Cómo Conservar Arándanos (Frescos, Secos)

Conservar Arándanos

Los arándanos son unas bayas de color azul oscuro, casi negro, que entran en la categoría de frutos del bosque, y tienen un sabor dulce y algo ácido, pero, ¿Cómo se conservan los arándanos?

Si guardas los arándanos en la nevera se mantendrán en buen estado por 2 o 3 días, pero si los congelas te llegarán a durar unos 4 meses. Deshidratados aguantaran 1 año a temperatura ambiente.

Para saber más en detalle el modo correcto de conversar arándanos, solo sigue con la lectura. Basados en su uso, te recomiendo que leas el post sobre conservar smoothies.

Cómo conservar arándanos en la nevera

Los arándanos no suelen durar mucho a temperatura ambiente, por tal motivo, se debe refrigerarse apenas llegues a casa con ellos del siguiente modo:

  • Paso 1: Secar los arándanos.

Después de adquirir los arándanos, extiéndelos sobre una bandeja con papel absorbente, retira las hojas y las bayas aguadas. Después, pasa papel absorbente por encima para eliminar los restos de humedad.

No te recomiendo que laves los arándanos a no ser que los vayas a comer, congelar o usar para alguna otra receta, pues la humedad es uno de sus principales enemigos.

  • Paso 2: Forrar un recipiente con papel.

Como los arándanos suelen perder humedad, lo mejor será que forres internamente un recipiente con papel absorbente. También los puedes poner en una bolsa, solo tendrías que envolver los arándanos con el papel absorbente primero.

El recipiente o la bolsa no deben ser herméticos, ya que tienen que permitir que los arándanos respiren. Si usarás el recipiente solo cúbrelos con más papel o una tapa no hermética, y en el caso de la bolsa, usa una de papel o una plástica pero hazle algunos agujeros.

  • Paso 3: Guardar los arándanos en la nevera.

Coloca los arándanos en una parte fresca de tu heladera. Evita usar el compartimiento de las verduras, ya que ahí no estarán lo suficientemente aireados.

Si sigues estos consejos, los arándanos podrán estar refrigerados por 2 o 3 días. [1]

Cómo congelar los arándanos

¿Se pueden congelar los arándanos? Sí, de hecho es la manera más habitual de conservarlos pues se mantienen por más tiempo, además, que de que se pueden usar como si estuvieran frescos. Para ello, sigue estos pasos:

  • Paso 1: Lavar y secar los arándanos.

Para lavarlos en este caso te aconsejo mezclar una taza de vinagre (blanco o de manzana) con tres de agua en un tazón, echa los arándanos, remueve bien y déjalos remojando durante 10 minutos.

Después cuela y en el mismo colador, pon lo arándanos bajo el chorro del agua. Escurre bien y sécalos con papel absorbente.

  • Paso 2: Realizar primer congelamiento.

Coloca papel pergamino o encerado sobre una bandeja, luego echa los arándanos y que queden en una sola capa, no amontonados. Después congela por entre 2 o 4 horas.

  • Paso 3: Embolsar los arándanos.

Mete los arándanos congelados a una bolsa apta para congelar que sea hermética o un recipiente hermético apto para el freezer.

  • Paso 4: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento sobre la bolsa o envase para que sepas el periodo que llevan congelado los arándanos.

  • Paso 5: Guardar los arándanos en el freezer.

Si sigues todas mis indicaciones, los arándanos podrán estar en el freezer durante 4 meses. [2]

Cuando los quieras descongelar, solo pasa la porción que vayas a utilizar a la nevera un día antes, o remójalo en agua fría por unas horas a temperatura ambiente.

Cómo deshidratar los arándanos

Si deseas que tus arándanos duren un poco más de tiempo, puedes deshidratarlos, incluso los que están congelados, en caso de que te queden muchos en el freezer y se acerca su “fecha de vencimiento”.

  • Paso 1: Lavar los arándanos.

Echa los arándanos sobre un colador y ponlos bajo el chorro de agua para lavarlos, remueve los tallos, hojas y frutas podridas o blandas.

