Cómo Conservar Cerezas (Frescas, Almíbar, Marrasquino)

Conservar Cerezas

Las cerezas son una rica fruta estacional, que se da mayormente en lugares con climas templados, y se utiliza mucho para decorar postres, además de añadir sabor, a pasteles y bebidas, pero lo que vamos a ver hoy es cómo se conservan las cerezas.

Las cerezas frescas las puedes guardar en la nevera por 1 o 2 días, o puedes extender su vida útil por 4 meses congelándolas. Si no deseas utilizar la nevera, puedes conservar las cerezas en almíbar por todo un año a temperatura ambiente o deshidratarlas.

Para aprender a conservar cerezas correctamente solo tienes que seguir leyendo.

Cómo conservar cerezas

Las cerezas son unas frutas sumamente delicadas, por ello no se recomienda dejarlas mucho tiempo a temperatura ambiente cuando están frescas, ya que se maduran rápidamente y por tanto se acabarán pudriendo.

Cuando compres cerezas, asegúrate de seleccionar las cerezas que estén en buen estado (que estén firmes y no aguadas) y que tengan el tallo verde, señal de que aún siguen frescas).

A continuación procederé a explicarte como conservar las cerezas de varias formas y que se adapten a tus necesidades.

Como conservar cerezas en la heladera

Si la temporada de cerezas aún no ha acabado, o apenas va empezando, y te gustan comerlas frescas, la puedes guardar un par de días en la nevera antes de que se maduren y pudran.

Acá te explico que es lo que debes hacer:

  • Paso 1: Secar las cerezas.

Como las cerezas absorben la humedad, no debes lavarlas antes de guardarlas, mejor haz eso antes de comerlas. Lo importante es que estén secas, así que si están algo húmedas, sécalas con un trapo de cocina limpio y seco o con papel absorbente.

Un dato importante con respecto a almacenar las cerezas frescas en la nevera es que no debes quitarles el tallo o se pondrán malas con extrema rapidez.

  • Paso 2: Colocar las cerezas en un recipiente o bolsa.

Una vez secas, pon las cerezas dentro de un recipiente o bolsa hermética. Asegúrate de no amontonarlas mucho, ya que las que queden abajo se podrían magullar con el peso.

  • Paso 3: Guardar las cerezas en la parte más fría de la heladera.

Ahora coloca las cerezas en la parte de atrás de tu nevera, que suele ser donde hace más frío. Además, tienes que cerciorarte de colocarlas lejos de alimentos que desprendan un fuerte olor, ya que las cerezas lo absorben y eso podría cambiar su sabor.

Si sigues todos estos consejos tus cerezas se mantendrán en buen estado en la nevera por 1 o 2 días, un poco más, un poco menos, dependiendo de lo maduras que se encuentren. [1]

¿Cómo congelar las cerezas?

¿Se pueden congelar las cerezas? ¡Sí que puedes! Las cerezas se conservan muy bien en el freezer. Aunque para ello se precisa lavarlas y sacarles la semilla (también llamado hueso o cuesco).

  • Paso 1: Lavar las cerezas.

Como estarán guardadas por una larga temporada, es importante lavarlas bien y deshacerse del tallo.

  • Paso 2: Deshuesar las cerezas.

Hay gadgets o aparatos que sirven para deshuesar varias cerezas a la vez, lo cual resulta muy conveniente cuando tienes una gran cantidad. Pero también puedes usar una botella.

Removiendo el cuesco de una cereza

Solo coloca la cereza sobre la punta u orificio de la botella, y con un palillo, presiona justo en el medio hasta sacar la semilla, que caerá dentro de la botella. Esto te tomará más tiempo pero es una forma sencilla de hacerlo. Otra alternativa sería cortar la cereza, para quedarte solo con la pulpa.

  • Paso 3: Colocar las cerezas en una bandeja.

Coloca papel encerado o un mantel antiadherente sobre una bandeja y extiende las cerezas sobre ella, para realizar un primer congelamiento. No hagas una pila de cerezas, intenta dejarlas lo más planas posible para que se congelen rápido.

