundial, y es que en muchos hogares se consume en grandes cantidades. Pero no solo eso, sino que también se ha descubierto que tiene varios beneficios para la salud, por ejemplo, es una buena fuente de antioxidantes e incluso puede proteger antes enfermedades del corazón o el Parkinson. Dicho esto, ya que muchas personas compran grandes cantidades de este producto se suelen preguntar ¿Cómo conservar café?

Tenemos varios métodos para conservar el café, por ejemplo, en un recipiente hermético, donde puede durar 6-9 meses, aunque si ya está usado solo 2 meses. Por lo general los métodos de conservación son en recipientes herméticos, pero se puede congelar, y puede durar 2-3 meses, e incluso 2 años si no se usa.

Ahora que te hemos dado una idea sobre cómo se conserva el café, es importante que conozcas todos los pasos que se tienen que seguir, sobre todo porque hay muchos factores que se toman en cuenta.

Concretamente vamos a explicarte de forma detallada los pasos que debes realizar en cada método elegido para conservar el café correctamente, así que sigue leyendo.

Preservar café a temperatura ambiente

Una de las mejores formas que hay para almacenar café es a temperatura ambiente, de este modo es posible mantener fresco y delicioso el mayor tiempo posible. Esto se puede hacer de tres maneras, en recipientes herméticos, en tarros normales o con contenedores con válvula unidireccional. Por lo que vamos a ver como es el proceso en cada caso.

Conservar café en recipiente hermético

Un recipiente hermético es la mejor forma de almacenar el café, ya que evita que este entre en contacto con agentes externos que puedan alterar su sabor y acelerar su deterioro.

Los pasos para almacenar el café de este modo son los siguientes.

Paso 1. Elegir un recipiente hermético

Lo primero que hay que hacer es elegir un recipiente hermético, los cuales son perfectos para evitar que el café absorba los olores vecinos. Además, esta opción es perfecta para evitar el crecimiento de insectos y moho. Es importante que el recipiente sea opaco, ya que la luz hace que los granos de café y los pozos se pongan rancios rápidamente.

Paso 2. Guardar el café en el recipiente

Luego de haber seleccionado un recipiente hermético, hay que guardar el café en él. Recuerda que uno de los mayores enemigos de este producto es el oxígeno, entonces la exposición al aire puede hacer que los granos y sobre todo el café molido se ponga rancio rápidamente.

Paso 3. Mantener en un ambiente seco

Al haber guardado en un recipiente hermético, hay que mantener en un ambiente seco como la despensa o los gabinetes de su cocina. Tienes que recordar que el café se puede conservar mejor en un ambiente seco, entonces tienes que evitar almacenar en un lugar húmedo o alguna otra área con humedad.

Paso 4. Mantener las condiciones de humedad y temperatura

Por último, tienes que tratar de mantener constante las condiciones de humedad y temperatura, por lo que no tienes que moverlo a diferentes áreas de tu hogar con diferentes condiciones. Es decir, no puedes cambiar el café de un armario caliente y luego lleva a un sótano frío. Recuerda que el café se va a deteriorar rápidamente si las condiciones varían constantemente.

El café almacenado de esta manera correctamente puede durar 6 meses.

Conservar café en un tarro

Usar un tarro común también puede ser una buena idea para preservar el café. Y lo mejor de todo es que muchas casas tienen estos tarros, que por lo general son de vidrio.

Si quieres conservar el café en estos frascos debes seguir los siguientes pasos:

Paso 1. Elegir el tarro

Con un tarro de vidrio bastará, sobre todo porque son fáciles de limpiar y nos permite ver desde el exterior como se encuentra el café que se va a almacenar.

Paso 2. Añadir el café en el tarro

El segundo paso luego de seleccionar un tarro es añadir los granos de café en el recipiente. Lo ideal siempre es añadir pequeñas cantidades, para usar rápidamente, ya que el cambio de constante puede estropear el café con facilidad.

Paso 3. Guardar en un lugar oscuro

Ya que el frasco es de vidrio, se tiene que guardar en un lugar oscuro para evitar que el café se exponga a la luz ambiental.

Conservar café en el contenedor con una válvula unidireccional

Este es uno de los mejores métodos para almacenar el café, sobre todo cuando es recién tostado, ya que permite mantener fuera la mayor cantidad de dióxido de carbono. Gracias a esto se puede evitar la oxidación del café.

