Cómo Conservar Huitlacoche en 5 formas distintas

Conservar Huitlacoche
Conservar Huitlacoche

El huitlacoche es uno de los manjares mexicanos que también es conocido como trufa mexicana o caviar azteca, por lo que muchos son fanáticos de este tipo de hongo. Y para ellos, el día de hoy te guiaremos para que sepas como conservar huitlacoche.

Para conservar huitlacoche fresco puedes utilizar un envase de plástico o almacenarlo al vacío en la nevera. También, puedes congelarlo fresco al vacío o al vapor durante 6 meses. Adicionalmente, puedes preparar un encurtido o secarlo en tu deshidratador.

Conoce todos los métodos mencionados para conservar huitlacoche a continuación.

Cómo conservar huitlacoche fresco en la nevera

El huitlacoche es muy perecedero por lo que es importante conservarlo correctamente para que puede durar unos días más. La humedad es uno de los enemigos de este tipo de hongo por lo que al guardarlo en la nevera se debe tener en cuenta algunos consejos y trucos útiles, para evitar los problemas de humedad.

Entonces ¿Cómo conservar huitlacoche en la nevera sin que se dañe? A continuación te indicamos los pasos.

  • Paso 1. Retirar el huitlacoche de la bolsa del supermercado

Es importante que saques el huitlacoche de la bolsa ya que esta puede humedecerse rápidamente y dañar al hongo.

  • Paso 2. Busca un envase de plástico con tapa hermética

Asegúrate de que el envase este limpio.

  • Paso 3. Coloca papel absorbente en el fondo del envase

Busca dos pedazos de papel absorbente y colócalo en el fondo del recipiente.

  • Paso 4. Introduce el huitlacoche dentro del recipiente

Con cuidado coloca el huitlacoche dentro del envase.

  • Paso 5. Encima del huitlacoche coloca más papel

El papel absorbente protegerá al hongo de la humedad, así que coloca otra capa encima del huitlacoche y al final cierra herméticamente el envase.

  • Paso 6. Almacena en la nevera

Coloca el envase con el huitlacoche dentro de la nevera en un lugar que no esté tan frio como en la parte de abajo.

Con este método de conservación el huitlacoche puede permanecer durante 2 días en perfecto estado. Sin embargo, lo más recomendable es que lo consumas antes de esos días para que disfrutes de todo el sabor y calidad de este hongo.

Cómo conservar huitlacoches frescos al vacío

Una de las mejores formas para conservar huitlacoche frescos es conservarlos al vacío, al utilizar una maquina especial que retira el aire puedes extender la vida útil de este hongo. El envasado al vacío tiene varias ventajas entre ellas evitaras el proceso de descomposición porque se limita el oxígeno dentro del alimento y las bacterias no proliferan. Además, no habrá oxidación del hongo, así también preserva el sabor, olor y textura del huitlacoche estando almacenado ya sea congelado o refrigerado.

Este proceso no es difícil de hacerlo en casa, solo debes adquirir una máquina de envasado al vacío, las cuales son compactas y excelentes para conservar otros tipos de alimentos. Por lo que será una buena inversión y que te ayudará a mantener tus alimentos en buen estado por más tiempo.

Entonces, ¿Cómo conservar huitlacoches frescos al vacío? Los pasos a seguir son muy fáciles, así que sigue leyendo para que aprendas.

  • Paso 1. Los huitlacoches deben estar limpios

Retira de los huitlacoches cualquier suciedad que tengan, utiliza papel absorbente para que queden bien limpios.

No es necesario lavarlos antes de envasarlos sino cuando vayas a cocinarlos.

  • Paso 2. Introduce los huitlacoches en las bolsas

Las máquinas de envasado al vacío traen sus propias bolsas así que debes introducir allí los huitlacoches.

  • Paso 3. Coloca la bolsa con los huitlacoches en la envasadora

Debes ajustar bien la bolsa en la boca de aspiración y cierra la máquina para que presiones el botón de inicio y así pueda retirar todo el aire. Al final la envasadora sella la bolsa.

  • Paso 4. Almacena los huitlacoches

Con esta forma puedes almacenar los huitlacoches en el refrigerador o congelador.

En el caso del refrigerador puede durar hasta 2 semanas los huitlacoches y el congelador se extiende su vida útil hasta 6 meses.

Cómo congelar huitlacoche al vapor

Para extender la vida útil del huitlacoche puedes cocinarlos al vapor luego congelarlo para así conservar todo su sabor y textura por largo tiempo. Es un proceso fácil y que evita la descomposición del hongo, si te preguntas ¿Cómo congelar huitlacoche al vapor? Veamos los pasos y consejos a continuación.  

  • Paso 1. Desgrana el huitlacoche de la mazorca

Procede a desgranar la mazorca de maíz para retirar las agallas del huitlacoche.

  • Paso 2. Limpiar y lavar el huitlacoche

En un colador coloca el huitlacoche y retira cualquier sucio que tenga. Después con abundante agua fría lava el hongo hasta que esté completamente limpio. Reserva en el colador mientras realizas los demás pasos.

  • Paso 3. Coloca a hervir agua en una olla vaporera

Agrega agua hasta debajo de la mitad de la olla pon a hervir.

  • Paso 4. Cocina al vapor el huitlacoche

Cuando el agua este hirviendo coloca la cesta o colador en la vaporera y añade los huitlacoches dentro para que se cocinen al vapor por unos 5 minutos. Recuerda tapar la olla para que el vapor se concentre adentro y penetre al hongo.

  • Paso 5. Retira los huitlacoches del vapor

Pasados los minutos de cocción retira el huitlacoche y colócalos en un recipiente de vidrio o plástico para que se enfríen durante media hora.

  • Paso 6. Almacena en el congelador

Cuando este frio los huitlacoches es momento de cerrar herméticamente el envase y llevarlo al congelador para que se conserven.

Al utilizar esta forma de conservación los huitlacoches pueden durar hasta 6 meses en el congelador.

Cómo encurtir el huitlacoche

El encurtido es uno de los métodos de conservar este tipo de hongo que tiene muchos beneficios como intensificar el sabor del huitlacoche. También, es más rápido utilizarlo en tus preparaciones favoritas. A continuación te dejamos los pasos para encurtir el huitlacoche de forma sencilla.

  • Paso 1. Limpia y lava el huitlacoche

Coloca los huitlacoches en un colador y lava con bastante agua fría para quitar toda impureza.

  • Paso 2. Corta el huitlacoche

Con un cuchillo afilado procede a cortar el hongo en forma de rebanada. Reserva en un bol mientras vas cortando los demás huitlacoche.

  • Paso 3. Prepara la salmuera

Añade ¾ taza de agua, 1/3 de taza de vinagre blanco dentro de la olla, agrega 1 cucharada de sal, 1 cucharada de pimienta, 1 cucharada semillas de mostaza y remueve bien.

Luego lleva la olla a la estufa para que hierva la salmuera.

  • Paso 4. Añade los hongos en la salmuera

Cuando comience a hervir baja el fuego y añade los huitlacoches dentro de la salmuera durante 15 minutos para que se cocinen.

  • Paso 5. Busca un recipiente de vidrio

Asegúrate que el recipiente tenga tapa hermética.

En el envase agrega media cucharada de cada una de las siguientes especies tomillo, romero, orégano, eneldo y 2 hojas de laurel.

  • Paso 6. Retira del fuego y añade los huitlacoches en el envase de encurtido

Con una espumadera saca los huitlacoches de la salmuera y añádelos al envase de encurtido con cuidado de no salpicarte. Después añade un poco de salmuera hasta que cubra los hongos y así conservarlos mucho mejor. Deja enfriar por una hora y al final procede a tapar heréticamente el recipiente.

  • Paso 7. Almacena en el refrigerador

Coloca el envase con los huitlacoches encurtidos dentro del refrigerador.

Puedes consumir después de tres días o dejarlo allí hasta por 1 mes y de esta forma se garantiza que los huitlacoches estén en buen estado.

Cómo secar los huitlacoches en el deshidratador

El secado de los huitlacoches en el deshidratador logra garantizar un perfecto estado de este hongo por más tiempo. Los pasos y consejos para hacerlo te lo dejamos a continuación.

  • Paso 1. Los huitlacoches ya deben estar limpios y lavados

Debes lavar los hongos muy bien con agua fría y quitar el sucio que pudieran tener.

  • Paso 2. Coloca a calentar el deshidratador

Enciende el deshidratador y gradúa su temperatura a 45°C para que se comience a calentar por unos minutos.

Esta temperatura baja es perfecta para que los huitlacoches al secarse conserven todo su sabor y textura.

  • Paso 3. Añade los huitlacoches en el deshidratador

Cuando hayan pasado los minutos debes colocar los huitlacoches uno por uno dentro de la bandejas del deshidratador.

Deja secando los hongos durante 3 horas, luego verifica si están completamente secos, notaras que han reducido de tamaño y se vuelven de un color oscuro.

Si al verlos no están secos todavía puedes introducirlos por 1 hora más en el deshidratador.

  • Paso 4. Retira los huitlacoches secos y almacena en envases de vidrios

Al estar listos los huitlacoches debes retirar del deshidratador y colocarlos en un bol para que se enfríen. Luego se colocan en un envase de vidrio y se tapa herméticamente.

  • Paso 5. Guarda en la despensa

Coloca el envase con los huitlacoches secos en la despensa, asegurándote de que este completamente oscura y sin rastros de humedad.

Con esta forma de conservación los huitlacoches pueden permanecer intactos por alrededor de 1 año.

¿Cómo saber cuando el huitlacoche esta malo?

El huitlacoche es hongo que puede dañarse muy rápidamente, por lo que es importante reconocer cuando esta malo para que no cause intoxicación. Entonces, ¿Cuáles son los signos de descomposición del huitlacoche? Te lo mostramos a continuación.

  • El color del huitlacoche se vuelve mucho más oscuro indicando que está en mal estado.
  • Cuando lo tocas tiene una consistencia blanda que indica que no está apto para consumir.
  • Su olor es diferente y ya huele a podrido.

Para evitar todos estos problemas en el huitlacoche debes seguir las recomendaciones que te dimos anteriormente para que la conservación sea más efectiva y no pierdas la calidad de este hongo.

¿Cuánto dura el huitlacoche?

La duración del huitlacoche dependerá del método de conservación que elijas, es por ello que hemos creado un cuadro para que conozcas ¿Cuánto dura el huitlacoche?

ProductoDuración
Huitlacoche fresco en la nevera2 días.
Huitlacoche fresco al vacío en la nevera2 meses.
Huitlacoche congelado al vacío6 meses.
Huitlacoche al vapor congelado6 meses.
Huitlacoche encurtidos1 mes.
Huitlacoche secos1 año.

¿Cuál es la mejor forma para conservar huitlacoche?

Como ya sabes el huitlacoche tiende a dañarse muy rápidamente, es un hongo que al estar en contacto con la humedad se deteriora y se pudre. Por lo que es esencial conocer los métodos de conservación para que mantengas tus hongos por largo tiempo.

Si has comprado una gran cantidad de huitlacoche la forma correcta de almacenarlo será congelarlo al vacío para que mantenga todas sus propiedades y sabor. Te recomendamos adquirir una maquina al vacío y así será más fácil hacer este proceso.

En el caso de que hayas comprado poco huitlacoche procede a guardarlo en un envase con papel absorbente tanto abajo como encima de la mazorca. Esto ayudara a que la humedad no penetre el hongo y se mantenga durante 2 días más después de tu compra.

Con cada una de las formas antes mencionadas podrás conservar huitlacoche en tu casa y que no se pudran con facilidad. Además, te invitamos a seguir leyendo otros métodos de conservación que tenemos preparado en nuestra web ConservaTodo.

Cómo Conservar las Llanegas (Secas, Aceite, Sal)

Conservar las Llanegas
Conservar las Llanegas

La llanega es un tipo de seta que tiene un recubrimiento algo viscoso y pegajoso, por eso en algunos lugares también se le conoce como ‘mocosa’. Su carne es blanca, compacta y muy aromática con un delicado sabor, pero, ¿Cómo se conservan las llanegas?

Si refrigeras las llanegas se mantendrán en buen estado de 2 a 3 días. Si las congelas, estarán bien de unos 10 a 12 meses. Y si las deshidratas, las conservas en aceite o en salmuera, te durarán aproximadamente un año.

A continuación procederé a explicarte todo lo que debes hacer para preservar las llanegas adecuadamente.

Conservar las llanegas en la nevera

Gracias al refrigerador, podrás mantener a las llanegas lo más frescas posible, aunque no por mucho tiempo. Para guardar las llanegas en la heladera tienes que seguir estas indicaciones que te dejo:

  • Paso 1: Limpiar las llanegas.

Este tipo de setas suele venir con bastante tierra o barro adherida y debido a su viscosidad suelen ser difíciles de limpiar. Así que te recomiendo, primero, ponerlas bajo el grifo con agua fría, luego las terminas de limpiar con un trapo húmedo.

  • Paso 2: Esperar a que se sequen.

Cuando acabes de limpiar las llanegas, colócalas sobre papel absorbente o un trapo de cocina seco y limpio para eliminar el exceso de humedad. Después déjalas unos minutos al aire libre para que se terminen de secar

  • Paso 3: Meter en una bolsa de papel.

Las llanegas, al igual que las mayorías de las setas, necesitan respirar para poder mantenerse en buen estado, y las bolsas de papel permiten que esto suceda mientras las protegen.

También puedes ponerlas dentro de un recipiente plástico, solo tienes que colocar papel de cocina al fondo y cubrirlas con este mismo papel. Lo esencial en este caso es no impedir que circule el aire.

  • Paso 4: Guardar las llanegas en la nevera.