  • Paso 4: Congelar por unas horas.

Deja la bandera con cerezas en el freezer por 3 o 4 horas, o hasta que se congelen completamente.

  • Paso 5: Pasar las cerezas congeladas a unas bolsas o recipientes.

Lo mejor sería que dividieras las cerezas en recipientes o bolsas pequeñas resistentes al congelador, para que de ese modo solo descongeles las porciones que vayas a necesitar.

Después mete los recientes dentro de otra bolsa más grande, así no solo estarán todas mejor acomodadas, sino que además se evitan las quemaduras por congelamiento.

  • Paso 6: Etiquetar.

Escribe sobre la bolsa, la fecha de almacenamiento de las cerezas, o pega una etiqueta con esa información.

  • Paso 7: Guardar las cerezas en el freezer.

De este modo, las cerezas podrán estar congeladas durante 4 meses. [2]

Como hacer cerezas en conserva

Gracias a este método podremos conservar las cerezas en un almíbar, convirtiéndolas en un complemento ideal para diferentes postres. Puedes utilizar cerezas agrias o agridulces, pero no conviene mezclarlas, ya que no queden con el mismo sabor.

A continuación te detallo lo que debes hacer:

  • Paso 1: Limpiar las cerezas y quitarles la semilla.

Lava las cerezas con agua fría y retira todos los tallos. Luego deberás removerle las semillas. También conviene desechar las cerezas que estén muy blandas. Luego sécalas con una toalla limpia.

  • Paso 2: Preparar el almíbar.

Para medio kilo de cerezas, deberás usar de 1.5 a 2 tazas de azúcar blanca, más 4 tazas de agua. Echa el agua y azúcar en una cacerola y llévala a la estufa a fuego medio-alto, revolviendo de vez en cuando, hasta que el azúcar se haya disuelto en su totalidad. Apaga el fuego.

  • Paso 3: Llenar los frascos con las cerezas.

Para almacenar estas cerezas, necesitarás unos frascos de vidrio con tapa de rosca o hermética. Tienen que estar completamente limpios y secos. Entonces, procedes a echar las cerezas en el frasco, agitándolo de tanto en tanto para que quepan bastantes.

Mientras menos espacio libre quede dentro del frasco, menor será la cantidad de almíbar que necesitarás para llenarlo, lo cual resulta bueno si tienen muchas cerezas y poco almíbar.

  • Paso 4: Verter jarabe en cada frasco.

Luego de llenar frascos con cerezas, tienes que cubrirlas con el almíbar. Solo asegúrate de dejar 1.3 o 1.5 centímetros libres en el frasco, por lo general sería el área donde va la tapa.

Este espacio adicional mantendrá seguras las cerezas cuando se realice el proceso de vaciado, ya que la presión generada podría hacer que los frascos estallen si se encuentran completamente llenos.

Conservar cerezas enfrascadas
  • Paso 5: Realizar el vaciado. 

En una olla grande coloca un trapo de cocina limpio o una rejilla al fondo, y encima acomoda los frascos con las cerezas en almíbar, esto evitará que cuando empiece a hervir los frascos choquen constantemente contra la olla o entre ellos.

Después cúbrelos con agua y enciende la estufa. Cuando rompa a hervir, deja cocinar durante unos 20-30 minutos, después apaga el fuego y deje que el agua se temple, antes de sacar los frascos con unas pinzas.

Pon los frascos sobre una mesa o encimera, donde no le pegue la luz del sol, y espera que se enfríen antes de guardarlos.

  • Paso 6: Etiquetar.

Pega una etiqueta en cada frasco con la fecha de preparación.

  • Paso 7: Guardar las cerezas en conserva en un lugar fresco y oscuro. 

Guarde los frascos con cerezas en un lugar seco, oscuro y fresco, como la despensa. Si mantienes sellado el frasco, las cerezas en almíbar se mantendrán 1 año en la despensa o incluso más tiempo si la temperatura es inferior a los 21°C. Dentro de la nevera durarían de unos 18 a 24 meses.