Los pasos que debes seguir para conservar el café en un contenedor con válvula unidireccional son los siguientes.

Paso 1. Elegir un contenedor con válvula unidireccional

Lo primero que tienes que hacer es elegir el contenedor, este puede ser una bolsa de café opaca equipada con una válvula unidireccional. Esta se puede encontrar fácilmente, muchos de los café que se consideran premium tienen una válvula en el costado que permite que los gases salgan del recipiente y no ingresen.

Paso 2. Añadir el café al contenedor

Lo segundo será añadir el café al contenedor, de este modo el mismo va a estar libre de gases, ya que estos salen del recipiente de forma segura sin que tengas que intervenir o liberar la presión.

Paso 3. Almacenar café

Luego almacena el café en un lugar con temperatura ambiente que esté entre los 15 y 25° C. Además, el espacio que elijas debe ser seco y debe estar alejado de los rayos del sol, un lugar perfecto es en la alacena.

Hay que mencionar que cuando se abre el café para usar, los gases y el oxígeno van a entrar, por lo que esta opción es perfecta para almacenar y prolongar la vida útil del café que no se planee usar en el futuro inmediato.

¿Cómo conservar el café sin usar?

La bolsa de café sin usar, tiene una larga vida útil siempre que se almacene en el lugar correcto. Entonces los pasos que tienes que seguir para guardar son los siguientes.

Paso 1. Comprar el café

Lo primero que tienes que hacer obviamente es comprar una bolsa de café. Te recomendamos elegir café de calidad, ya que su aroma y sabor es mucho mejor, además se puede conservar por mucho más tiempo.

Paso 2. Almacenar en el armario

Luego de haber comprado el café tienes que guardarlo en el armario, sin abrir, ya que la bolsa en la que viene se puede conservar perfectamente. De hecho, las mismas están pensadas para preservar el café.

Hay que mencionar que una bolsa de café en grano sin abrir puede durar entre 6 y 9 meses en el armario. Aunque al ser abierta su tiempo de vida se reduce.

¿Cómo conservar café una vez abierto?

El café se puede deteriorar con mucha facilidad a causa del aire, la humedad y el calor, por lo que una vez abierto el café comienza su decible. De hecho, incluso puede llegar a absorber aromas extraños, por lo que luego de usarlo la primera vez, hay que almacenar de forma correcta para garantizar su conservación por mucho tiempo.

Para aplicar este método solo tienes que seguir los siguientes pasos.

Paso 1. Guardar el producto cerrado herméticamente

Tienes que hacer es mantener el café herméticamente cerrado. De modo que no haya contacto con el aire. De hecho, cuando se abre se tiene que consumir al día siguiente para mantener el sabor original del café. Si se sigue este proceso se puede conservar el café molido hasta por un mes, y en grano por 2 meses.

Paso 2. Almacenar a temperatura ambiente

Las mejores condiciones de almacenamiento para este tipo de situaciones se producen a temperatura ambiente.

¿Cómo congelar el café para conservar?

¿Se puede congelar el café? Aunque antes había muchos debates sobre si se podía congelar el café o no, la realidad es que si se puede congelar para que dure mucho más tiempo. Sin embargo, hay que hacerlo de forma correcta para evitar que pierda sabor y obviamente vida útil.

Los pasos que tienes que seguir para conservar el café congelado son los siguientes:

Paso 1. Busca un recipiente hermético

Lo primero que tienes que hacer para conservar el café es buscar un recipiente hermético. Hay que tener en cuenta que el tupperware puede dejar entrar pequeñas cantidades de aire, y esto es un problema porque se necesita que esté completamente apretado. Lo ideal es hacerte con una bolsa o recipiente con cremallera. Una buena opción es elegir un recipiente hermético que permita el sellado al vacío.

Paso 2. Colocar el café en el recipiente

Luego de que hayas elegido el mejor recipiente hermético, tienes que colocar sus frijoles allí.

Paso 3. Dividir el café en pequeños lotes

Ahora que has colocado sus frijoles en el recipiente, tienes que dividir el café en lotes pequeños. Es decir, solo toma suficiente café para 3-6 días. Se trata de poder almacenar varios lotes pequeños, para que se presenten mejor.