Pon las llanegas en la parte donde más circule aire de tu nevera, así que evita los cajones de las verduras o en la zona más fría. De este modo, las llanegas podrán estar refrigeradas de 2 a 3 días.[1]

Cómo congelar las llanegas

¿Se pueden congelar las llanegas? Sí, las llanegas se podrían congelar, aunque es un método que no aconsejo aplicar.

Las llanegas, como todas las setas, se componen mayormente de agua, por lo que al guardarse en el freezer, el agua se congelaría y rompería las fibras de la seta.

De tal forma, que cuando se descongelen, las llanegas quedarían sumamente blandas aparte de que perderían algo de sabor. Sin embargo, para evitar que eso ocurra, se deben cocer primero:

  • Paso 1: Lavar las llanegas.

Con agua fría debajo del grifo para eliminar el excedente de suciedad.

  • Paso 2: Cocinar las llanegas.

Cocina las llanegas en agua hirviendo durante 2 minutos, o cóselas al vapor de 3 a 5 minutos. Después, saca las llanegas y espera un rato a que se enfríen.

  • Paso 3: Picar en rodajas.

Una vez que estén frías, procedes a picarlas en rodajas. Después, colocas papel encerado sobre una bandeja y extiendes las rodajas de las llanegas de tal manera que no se toquen entre sí.

  • Paso 4: Realizar primer congelamiento.

Mete la bandeja en el freezer por un par de horas, hasta que las rodajas se congelen.

  • Paso 5: Poner las llanegas en una bolsa hermética.

Una vez que las llanegas estén congeladas, pon las rodajas en varias bolsas herméticas que sean capaces de resistir el congelador, aunque también puedes utilizar recipientes herméticos aptos para el freezer.

La idea de ponerlos en bolsas o recipientes más o menos pequeños, es que de esta manera solo tendrás que descongelar la porción que quieras comer, ya que no se pueden volver a congelar.

  • Paso 6: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento sobre la bolsa o recipiente para que sepas el tiempo que llevan congeladas.

  • Paso 7: Guardar las llanegas en el freezer.

Así, las llanegas podrán estar congeladas de 10 a 12 meses. Cuando las quieras descongelar, hazlo lentamente, para ello pasa las llanegas al refrigerador con un día de anterioridad. [2]

Conservar las llanegas en aceite

Una de los métodos que tienes disponible para conservar las llanegas por un largo tiempo, sin que pierdan textura y además se añada un poco de sabor, consiste en preservar las llanegas en aceite.

Para hacerlo, solo sigue mis indicaciones:

  • Paso 1: Limpiar las llanegas.

Con abundante agua fría, y rematas con un paño húmedo para eliminar los restos de suciedad que no se hayan quitado.

  • Paso 2: Cocinar.

Puedes escaldar o sofreír en aceite de oliva las llanegas por unos minutos, luego procedes a aderezarlas como de costumbre (con sal, hierbas y/u otros condimentos).

En caso de sofreír las llanegas, podrías picarla primero en rodajas. Luego espera que se enfríen.

  • Paso 3: Meter las llanegas en un frasco de vidrio.

Una vez frías, mete las llanegas dentro de un frasco de vidrio con tapa hermética o de rosca, que esté completamente limpio y seco. Después añades aceite de oliva extra virgen hasta que las cubras por completo. Eso sí, debes dejar al menos un centímetro libre.

  • Paso 4: Sellar las llanegas al vacío.

Vas a hacer uso de olla grande y alta de fondo grueso, dentro de esta olla coloca un paño de cocina limpio al fondo, para de este modo evitar que los frascos choquen constantemente entre sí o con el fondo de la olla y se quiebren.

Mete los frascos a la olla y agrega agua hasta cubrirlos. Enciende la estufa, tapas la olla y cuando rompa a hervir espera unos 20 o 30 minutos para que se produzca el vaciado.

Pasado este tiempo, espera que el agua se enfríe un poco antes de sacar los frascos. Estos deben reposar sobre una mesa o encimera lejos de la luz del sol por unas horas, hasta que estén fríos al tacto.

  • Paso 5: Almacenar los frascos de llanegas en aceite.

Las llanegas en aceite se pueden guardar en un lugar fresco, seco y oscuro a temperatura ambiente o en la nevera.

Así el frasco sellado con llanegas en aceite podrá mantenerse en buen estado por todo un año. Una vez que el frasco haya sido destapado, debe mantenerse refrigerado de 6 a 8 meses.

Conservar las llanegas en salmuera

Gracias a este método tus llanegas se mantendrán excelentemente por una buena temporada, solo tienes que seguir estos pasos que te indico a continuación:

  • Paso 1: Esterilizar los frascos donde guardaras las llanegas.

Este frasco debe tener tapa de rosca o hermética. Entonces, lo esterilizas con todo y tapa en una olla con agua, y déjalo hervir por unos 15 minutos.

  • Paso 2: Lavar las llanegas.

Lava las llanegas con bastante agua fría. Luego sécalos con papel absorbente.

  • Paso 3: Preparar la salmuera.

Por cada litro de agua deberás usar 100 gramos de sal marina y 25 gramos de jugo de limón. Revuelve bien.

  • Paso 4: Preparar los frascos.

Mete las llanegas en los frascos y luego añades la salmuera, de modo que las cubras totalmente. Procura no llenar el frasco completamente, ya que debes dejar entre 1 y 1,5 centímetros de espacio libre.

  • Paso 5: Hacer el vaciado.

Tal y como se indicó en el paso anterior, hierve los frascos en una olla grande por espacio de 20 o 30 minutos. Luego espera que el agua se enfríe un poco, para sacar los frascos y déjalos sobre una mesa o encimera por unas horas.

  • Paso 6: Etiquetar.

Una vez que los frascos estén secos y fríos, pega una etiqueta con la fecha de almacenamiento.

  • Paso 7: Guardar las llanegas en salmuera en la despensa.

Coloca los frascos en un lugar seco, oscuro y fresco, como la despensa, por 1 año. Cuando se destape el frasco, tendrás que refrigerarlo por unos 3 meses.

¿Cómo deshidratar las llanegas?

Si quieres una alternativa más saludable para guardar las llanegas por mucho tiempo, puedes deshidratarlas de la siguiente manera:

  • Paso 1: Limpiar y picas las llanegas.

Pon las llanegas debajo de un grifo con agua fría y lávalas. Si después de eso todavía tienen mucha suciedad adherida, termínalas de limpiar usando un trapo húmedo.

  • Paso 2: Cortar las llanegas en rodajas.

Cuando estén limpias, debes cortar las llanegas en rodajas de unos 3 milímetros aproximadamente para que se puedan deshidratar más rápido.

  • Paso 3: Acomodar las rodajas sobre una bandeja.

Primero pon papel encerado, o una lámina antiadherente, sobre la bandeja, y después acomodas las rodajas de llanegas sobre esta, dejando espacio entre ellas.

  • Paso 4: Deshidratar las llanegas.

Puedes usar un horno convencional, solo tienes que ajustar la temperatura a unos 80-90°C. Mete la bandeja con las setas al horno durante 2 horas. Voltea las rodajas cada 30 minutos.

Si tienes un deshidratador de alimentos, solo debes meter las rodajas de llanegas directamente al aparato, ponerlo a una temperatura de 60-70° y deshidrata durante 3 o 4 horas.

Sabrás que están listas cuando las rodajas reduzcan su tamaño y queden algo arrugadas pero flexibles. Deben estar secas si la picas a la mitad.

  • Paso 5: Envasar.

Cuando las llanegas estén secas, déjalas enfriar por unos 30 minutos antes de envasar. Para esto último, se recomienda utilizar un frasco de vidrio con tapa hermética o de rosca.

El frasco debe estar muy seco, sin ningún rastro de humedad, y limpio. Te aconsejo solo llenar las 2/3 partes del mismo. Así notarás luego de unos días, si las llanegas todavía retienen humedad, ya que las paredes del frasco estarán húmedas.

Si esto llega  a ser el caso, solo tienes que volver a deshidratar las llanegas.

  • Paso 6: Etiquetar.

Te aconsejo que pegues una etiqueta que contenga la fecha de deshidratación de las llanegas.

  • Paso 7: Almacenar las llanegas deshidratadas.

Tienes que guardar el frasco con las llanegas deshidratadas en un lugar libre de humedad, donde no le pegue el calor o la luz directamente. De esta manera, las llanegas deshidratadas se mantendrán en buen estado por unos 12 meses.

Para volver a hidratarlas, solo sumerge las llanegas en agua por varios minutos.

¿Cómo saber si las llanegas se pusieron malas?

Las llanegas se encuentran en mal estado si presentan alguna de estas características:

  • Mal olor.
  • Desarrollo de moho (manchas o pelusas negras, blancas o verdes).
  • Están secas y muy arrugadas (sin haberlas deshidratado).
  • Tienen mal sabor.
  • Están muy aguadas.

En caso de que presente alguno de estos síntomas, debes tirarlas ya que no son seguras para comer.

¿Por qué se echan a perder las llanegas?

Como las llanegas, al igual que cualquier otra seta, se componen mayormente de agua, se vuelven fácilmente en el objetivo de muchos microorganismos. Ya que de no contar con un buen almacenamiento, se propicia su rápido desarrollo.

Por tal motivo, le suelen aparecer fácilmente moho. Asimismo, el crecimiento de otras bacterias perjudiciales para el organismo se ve acelerada gracias al entorno húmedo que proporcionan las llanegas y setas en general.

¿Cuánto duran las llanegas?

Las llanegas frescas no tienen un tiempo de vida útil excepcionalmente largo, para ello hay aplicar otros métodos que extenderla, como conservarlas en aceite o deshidratarlas.

Acá te dejo un cuadro resumen del tiempo de conservación de las llanegas:

Producto    Duración
Llanegas refrigeradas2- 3 días
Llanegas congeladas10 – 12 meses
Llanegas en aceite frasco sellado1 año
Llanegas en aceite, frasco abierto y refrigerado6 – 8 meses
Llanegas en salmuera, frasco sellado1 año
Llanegas en salmuera, frasco abierto y refrigerado3 meses
Llanegas deshidratadas12 meses

¿Cuál es la mejor forma de conservar las llanegas?

Si quieres preservar las llanegas lo más frescas posible, debes refrigerarlas, aunque esto no las mantendrá por mucho tiempo. Congelarlas es una opción, pero se corre el riesgo de que pierdan textura y sabor.

En caso de que quieras almacenar las llanegas por un buen tiempo, puedes conservarlas en aceite, en una salmuera o deshidratarlas. Así se podrán mantener en buen estado por muchos meses.

Para aprender a conservar otros alimentos, ve a nuestro buscador y escribe lo que te interese preservar. Este sitio cuenta con una larga lista de temas concernientes a la conservación de alimentos y productos.


[1] https://foodbanksbc.org/wp-content/uploads/2014/12/Food-Storage-Guidelines3.pdf

[2] https://lee.ces.ncsu.edu/wp-content/uploads/2012/12/TheFoodKeeper.pdf?fwd=no

Cómo Conservar Setas de Cardo ( de 5 formas diferentes )

Conservar Setas de Cardo
Conservar Setas de Cardo

Las setas de cardo son un tipo de hongo cuyos gruesos tallos también resultan ser comestibles, es decir que se come todo el hongo y no solo su sombrero, y hoy aprenderás a cómo conservar las setas de cardo en casa.

Las setas de cardo se deben guardar en bolsas de papel en la nevera de 3 a 5 días. Congelados pueden estar unos 3 o 6 meses. En cambio, si se deshidratan o se conservan en aceite pueden mantenerse un año.

Si quieres conocer los diferentes métodos para preservar las setas de cardo, solo tienes que seguir leyendo.

¿Cómo conservar las setas de cardo?

Las setas de cardo son un alimento que se conserva de manera distinta al resto, ya que estos hongos se componen mayormente de agua, y en este tipo el 95% de su composición es agua.

A continuación se mostrarán diferentes formas de almacenar las setas de cardo, y así elijas las que más te convenga.

Conservar setas de cardo en la nevera

Este es uno de los métodos de almacenamiento más simples, pero solo se aconseja cuando se piensa ingerir pronto las setas de cardo, es decir, que no necesiten estar guardadas más de una semana.

Para guardar las setas de cardo en la nevera debes hacer lo siguiente:

  • Paso 1: Limpiar las setas.

Generalmente, este tipo de setas no tienen mucha suciedad, pero se pueden limpiar con agua fría. O bien usando un trapo húmedo.

  • Paso 2: Dejar secar.

Luego de limpiar las setas, conviene esperar un rato hasta que sequen un poco.

  • Paso 3: Meter en una bolsa de papel.

A diferencia de otros alimentos, las setas de cardo necesitan respirar para poder mantenerse en buen estado, por tal motivo las bolsas de papel representan una excelente opción.

De no tener una bolsa de papel, puedes usar un recipiente de plástico y colocas al fondo papel de cocina, y también se usa este mismo papel para cubrirlas. Lo importante es no impedir la circulación de aire.

  • Paso 4: Almacenar en la nevera.

Las setas de cardo se deben poner en la parte de la nevera donde más circule aire, por lo que no hay que guardarlas en los cajones de las verduras o en la zona más fría.

De esta forma, las setas de cardo podrán estar refrigeradas unos 3 o 5 días.

Congelar las setas de cardo

¿Se pueden congelar las setas de cardo? La verdad es que es posible congelar las setas de cardo, pero los especialistas recomiendan no utilizar este método ya que se compromete en demasía la calidad de las setas, considerando además que existen opciones alternativas de almacenamiento a largo plazo.

Como se mencionó anteriormente, las setas se componen en mayor parte de agua, por lo que al congelarse, el agua congelada rompería las fibras de la seta y quedaría muy blanda, además de que perdería un poco su sabor.

