2 Formas para Conservar el Ciclamen de un año para otro

Conservar Ciclamen

El ciclamen es una planta ornamental muy exuberante con flores hermosas y sus cuidados siempre van asociados a la época de floración. Si eres aficionado a este tipo de planta tendrás la duda de ¿Cómo conservar el ciclamen para que dure todo el año?

Para conservar el ciclamen en invierno debe mantenerse en un lugar con una temperatura que ronde entre los 5°C a 15°C. En las otras temporadas solo requiere de un tiempo de reposo para su nueva floración. Alternativamente puedes secar los tubérculos para preservarlos y replantarlos en el otoño.

Aprende detalladamente cada una de las formas de conservar el ciclamen, así que quédate con nosotros y sigue leyendo.

Cómo conservar el ciclamen en el invierno

En el invierno el ciclamen se puede mantener floreado por varios meses si cumplimos con los cuidados requeridos para que no se marchite rápidamente. Existen 6 medidas básicas que nos ayudarán a preservar el ciclamen y permitirá que el ciclo de floreado se mantenga por otros días más.

Ejercicios caseros con una silla

Entre esos trucos están una buena temperatura, riego adecuado, luminosidad, cuidado del sustrato, el abonado correcto y cuando es necesario podarlo. A continuación te explicamos detalladamente cada una de las medidas con sus pasos y consejos para que el ciclamen este hermoso en el florecimiento.

Controlar la temperatura del ciclamen

Uno de los aspectos claves de la conservación del ciclamen en el invierno es que la planta mantenga una buena temperatura. Al ser una planta de invierno el ciclamen no se reproduce en ambientes que estén muy calientes, por lo que es fundamental colocarla en una habitación fresca y bien ventilada.

La temperatura adecuada para el ciclamen está entre los 5 y 15 grados, esta planta le encanta los ambientes fríos, aunque no le agradan mucho las heladas. Por lo que es necesario mantenerlas en interiores, por ejemplo una ventana, balcón o terrazas. Debemos cuidar que la planta no esté cerca de calefactores o radiadores que produzcan calor y las vaya deteriorando.

Cómo se riega correctamente el ciclamen

El ciclamen pertenece a la especie de plantas bulbosas donde su principal contraindicación es el riego abundante. Esto ocasiona una caída rápida de sus hojas y flores afectando completamente la salud del ciclamen. Además si su bulbo y tallo se encharca con mucha agua, la planta se pudre y por consiguiente morirá.

El riego adecuado para el ciclamen es el utilizar la técnica de inmersión, en donde la planta solo absorberá la que pueda necesitar. Esto permite que las hojas, flores y raíces no estén en contacto con el agua directamente. Asimismo realizar esta práctica la protege del encharcamiento, ya que no se realiza el riego sobre el sustrato.

Para regar el ciclamen mediante la técnica de inmersión para conservarlo por más tiempo debes seguir los siguientes pasos.

  1. Coloca un plato debajo de la maceta

Para que se pueda dar el riego por inmersión el ciclamen debe estar en una maceta con su plato y así poder controlar el exceso de agua.

  1. Antes de regar busca que el agua tenga buena temperatura

El agua a utilizar para el riego del ciclamen debe estar templada a una temperatura entre 24 a 29 grados centígrados para el riego.

Recordemos que es una planta de invierno y en esa época el agua es muy fría por las bajas temperaturas. Cuando usamos agua a una temperatura más alta, se evita un shock térmico en el ciclamen, y por consecuente, se evita que no se le caigan las hojas.

  1. Llena el plato con suficiente agua

Colocamos suficiente agua en el plato de la maceta y luego dejamos la planta encima de la bandeja durante 15 minutos.

En este tiempo la planta se puede hidratar y absorber toda el agua que necesita para prolongar su vitalidad.

  1. Escurrir el agua del ciclamen

Una vez transcurrido el tiempo del riego debemos colocar otro plato debajo de la maceta. Esta vez debe estar lleno de gravilla o marmolina para que la planta drene toda el agua que le haya quedado.

Este es un consejo útil para evitar que las raíces del ciclamen no tengan contacto mucho tiempo con el agua después del riego.

Consejo adicional:

  • Debemos regar nuevamente el ciclamen cuando esté seco.

Si observamos que el sustrato del ciclamen está seco debemos regar nuevamente la planta siguiendo los pasos que te hemos explicado. Recordemos que es una planta que debe estar húmeda pero no encharcada para prolongar su hermosura y que perdure el tiempo de floración.

Cuál es la luminosidad ideal para conservar el ciclamen

El ciclamen requiere de buena luminosidad al igual que otras plantas, sin embargo no es recomendable que le dé el sol directamente. Ya que puede estropear la planta y dañarla porque los rayos solares la marchitarán.