  • Paso 2: Blanquear los arándanos.

En una olla con agua hirviendo agrega los arándanos durante 30 segundos o hasta que su piel comience a agrietarse. Luego los sacas y echas en un bol con agua fría y hielo para cortar la cocción.

No los dejes demasiado rato en el agua fría, cuela y sécalos con papel absorbente o una toalla de cocina limpia.

  • Paso 3: Preparar la bandeja.

Si usarán un horno convencional para deshidratar los arándanos, coloca papel pergamino en una bandeja y luego acomodas las bayas de manera que queda una capa sin apilamientos.

Pero si cuentas con un deshidratador de alimentos, solo mete los arándanos en las bandejas internas de tu aparato sin amontonarlos. En caso de que quieras usar tu freidora de aire, haz una especie de cesta o bandeja con papel pergamino.

  • Paso 4: Deshidratar los arándanos.

Pon tu horno a la temperatura más baja que alcance, entre los 70° o 90°C, y deshidrata durante 7 horas. En el deshidratador ajusta la temperatura a unos 50°C, y sécalos de 8 a 12 horas. Estarán listas cuando estén arrugadas, algo duras y correosas.

También podrías usar una freidora de aire aunque tomará más tiempo, lo pones a 50°C durante 15 horas, pero chequea constantemente su estado a partir de las 10 o 12 horas que lleve deshidratándose.

  • Paso 5: Embolsar o envasar los arándanos deshidratados.

Antes de hacer este paso, aguarda hasta que los arándanos estén fríos. Entonces, procedes a guardarlos en un tarro de vidrio con tapa hermética, aunque uno de plástico también sirve o una bolsa hermética.

  • Paso 6: Etiquetar.

Anota el nombre del producto, “arándanos deshidratados”, junto a la fecha de almacenamiento.

  • Paso 7: Guardar los arándanos deshidratados.

Puedes guardarlos en un lugar donde no le pegue la luz del sol o el calor de forma directa y que además esté libre de humedad, puede ser alguna zona de tu despensa. De esta manera, los arándanos deshidratados se mantendrán en buen estado por todo un año a temperatura ambiente.

También podrías congelar los arándanos deshidratados, aunque deben estar en una bolsa o envase apto para congelar, y se conservarán de 18 a 24 meses.

Cómo conservar la mermelada de arándanos

Con los arándanos puedes preparar una deliciosa mermelada, así le sacas provecho a los arándanos y los tienes disponible una larga temporada.

Para hacerla necesitarás 800 gramos de arándanos, 500 gramos de azúcar, 1 vaina de vainilla y el jugo de un limón grande.

  • Paso 1: Esterilizar los tarros con sus tapas.

Calienta agua en una olla y cuando rompa a hervir, mete los tarros con sus tapas cuidadosamente y esteriliza por 15 minutos. Luego sácalos con unas pinzas y déjalos escurrir sobre una rejilla o papel absorbente hasta que se sequen.

  • Paso 2: Lavar los arándanos.

Pon los arándanos en un colador y deja que el chorro del agua los limpie.

  • Paso 3: Colocar un plato de vidrio en el freezer.

Antes de hacer la mermelada, coloca un plato de vidrio en freezer que después te ayudará a probar la mermelada.

  • Paso 4: Preparar la mermelada.

En otra olla de fondo grueso y lo suficientemente grande, agrega todos los ingredientes y cocina a fuego medio por unos minutos. Tienes que ir removiendo con una cucharada de madera preferiblemente, e ir aplastando los arándanos.

Cuando hierva, cocina por 30 minutos más y deshazte de la espuma blanca que se le puede formar en la parte superior.

  • Paso 5: Probar la mermelada.

Saca el plato del freezer, añade un poco de la mermelada sobre él y refrigera por 3 minutos. En ese tiempo la mermelada se tiene que haber enfriado y cuajado un poco.