No obstante, para evitar que esto ocurra las setas de cardo deben para primero por alguna cocción. A continuación se detallan los pasos a seguir:

  • Paso 1: Cocinar las setas.

Puedes picarlas y sofreírlas en aceite, o ponerlas enteras en agua hirviendo por dos minutos. También la puedes poner al vapor de 3 a 5 minutos.

  • Paso 2: Esperar que las setas se enfríen.

Luego de cocinarlas debes esperar que las setas se enfríen. Si fueron sofritas, colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Pero si fueron hervidas o hechas al vapor, debes colocarlas dentro de agua fría el mismo tiempo que fueron cocinadas. Luego se pasan a una rejilla o secan con papel absorbente.

  • Paso 3: Realizar primer congelamiento.

Acomoda las setas de cardo sobre una bandeja con papel encerado debajo, dejando espacio entre ellas y ponlas dentro del freezer un par de horas.

  • Paso 4: Pasar las setas a una bolsa hermética.

Después que las setas de cardo estén congeladas, se pasan a una bolsa hermética resiste al freezer, o también se puede usar un recipiente hermético apto para el congelador.

  • Paso 5: Etiquetar.

Escribe la fecha de almacenamiento para que sepas el tiempo que llevan las setas de cardo congeladas.

  • Paso 6: Guardar en el freezer.

De este modo, las setas de cardo podrán estar congeladas de 3 a 6 meses. Para descongelarlas se recomienda hacerlo lentamente, pasando las setas a la nevera un día antes de prepararlas.

Conservar las setas de cardo en aceite

En caso de que quieras conservar las setas de cardo una larga temporada, y sin perder consistencia y además añadiendo sabor, podrías conservarlas en aceite. Solo tienes que hacer lo que se explica a continuación:

  • Paso 1: Cocinar las setas.

Puedes escaldarlas o sofreírlas en aceite de oliva unos minutos, y las puedes aderezar con sal, hierbas y/u otros condimentos. En caso de sofreír las setas la puedes picar en rodajas.

  • Paso 2: Esperar que se enfríen.

Usa papel absorbente para eliminar el exceso de agua o aceite, luego las dejas sobre una rejilla o bandeja con papel absorbente hasta que se enfríen.

  • Paso 3: Meter las setas dentro del frasco.

Luego de que estén frías las setas, mételas dentro del frasco de vidrio y le echas aceite de oliva extra virgen hasta cubrirlas por completo. Dejando unos milímetros del recipiente sin aceite.

  • Paso 4: Sellar al vacío.

En una olla de fondo grueso, pon a hervir agua, poniendo un paño de cocina limpio en el fondo, para evitar que los frascos choquen constantemente contra ella.

El agua deberá cubrir por completo los frascos, así que estos deberán cerrar bien herméticamente para evitar la entrada de agua. Se hierven unos 30 minutos para producir el vacío, y después se sacan con una pinza. Se dejan reposar sobre el mesón hasta que estén frías.

  • Paso 5: Almacenar los frascos con setas al aceite.

Las setas de cardo en aceite se deben poner en un lugar oscuro y fresco a temperatura ambiente, aunque también se pueden guardar dentro de la nevera, sobre todo después de destapar el frasco.

De este modo, las setas de cardo podrán durar unos 12 meses sumergidas en aceite, siempre y cuando permanezcan selladas. Si se destapó el frasco el tiempo se reduce a unos 6 u 8 meses.

Conservar las setas de cardo en sal

Otra forma de conservar las setas de cardo es empleando sal marina o gruesa. Solo tienes que seguir las indicaciones:

  • Paso 1: Usar un frasco de vidrio.

El frasco debe tener tapa de rosca o hermética. Se puede esterilizar por unos minutos. Lo importante es que este bien seco y limpio antes de guardar las setas.

  • Paso 2: Calcular cuanta sal usar.

Para esto se recomienda pesar las setas. Por cada kilogramo de setas, se debe usar unos 50 gramos de sal marina.

  • Paso 3: Hervir las setas.

Pon las setas de cardo en una olla con agua hirviendo y déjalas unos 5 minutos. Después se sacan y secan con papel absorbente.

  • Paso 4: Meter las setas en el frasco.

Pon una capa de setas (podrías picarlas para que quepan mejor en el frasco), luego una capa de sal, y se debe finalizar con una capa de sal.

  • Paso 5: Guardar en la despensa.

Las setas de cardo en sal se pueden guardar en un lugar oscuro y fresco a temperatura ambiente por 3 meses. Antes de comerlas se recomienda limpiarlas con agua, y luego secarlas para eliminar el exceso de sal.

¿Cómo deshidratar las setas de cardo?

Este es un método que preservará por una larga temporada las setas de cardo. Para hacerlo, hay que seguir estas indicaciones:

  • Paso 1: Limpiar las setas.

Usa una toalla humedad para limpiar los rastros de suciedad que puedan tener las setas.

  • Paso 2: Picar las setas.

Pica las setas de cardo en láminas de 3 milímetros aproximadamente.

  • Paso 3: Disponer sobre una bandeja.

Acomoda las láminas de setas sobre una bandeja sin importar si se tocan, ya que cuando estén en el horno se encogerán.

  • Paso 4: Hornear.

Pon el horno a unos 80-90°C y mete la bandeja con las setas. Deberás voltearla cada 30 minutos y se hornearán durante 2 horas.

  • Paso 5: Dejar enfriar.

Cuando las setas estén secas, es decir, que pierdan un tercio de su volumen aproximadamente, se sacan del horno y se dejan enfriar.

  • Paso 6: Pasar a un recipiente hermético.

En este caso si conviene aislar por completo las setas. Así que hay que utilizar un recipiente hermético, puede ser de plástico, para guardar las setas de cardo secas.

  • Paso 7: Almacenar en un lugar oscuro.

Hay que colocar el recipiente con las setas deshidratadas en un lugar libre de humedad, y donde no le pegue la luz o el calor de manera directa. Así las setas de cardo deshidratadas podrán mantenerse en buen estado por un año.

Para volverlas a hidratar, solo debes sumergir las setas de cardo en agua durante unos minutos.

Nota: No utilizar el microondas bajo ninguna circunstancia, ya que va a disminuir drasticamente las propiedades de las setas de cardo. [1]

¿Cómo saber si las setas de cardo se pusieron malas?

Si las setas de cardo presentan alguna de las siguientes características, se deben desechar de inmediato porque indican que se echaron a perder:

  • Olor agrio.
  • Manchas o zonas oscurecidas (moho).
  • Viscosidad.
  • Están secas (sin haberlas deshidratado) y arrugadas.

¿Por qué se echan a perder las setas de cardo?

Por estar compuestas en mayor parte de agua, las setas de cardo son un alimento que de no preservarse correctamente, facilitan el crecimiento de los diferentes microorganismos.

En especial, las setas de cardo, como cualquier otro hongo, pueden desarrollar moho fácilmente. Además, el crecimiento de otras bacterias perjudiciales para el consumo humano se produce de forma mucho más rápida.

¿Cuánto duran las setas de cardo?

Las setas de cardo crudas no suelen durar mucho, para que lleguen a durar un poco más de tiempo se deben cocinar y aplicar diferentes métodos de conservación. Abajo pondré un cuadro resumiendo el tiempo de vida:

ProductoDuración
Setas de cardo refrigeradas3 – 5 días
Setas de cardo congeladas3 – 6 meses
Setas de cardo en aceite frasco sellado a temperatura ambiente12 meses
Setas de cardo en aceite, frasco abierto y refrigerado6 – 8 meses
Setas de cardo en sal3 meses
Setas de cardo deshidratadas12 meses

¿Cuál es la mejor forma de conservar las setas de cardo?

No hay una mejor manera de conservar las setas de cardo, ya que todo dependerá de las necesidades y recursos de cada quién.

Por ejemplo, la manera más sencilla de preservar las setas de cardo es refrigerándolas. Ya que solo hay que usar una bolsa de papel, pero esto implica que no duren mucho tiempo.

Si se conservan en sal, las setas de cardo llegaran a durar unos meses. Pero si se preservan en aceite o se deshidratan llegaran a durar una larga temporada.

Congelar las setas de cardo no es una opción que se recomiende mucho ya que cambia su textura y sabor.

Si te interesa aprender a conservar otro tipo de alimentos, este sitio cuenta con una lista de publicaciones concernientes a este tema.


[1] https://www.nature.com/articles/s41598-019-56901-1

Cómo Conservar Kombucha, el SCOBY o su Vinagre

Conservar Kombucha
Conservar Kombucha

La kombucha es una bebida deliciosa que trae grandes beneficios para nuestro cuerpo, pero debemos tener cuidado al momento de almacenarla, ya que puede cambiar su sabor o perder su calidad. Entonces ¿Cómo debemos conservar kombucha?

La kombucha como bebida siempre la debemos guardar en la nevera, de esta forma permanecerá en buen estado por 1 año. El cultivo para kombucha lo podemos almacenar en la nevera por 3 meses o en un hotel de SCOBY hasta que envejezca.

Ya que sabes los métodos que puedes utilizar, sigue leyendo para que aprendas como realizar cada uno de estos.

Conservar la kombucha en la nevera

La kombucha tiene muchas bacterias buenas que traen grandes benéficos para el cuerpo, para ello estas deben permanecen vivas, por lo que se deben almacenar en un ambiente adecuado para que puedan subsistir.

Sin importar que la hayas hecho la kombucha en casa o la hayas comprado, lo mejor será almacenarla en la nevera para evitar que las bacterias sigan su proceso de fermentación y el sabor de la kombucha cambie.

Los pasos para conservar kombucha en la nevera son los siguientes:

  • Paso 1. Transportar en frío

Al momento de comprar la kombucha no debemos dejar que llegue a estar a temperatura ambiente, ya que se empezará a fermentarse y cambiará su sabor. Por lo que al comprar kombucha y transportarla lo mejor será mantenerlo junta a los productos fríos.

  • Paso 2. Recipiente de vidrio

Cuando realizas kombucha en casa lo mejor será almacenarla en recipientes de vidrio, ya que estos permiten una mejor conservación debido a que evitan la corrosión de material y mantienen su sabor. Al comprar kombucha esta suele venir ya en un recipiente de vidrio.

  • Paso 3. Guardar en la nevera

La temperatura ideal para conservar la kombucha en la nevera va entre los 2 °C y 8 °C. Recuerda el calor puede reactivar la fermentación.

De esta forma la kombucha se mantendrá en buen estado por al menos 1 año.

Conservar hongo de kombucha o SCOBY

Al momento de preparar tu propia kombucha necesitas tu propio cultivo (SCOBY), y debes saber cómo almacenarlo correctamente para prevenir que se dañe o muera. Para ello puedes crear un “hotel de SCOBY” (recomendado) o puedes guardarlo en la nevera deteniendo así su fermentación.

Conservar SCOBY en la nevera

Este método es utilizado para detener la fermentación y almacenar el SCOBY por unos pocos meses, esto si quieres parar la producción de la kombucha. Para ello sigue los siguientes pasos.

  • Paso 1. Coloca el cultivo en un recipiente

En un recipiente de vidrio que esté completamente limpio y sea de tapa hermética coloca el cultivo. Si son varios, colócalos en recipientes separados.

  • Paso 2. Añade té y kombucha

Añade té con azúcar y kombucha al recipiente para mantener al cultivo saludable. Se recomienda añadir los dos, pero siempre puedes usar solo uno de estos. No debes llenar el frasco por completo, pero asegúrate de que tengan suficiente té para sobrevivir.

  • Paso 3. Guarda en la nevera

Guarda el cultivo en la nevera, con la baja temperatura la fermentación se detendrá y con esta el crecimiento del hongo.

Utilizando este método el SCOBY se mantendrá por 3 meses máximo. Ten en cuenta que pasado este tiempo el cultivo corre el riesgo de dañarse.

Conservar SCOBY a temperatura ambiente

Para almacenar mejor y por más tiempo el cultivo o SCOBY el mejor método es creando un “hotel de SCOBY”, pero en este caso deberás revisar constantemente para asegurarte de que tengan suficiente comida y estén en buen estado.

Sigue estos sencillos pasos para crear tu propio hotel de SCOBY.

  • Paso 1. Elige un recipiente adecuado

Para este método de almacenamiento necesitarás un recipiente de vidrio. El tamaño de este va a depender de la cantidad de cultivos que piensas guardar.

  • Paso 2. Coloca todos los cultivos

Coloca todos los cultivos en el frasco, puedes ir agregando más cultivos con el tiempo.

  • Paso 3. Agrega té y kombucha

Agrega suficiente té recién preparado y la kombucha en una mayor cantidad que cubra todos los SCOBY. Asegúrate de poner suficiente comida para todos los cultivos.

  • Paso 4. Tapa el reciente

Coloca una tela o paño de tejido resistente sobre la boca del frasco para evitar la invasión de mosquitos y tapa el recipiente para evitar que se evapore, además de los mosquitos

  • Paso 5. Almacena a temperatura ambiente

Almacena en un lugar oscuro, seco y con temperaturas entre los 20 °C y 24 °C, donde no le afecte los cambios climáticos. Cada dos semanas renueva el té de kombucha, ya que al ser varios cultivos el proceso de fermentación será mucho más rápido.

De esta forma los discos de SCOBY se mantendrán en buen estado por años, siempre y cuando se haga una mantención verificando que tengan alimento.

Conservar vinagre de kombucha

El vinagre de kombucha hereda todas las propiedades de la misma y lo puedes utilizar para cocinar o limpiar los alimentos, entre otras cosas. Este no suele dañarse con facilidad gracias a sus altos niveles de acidez, por lo que es muy fácil de almacenar. Estos son algunas cosas que debes tomar en cuenta.