Una vez hayas destapado el frasco, debes refrigerarlas de 1 a 2 semanas. Este es el tiempo que durarían también de no realizar el proceso de vaciado.

Como conservar cerezas al marrasquino

Cerezas en frasco con licor

Para preservar las cerezas también puedes usar alcohol. Por lo general, se suele emplear el marrasquino, que es un tipo de alcohol hecho a base de cerezas, aunque el brandi o bourbon le vienen bien.

Para este método conviene usar cerezas agrias, como la Morello, y solo tienes que hacer lo siguiente:

  • Paso 1: Lavar las cerezas.

Lávalas con agua fría, quítales el tallo y la semilla.

  • Paso 2: Cocinar el licor a fuego medio.

Vierte el licor en una olla y cocina a fuego medio. Revuelve ocasionalmente para evitar que el licor se queme.

  • Paso 3: Añadir las cerezas al licor.

Cuando el licor esté hirviendo, pon la estufa a fuego bajo, y agregas las cerezas. Revuelve bien para cubrirlas con el licor, y cocine por cinco o diez minutos más. Opcionalmente puedes añadir alguna especia aromática como la canela.

  • Paso 4: Apagar el fuego y esperar que se enfríe.

Apaga el fuego y espera a que las cerezas se enfríen a temperatura ambiente por unos 30 minutos.

  • Paso 5: Transferir las cerezas a un frasco de vidrio. 

Use un frasco con tapa de rosca o hermética para mantener sellada las cerezas. Debe estar limpio, y completamente seco. Vierta las cerezas con el licor en el frasco, dejando 1 o 1.5 centímetros sin llenar, y luego procedes a tapar bien.

  • Paso 6: Baño de agua.

Si quieres que tus cerezas al marrasquino duren mucho tiempo, debes realizar un vaciado. Para ello, pon un trapo de cocina limpio o una rejilla al fondo de una olla grande, y encima acomoda los frascos con las cerezas.

Eso evitará que cuando empiece a hervir el agua, los frascos choquen constantemente contra la olla o entre ellos. Echa el agua hasta cubrir los frascos, y hierve por 20 o 30 minutos.

Trascurrido este tiempo apaga el fuego y espera que el agua se enfríe, saca los frascos con unas pinzas y déjalos en una mesa o encimera por unas horas hasta que se enfríen por completo.

  • Paso 7: Etiquetar.

Pega una etiqueta con la fecha de preparación de las cerezas con alcohol sobre los frascos.

  • Paso 8: Macerar por al menos 3 días. 

Mientras más tiempo estén las cerezas sumergidas en el licor, más sabrosas quedarán. Algunos expertos recomiendan macerar hasta 2 meses antes de abrirlos. Solo hay que mantenerlas refrigeradas.

Si decides comer las cerezas demasiado pronto, lo más probable es que los sabores no se hayan podido mezclar bien.

  • Paso 8: Almacenar las cerezas en alcohol en la nevera.

Puedes guardar el frasco sellado con cerezas al marrasquino en un lugar a oscuro, fresco y seco, o refrigerarlo si el clima es superior a 25°C, por 2 o 3 años.

Cuando abras el frasco, debes mantenerlo en la nevera de 6 a 12 meses.

¿Cómo conservar la mermelada de cereza?

Cuando la temporada de cerezas está a punto de acabar, se deben aprovechar las frutas que quedan, sobre todo en recetas que nos puedan durar, al menos, hasta la próxima cosecha.

Y en ese caso, la mermelada de cereza se presenta como una estupenda opción. Para prepararla solo tienes que seguir estas indicaciones:

  • Paso 1: Esterilizar los frascos donde pondrás la mermelada.

A la hora de guardar una mermelada, no hay mejor opción que usar frascos de vidrio que tengan tapa de rosca o hermética. Pero para que el contenido dure bastante tiempo, se deben esterilizar.

Pon a hervir agua en una olla, coloca los frascos junto a las tapas y déjalos unos 15 minutos. Transcurrido este tiempo, saca con sumo cuidado los frascos usando unas pinzas.