Además, es necesario buscar un lugar donde la luz solamente le pegue indirectamente, siempre teniendo en cuenta de protegerlas de los rayos solares.

Otra de las cosas que debes saber es que esta planta requiere de sombra para mantener la floración. Por eso debemos evitar que el ciclamen reciba luz solar directa porque esto interferirá con la producción de las flores.

¿Cómo debe ser el sustrato para conservar el ciclamen?

Cuando se trata de preservar el ciclamen el sustrato juega un papel esencial, aunque esta planta no es muy exigente y cualquiera puede funcionar bien. No obstante, el ciclamen prefiere aquellos que tengan buena proporción de material orgánico y perlita.

Esto ayuda a que el ciclamen tenga un buen drenaje cuando sea regado, por lo que este compuesto evitará que se encharque el agua, logrando que el crecimiento sea correcto y podamos admirar la hermosura de sus flores. Si tomamos en cuenta todos estos consejos tendremos un ciclamen sano y con muy buena floración.

Cómo podar el ciclamen para que dure todo el año

Si queremos conservar el ciclamen durante todo el año debemos podarla regularmente cuando observemos que las hojas y las flores cambian de color o estén marchitas. Te dejamos los pasos para que realices la poda adecuada para prolongar la vida del ciclamen.

  1. No usar tijeras para podar

La poda del ciclamen es recomendable hacerla manual por ningún motivo utilices tijeras, ya que puede causar un deterioro en la planta. 

  1. Retirar las hojas muertas y las flores marchitas

Para retirar las hojas muertas y flores marchitas, con la mano debemos tirar fuerte para sacar la rama completa o el pedúnculo del bulbo.

Es muy importante retirar la rama que se encuentra adherida al bulbo para que la planta se fortalezca y así nazcan las nuevas ramas del ciclamen.

  1. Vigilar el estado del ciclamen

Cada vez que observemos que las hojas y flores se marchitan es recomendable podar el ciclamen de inmediato, permitiendo que la vida de la planta se prolongue.

El abonado ¿Cuándo lo debes hacer?

El ciclamen requiere de energía y fuerza para que el proceso de floración se mantenga por varios meses más, para ello puedes utilizar un abono. El cual lo puedes añadir a la planta cuando empieza a florecer y estén saliendo los primeros capullos.

Luego el segundo abono se le coloca en la etapa de floración, este le suministra todos los nutrientes que la planta necesita. Y así lograremos ver unas hermosas flores de ciclamen en la época de invierno.

En ambos casos solo deberás añadir el fertilizante al agua de riego y que la planta lo absorba desde su base. Déjalo por alrededor de 15 minutos y luego retira el plato con el agua fertilizada excedente.

¿Cómo conservar el ciclamen en verano?

Cuando termina su floración entrando el verano las hojas y las flores del ciclamen se secan, indicando que estará en un tiempo de reposo. En este momento es necesario trasplantarlo a una maceta más grande o sembrarlo en el jardín, para que el sustrato se renueve y evitemos que se compacte.

A continuación te mostramos los pasos y recomendaciones que debemos seguir en cada una de las formas que elijamos para conservar el ciclamen en el verano.

Trasplante de ciclamen a una maceta más grande

Si decides conservar el ciclamen en la maceta debes trasplantarlo a una más grande esto permitirá que toda la planta y el sustrato se revitalice. Deberás hacerlo con mucho cuidado para no estropear al ciclamen en el proceso de traspaso.

Entonces, ¿Cómo trasladar ciclamen correctamente en otra maceta? Veamos cuáles son los pasos rápidos que debes tener en cuenta.

  1. Buscar una maceta

Consigue una maceta que sea más grande que donde está sembrado el ciclamen para permitir que vuelva a formarse la planta nuevamente. Asimismo te recomendamos que la maceta nueva tenga buenos orificios para que el agua drene.

  1. Riega un poco el sustrato antes del trasplante

Para que el proceso de cambio sea menos invasivo para la planta y que no golpee, busca un poco de agua y riega el sustrato evitando que se encharque.

  1. Extrae el ciclamen de la maceta vieja

Ve introduciendo una cuchara o pala de jardinería sobre los bordes del sustrato y la maceta para aflojar un poco la tierra y que el trasplante sea más rápido. Hazlo con mucho cuidado para no romper los bulbos.

Voltea la maceta vieja que contiene la planta boca abajo y darle pequeños golpes en el fondo para ayudar en el proceso de extracción.