  • Mantén alejado del calor, como puede ser la cocina o los rayos del sol.
  • Asegúrate de siempre taparlo bien.
  • Almacena preferiblemente en un recipiente de vidrio para una mejor conservar.
  • Guarda en un lugar fresco y seco, como por ejemplo la despensa.
  • Nunca diluyas con agua ya que perderá su acidez y puede dañarse.

Como hacer vinagre de kombucha

El vinagre de kombucha es tan fácil de realizar como hacer el té, esto debido a que es el mismo procedimiento con la diferencia de que se debe dejar a que se torne más acido. Para realizar tu propio vinagre de kombucha solo debes seguir estos sencillos pasos.

  • Paso 1. Lave todos los utensilios

Antes de iniciar debe lavar bien todos los utensilios a utilizar y desinfectar con vinagre blanco, sobre todo el frasco donde se realizará el fermentado. Esto para prevenir contaminar la kombucha y se genere moho.

  • Paso 2. Realice té

En una cazuela prepare un té con suficiente azúcar, este lo puedes dejar por 10 minutos o más si prefieres un sabor más intenso.

  • Paso 3. Añada kombucha iniciadora

Agrega el té kombucha iniciador al té recién hecho. En un frasco coloca el SCOBY y verte la mezcla de los dos tés.

  • Paso 4. Cubre con un paño

Con un paño limpio o filtro de café tapa el frasco y asegura con una goma elástica, de esta forma se evita que se contamine mientras se permite que circule el aire.

  • Paso 5. Deje fermentar

Coloque en un espacio cálido, seco y oscuro durante al menos 30 días. Mientras más tiempo permanezca en el proceso de fermentación más ácido se volverá, por lo que debes dejarlo hasta que sea de tu agrado.

  • Paso 6. Transfiere y almacena el vinagre

Una vez sea de tu agrado transfiere a un reciente de vidrio y almacena.

Como saber si la kombucha está mala

La kombucha es una bebida muy delicada por lo que, como con cualquier otro alimento siempre, debemos asegurarnos de que esté en buen estado antes de ingerirla, ya que tomarla en mal estado podrá ser perjudicial.

Estos son algunos indicativos de que la kombucha se ha dañado.

  • Si notas la aparición de moho, debes desechar tanto la bebida como el SCOBY, ya que esto significa que todo el cultivo está contaminado.
  • La kombucha suele ser gaseosa y tener un sabor un poco ácido, pero a la vez dulce. Si notas un sabor diferente y extraño lo mejor será desecharla.
  • Si tiene un olor desagradable también puede ser señal de que está dañada.
  • En el caso de los SCOBY si notas manchas o que se vuelve de color negro significa que ha muerto y ya debes desecharlo
  • Cabe destacar que la kombucha al estar al calor se sigue fermentado y toma un sabor mucho más ácido, pero esto no significa que está mala. Cuando la kombucha se vuelve muy ácida para beberse se puede utilizar como “vinagre”.

Cuánto dura la kombucha

El tiempo de vida de la kombucha puede llegar a variar dependiendo del cuidado que se le dé y el método de almacenamiento que se utilice, en el siguiente cuadro te explicaremos de forma resumida cuánto tiempo puede durar la kombucha.

ProductoTiempo de duración
Kombucha en la nevera1 año
SCOBY en la nevera3 meses
Hotel de SCOBYIndefinido

Cuál es la mejor forma de conservar kombucha

La mejor forma de almacenar la kombucha es en la nevera, de esta forma podrás beberla en cualquier momento del año sin preocuparte de que cambie su sabor, ya que al guardar la kombucha en la nevera esta ralentiza el proceso de fermentación.

Si por otro lado quieres poder preparar tu propia kombucha en cualquier momento puedes crear un hotel de SCOBY, permitiendo así que el hongo de kombucha sobreviva por mucho más tiempo y puedas preparar esta deliciosa bebida cuando te apetezca.

Que interesante ha sido este artículo sobre conservar kombucha ¿no crees? Tenemos otros posts sumamente interesantes relacionados con este gran mundo del almacenamiento.

4 Formas de Conservar Camagrocs durante todo el año

Conservar Camagrocs
Conservar Camagrocs

Las setas camagrocs son una de las delicias gastronómicas más buscadas porque aportan a los platillos un sabor dulce. Sin embargo, si no sabes cómo guardarlas, en este artículo aprenderás 6 formas sencillas de hacerlo, entonces descubre ¿Cómo conservar camagrocs?  

Para el corto plazo, puedes conservar camagrocs a temperatura ambiente en vinagre o aceite con resultados que varían entre los 3 a 5 meses. Para el largo plazo, es posible congelar los camagrocs hasta por 1 año como también puedes deshidratarlos por incluso varios años.

Es importante mencionar, que las setas camagrocs (Cantharellus lutescens), también, se conocen con el nombre de seta trompeta amarilla o seta trompeta del diablo.

Ya que sabes que este es uno de los hongos con mayor valor culinario en el mundo, te toca aprender a conservarlos usando diferentes métodos. Conoce las 6 formas de conservar camagrocs durante todo el año.

¿Cómo conservar camagrocs con agua y vinagre a temperatura ambiente?

Para empezar, es bueno aclarar que la gran mayoría de las setas se conservan de la misma manera, es decir, usando métodos iguales, pero con versiones distintas. Con relación a lo anterior, puedes preservar las setas a temperatura ambiente.

Entonces, con estos datos ya puedes aprender cómo conservar camagrocs en agua y vinagre a temperatura ambiente leyendo las siguientes instrucciones.

  1. Selecciona los camagrocs

El proceso de selección es el más importante, ya que es el momento donde te puedes dar cuenta si la seta está en buenas condiciones. Puedes leer el siguiente apartado para saber como seleccionarlos.

Un dato interesante que tienes que saber con respecto a las setas trompeta amarilla es que son una de las más pequeñas. Por este motivo, puede ser que la cesta no la llenes tan rápido como esperas.

  1. Limpia las setas camagrocs

El motivo principal de este paso es que puedas remover el polvo o la suciedad, recuerda que las setas crecen junto a hierbas en la tierra. Lo más recomendable es que NO las sumerjas en agua, ya que el sombrero y todo el cuerpo de la seta absorben mucha agua y podrían estropearse.

Incluso, esta agua que absorben, después la eliminan cuando las añades a la receta, lo cual dañaría la preparación. Lo mejor es que con paciencia puedas limpiarlas con un cepillo.

  1. Hierve las setas

La cocción es vital, no querrás consumir microorganismos. Entonces, lo que debes hacer es colocar agua en una olla y sumergir las setas. Además, puedes añadir sal al agua.

Espera entre unos 15 a 20 minutos para que el agua hierva con las setas. Pasado este tiempo, vas a escurrir el agua y las setas las debes colocar extendidas en un paño absorbente.

  1. Selecciona los envases

Mientras esperas que las setas se escurran, puedes escoger el tarro. No utilices envases de plástico, si quieres conservar setastrompeta amarillas tienes que usar envases de vidrio con tapa hermética.

  1. Esteriliza los envases

Lo primero que tienes que hacer es lavar con detergente el interior y el exterior del envase. Luego, coloca los envases en una olla grande y profunda. La manera en que debes colocar los envases en es que la base del frasco este en contacto con la olla.

Después, cubre con agua los envases hasta 3 cm por encima de los mismos. Tapa y lleva a fuego alto hasta que hierva. Cuando ya comience a hervir espera 10 minutos para apagar el fuego. Por último, con una pinza saca los envases y colócalos en una servilla hasta que se sequen.

  1. Coloca las setas en los envases

En cada uno de los envases previamente seleccionado y esterilizado vas a colocar dos partes de agua hirviendo más una parte de vinagre y una pizca de sal. Seguidamente, incorpora las setas en el envase.

Tapa el envase y lleva a baño maría, espera a que hiervan 10 minutos más. Esto hará que se cierren al vacío

  1. Reserva en un lugar fresco

Luego, lo que tienes que hacer es esperar que el frasco se enfríe y colocarlo en una zona de tu casa que sea fresca, es decir, un lugar ventilado y donde no se reflejen los rayos del sol.

Esta preparación te permite conservar camagrocs por al menos 3 meses. Claro, la desventaja es que una vez abierto tienes que consumirlo.

El consejo es que puedas hacerlo en frascos pequeños o medianos, de manera de que tengas porciones individuales. Así no tendrás que gastar toda la recolección de setas en un instante.

¿Cómo conservar camagrocs en aceite?

El aceite es un medio excelente para que puedas conservar las setas camagrocs, ya que el aceite posee propiedades que pueden ser buenas para el sistema cardiovascular. Ahora bien, te puedes preguntar ¿Cuál aceite utilizar? El más usado es el aceite de oliva.

Entonces, parte de las propiedades que le confiere el aceite, aparte de conservar la seta es que tiene vitamina A, D y K. Por esta y otras razones es bueno que conserves los camagrocs en aceite.

Para conservar camagrocs en aceite debes realizar los siguientes pasos:

  1. Selecciona las setas

    Primero selecciona las setas que estén en buen estado (Como seleccionar camagrocs). Una vez ya seleccionadas limpia todas las setas que recolectaste.

  2. Escoge los envases

    De igual manera, los tarros deben ser de vidrio preferiblemente, no es recomendable de plástico porque pueden dañarse las setas.

  3. Esteriliza los envases

    También, tienes que esterilizar los tarros. Para ello hierve por 10 minutos los envases y colócalos en un lugar donde se reflejen los rayos del sol.

  4. Llena los envases

    Estos frascos de vidrios tienes que llenarlos hasta la mitad con aceite o, por lo menos, que cubran todas las setas. Si dejas alguna seta sin cubrir lo más seguro es que se dañe al cabo de un tiempo.

  5. Reserva en un lugar fresco

    Ahora lo que prosigue es colocar el envase con las setas en un lugar oscuro, pero que sea ventilado.

Con este método puedes conservar camagrocs hasta por 5 meses a temperatura ambiente.

No olvides que si abres el frasco tienes que consumir todas esas setas, ya que no las puedes volver a almacenar.

¿Cómo congelar camagrocs?

¿Se pueden congelar los camagrocs? La respuesta es sí. El congelador es otro aliado para que puedas tener setas durante un año sin importar la temporada. 

Un tip muy útil es que no recolectes setas muy pequeñas, ya que los procesos empleados influyen en su tamaño, es decir, las setas suelen escoger. Aunque, cuando la añadas a tus platillos pueden crecer.

Para congelar los camagrocs, tenemos 3 formas distintas, la tradicional, en aceite y al vacío, y te detallaremos cada una a continuación.

Congelar camagrocs sin equipo

Esta es la forma más tradicional para congelar camagrocs, ya que no requiere de ningún elemento o maquinaria importante, salvo las mismas setas.

Si quieres aprender a congelar camagrocs en el congelador continúa leyendo.

  1. Selecciona y limpia los camagrocs

Este paso es uno de los más tediosos, pero importante. Primero selecciona las setas que luzcan en buenas condiciones. Para limpiarlas tienes que agarrar un paño o cepillo y frotar la superficie para quitar la suciedad.

Después, agarra cada seta y corta con un cuchillo la parte de abajo. También, puedes dejarlas enteras, esto depende totalmente de ti.

  1. Hierve los camagrocs

Acto seguido, en una olla grande vas a colocar agua y una pizca de sal, coloca los camagrocs y lleva al fuego. Espera unos 15 minutos hasta que comience a hervir. Luego, espera entre 5 y 10 minutos más.

  1. Escurre los camagrocs

Desecha el agua donde herviste los camagrocs y extiende sobre un paño absorbente las setas. Espera que escurran toda el agua, así no quedarán húmedas.

  1. Rocía aceite

Cuando las setas estén secas lo que tienes que hacer es rociar sobre ellas un poco de aceite. De este modo, cuando las lleves al congelador no perderán su textura.

  1. Selecciona un envase

Algunos usan bolsas de plástico, pero por lo comentado con anterioridad no es recomendable. Entonces, lo que vas a hacer tomar un envase de vidrio y colocar los camagrocs.

  1. Identifica los envases

Es importante que puedas considerar colocar la fecha a cada tarro, así sabrás cuánto tiempo ya tienen almacenados.

  1. Almacena en el congelador

Cuando ya tengas todos estos pasos listos tienes que llevar el envase al congelador, con esta alternativa puedes conservar las setas camagrocs hasta un año.

Sin embargo, otras personas son un poco más conservadoras y prefieren conservar entre 6 y 8 meses, ya que luego pierden su sabor y textura.

Congelar camagrocs en aceite

¿Sabías que puedes congelar los camagrocs con aceite? El resultado de esto es que las setas no absorberán agua, tampoco tendrá hielo, gracias a la presencia del aceite.

En este sentido, la textura de las setas se mantiene durante todo el tiempo que estén refrigeradas. Así mismo, puedes usar el aceite que tengas en casa. Ahora bien, el paso a paso de este método es el siguiente.

  1. Limpia muy bien los camagrocs

Ya sabes que tienes que escoger bien las setas, ya que no quieres consumir hongos en mal estado. Ahora, cuando los estés limpiando usa un cepillo para remover la tierra.

  1. Escoge un envase de vidrio

Una vez más, el tarro de vidrio es la opción ideal para conservar camagrocs. Puedes aprovechar para identificar el envase con la fecha y la especie de setas, en este caso, camagrocs.

  1. Vierte el aceite en el envase de vidrio

Luego, de que hayas laminado las setas y colocado en el envase de vidrio limpio, lo que tienes que hacer es incorporar 100 ml de aceite vegetal por cada medio kilo de setas camagrocs.

  1. Esparce el aceite

Lo que debes hacer ahora es agarrar el envase y esparcir el aceite por todo el tarro, sin que quede una zona sin aceite.

  1. Lleva al congelador

Cuando termines de esparcir el aceite es momento de que guardes los tarros de vidrio en el congelador. Con este método podrás conservar camagrocs hasta por un año.