Colócalos sobre una rejilla o papel absorbente, para que se escurran y sequen totalmente.

  • Paso 2: Lavar y deshuesar las cerezas.

Lava con agua fría, y remueve los tallos. Después deberás deshacerte de las semillas, esto hazlo sobre un bol para que el jugo de las cerezas caiga dentro. Si no cuentas con las pinzas especiales para sacar las semillas, corta las fresas en trozos.

  • Paso 3: Añadir limón y azúcar.

Pesa el bol donde tienes las cerezas. Para medio kilo de cerezas, deberás usar 250 gramos de azúcar. Agrega a las cerezas el jugo de medio limón y todo el azúcar.

Revuelve bien, luego tapa el bol con film plástico y deja reposar durante una hora.

  • Paso 4: Preparar la mermelada.

Vierte la mezcla de las cerezas con el azúcar en una olla, y cocina a fuego alto hasta que empiece a hervir, ahí tendrás que poner el fuego medio-bajo. Cocina por 30 minutos, revolviendo contantemente con una espátula se silicona o una cuchara de madera.

Estará lista cuando adquiera una textura algo gelatinosa o cremosa. La puedes licuar hasta obtener el punto que quieras, y la dejas enfriar.

  • Paso 5: Verter la mermelada al frasco.

Una vez que la mermelada este fría, viértela en el frasco utilizando un embudo o cuchara. No tienes que llenar todo el frasco, hay que dejar al menos un centímetro o uno y medio.

  • Paso 6: Sellar al vacío.

Coloca un trapo al fondo de una olla grande, alta y de fondo grueso. Luego acomoda los frascos con la mermelada de modo que no choquen entre ellas o con el fondo de la olla.

Agrega agua hasta cubrir los frascos, cuando rompa el hervor, deja unos 20 o 30 minutos para que la presión realice el vaciado. Transcurrido este tiempo, apaga el fuego y deja los frascos en la olla, hasta que el agua se enfríe un poco.

  • Paso 7: Sacar los frascos y dejar reposar.

Cuando el agua temple, saca los frascos con la mermelada de cereza y déjalos en la mesa o encimera hasta que se enfríen por completo. Esto puede tardar varias horas

  • Paso 8: Etiquetar.

Una vez que los frascos estén fríos al tacto, y secos, pega una etiqueta con la fecha de almacenamiento de la mermelada de cereza.

  • Paso 9: Guardar la mermelada de cereza.

Si el clima donde vives no sobrepasa los 25°C, puedes almacenar la mermelada de cereza con el envase sellado en la despensa por unos 10 u 12 meses, después de abrir el frasco solo durará unos 3 o 4 meses.

En el caso de que temperatura sea superior a los 25°C, debes almacenar la mermelada de cereza en la nevera, si el frasco se mantiene cerrado puede estar entre 12 – 18 meses, y si está destapado unos 6 meses

Para congelar la mermelada de cereza, debes transferirlo a una bolsa hermética o recipiente apto para congelar, así llegará a durar unos 2 años.

Si quieres puedes revisar el post en detalles sobre como conservar mermeladas en el enlace.

Conservar compota de cereza

Una receta muy parecida a la mermelada es la compota, con la diferencia de que en este caso no se tienen que licuar las cerezas.

La cantidad de azúcar que requieres para esta preparación es la mitad del peso de las cerezas, es decir, que por cada 600 gramos de cerezas, usarás 300 gramos de azúcar.

No obstante, esto también depende del gusto de cada persona. Para hacerlo debes seguir estos pasos:

  • Paso 1: Lavar las cerezas.

Lava las cerezas con agua fría, después escúrrelas.

  • Paso 2: Quitar las semillas.

Remueve las semillas de las cerezas usando un aparato especial para eso, o puedes usar una botella y un palillo.

  • Paso 3: Agregar limón y azúcar.

Coloca las cerezas en un bol, luego añade el jugo de un limón (lo puedes remplazar por una cucharada de vinagre balsámico), junto con el azúcar y remueve.