Paso 4. Colocar todo en el congelador

Luego de que hayas dividido todo el café en pequeños lotes, tienes que llevar todo al congelador. Hay que mencionar que los granos de café que se llevan al congelador tienen una vida útil normal de 2-3 semanas con frescura máxima. Aunque dependiendo de la calidad del café puede durar hasta 2 años. Ahora cuando se descongelan tiene solo una vida útil de 5-6 días, es por ello que se recomienda congelar lotes pequeños.

¿Cómo descongelar café?

Ahora con respecto a cómo usar el café luego de que esté congelado, es importante que cuando saques el café del congelador no lo habrá. Tienes que dejar que se descongele a temperatura ambiente antes de abrir el recipiente o la bolsa. Ten en cuenta que de no hacerlo el recipiente va a obtener una ráfaga de aire y humedad, así que todo el trabajo de almacenamiento se echará a perder.

Además, luego de descongelar no hay que volver a congelarlo, esta es otra de las razones por las que se recomienda guardar lotes pequeños. Esto se debe a que el cambio repetido de la temperatura tiene un efecto negativo sobre el sabor del café.

¿Cómo conservar el café instantáneo?

Hay dos maneras de conservar el café instantáneo, una de ellas es si ya viene en un recipiente hermético sellado y la segunda es si viene en una botella de vidrio o plástico transparente. En el primer caso el proceso es mucho más simple, pero vamos a ver cómo es todo el proceso en ambos casos.

Preservar café instantáneo ya sellado

En el caso que el café instantáneo que hayas comprado ya esté en un recipiente hermético sellado, no tienes que hacer mucho para almacenarlo. Concretamente los pasos que debes seguir para su conservación son:

Paso 1. Comprar el café instantáneo

Lo primero es comprar el café instantáneo, lo normal es que este venga en un paquete sellado, y esto es perfecto ya que es hermético y se puede almacenar para usar luego.

Paso 2. Almacenar el café

Ahora que has comprado un café sellado llegó el momento de almacenar, es importante que lo hagas en un área con poca humedad. Tiene que estar en un lugar fresco, y seco ya que la humedad tiene una larga vida útil.

Preservar café instantáneo sin paquete sellado

Ahora en el caso de que el café que compres no venga en un paquete sellado, sino que venga en una botella de vidrio o de plástico transparente, lo mejor es transferir el café a otro recipiente. En concreto los paso que debes seguir son los siguientes:

Paso 1. Elegir un recipiente mejor para el café

Si el café instantáneo que has comprado viene en botella de vidrio o en un plástico transparente, lo mejor que puedes hacer es transferir a un recipiente de mejor calidad si no lo vas a usar muy rápido. El recipiente que elijas tiene que ser opaco y hermético.

Paso 2. Transferir café al recipiente

El segundo paso es transferir el café al recipiente que has seleccionado, recuerda que tiene que ser opaco y hermético.

Paso 3. Almacenar café

Por último, tienes que guardar el café en un lugar como la despensa, es decir, tiene que ser un lugar fresco, seco y oscuro. Recuerda que los cristales de café instantáneo pueden absorber la humedad y los aromas, por lo que hay que mantenerlos en un recipiente bien sellado. De igual forma hay que mantenerlo alejado de fuentes de calor y vapor. Es por ello que la despensa es el lugar perfecto.

¿Cómo preservar un café elaborado?

Una vez preparado el café este también se puede preservar para luego, en este caso se puede hacer de varias maneras, por ejemplo, en jarras aisladas, preparar café en frío, calentar suavemente en un sartén de acero inoxidable e incluso hacer cubitos de hielo. Aquí vamos a explicarte cuales son los pasos en cada caso.

Preservar café hecho en jarra aislada

Si vas a estar tomando café a lo largo del día, una buena opción es almacenarlo en una jarra aislada, en ese caso los pasos que debes seguir son.

Paso 1. Preparar el café

Este paso es bastante simple, es básicamente preparar el café tal como nos gusta.

Paso 2. Verter en una jarra aislada

Cuando el café esté listo, tienes que verter en una jarra aislada, de este modo puedes mantenerlo caliente y fresco todo el día. En concreto este se va a mantener en perfecto estado por 12 horas.

Conservar café preparado en frío

Si no tienes una jarra térmica en la que almacenar tu café previamente hecho, puedes prepararlo en frío. Los pasos que debes seguir para hacerlo son los siguientes.