Congelar trompetas amarillas al vacío

Si quieres realizar algo más profesional puedes congelar los camagrocs al vacío, pero usando una máquina profesional. La manera de hacerlo es la siguiente.

  1. Lamina las setas

Por supuesto, los camagrocs ya tienen que estar seleccionado y limpios, es decir, sin suciedad. Aparte, deben estar crudos.

  1. Incorpora aceite

Luego de esto, extiende las setas sobre un paño y vierte un chorro de aceite sobre las setas. Hazlo de forma uniforme para que todas las setas tengan aceite.

  1. Envasa al vacío

Ahora, con la ayuda de la máquina envasa las setas ya rociadas con el aceite.

Una recomendación es el aceite de girasol porque no disimula el sabor de la seta, esto quiere decir que se mantiene intacto. Luego, congela las setas. El tiempo de duración es el mismo, entre 6 meses a un año.

¿Cómo descongelar camagrocs?

Para que las setas no pierdan su sabor mientras las estás descongelando tienes que emplear pasos sistematizados. En este sentido, las instrucciones son.

  1. Hierve las setas camagrocs

En una olla coloca agua y sal, aparte, añade las setas y espera que hierva. Luego, que hiervan escurre las setas.

  1. Coloca las setas en un bol

Mientras esperas que se enfríen las setas en el bol puedes colocar cubos de hielo, este truco hará que la textura del camagrocs no se pierda y se mantenga suave.

¡Listo!, ya puedes usar tus setas en las recetas que más te gusten y aprovechar todas sus bondades para el organismo.

¿Cómo conservar camagrocs deshidratados?

Deshidratar los camagrocs es otra de las maneras en la cual puedes conservar camagrocs sin congelar por meses, incluso hasta años. Es más, las setas se secan tanto que puedes pulverizarlas y hacer polvo de setas.

Aunque tienes que saber que no todas las clases de setas pueden deshidratarse. La razón de esto es porque una parte suele perder la textura, pierden el sabor o sus propiedades.

Aunado a esto, si quieres setas deshidratas es fundamental que nunca las mojes, lo único que tienes que hacer es limpiarlas. Para que aprendas continúa leyendo.

Deshidratar trompetas amarillas al sol

  1. Selecciona y limpia las setas

El proceso de selección ya lo conoces, por eso pasemos de una vez al método para limpiar las setas y dejarlas libre de impurezas.

Primero toma las setas y con un cepillo o pañuelo limpio comienza a frotar las setas hasta quitar la suciedad.

Si con este método no es suficiente, debes cortar con un cuchillo las zonas que aún continúan sucias.

  1. Corta las setas

Si los hongos son pequeños será más sencillo deshidratarlo. La recomendación es que puedas cortarlos si son muy grandes.

  1. Seca los hongos trompetas al sol

Para deshidratar las setas trompetas al sol lo que puedes hacer es extender las setas en paños o en bandejas y dejar que lleven sol. Claro, este método es más lento, aproximadamente, puedes tardar hasta 3 días esperado que se sequen completamente.

Lo realmente bueno es la cantidad de tiempo que te durarán las setas. En este sentido, si deshidratas las setas trompetas pueden conservarse por años.

  1. Reserva en envases de vidrio

Luego que están deshidratadas colócalas en un envase de vidrio y reserva en un lugar fresco y oscuro.

Deshidratar camagrocs al horno

  1. Seleccionar y limpia las setas

Durante el proceso de selección vas a escoger setas en buen estado. Posteriormente, con un cepillo vas a limpiar todas las partes del hongo.

  1. Seca los hongos trompetas al horno

Tienes que extender sobre una bandeja los hongos. Luego, los cubres con papel de aluminio. Lleva al horno a 50 grados por doce horas.

  1. Reserva en tarros de vidrio

Ahora, que ya están listas las setas, tienes que esperar que se enfríe. Después, las debes colocar en envases de vidrio. Por último, coloca el envase en una zona oscura de tu casa.

Secar hongos con un deshidratador

Los deshidratadores son productos especializados que comúnmente traen sus propias instrucciones para realizar la deshidratación con los distintos alimentos, pero si no fuera el caso tenemos una forma para conservar camagrocs mediante el uso del deshidratador.

Los pasos para secar camagrocs con deshidratador son los siguientes

  1. Selecciona y limpia las setas

Identifica las mejores setas mientras las estés recolectando. Una vez en casa, agarra un paño o cepillo y frota toda la superficie de la seta para limpiarla.

  1. Corta las setas

Para que sea más sencillo deshidratar las setas en el deshidratador tienes que cortar las setas. Elimina la porción distal. Reserva en un bol las setas cortadas.

Si cortas los hongos, el tiempo de preparación será menor, ya que si no lo haces puede ser que no todas las partes del hongo se sequen uniformemente.

  1. Esparce los hongos en la bandeja

Toma la bandeja del deshidratador y extiende las setas en toda la superficie. Sin embargo, asegúrate de que los hongos no queden superpuestos porque podrían no secarse completamente.

  1. Introduce los hongos en el deshidratador

Coloca la bandeja en el deshidratador y regula la temperatura a 48 grados centígrados durante 6 y 8 horas. Vas a saber que están listos cuando sean fáciles de romper.

  1. Etiqueta los frascos

Mientras esperas que los hongos se deshidraten en el deshidratador, agarra los envases de vidrio y coloca una etiqueta donde indiques la fecha y la especie de las setas.

  1. Almacena los hongos en tarros

Cuando saques los hongos del deshidratador espera se enfríen. Después, almacénalos en envases de vidrio con tapa hermética.

¿Cómo hidratar camagrocs secos?

Si quieres hidratarlas lo único que tienes que hacer es añadir las setas al platillo que estés preparando como, por ejemplo, una salsa, crema, entre otros. Automáticamente, adoptarán su forma otra vez.

Por su parte, puedes hidratarlas en agua por 15 minutos para que absorban otra vez agua y puedas incorporarla en el platillo.

¿Cómo identificar que los camagrocs están dañados?

Es importante que sepas identificar cuándo una seta camagrocs está en mal estado. Sumado a esto, no solo debes saber si están malas, también, si son setas venenosas. Para ello puedes leer los siguientes consejos.

  • Si la seta tiene machas en su superficie es una prueba de que está en mal estado y, por lo tanto, no debes consumirla.
  • Si emiten un mal olor significa que están malas.
  • Las setas no pueden tener muchas arrugas, si hay presencia de alguna significa que la seta está dañada.
  • Otro dato es si el sombrero del hongo está muy duro es una mala señal y no debe ser consumido. Recuerda que su textura original es suave.
  • Si no conoces la especie de la seta no debes recolectarla, ya que se puede tratar de una venenosa.

¿Cuánto tiempo duran los camagrocs?

Si te has dado cuenta, el tiempo de conservación de una seta camagrocs varía en función del método que uses para preservarla.

No obstante, en el siguiente recuadro te resumimos toda la información para que sea más sencillo para ti.

ProductoTiempo de conservación
Camagrocs con agua y vinagre a temperatura ambiente3 meses
Camagrocs en aceite a temperatura ambiente5 meses
Camagrocs congelados6 meses hasta 1 año
Camagrocs deshidratadosAños

¿Cómo seleccionar camagrocs?

Seleccionar hongos parece una tarea sencilla, pero necesitas tener un poco de conocimiento para que puedas hacerlo de la manera correcta.

En primer lugar, tienes que conocer los diferentes tipos de hongos comestibles que existen, también, reconocer las especies venenosas de las no venenosas.

El primer paso que tienes que seguir cuando estés seleccionado los hongos es utilizar dos canastas, la razón de esto es para que coloques en una cesta los hongos que si reconoces. Por otro lado, la cesta restante es para las especies que no identificas. 

En segundo lugar, solo debes seleccionar los hongos que ya tengan el sombrero abierto. También, escoge las setas que luzcan frescas. La manera de saber que están frescas es porque se ven carnosas. Si tienen un mal aspecto no los recolectes.

Otra manera de saber que el hongo está en buen estado es oliéndolo, si tiene un olor desagradable no debes agarrarlo.

Además, cuando las vayas a cortar considera hacerlo a 5 cm del suelo. Por último, si no identificas el hongo de la segunda canasta lo más recomendable es que lo deseches.

¿Cuál es la mejor forma para conservar camagrocs?

Sin duda, la mejor manera para conservar camagrocs es deshidratados, ya que cuando los vuelvas a hidratar adoptarán nuevamente su forma. Además, su sabor se preserva por años.

Al mismo tiempo, hay situaciones en la cual será mejor congelar los hongos, una de ellas es que puedes incorpóralos rápidamente en las recetas y usarlas como acompañamiento de un platillo.

Tienes que pensar en que, si los hongos ya se ven arrugados y no tan fresco, la mejor opción de conservar por breve tiempo es a temperatura ambiente. Con relación a lo anterior, no tendría sentido congelar o secar los hongos si ya están en esas condiciones.

También, puedes triturarlos y hacer polvo que puedes añadir a las comidas. No obstante, los camagrocs congelados son otra buena alternativa, pero lo que tienes que hacer es conservarlos en porciones individuales.

Apuesto a que ya aprendiste a conservar camagrocs, pero no te quedes solo en eso, tenemos toda una variedad de información acerca del mundo de la almacenamiento y preservación de alimentos.

5 Formas para Conservar Boletus

Conservar Boletus
Conservar Boletus

Para los amantes de la gastronomía tenemos este impresionante artículo, que habla sobre unos de los hongos más ricos que podemos encontrar, pero que siempre no cuesta mantener, así que nuestra pregunta a responder de hoy será ¿Cómo conservar los boletus?

Para conservar boletus por 5 días debes utilizar la nevera. Luego es posible congelar los boletus hasta por un año. Existen técnicas intermedias para saborizar y preservar los boletus a la vez como lo son el escabeche y en aceite, con una duración promedio de 2 meses.  Al deshidratarlos duran hasta 6 meses.

Si quieres conservar boletus y garantizar su frescura quédate con nosotros y disfruta de tus hongos por varios días más con las formas fáciles de preservarlos.

Cómo conservar boletus en la nevera

Los hongos suelen ser muy sensibles a la manipulación y en general, la nevera es por regla general el mejor lugar para conservar alimentos, pero ¿Cómo hacerlo correctamente y que no se dañen?

En primer lugar hay que seguir unos pasos y algunos consejos útiles para conservar boletus en la nevera. El método que te explicaremos a continuación es bastante fácil y rápido y te permite disfrutar este delicioso alimento por varios días.

  • Paso 1. Seleccionar los mejores boletus

Debemos seleccionar los mejores boletus que estén frescos y sanos.

Busca aquellos que estén sin rastros de insectos o enfermedades.

  • Paso 2. Limpiar bien los boletus

Los boletus se deben limpiar muy bien utilizando una esponja o cepillo suave para retirar la suciedad.

Luego debes limpiarlo con un paño ligeramente húmedo. Los boletus no se deben lavar antes del almacenamiento.

  • Paso 3. Envolver los boletus en bolsas de papel

Envuelve cada uno de los boletus en bolsas de papel de color oscuro. Esto evitará que les entre mucha luz y se estropeen rápidamente por la condensación.

  • Paso 4. Almacenar en la nevera

Llevamos los boletus a la nevera y lo colocamos en la gaveta de verduras, asegurándose que no estén ligadas con otras frutas o verduras.

Este método de conservación de boletus en la nevera te dura alrededor de 4-7 días en perfecto estado.

Cómo congelar los Boletus

Mucha gente se pregunta si realmente es posible congelar los boletus, y la realidad nos muestras que es posible hacerlo, pero siempre y cuando se realice un proceso de blanqueamiento o escaldado, si no, no se conservaran sus propiedades de manera optima.

Para congelar tus boletus debes realizar los siguientes pasos:

  • Paso 1. Escoger bien los boletus

Debemos seleccionar boletus frescos que estén sanos con buen color y que sean rígidos al tocarlos.

  • Paso 2. Limpiar bien los boletus

Con un paño húmedo limpiamos cada uno de los boletus, cuidando que no queden rastros de tierra.

  • Paso 3. Laminar los boletus

Con una tabla para picar y un cuchillo filoso laminamos cada una de los boletus, que queden muy finos.

  • Paso 4. Escaldar los boletus

Añadir los boletus en agua hirviendo durante 2 minutos y luego ponlos inmediatamente en agua lo más fría posible.

  • Paso 5. Escurrir y secar los boletus

Colocamos los boletus en un colador para que se escurran bien y luego los extendemos en una capa sobre papel absorbente de cocina, para retirar la humedad.

  • Paso 6. Introducir los boletus en bolsas para congelar

Una vez que estén bien secos los boletus lo colocamos en las bolsas para congelar. Lo idea es realizarlo en porciones de modo que solo tengas que retirar la porción que vas a utilizar.

En lo posible, intenta retirar la mayor cantidad de aire que puedas de las bolsas succionando con una pajilla o popote, aunque si cuentas con algún sellador al vacío sería mucho mejor.

  • Paso 7. Almacenar los boletus al congelador

Llevar los boletus al fondo del congelador para que mantengan la temperatura adecuada.

Este método de conservación de boletus congelados precocidos hará que los hongos se mantengan en buenas condiciones por 10-12 meses. [1]

Consejos para descongelar boletus

  • Para descongelar los hongos frescos y crudos lo mejor es retirar del congelador y llevar a la nevera para que el proceso sea lento y no dañe los boletus. Luego que estén descongelados puedes utilizarlos en tus recetas.
  • Cuando los boletus troceados ya fueron escaldados antes del congelamiento, los puedes usar directamente en sus preparaciones. Solo debes retirar la porción que vayas a utilizar y listo añadir a tus recetas.