Sabrás que está lista cuando le pases un dedo y la mermelada se arrugue como la piel. En caso de no haber alcanzado este punto, cocina por 5 minutos más la mermelada.

  • Paso 6: Envasar.

Si la mermelada está lista, deja que se enfríe un poco y luego lo pones dentro los tarros de vidrio, pero sin llenarlo completamente, deja al menos un centímetro libre.

Antes de envasar puedes licuar la mermelada o dejarla con trozos grandes, para que le des la consistencia que prefieras.

  • Paso 7: Realizar el sellado al vacío.

En una cacerola grande, de fondo grueso, pon un trapo de cocina limpio al fondo y encima coloca los frascos con la mermelada de arándanos para evitar que choquen entre sí o con la olla.

Llena con agua hasta cubrir los frascos y pon el fuego al máximo, a lo que empiece a hervir lo bajas y dejas cocinar por 20 o 30 minutos, así se realizará el vaciado por presión.

Transcurrido el tiempo, apaga el fuego y deja los frascos dentro de la cacerola hasta que el agua se enfríe.

  • Paso 8: Sacar los frascos y dejar reposar.

Cuando el agua se temple, saca los frascos con mermelada y déjalos en la mesa o encimera, lejos del sol, hasta que se enfríen por completo.

  • Paso 9: Etiquetar.

En unas etiquetas coloca la fecha de almacenamiento junto con “mermelada de arándanos”.

  • Paso 10: Guardar la mermelada de arándanos.

Puedes almacenar esta mermelada en la despensa a temperatura ambiente, siempre y cuando el clima no supere los 25°C. El envase sellado con mermelada de arándanos se mantendrá en buen estado de 10 a 12 meses, y abierto unos 3 o 4 meses.

Si el clima sobrepasa los 25°C, lo mejor es mantener la mermelada de arándanos refrigerada por entre 12 y 18 meses si el tarro está sellado, y  unos 6 meses una vez abierto.

También puedes congelar la mermelada de arándanos, solo tienes que pasarla a un envase o bolsa hermética para congelar y se mantendrá de 2 a 5 años.

Cómo conservar los arándanos en almíbar

Otra manera de almacenar por mucho los arándanos enteros, consiste en conservarlos en almíbar, solo tienes que seguir mis indicaciones:

  • Paso 1: Esterilizar los tarros con sus tapas.

Pon los tarros con sus respectivas tapas en una olla con agua y hierve durante 15 minutos. Luego sácalos con unas pinzas y déjalos escurrir sobre una rejilla o papel absorbente.

  • Paso 2: Lavar y secar los arándanos.

Colocas los arándanos en un colador y deja que el chorro del agua los limpie. Deja escurrir mientras preparas el almíbar.

  • Paso 3: Preparar el almíbar.

En una cacerola mezcla una taza de azúcar y 5 tazas de agua, pon el fuego a nivel medio-bajo y cocina hasta disolver el azúcar, luego agrega los arándanos escurridos y cocina por 30 segundos más. Apaga la cocina y espera que el almíbar se enfríe un poco.

  • Paso 4: Trasferir a un tarro seco.

Verifica que el tarro esté completamente seco y procedes a llenarlo con sumo cuidado para no quemarte. Puedes usar un embudo grueso para facilitar el trabajo.

No llenes por completo el envase, y limpia el exceso de almíbar que puede hacer quedado en el borde antes de colocar la tapa.

  • Paso 5: Sellar al vacío el tarro.

En una olla grande de fondo grueso, pon un trapo de cocina limpio al fondo y encima coloca los frascos con la mermelada de arándanos para evitar que choquen entre sí o con la olla.

Llena con agua hasta rebasar los frascos y enciende el fuego al máximo, a lo que empiece a hervir lo bajas y dejas cocinar por 20 o 30 minutos, de esa forma por la presión se realizará el vaciado.

Transcurrido el tiempo, apaga el fuego y deja los frascos dentro de la cacerola hasta que el agua se enfríe.

  • Paso 6: Sacar los frascos y dejar reposar.