  • Paso 4: Cocinar.

Pasa las cerezas a una olla y cocina a fuego bajo, removiendo constantemente, hasta que las cerezas se hayan ablandado y el azúcar se haya caramelizado. Una vez esté listo, apaga el fuego y espera que enfríe.

  • Paso 5: Pasar a un frasco de vidrio.

Cuando la compota este fría, viértela en unos frascos de vidrio con tapa de rosca o hermética. Estos deben estar limpios y secos. Recuerda dejar libre al menos un centímetro en cada frasco.

  • Paso 6: Poner a hervir agua en una olla.

Usa una olla grande y alta de fondo grueso para realizar el vaciado. Pon un trapo de cocina limpio al fondo de la olla para evitar que los frascos se rompan. Después añade agua hasta cubrir los frascos.

Pon a hervir hasta alcanzar los 82°C, o hasta que el agua empiece a burbujear. Y hierve de unos 20 a 30 minutos. Después apaga el fuego y deja reposar hasta que el agua se enfríe.

Saca con unas pinzas y espera que los frascos se enfríen y sequen por completo.

  • Paso 6: Etiquetar.

Pega una etiqueta en cada frasco con la fecha de almacenamiento de la compota de cerezas.

  • Paso 7: Guardar la compota de cerezas.

En este caso se recomienda refrigerar la compota de cerezas por unos 8 o 10 meses si el frasco está sellado, una vez abierto, te durará solo unos 2 meses como máximo.

Para congelar la compota de cerezas, debes transferir el contenido a una bolsa o recipiente hermético apto para congelar, así durará unos 12 meses congelada.

¿Cómo deshidratar las cerezas?

Si quieres emplear un método que conserve las cerezas sin añadir algún aditivo, como el azúcar o el alcohol, puedes poner a secar las cerezas, de este modo la tendrás por una larga temporada y serán más saludables.

Para deshidratar las cerezas debes hacer lo siguiente:

  • Paso 1: Lavar las cerezas.

Lava las cerezas con agua fría, remueve el tallo y quítale el cuesco.

  • Paso 2: Picar las cerezas.

Nunca pongas a deshidratar las cerezas enteras, debes picarlas a la mitad o en rodajas, así que secarán más rápido.

  • Paso 3: Deshidratar.

Lo mejor sería usar un deshidratador de alimentos. Para ello, pon las cerezas dentro del deshidratador, ajusta la temperatura unos 73°C, y deja que se sequen por 2 o 3 horas.

Después, baja la temperatura a 53°C y deshidrata de 8 a 15 horas más, dependiendo del grosor de las cerezas. Estarán listas cuando se arruguen pero queden maleables.

También puedes usar un horno convencional, solo debes poner las cerezas sobre una bandeja con papel encerado o mantel antiadherente. Ajusta la temperatura del horno a unos 65°C y hornea durante 10 horas.

  • Paso 4: Acondicionar las cerezas deshidratadas.

Antes de colocar las cerezas secas dentro del recipiente, espera que se enfríen unos minutos a temperatura ambiente. Solo asegúrate de no dejarlas mucho tiempo ya que podrían volver a absorber la humedad del aire.

Luego pon las cerezas dentro de un frasco de vidrio con tapa de rosca o hermética que esté limpio y completamente seco. Solo llena 2/3 partes del frascos, y almacena de 7 a 10 días.

Debes agitar de vez en cuando el envase para que no se peguen. Si notas humedad en las paredes del frasco, las cerezas se deben volver a deshidratar.

  • Paso 5: Etiquetar.

Pega una etiqueta con la fecha de almacenamiento de las cerezas.

  • Paso 6: Guardar las cerezas deshidratadas en un lugar oscuro y seco.

Es importante que el lugar donde pongas el frasco con cerezas deshidratas esté libre de humedad, oscuro y fresco. De este modo, las cerezas deshidratadas podrán mantenerse en buen estado por todo un año.

¿Cómo saber si las cerezas se pusieron malas?