Conservar boletus en aceite

Los boletus en aceite hacen que este hongo se preserve en buen estado por varios meses después de su temporada. Es importante destacar que para esta opción debes freír los boletus, por lo que no estarán «frescos», aunque obtendrás un aceite con un aroma y sabor único.

Guíate con la siguiente pauta para conservar los boletus en aceite.

  • Paso 1. Seleccionar los boletus

Debemos seleccionar boletus bien frescos de un buen color y tamaño.

  • Paso 2. Limpiar muy bien los boletus

Con un paño húmedo limpiamos muy bien los boletus de uno en uno, cuidando de retirar todo sucio.

  • Paso 3. Freír los boletus en aceite

En una sartén colocamos suficiente aceite de oliva extra virgen, esperamos que esté caliente y añadimos los boletus para freírlos por 20 minutos a fuego bajo.

  • Paso 4. Añadir los boletus en envases de vidrio

Utiliza un envase de vidrio esterilizado añadir los boletus con ayuda de una pinza y luego lo terminamos de llenar con el aceite de oliva usado en la cocción. Cerramos el tarro herméticamente.

  • Paso 5. Dejar enfriar los boletus

Dejar enfriar los boletus ya envasados antes de almacenar.

  • Paso 6. Almacena en la nevera

Utiliza la nevera para conservar los boletus en aceite.

Este método de conservación de boletus en aceite te dura hasta 6 meses, con un sabor riquísimo gracias al aceite de oliva.

Cómo conservar boletus en escabeche

Conservar boletus en escabeche es una técnica muy sencilla que puedes hacer desde la comodidad de tu casa y conseguirás excelentes resultados al extender la vida útil de estos hongos. Por eso hoy queremos enseñarte a elaborar el escabeche de boletus de una manera fácil y rápida.

  • Paso 1. Limpiar los boletus

Lava bien los boletus con abundante agua fría para eliminar el sucio. Reservar en un colador para que se escurran.

  • Paso 2. Cortar los boletus

Puedes cortar los boletus como prefieras en láminas o trozos.

  • Paso 3. Prepara el escabeche

En una olla coloca ½ taza de vinagre, ½ taza de agua, aceite de oliva, sal, pimienta, un diente de ajo y algunas especies como tomillo, romero, orégano, laurel. Deja cocinar durante 10 minutos.

  • Paso 4. Añadir los boletus

Añade los boletus cortados en el escabeche y cocina durante 8 minutos.

  • Paso 5. Retira del fuego los boletus en escabeche

Pasados los minutos de cocción retira los boletus y el escabeche del fuego. Deja enfriar unos minutos.

  • Paso 6. Introduce los boletus en escabeche en envases de vidrios

Los envases de vidrio deben estar esterilizados y secos e introducir los boletus con el escabeche que preparaste. Cierra herméticamente.

  • Paso 7. Almacena en la nevera

Los boletus en escabeche deben ser almacenados en la nevera. Estarán en perfectas condiciones por hasta 1 mes y medio.

Cómo deshidratar boletus

Al deshidratar boletus se obtiene una extensión de la vida útil de estos hongos por largo tiempo, hoy queremos enseñarte 2 técnicas para deshidratar boletus. Asimismo, se pueden utilizar en variedad de recetas aporta muchísimo sabor que te fascinará. Los métodos que conocerás a continuación te garantizaran un hongo en perfecto estado y puedes escoger el que mejor te convenga.

Deshidratar boletus en el horno

Para deshidratar boletus en el horno requiere de mucho tiempo y esfuerzo de tu parte, pero te garantiza disfrutar de este rico alimento por muchos meses. Te dejamos los siguientes pasos para lograrlo.

  • Paso 1. Seleccionar los mejores boletus

Debemos buscar los mejores boletus que estén frescos y sanos con buen color y tamaño.

  • Paso 2. Limpiar muy bien los boletus

Con un paño húmedo limpiamos los boletus con cuidado de no romperlos.

  • Paso 3. Retirar la humedad de los boletus

Con papel absorbente de cocina retiramos muy bien la humedad de los boletus.

  • Paso 4. Cortar los hongos en rebanadas

Con un cuchillo filoso cortamos los hongos en rebanadas finas. Trata que todas las rebanadas queden iguales y así tardará menos en secarse.

  • Paso 5. Buscar una bandeja para horno

En una bandeja para horno coloca papel vegetal y extiende una capa de boletus, que no queden amontonados ni pegados unos de otros.

  • Paso 6. Calienta el horno

Encender el horno y precalentar a temperatura baja. Cuando esté caliente coloca la bandeja de los boletus y lo dejas por 1 hora.

  • Paso 7. Voltear los boletus

Una vez que los boletus tengan 1 hora en el horno sacamos la bandeja y volteas los boletus, usa una pinza que no te quemes.

Si observas humedad en los boletus retirarla con papel absorbente de cocina.

  • Paso 8. Colocar los boletus otra vez en el horno

Colocas la bandeja con los boletus en el horno y lo dejas por 1 hora más.

  • Paso 9. Revisar si los boletus están secos

Transcurrido el tiempo debes revisar si los boletus están completamente deshidratados.

Si todavía tienen humedad debes repetir el proceso en el horno.

El punto exacto de deshidratación es cuando están crujientes como una galleta.

  • Paso 10. Dejar enfriar los boletus

Una vez que estén completamente deshidratados, retíralos del horno y déjalos enfriar a temperatura ambiente.

  • Paso 11. Añadir los boletus en un recipiente

Cuando ya estén completamente fríos coloca los boletus deshidratados en un envase de vidrio esterilizado y seco. Cierra herméticamente.

  • Paso 12. Almacena en la despensa

Almacena los boletus deshidratados en la despensa que sea un lugar fresco y oscuro.

Este método de conservación de boletus en horno te dura entre 6 meses en perfecto estado para su consumo.

Deshidratar boletus al sol

Si quieres deshidratar boletus al sol es otra opción que funciona muy bien, solo necesitarás que el clima esté bien soleado y esperar unos días para que se sequen completamente. Deshidratar boletus al sol es fácil pero necesita tiempo, y quedará demostrado con el paso a paso que veremos a continuación.

  • Paso 1. Escoge los boletus que estén grandes

Los boletus deben ser los más grandes y que no estén dañados.

  • Paso 2. Limpiar los boletus

Recuerda que no se deben lavar. Es suficiente que los limpies con un paño húmedo y quitar el sucio con un cepillo suave.

  • Paso 3. Cortar los boletus

Corta los hongos en láminas finas para que se sequen más rápido. Reserva en un papel absorbente para eliminar la humedad.

  • Paso 4. Extiende los boletus en una bandeja

Utiliza una bandeja para horno y extiende los hongos cortados.

  • Paso 5. Cubre los hongos con una malla

La malla evitará que los insectos dañen los hongos.

  • Paso 7. Busca un lugar donde reciban sol

El lugar puede ser una ventana o sobre el techo, que observes que recibirán sol todo el día.

  • Paso 8. Pon a secar los hongos al sol

Coloca los boletus a secar por 2 o 3 días hasta que veas que están crujientes.

En el transcurso de un día debes voltear los boletus para que se sequen bien por ambos lados.

  • Paso 9. Guarda en envases de vidrio

Pasados los días de secado debes guardar los boletus en un envase de vidrio y almacenar en la despensa al igual que el anterior método los boletus deshidratados dura entre 6-8 meses.

¿Cómo saber cuando los boletus están malos?

Es importante reconocer los boletus cuando están malos, ya que se convierten en un peligro para nuestro organismo, pueden intoxicarnos rápidamente. Entonces, ¿Cómo saber cuando los boletus están malos? Veamos a continuación algunas señales para que los identifiques.

  • Los boletus frescos están arrugados en su sombrero.
  • Tienen un olor fuerte a amoniaco tanto los frescos como los que ya han sido almacenados.
  • Han contraído hongos en alguna de sus partes.
  • Observar que los hongos tienen insectos que han comido una parte de ellos.
  • Si ves que los hongos cambiaron de color extraño indican que están malos.

¿Cuánto duran los boletus?

La duración de los boletus depende de los procesos que se utilicen para manipularlos y después almacenarlos, es esencial hacerlo correctamente para que se conserven en buen estado. Entonces, ¿Cuánto duran los boletus? En la siguiente tabla te respondemos esta pregunta.

Método de conservaciónTiempo de duración
Boletus en la nevera4-7 días.
Boletus frescos congelados3 meses.
Boletus cocidos congelados10-12 meses.
Boletus en aceite en la nevera6 meses.
Boletus en escabeche1-1.5 meses.
Boletus deshidratados6-8 meses.

¿Cuál es la mejor forma de conservar boletus?

Si has comprado poca cantidad de boletus lo mejor es conservarlos en la nevera, lo primero que debes hacer es limpiarlos bien con un paño húmedo. Los boletus al ser almacenados no se deben lavar con agua, ya que tienden a absorber rápidamente el agua y se pudrirán rápidamente. Luego guardarlos en bolsas de papel oscuras para que se conserven en mejor calidad, este proceso mantendrá los hongos por hasta 1 semana.

En el caso de que tengas muchos boletus y quieres que se conserven largo tiempo puedes optar por congelarlos. Antes solo debes escaldarlos con este método hace que su vida útil se extienda por 1 año. Y lo mejor de todo es que tendrán un sabor intenso que te fascinará en tus preparaciones.

Espero te haya gustado el post con las formas de conservar boletus, te invitamos a ponerlo en práctica. Además, lee otros artículos que hemos preparado con variedad de métodos de conservación.

Preservar Acelgas
Preservar Acelgas
Preservar Guindillas
Mantener Guindillas
Preservar Carne
Almacenar Carne
Almacenar Jalapeños
Preservar Jalapeños
Mantener Ramo de flores
Mantener Ramo de flores
Mantener Masa Madre
Almacenar Masa Madre
Mantener Mermelada
Conservar Mermelada
Preservar Calabazas
Preservar Calabazas
Preservar Berenjenas
Preservar Berenjenas

[1] https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0140700710000125

La Guía más Completa para Conservar Champiñones

Conservar Champiñones
Conservar Champiñones

Champiñones portobello rellenos ¡Una delicia! Estas setas son muy delicadas cuando no se manipulan y conservan correctamente se oxidan, entonces, ¿Cómo conservar champiñones?

Puedes almacenarlos frescos en la nevera hasta por 7 días. También puedes congelarlos conservando su frescura y textura durante 1 año. Encurtir en vinagre o dejarlos en aceite preservará su calidad varios meses, añadiendo sabor. Asimismo, es posible deshidratarlos y disfrutar de ellos hasta por 1 año.

Es por eso, que debes quedarte con nosotros y seguir leyendo sobre estas formas fáciles y rápidas de conservar champiñones.

Cómo conservar champiñones frescos en la nevera

Mantener la frescura, sabor y textura de los champiñones es algo que deseamos al prepararlos, por eso te enseñamos a conservar champiñones frescos en la nevera para usarlos en cualquier momento. El método que te explicaremos a continuación es muy sencillo y confiable, conoce paso a paso como hacerlo.

  • Paso 1. Seleccionar los champiñones

Los champiñones deben estar frescos y buenos, que no tengan manchas oscuras y que estén duros al tocarlos.

  • Paso 2. Sacar los champiñones de la bolsa del supermercado

Es importante que retires los champiñones inmediatamente de la bolsa, para que no se humedezcan más.

  • Paso 3. Envolver los champiñones en un papel absorbente

Con cuidado envuelve los champiñones en un papel absorbente. No se deben lavar o limpiar antes, sino que solo cuando lo vayas a utilizar.

  • Paso 4. Introduce los champiñones en una bolsa de papel

Este es una clave para mantener la frescura y sabor de los champiñones.

Introduce los champiñones dentro de la bolsa de papel.  No debes cerrar la bolsa de papel, para que se mantenga la humedad adecuada dentro de la bolsa.

  • Paso 5. Colocar los champiñones en la nevera

Colocar la bolsa de papel con los champiñones en un cajón de la nevera preferiblemente, ya que están acondicionadas para conservar mejor las verduras.

Este método para preservar champiñones en la nevera te permite tener los champiñones frescos entre 4-10 días.

Cómo congelar los champiñones

¿Se pueden congelar los champiñones? La respuesta es sí, solo que deben ser pasados por un proceso de blanqueamiento para que no se oxiden y puedan mantener su calidad en el largo plazo.

Te mostramos el paso a paso para congelar champiñones a continuación

  • Paso 1. Seleccionar los mejores champiñones

Los champiñones deben ser grandes, y estar frescos. Es decir, la cabeza del hongo debe estar sujeta al tallo. 

  • Paso 2. Lavar bien los champiñones

Lavar los champiñones en el grifo con abundante agua fría de uno en uno. Puedes usar una esponja suave o pañito para retirarle todo sucio. Los puedes colocar en un colador para que sea más fácil lavarlos.

  • Paso 3. Cortar los champiñones para cocinarlos

Para cortar los champiñones utilizamos un cuchillo afilado y te recomendamos que los cortes sean forma de láminas.

  • Paso 4. Buscar una olla grande

Buscamos una olla grande y la llenamos con abundante agua para que hierva.

Según los expertos, al añadirle 2 cucharadas de sal logras que los champiñones mantengan su color y buen sabor por más tiempo.

  • Paso 5. Buscar un bol grande

En un bol grande colocar medio litro de agua y 4 tazas de hielo.

  • Paso 6. Introducir los champiñones en el agua hirviendo

Cuando esté burbujeando el agua con sal introduce los champiñones en láminas. Déjalos entre 1 y 2 minutos.

  • Paso 7. Sacar los champiñones del agua hirviendo

Transcurridos los 2 minutos de cocción de los champiñones retirarlos de la olla con un colador para mayor comodidad, o directamente pon los champiñones en el agua fría (paso 8).