Paso 1. Preparar el café en frío

El café en frío se puede preparar fácilmente, basta con remojar con agua fría o a temperatura ambiente. Esta es una forma concentrada de café se puede mantener por bastante tiempo.

Paso 2. Sellar correctamente

Siempre que el café esté sellado correctamente, como un recipiente hermético el café frío se puede mantener por bastante tiempo.

Paso 3. Guardar en el refrigerado

Por último, tienes que guardar en el refrigerador, de este modo puede durar hasta 2 semanas.

Conservar café caliente en el refrigerador y recalentar

Si has preparado el café y quieres guarda en el refrigerador para calentarlo más tarde, puedes calentarlo en la sartén. Para entender esto mejor los pasos que debes seguir son los siguientes:

Paso 1. Calentar el café en un sartén de acero inoxidable

Para conservar el café caliente en el refrigerador y recalentar más tarde, lo mejor que puedes hacer es calentar en una sartén de acero inoxidable. Tienes que dejar calentar, pero sin dejar que hierva, y luego deja que este agradable y tibio.

Paso 2. Agregar una cucharada de chocolate caliente

El segundo paso es agregar una cucharada de chocolate caliente, de este modo puedes ocultar los sabores extraños y el café se preservará mejor.

Conservar café hecho con cubos de hielo

El café hecho también se puede preservar con cubos de hielo, así que vamos a ver cuáles son los pasos.

Paso 1. Preparar cubos de hielo

Con el café ya preparado hay que hacer cubitos de hielos.

Paso 2. Colocar en el café

Cuando tengas los cubos de hielo ya hechos, tienes que ponerlos en el café helado.

Paso 3. Transferir a una bolsa Ziploc

Ahora tienes que transferir a una bolsa Ziploc segura para el congelador, o un recipiente similar. Esto tienes que hacerlo tan pronto como estén congelados para evitar que adquieran sabores extraños.

¿Cómo saber si el café se ha echado a perder?

Algo que debemos saber sobre el café es que una vez estropeado, no hará daño como sucede con otros alimentos vencidos. Sin embargo, va a tener un mal sabor y comenzará a desarrollar moho y bacterias, así que a largo plazo puede resultar dañino.

Para entender esto mejor los síntomas de que un café está estropeado son:

  • Color o apariencia inusual.
  • Presencia de moho y bacterias en el café.
  • Los granos tienen un olor fétido, para nada al olor típico del café.
  • Luego de la preparación el café tiene un sabor rancio o el sabor es más débil de lo habitual.

¿Cuánto dura el café?

Determinar cuándo puede durar el café es un poco complicado, sobre todo porque este es un producto bastante delicado, tanto la humedad, la luz solar y el aire pueden estropearlo rápidamente. Sin embargo, si se almacena correctamente muchos de estos problemas se pueden evitar, y podemos dar un tiempo promedio de conservación para el café.

A continuación, te dejamos una tabla con el tiempo de conservación del café, dependiendo del método que se haya seleccionado y otros factores.

ProductoTiempo de conservación
Café en recipiente hermético6 meses.
Café sin usar6-9 meses.
Café una vez abierto2 meses
Congelar café para conservar2-3 semanas.
Congelar café para conservar sin usar2 años.
Café para conservar luego de descongelar5-6 días.
Café hecho en jarra aislada12 horas.
Café preparado en frío2 semanas.

¿Cuál es la mejor forma de conservar el café?

Ahora con respecto a cuál de todas las opciones que hay para elegir es la mejor, dependerá de cuánto tiempo queramos mantenerlo almacenado. Por ejemplo, si hemos comprado grandes cantidades y no tenemos planeado usarlas en el futuro próximo congelar puede ser la mejor alternativa. Sin embargo, si hemos comprado lo justo para una semana podemos guardar en la despensa en un recipiente hermético.

Por lo general esta última es la opción más recomendada, ya que se suele comprar la cantidad justa para tomar café por una semana. Entonces podemos emplear el método de conservación en recipientes herméticos como los que ya te hemos mencionado y el café se va a conservar en perfecto estado, manteniendo su sabor y frescura.

Aclarado esto esperamos que toda la información que te hemos dado sea de utilidad para que mantengas tu café en perfecto estado. En el caso de que quieras aprender a conservar correctamente otros alimentos te invito a seguir navegando por la web, ya que tenemos información sobre cómo conservar otros productos.

Deja un comentario