Cuando el agua se enfríe, saca los frascos con mermelada y déjalos en la mesa o encimera, lejos de la luz, hasta que se enfríen por completo.

  • Paso 7: Etiquetar.

En una etiqueta coloca la fecha de almacenamiento de los arándanos en almíbar.

  • Paso 8: Guardar los arándanos en almíbar.

Coloca el tarro en un lugar seco y oscuro, que también este fresco, de ese modo, los arándanos en almíbar se conservarán por todo un año a temperatura ambiente si el frasco está sellado.

Cuando lo abras, tienes que ponerlo en la parte más fría de la nevera, así los arándanos en almíbar se mantendrán de 3 a 4 meses en la nevera. También puedes guardar el envase sellado de arándanos en almíbar en la nevera y te durará unos 18 o 24 meses.

¿Cómo saber si los arándanos se echaron a perder?

Los arándanos se abran echado a perder cuando estén muy húmedos y aguados, porque es señal de que están podridos y no es buena idea comerlos.

Tampoco están buenos los arándanos con moho, es decir, aquellos con unas manchas o pelusas blancas o verdosas encima.

Por último, si tienen mal sabor o huelen a fruta podrida también se encuentran en mal estado, evita comerlos y tíralos a la basura.

¿Por qué se echan a perder los arándanos?

Los arándanos, al igual que el resto de bayas, son unos frutos delicados que los agentes naturales externos dañan rápidamente. Por eso, de no almacenarlos adecuadamente, se pudrirán con extrema rapidez.

La humedad y el calor son sus principales enemigos, que propician la aparición y desarrollo de microorganismos naturales que pueden ser perjudiciales para la salud.

Asimismo, el olor y sabor de los arándanos los vuelve el objetivo de aves, roedores, insectos y demás alimañas, por lo que apenas se cosechen deben guardarse bien.

¿Cuánto duran los arándanos?

Los arándanos no tienen un tiempo de vida excepcionalmente largo, pero acá te dejo un resumen del mismo.

ProductoDuración
Arándanos refrigerados2 – 3 días
Arándanos congelados4 meses
Arándanos deshidratados a temperatura ambiente1 año
Arándanos deshidratados congelados18 – 24 meses
Mermelada de arándanos, frasco sellado, a temperatura ambiente10 – 12 meses
Mermelada de arándanos, frasco abierto, a temperatura ambiente3 – 4 meses
Mermelada de arándanos, frasco sellado y refrigerado18 – 24 meses
Mermelada de arándanos, frasco sellado y refrigerado6 meses
Mermelada de arándanos congelada2 – 5 años
Arándanos en almíbar, frasco sellado, a temperatura ambiente1 año
Arándanos en almíbar, frasco sellado y refrigerado18 – 24 meses
Arándanos en almíbar, frasco abierto y refrigerado3 – 4 meses

¿Cuál es el mejor modo de conservar arándanos?

Se podría decir que la mejor manera de conservar los arándanos es congelándolos, ya que al final se pueden usar como si estuvieran frescos y los mantiene por un buen tiempo.

Refrigerar arándanos es una buena opción, no obstante no los mantiene por tanto tiempo, así que si tienes mucho, lo mejor sería emplear otros métodos.

Entre las opciones de conservación a largo plazo, se tiene la deshidratación, preservación en almíbar o preparación de una mermelada. Con las dos últimas opciones se requieren grandes cantidades de azúcar y el sellado de los tarros.

En cambio, los arándanos deshidratados aunque puedan tardar en resultan una opción más saludable, en especial para aquellas personas que buscan reducir la ingesta de azúcar.

Puedes aprender a conservar algún otro alimento en este sitio, pues contamos con una amplia variedad de publicaciones que tratan esta clase de temas y te podrían ser de ayuda.


[1] https://vtechworks.lib.vt.edu/bitstream/handle/10919/84264/FST-286.pdf?sequence=1&isAllowed=y

[2] https://foodbanksbc.org/wp-content/uploads/2014/12/Food-Storage-Guidelines3.pdf

Deja un comentario