  1. Trasplanta a la maceta nueva

Después que observes que el sustrato de la maceta está flojo es momento de trasplantarlo a la maceta más grande.

Así que sostén la maceta vieja con una mano y comienza a retirar la planta con el sustrato con la otra mano para colocarlo en el nuevo recipiente.

Cuando el ciclamen se encuentre en la maceta nueva, comienza a compactar la tierra sin hacer mucha presión. Seguro tendrás que colocar más sustrato para rellenar toda la maceta, al final solo debes dejarla descansar.

  1. Busca un lugar sombreado para colocar el ciclamen

Como te hemos dicho anteriormente el ciclamen es una planta invernal, el calor hace que la planta se dañe rápidamente. Es por ello que debes conseguir un lugar sombreado donde colocaremos el ciclamen en la época de verano.

Lo recomendable es que busques un balcón o terraza para dejar el ciclamen, asegúrate de que no le pegue el sol directo sino colocado a la sombra.

Trasplantar ciclamen en el jardín

Otra de las formas para que el ciclamen se conserve en el verano es sembrarlo en el jardín, ya que en este tiempo permanece en estado durmiente. Donde necesita de algunos meses para recobrar su fuerza y que vuelva a florecer.

Para ello debemos asegurarnos de que el lugar que escojamos en el jardín esté en óptimas condiciones para que la planta no muera. Entre los requerimientos será que el espacio esté alejado de los rayos solares, preferiblemente a la sombra. Además que hay un buen drenaje en el suelo para evitar que se estanque el agua y pudra la planta.

A continuación te enseñamos unos sencillos pasos para trasplantar ciclamen en el jardín.

  1. Prepara la tierra del espacio en tu jardín

Una vez escogido el espacio donde trasplantar el ciclamen debes preparar el suelo, este es uno de los pasos más importantes antes de sembrarlo.

Comienza cavando bien el hueco para luego regar la tierra y proceder al trasplante.

  1. Retira la planta de la maceta

Sigue los consejos que te explicamos anteriormente para el proceso de extracción del ciclamen de la maceta.

  1. Siembra el ciclamen en el jardín

Luego de haber retirado la planta deberás introducirla en el hueco que has preparado para su trasplante. Añade tierra por encima del ciclamen y compacta sin hacerle mucha presión. Luego deberás dejarla reposar para que recupere su vitalidad.

Consejos adicionales:

  • Estando el ciclamen en un lugar sombreado en el jardín no requerirá que lo riegues todos los días, solo hazlo cuando observes que la tierra esté seca. Siempre evitando que el lugar se encharque.
  • Cuando estemos a mediados de otoño será el momento de sembrar los bulbos de ciclamen en macetas y llevarlo al interior de la casa. Si le damos todos los cuidados necesarios tendremos unas hermosas flores en la época de invierno.

Cómo secar el ciclamen para que dure hasta la próxima temporada

El ciclamen por lo general se cultiva anualmente en donde se desecha después de su floración. Esto se hace con la finalidad de evitar que se vaya degenerando con el pasar de los años, ocasionando un deterioro en sus flores y hojas.

Para ello puedes optar por secar los tubérculos de la planta para luego volver a plantar en el comienzo de la temporada otoñal. Este proceso de secado es muy fácil de realizar, en el siguiente texto observa los pasos para que lo hagas correctamente.

  1. Corta los tubérculos del ciclamen

Con la ayuda de una tijera de jardinería corta los tubérculos del ciclamen, esta parte de la planta es la que sostiene a las hojas y flores.

  1.  Podar y limpiar los tubérculos

Es necesario que le quites las hojas y flores secas para que solo quede el tubérculo.

  1. Colocar en un sitio oscuro para que se sequen

Puedes almacenar los bulbos en un lugar como una despensa o armario que esté seca y oscura. Para ello solo déjalos por 15 días sobre papel periódico hasta que estén secos.

  1. Almacenarlos en bolsas negras

Después que están secos puedes guardar los bulbos en bolsas negras y mantenerlos en el mismo armario donde lo tenías anteriormente.

Cuando comience el otoño solo deberás plantarlos de nuevo en macetas y esperar que el ciclamen vuelva a su ciclo de floración.

Consejo importante:

  • Recuerda que este método solo se realiza cuando la planta ha dejado de florecer.

¿Y si no florece el ciclamen que hacemos?

Pueden suceder muchas cosas que pueden retrasar el proceso de floración del ciclamen, pero existen unos consejos para que esta planta vuelva a florecer. Si te preguntas ¿Cuál es? Una de ellas es trasplantar la planta retirando todo el sustrato viejo para que se renueve.

A continuación te explicamos los pasos para que el ciclamen florezca.