Las cerezas se encuentran en mal estado si presenta alguna de las siguientes características:

  • Mal olor: si las cerezas desprenden un olor fétido es que ya no están en buen estado y se deben tirar a la basura.
  • Moho: si sobre las cerezas aparecen manchas o pelusas blancas o negras, quiere decir que desarrollaron moho, y como este es perjudicial para el organismo, se tienen que desechar.
  • Blandas y aguadas: cuando una cereza se pasan de maduras, comienzan a ablandarse y ponerse aguadas, lo que da pie al desarrollo de bacterias y hongos.
  • Mal sabor: si las cerezas presentan un sabor diferente al habitual, que no resulta nada agradable, se deben desechar, ya que de ingerirse podrían causar una intoxicación.

¿Por qué se dañan las cerezas?

Como ocurre con cualquier fruta o verdura fresca, las cerezas pueden tener bacterias procedentes del agua, suelo o animales, incluso de nuestra propia mano si no la hemos lavado bien.

Esta contaminación de origen humano también puede ocurrir en la cosecha. En la mayoría de los casos, cuando ocurre cierta contaminación, las bacterias no se desarrollan si el entorno donde se encuentran las cerezas no es favorable para ellas.

De ahí radica la importancia de un buen almacenamiento. Además, la mayoría de los alimentos ya cuentan con algunas bacterias o microorganismos que al estar en pocas cantidades no resulta perjudicial.

Asimismo, como las cerezas son un fruto muy delicado, si se dejan mucho tiempo a temperatura ambiente, se madurarán rápidamente y se pudrirán, también pueden atraer a muchos insectos y otras alimañas.

¿Cuánto duran las cerezas?

Las cerezas frescas tienen un tiempo de vida corto, por ello, se realizan varias recetas a base de azúcar para preservarlas por una larga temporada. Acá te resumo el tiempo de conservación de la cereza.

ProductoDuración
Cerezas frescas refrigeradas1 – 2 días
Cerezas frescas congeladas4 meses
Cerezas en conserva frasco sellado a temperatura ambiente1 año
Cerezas en conserva frasco sellado y refrigerado18 – 24 meses
Cerezas en conserva frasco abierto y refrigerado1 – 2 semanas
Cerezas en alcohol, frasco sellado2 – 3 años
Cerezas en alcohol, frasco abierto y refrigerado6 – 12 meses
Mermelada de cereza, frasco sellado a temperatura ambiente10 – 12 meses
Mermelada de cereza, frasco sellado y refrigerado12 – 18 meses
Mermelada de cereza, frasco abierto a temperatura ambiente3 – 4 meses
Mermelada de cereza, frasco abierto y refrigerado6 meses
Mermelada de cereza congelada2 años
Compota de cerezas, frasco sellado y refrigerado8 – 10 meses
Compota de cerezas, frasco abierto y refrigerado2 meses
Compota de cerezas congelada12 meses
Cerezas deshidratadas a temperatura ambiente1 año

¿Cuál es la mejor forma de conservar las cerezas?

Las cerezas frescas se deben preservar en el frío, aunque en la nevera no suelen duren más que un par de días, las cerezas congeladas pueden mantenerse en buen estado por unos meses.

Sin embargo, hay otros métodos que alargan la vida útil de las cerezas. Entre los que se encuentran, la conservación de cerezas en almíbar o en alcohol, como cerezas al marrasquino, que las mantiene por un largo tiempo.

También puedes deshidratar las cerezas para mantenerlas una larga temporada, sin necesidad de añadirle azúcar o alcohol. Aparte, puedes preparar mermelada o comporta de cerezas, para no perderlas en caso de que tengas muchas.

Si te interesa aprender a conservar alguna otra fruta o alimento, este sitio cuenta con un montón de temas concernientes a la preservación de varias cosas, así que explora todo lo que gustes.


[1] https://lee.ces.ncsu.edu/wp-content/uploads/2012/12/TheFoodKeeper.pdf?fwd=no

[2] https://foodbanksbc.org/wp-content/uploads/2014/12/Food-Storage-Guidelines3.pdf

Deja un comentario