  • Paso 8. Colocar los champiñones en el baño de agua fría

Agarra el colador con los champiñones e inmediatamente lo colocas en el baño de agua fría de 3 a 5 minutos o hasta que al tocarlos estén completamente fríos.

Asegúrate de que el agua fría cubra todos los champiñones, ya que necesitamos detener por completo el proceso de cocción.

  • Paso 9. Retira y escurre los champiñones

Luego de que los champiñones estén completamente fríos, retíralos champiñones con un colador y escurre muy bien.

  • Paso 10. Buscar un envase de plástico

Una vez que estén secos, introduce tus trozos de champiñones en bolsas plástico u otro recipiente apto para almacenarse en el congelador.

Debes dejar un espacio para separar la tapa de los champiñones, ya que ellos crecen un poco durante el proceso de congelación y puede dañar el recipiente.

  • Paso 11. Almacena en tu congelador

Lo más recomendable es colocarlos al fondo del congelador, porque no habrá tantos cambios de temperatura que dañen los champiñones.

Este método de conservación de champiñones congelados te garantiza el sabor por alrededor de 10-12 meses.

Cómo conservar champiñones en vinagre

Encurtir los champiñones es una técnica fácil que conserva su sabor y textura largo tiempo en casa, por lo que podrás disfrutar de un platillo delicioso en cualquier momento. Si tienes alguna duda para conservar champiñones en vinagre, aquí te lo explicamos.

  • Paso 1. Seleccionar los champiñones

Selecciona los champiñones que estén frescos, que no estén blandos ni pegajosos.

  • Paso 2. Lavar bien los champiñones

Los champiñones se colocan en un colador y con abundante agua fría del grifo, lo vas lavando de uno en uno. Puedes pasarle una esponja suave o paño de cocina para retirar todo sucio.

  • Paso 3. Cortar los champiñones limpios

Con la ayuda de una tabla para picar y un cuchillo, corta los champiñones por la mitad y luego en láminas.

Reserva en un bol con agua y el jugo de medio limón, para evitar que los champiñones se oxiden. Mientras sigues los demás pasos.

Es opcional cortar los champiñones, sobre todo la variedad que es más pequeña puedes dejarlos enteros, pero es lo recomendable por temas de espacio y que el ácido penetre bien en el champiñón.

  • Paso 4. Preparar la salmuera para el encurtido

En una olla grande colocar 2 tazas de agua y 1 taza de vinagre blanco. Añádele 1 cucharada de sal y 1 cucharada de pimienta negra en granos a la salmuera.

Le puedes incorporar otras especies como semillas de mostaza, laurel, orégano, romero. Deja cocinar hasta que hierva.

  • Paso 5. Introducir los champiñones en la salmuera

Coloca los champiñones en la olla con la salmuera y ponlos en la cocina a fuego alto, déjalos que hiervan en la mezcla por 5 minutos.

  • Paso 6. Cocinar los champiñones a fuego lento

Pasado los 5 minutos que hiervan los champiñones, bajar el fuego y cocinarlos durante 15 minutos. Es muy importante, que no sigan hirviendo los champiñones porque se pueden poner pastosos, así que baja la temperatura para que se cocinen.

  • Paso 7. Buscar un envase de vidrio grande con tapa hermética

Debes esterilizarlo y secarlo muy bien, antes de echarle el encurtido.

  • Paso 8. Coloca los champiñones y el encurtido en el frasco de vidrio

Una vez que los champiñones tengan 15 minutos a fuego lento, retira la olla de la cocina.

Introduce los champiñones en el envase de vidrio junto con todo el encurtido. 

  • Paso 9. Dejar enfriar el encurtido

Una vez que el encurtido esté frío (aproximadamente en una hora), cierra muy bien el envase.

  • Paso 10. Almacena en la nevera

Guarda los champiñones en vinagre en tu nevera. Déjalo allí por 3 días antes de consumir.

Este método de conservación de champiñones encurtidos te durará por 1 mes en la nevera, con todos sus sabores y valor nutritivo.

Cómo conservar champiñones en aceite

Conservar champiñones en aceite es una de las maneras de preservarlos sin congelar y que duren muchísimo tiempo en tu casa. Te permitirá mantener su sabor y frescura, es un método infalible y con buenos resultados, y a continuación te mostramos los pasos para hacerlo.

  • Paso 1. Escoge los champiñones

Los champiñones deben ser grandes y estar frescos, que no tengan manchas y que se sientan duros al tocarlos.

  • Paso 2. Lavar bien los champiñones

Puedes cortar la parte sucia del champiñón y lavarlo con abundante agua fría del grifo, o lo puedes poner en un colador para que sea más fácil retirarlo todo lo sucio.

  • Paso 3. Blanquea los champiñones

En una olla grande coloca suficiente agua, 2 cucharadas soperas de vinagre blanco y una pizca de sal. En lo que empiece a hervir el agua introduce los champiñones y lo dejas por 45 segundos.

Apagas el fuego de la cocina y le colocas la tapa a la olla, lo dejas así por 5 minutos. De esta manera blanqueas los champiñones y duran mucho más tiempo.

  • Paso 4. Escurrir los champiñones

Luego que pasen los 5 minutos, coloca un colador en el fregadero y viertes los champiñones para que se escurran.

  • Paso 5. Retirar la humedad de los champiñones

Extender en la mesa un paño de cocina absorbente que sea de algodón y colocar los champiñones uno a uno, en una capa que no quede amontonados.

 Luego, coloca otro paño de cocina encima de los champiñones, lo dejas por 1 hora. Al transcurrir media hora volteas los champiñones para que se sequen bien y más rápido.

  • Paso 6. Busca un envase de vidrio para hacer la mezcla de aceite

Debes tener un envase de vidrio bien limpio, que esté esterilizado. Añade el aceite de oliva en las 3⁄4 partes del recipiente, 2 dientes de ajo un poco abiertos, ½ cucharada de pimienta negra en granos, hojas de laurel la cantidad que gustes, 1 rama de tomillo fresco que esté bien limpio.

  • Paso 7. Colocar los champiñones en el recipiente de vidrio

Una vez que los champiñones estén completamente fríos, colocarlos en el envase de vidrio de manera que queden bien cubiertos con aceite de oliva. Cerrar bien el recipiente con la tapa hermética y llevarlos a la nevera.

  • Paso 8. Introduce el envase en la nevera

Coloca el envase con los champiñones en aceite en la nevera. Los champiñones se podrán consumir después de dos semanas que estén en la nevera, tiempo suficiente para que tengan todos los sabores y aromas del marinado.

Este método para conservar champiñones en aceite te durará 6 meses en la nevera sin abrirlos.

Cómo conservar champiñones cocidos

Cuando se preparan champiñones fritos, al vapor u otra receta siempre puede sobrar un poco y para no perderlos puedes conservarlos en el congelador. Te explicamos este método sencillo de hacerlo a continuación.

  • Paso 1. Dejar enfriar los champiñones cocidos

Una vez que hayas preparado los champiñones, déjalos enfriar muy bien.

  • Paso 2. Utilizar una bolsa de plástico con cierre hermético

Cuando los champiñones estén completamente fríos, colócalos en la bolsa de plástico en una capa, es decir, que no se te amontonen. Además, debes dejar un espacio para se cierre herméticamente.

  • Paso 3. Almacena en tu congelador

Coloca la bolsa llena con los champiñones cocidos en el congelador. Preferiblemente en el fondo, para que no tengan cambios de temperatura cada vez que abras el congelador.

Este método de conservación funciona muy bien para diferentes preparaciones con champiñones, entre ellas:

  • Los champiñones fritos se conservan en el congelador por 9 meses.
  • Los champiñones cocidos al vapor se conservan bien en el congelador hasta por 1 año.

Cómo deshidratar champiñones

Una alternativa de conservar champiñones es pasarlos por un proceso de deshidratación o secado, esto es perfecto para preservar grandes cantidades de estas setas. Deshidratar champiñones en casa es fácil de hacer, solo debes seguir paso a paso las recomendaciones que te dejaremos aquí.

  • Paso 1. Escoge los champiñones

Seleccionar los mejores champiñones que estén grandes, de color blanco y que no tengan manchas oscuras.

  • Paso 2. Limpiar bien los champiñones

Con un paño absorbente húmedo o un paño de cocina suave, limpiar suavemente uno a uno los champiñones para retirar toda la tierra acumulada. No se deben lavar los champiñones.

  • Paso 3. Cortar los champiñones en láminas

Se cortan los champiñones limpios usando un cuchillo, en forma de láminas finas. Trata de que las láminas sean todas iguales para un mejor secado.

  • Paso 4. Buscar una bandeja de horno

Busca una bandeja de horno para extender los champiñones laminados en una capa, no importa si quedan muy pegadas.

Si no caben en una sola bandeja, usar las que sean necesarias para colocar todos los champiñones.

  • Paso 5. Colocar las bandejas en el horno

Con el horno caliente introduce la bandeja para secar los champiñones.

Este proceso dura 2 horas y en el transcurso de este tiempo puedes voltearlas cada media hora, para que el secado sea homogéneo.

  • Paso 6. Dejar enfriar los champiñones

Una vez que los champiñones laminados tengan el tiempo establecido en el horno, retirar la bandeja y colocarla en la mesa, para que se enfríen durante una hora.

  • Paso 7. Guarda los champiñones deshidratado en un envase de vidrio 

Cuando ya estén fríos los champiñones se colocan en un envase de vidrio que pueda cerrar herméticamente.

  • Paso 8. Almacena en tu despensa

La despensa debe estar seca y fresca, evita que los champiñones puedan retener humedad.

Los champiñones deshidratados te durarán alrededor de 6 meses a 1 año en tu despensa.

¿Cómo saber cuándo los champiñones están malos?

Los champiñones tienden a ponerse malos sino se conservan o manipulan correctamente, no son un alimento muy resistente. Es esencial detectar algunos síntomas de que están descomponiéndose y no son aptos para el consumo, hoy te indicamos algunas de esas señales.

  • Presentan manchas oscuras, amarillas o verdosas; eso quiere decir que los champiñones tienen moho y están malos.
  • No es recomendable comprar champiñones laminados, generalmente ya están oxidados.
  • Si los champiñones se ven estropeados, que estén blandos o que la parte de su tallo tengan color oscuro, están malos y no se puede consumir.
  • Si los champiñones expiden un olor agrio, parecido al amoníaco ya están malos.
  • Si observas una capa viscosa en la parte superior del champiñón, ya está en mal estado y no se puede consumir.

¿Cuánto duran los champiñones?

La durabilidad de los champiñones siempre irá de acuerdo a las formas de conservarlos, por eso es importante seguir todos los pasos. La gran variedad de champiñones que existen son delicados debido a sus características, entonces, ¿Cuánto duran los champiñones? En la siguiente tabla te lo mostramos.

Método de conservaciónTiempo de duración
Champiñones frescos en la nevera4-7 días.
Champiñones congelados10-12 meses.
Champiñones en vinagre1 mes.
Champiñones en aceite6 meses.
Champiñones cocidos fritos en el congelador 9 meses.
Champiñones cocidos al vapor en el congelador1 año.
Champiñones deshidratados6 meses a 1 año.

¿Cuál es la mejor forma de conservar champiñones?

Cuando tienes pocos champiñones en casa puedes conservarlos en la nevera, debes envolverlos en un papel absorbente y luego colocarlos en una bolsa de papel. Con este método los champiñones no se pudren ni se oxidan, debido a que la bolsa de papel evita la humedad. Asimismo, hará que los champiñones se conserven intactos en frescura, sabor y textura entre 4-7 días en la nevera.

Para aquellos que quieren conservar champiñones por largo tiempo sin congelar lo mejor será deshidratarlos, es una forma sencilla de hacerlo. En tu horno introduce las láminas de los champiñones y sécalos por varias horas hasta que estén crujientes. Luego, envasa en frascos de vidrio y almacena en tu despensa. Los champiñones deshidratados se pueden incluir en diferentes recetas, tendrás el sabor intenso de estas setas en cualquier época del año.

¿Te ha gustado el artículo? Sigue viendo post similares a este de conservar champiñones y encuentra esos alimentos que más utilizas y necesitas preservar por mas tiempo para cuidar de mejor manera tu salud y tu bolsillo.

Las mejores formas de Conservar Níscalos

Conservar Níscalos
Conservar Níscalos

Como fan de los níscalos te habrás dado cuenta que conlleva un problema, solo se cosechan en otoño, por lo que si los quieres comer durante todo el año, debes aprender a como conservar níscalos.

¿Cómo conservar níscalos? Lo mejor siempre es comerlos cuando estén frescos, pero puedes aumentar su tiempo de vida mediante la conservación en sal, aceite o escabeche. También existe la congelación o deshidratación para la conservación a largo plazo.

Puedes ver como aplicar estos métodos a continuación

Conservar níscalos en sal

Los níscalos se pueden conservar muy bien en sal, es un proceso muy antiguo que mantienen intactos a estas setas, evitan que se pudran rápidamente. Conoce paso a paso la forma de conservar níscalos en sal, es muy fácil y rápido de hacer, y lo mejor, es que durarán varios meses en tu despensa.

 Paso 1. Selecciona los níscalos

Escoge los níscalos que estén bien formados, sin ninguna capa de moho. Selecciona los más grandes, y por favor, si eres tú quien los recolecta, córtalos de la base y no lo tires de raíz, ayuda a su regeneración.

Paso 2. Lava los níscalos

Este punto es un tanto controvertido, ya que existen personas que sugieren que lavarlos es malo para los níscalos y muchas otras variedades de hongos, pero es que la verdad, no existe evidencia científica. Además, como son abundantes en agua, más agua no marcara la diferencia.

Debes lavar bien los níscalos con agua fría, retira las capas de tierra acumulada. Hazlo cuidadosamente sin romper ninguna de sus partes.