  1. Trasplanta el ciclamen

Debes buscar una maceta nueva para trasplantar el ciclamen. Para ello debemos retirar la tierra vieja que tiene cerca del bulbo con cuidado de no romper las raíces.

Colocamos el sustrato nuevo en la maceta evitando que queden bolsas de aire y procedemos a introducir la planta. Después apretamos la tierra alrededor de ella para que quede firme.   

  1. Añade fertilizante líquido

Luego de haber hecho el trasplante debemos añadir fertilizante líquido, es recomendable para este caso es aquel que sea de floración.

Esto lo debes hacer de forma mensual hasta que florece nuevamente.

  1. Busca un lugar adecuado para colocar el ciclamen

Uno de los mejores lugares para colocar el ciclamen es cerca de una ventana y orientar la planta hacia el sur para lograr nuevos brotes.

¿Cómo saber cuando el ciclamen está marchitándose?

Cuando el ciclamen no recibe los cuidados necesarios pueden surgir algunos problemas que afectan la vida de esta planta. Así que es importante tomar en consideración los pasos y consejos que te dimos para que el ciclamen se conserve en buen estado luego de su temporada.

Como te decíamos anteriormente es una planta que puede marchitarse debido a muchos factores que ponen en riesgo a esta hermosa planta. A continuación te mostramos los signos que nos indican que el ciclamen está marchitándose.

  • Las flores y hojas tienen un aspecto arrugado.
  • Si observas que hay deformidad y debilidad en algunas de las partes del ciclamen puede indicar que la planta tiene una plaga de pulgones.
  • Otro signo es que las hojas y flores tienen manchas negras o marrones, esto nos advierte que el ciclamen ha adquirido un hongo.
  • Las hojas se pueden volver amarillas y al final se caen, esto debido a que el ciclamen está recibiendo mucho sol.

Estas señales nos alertan de que la planta de ciclamen está en proceso de marchitarse, así que previene este proceso con los pasos que te proporcionamos anteriormente.

¿Cuánto dura el ciclamen?

El ciclamen tiende a durar varios meses más luego de su floración, cuando se logra una buena conservación siguiendo los cuidados adecuados. La vida útil del ciclamen está definida como una planta con floración muy larga, que se cultiva anualmente.

Entonces, ¿Cuánto dura el ciclamen? Esta planta puede permanecer en un excelente estado por aproximadamente 4-5 años.

¿Cuál es la mejor forma de conservar el ciclamen?

Las plantas de ciclamen no requieren de cuidados excesivos para que se conserven en buena forma cuando está en su época de floración. Solamente es necesario tener en cuenta las 6 medidas claves que mantendrán a esta planta en perfectas condiciones. Entre ellas una temperatura de 5 y 15 grados, ya que el ciclamen es de temporada fría.

Además de tener un buen sustrato que esté combinado entre perlita y materia orgánica para evitar su encharcamiento. Es importante impedir que esté en lugares calurosos con exposición directa de luz solar, por lo que debes optar por colocar a la sombra como una ventana o balcón.

Otro de los factores que determina la preservación del ciclamen en el invierno es proporcionarle a la planta un riego correcto para prevenir su deterioro. Así como también recortar las hojas secas cuando este floreando para lograr extender su vida útil.

Cuando queremos conservar el ciclamen después de su temporada tendremos que darle un tiempo de descanso para que la planta se revitalice nuevamente. En este tiempo de reposo el ciclamen no necesita de cuidados casi te puede olvidar de él, solamente regando cuando veas que la tierra está seca.

Para ello deberás podar comenzando a retirar todas las hojas y flores secas, permitiendo que la planta vuelva a crecer. Luego podrás escoger si deseas trasplantarla a una maceta más grande para que se desarrolle. También puedes sembrarla en tu jardín cuidando que sea un lugar sombreado y fresco.

Y por último puedes secar los tubérculos de la planta cuando haya pasado su temporada y las hojas con las flores se hayan marchitado. Esta es una de las mejores técnicas para la preservación del ciclamen, ya que evita su deterioro con el pasar de los años.

Siguiendo todos los pasos y consejos que te dimos anteriormente podrás disfrutar de todos los aspectos que la convierten en una planta ornamental muy hermosa. Y lo mejor de todo es que podrás conservarla aproximadamente 4-5 años.

Esperamos que te hayan gustado las formas de conservar el ciclamen, te motivamos a ponerlas en práctica para que garanticen la vida útil de esta planta. Además te invitamos a leer otros artículos que hemos preparado con variedad de métodos de conservación.

3 comentarios en «2 Formas para Conservar el Ciclamen de un año para otro»

Deja un comentario