Puedes dejarlo remojando unos pocos minutos, para que suelten más rápido el sucio.

Paso 3. Cortar los níscalos

Debes trocear los níscalos, puede ser en rodajas o en juliana, siempre pensando en como formarán parte de tu receta.

Paso 4. Secar bien los níscalos

Luego de que son cortados, debes secarlos muy bien. Colócalos por 5 minutos sobre papel absorbente para retirar el agua acumulada.

Paso 5. Esteriliza un envase de vidrio

En una olla con agua hirviendo, introduce el envase de vidrio por 10 minutos, para eliminar bacterias que puedan dañar a los níscalos.

Pasado el tiempo, retira el envase y deja secar.

Paso 6. Añade sal y níscalos al envase

Añade un poco de sal en el fondo del envase de vidrio, luego, introduce algunos de los níscalos. Vas a crear capas de sal y níscalos hasta que llenes el envase, dejando un espacio entre la tapa y los níscalos, y luego cierra herméticamente.

Un consejo: para conservar un kilo de níscalos, necesitarás 100 gramos de sal.

Paso 7. Almacena los níscalos en sal

Introduce los níscalos en tu despensa, que sea un ambiente fresco, sin humedad y que no le pegue la luz solar.

Con este método de conservación consigues tener níscalos por 3 meses, luego de su almacenaje.

Al momento de consumir níscalos en sal

Cuando vayas a consumir los níscalos, es bastante común pasarlos por agua fría por 10 minutos para ayudar el retiro de la sal. Luego, vuelves a lavar bien, sécalos y procede a añadirlos a cualquier preparación.

Conservar níscalos en aceite

Los níscalos en aceite o confitados es una forma predilecta de conservarlos, tienden a tener un sabor exquisito cuando se utilizan. Aprende a continuación cómo conservar níscalos en aceite y disfrutarlos jugosos y deliciosos por largo tiempo.

Paso 1. Escoge los mejores níscalos

Asegúrate de escoger níscalo que no estén rotos, con colores opacos ni que tengan presencia de moho. Selecciona aquellos que sean grandes.

Paso 2. Lava los níscalos

El proceso de lavado es muy importante, porque eliminas el sucio o cualquier otro contaminante.

Déjalos en agua fría por 5 minutos, antes de lavarlos bien y cuidadosamente de no dañarlos.

Paso 3. Cortar los níscalos

Procede a cortar los níscalos, de modo que queden de tipo láminas, como de 1 cm de espesor.

Paso 4. Escaldar los níscalos

Pon a hervir una olla con agua, sal y vinagre.

Cuando esté burbujeando, introduce los níscalos por 2 minutos.

Paso 5. Retira y coloca los níscalos en agua con hielo

Luego, retira del fuego e introduce en un bol con agua helada. Esto evitará que se sigan cocinando.

Paso 6. Escurrir los níscalos

Con un colador retira los níscalos del agua fría y deja que se escurran bien.

Paso 7. Introduce los níscalos en envases de vidrio

Busca un envase vidrio antes esterilizado con agua hervida, introduce todos los níscalos que queden bien uniformemente.

Paso 8. Añade aceite en el envase de vidrio

Añade el aceite que cubra todos los níscalos, por último, agrega sal al gusto.

Adicional, puedes agregar laurel, un diente de ajo, pimienta.

Cierra muy bien el envase y haz algunos movimientos, para que se mueva el contenido del frasco.

Para este tipo de preparación utiliza aceite de girasol o de oliva, les aportará más sabor a tus setas.

Paso 9. Hierve el envase con los níscalos

En una olla con agua hirviendo, coloca el envase con los níscalos en aceite, asegúrate de que estén bien cerrado.

Déjalo cocinar por 15 minutos, para que se sellen al vacío.

Este proceso hará que tus níscalos perduren por largo tiempo en tu despensa o nevera.

Paso 10. Retira del fuego y deja reposar

Retira los níscalos del fuego y deja reposar para que se enfríen.

Un consejo es que los coloques boca abajo en el envase mientras se enfrían, esto creará el efecto al vacío.

Paso 11. Almacena los níscalos

Con este método puedes almacenar tus níscalos en la despensa o nevera, se conservarán en perfectas condiciones por unos 12 meses.

Conservar níscalos en escabeche

Una delicia los níscalos en escabeche, además, que se conservan por largo tiempo, logrando tener un sabor más intenso a través del tiempo. El escabeche es un método de conservación sencillo de hacer, funcionando muy bien para preservar a los níscalos, conoce la receta a continuación.

Paso 1. Consigue los mejores níscalos

Asegúrate de que los níscalos tengan un buen aspecto, sin golpes ni deformaciones. Aquellos que sean grandes.

Paso 2. Lava los níscalos

En un bol con agua fría, lava bien los níscalos sin que se rompan.

Paso 4. Corta los níscalos

Para una mejor cocción corta los níscalos en juliana de 1 cm de espesor.

Paso 5. Prepara el escabeche

En un sartén grande, coloca media taza de vinagre, vino, ajo triturado, cebolla en juliana, orégano y unas hojas de laurel con bastante aceite para sofreír. Remueva con una cuchara y deja que se cocinen por 3 minutos.

 Paso 6. Añade los níscalos en el escabeche

Cuando esté hirviendo la mezcla en el sartén, añade los níscalos, sal y pimienta al gusto. Dejar cocinar por 12 minutos.

Terminado el tiempo, retira los níscalos y deja reposar por unos minutos.

Paso 7. Introduce los níscalos en escabeche en envases de vidrio

Busca un envase de vidrio que cierre herméticamente y que esté esterilizado antes.

Llena los envases con los níscalos y todos los ingredientes del escabeche, tapa bien.

Paso 8. Almacena los níscalos

Guarda los envases con los níscalos en escabeche en tu nevera, déjalos 1 semana antes de comerlos, para que sean más sabrosos.

Conservar níscalos en escabeche te permitirá disfrutarlos alrededor de 2 meses.

Deshidratar o secar níscalos

¿Quieres tener níscalos por varios meses? Lo mejor será deshidratarlos, es una forma tradicional que conserva el sabor original de estas setas. Sigue las instrucciones que te damos para conservar níscalos deshidratados.

Paso 1. Escoge los níscalos

Ten en cuenta los consejos que te dimos anteriormente, selecciona los níscalos que estén bien formados.

Paso 2. Limpia los níscalos

Limpia los níscalos cuidadosamente, retirando las capas de sucio. Utiliza un papel absorbente húmedo o brocha con cerdas suaves, para que no se estropeen.

No deben ser mojados, ni remojados en agua.

Paso 3. Corta los níscalos

Una forma ideal para cortar los níscalos al ser deshidratados es que los rebanes en finas láminas.

Paso 4. Busca una bandeja de aluminio

En una bandeja de aluminio, extiende los níscalos que queden separados unos de otros.

 Paso 5. Calienta el horno

Pon a calentar el horno a temperatura baja.

Paso 6. Introduce la bandeja en el horno

Deja que se deshidraten los níscalos por 2 horas. En intermedio de tiempo, debes mover los níscalos, para que ambos lados se deshidraten bien.

Los níscalos deben quedar crujientes, sin rastros de agua.

Paso 7. Retira y deja reposar

Retira los níscalos y deja reposar a temperatura ambiente por unos minutos.

Paso 8. Envasa los níscalos

Busca un envase de vidrio, e introduce los níscalos deshidratados que no queden tan amontonados. Cierra herméticamente.

Paso 9. Almacena los níscalos deshidratados

Almacena los níscalos deshidratados en tu despensa, que sea un lugar fresco y oscuro, que no tenga nada de humedad.

Con este método de conservación los níscalos pueden preservarse por 1 año o más.

Congelar los Níscalos

Estas setas se conservan excelente congeladas, no pierden sabor, y para mantener su textura, solo debes escaldarlos antes. Este método es ideal cuando decides comprar gran cantidad de níscalos y quieres que se mantengan frescos, conoce más a detalle este proceso de conservación.

Paso 1. Escoge los níscalos

Los níscalos no deben tener moho o estar estropeados. Además, que tengan un agradable olor.

Paso 2. Lava los níscalos

En un bol con agua fría añadir los níscalos y retirar toda la suciedad.

Paso 3. Escaldar los níscalos

En una olla con agua hirviendo con sal, coloca los níscalos enteros y déjalos escaldar por unos 2 minutos.

Luego, debes retirarlos e introducirlos en agua helada, para que no se cocinen más de lo debido.

Paso 4. Retirar y escurrir los níscalos

Con un colador retira y escurre bien los níscalos.

Paso 5. Seca los níscalos

Coloca los níscalos en una bandeja con papel absorbente, para eliminar restos de agua y humedad.

Paso 6. Introduce los níscalos en bolsas de plásticos

Utiliza bolsas que tengan cierre hermético, introduce los níscalos enteros, que no queden amontonados. Cierra muy bien.

Puedes utilizar una pajilla, para retirar el aire que quede dentro de la bolsa, así se mantendrán al vacío.

Paso 7. Almacena en tu congelador

Debes guardar las bolsas con los níscalos en la parte trasera de tu congelador. Así, cada vez que lo abras no perderán frío.

Es una forma fácil de conservar níscalos en tu congelador se mantendrán en perfectas condiciones hasta5- 7 meses.

¿Cómo saber cuando los níscalos están malos?

Es importante conocer cuando los níscalos no son aptos para consumo, así puedes escoger los mejores y que te duren largo tiempo en casa. Hoy queremos indicar algunos síntomas que puedes observar a simple vista y te dirán si un níscalo está malo o no.

  • Color verdoso u oxidado en alguna parte de su piel.
  • Deformaciones.
  • Olor fétido a rancio.
  • La piel tiene moho.
  • Tienen algún hueco en su piel, producto de que un insecto las ha comido.

¿Cuánto duran los níscalos?

La duración de los níscalos está ligado al proceso de almacenaje y conservación, estas setas absorben mucha humedad, tiene gran porcentaje de agua en su interior. Lo que las hace propensas a oxidarse, pudrirse o contraer moho y bacterias. Por eso, debes seguir los pasos que te dimos anteriormente, para que duren largo tiempo.

En términos generales, los níscalos se pueden mantener utilizando varias técnicas de conservación, la siguiente tabla te muestra mejor este tema.

Método de conservaciónTiempo de duración
Níscalos en sal3 meses.  
Níscalos en aceite12 meses.
Níscalos en escabeche2 meses.
Níscalos deshidratados1 año o más.
Níscalos enteros congelados5-7 meses.

¿Cuál es la mejor forma de conservar níscalos?

Conservar níscalos luego de su temporada es algo que muchos soñamos, para disfrutarlos por unos meses más. La mejor manera de conservarlos por largo tiempo es utilizando el método de aceite o confitado, se mantendrán jugosos y frescos hasta 1 año. Solo debes almacenarlos en un lugar fresco, puede ser tu nevera o despensa.

También, si quieres disfrutar de unos ricos y deliciosos níscalos en poco tiempo hazlo en escabeche, definitivamente serán los mejores que puedes haber probado antes. Asegúrate de almacenarlos correctamente, colócalo en un envase de vidrio y conserva en tu nevera durante 7 días, luego, podrás degustarlos sólo u otros acompañamientos.

Espero que te haya gustado este artículo, te recomendamos seguir leyendo otros métodos de conservación de alimentos.

También puede interesarte:

Conservar trufas: 4 métodos que no te puedes perder

conservar Trufas
conservar Trufas

Las trufas son una delicadeza, un producto gourmet que se utiliza mucho en la alta cocina, y por lo mismo, su precio también es alto, así que, si has comprado más de lo que necesitas, debes conservar trufas sí o sí.

Con toda honestidad, usarlo lo más rápido posible es el mejor curso de acción. Las trufas estaban destinadas a consumirse frescas y, el aroma comienza a desvanecerse lentamente una vez que la trufa se expone al aire.

Pero si no puedes… Tenemos opciones que van solucionar todos tus problemas.

Conservar trufas a corto plazo

Para conservar trufas en el corte plazo existen 2 métodos importantes, uno que consta del uso de arroz y que es mayormente el más usado, y otro en base a papel absorbente. A continuación te mostramos como funciona cada uno.

Método 1: Arroz

Si está buscando saborear su trufa fresca durante 1-3 semanas, lo mejor que puedes hacer es enfriarla, con cuidado, en el refrigerador. Asegúrate de que esté limpio y seco, sobre todo seco. Llena un recipiente con arroz seco y mantén tu trufa sumergida en el arroz. Sí, esto es como la teoría cuando se te cae el teléfono al agua.

conservar trufas en arroz

Comienza vertiendo una capa gruesa de arroz en el recipiente. Coloca las trufas limpias en el interior, colócalas unos centímetros entre sí y luego vierte más arroz hasta que las trufas estén bien cubiertas. Sella el recipiente y guárdelo en un lugar fresco, seco y oscuro de su refrigerador.

Vamos a reiterar: El arroz absorbe la humedad. La humedad es mala para una trufa, como es mala para un teléfono celular. Es importante revisar la trufa a diario y asegurarte de que se mantenga seca, para prevenir el crecimiento de moho.

Lo mejor de este método es que vas a poner capturar el aroma de la trufa en el arroz, por lo que cuando prepares este arroz tendrá un aroma que te enamorará.

El lado negativo es igual que lo anterior, es un arma de doble filo, ya que lo que gana el arroz lo pierde la trufa, pero la verdad es que no hay forma de conservar trufas sin perder cierto aroma.

Método 2: Papel secante o absorbente

Esta es como la versión del refrigerador para congelar las trufas. Tal como veremos luego, para congelar las trufas debemos envolver en papel aluminio las trufas para meterlas en el congelador, pero aquí lo haremos en el refrigerador o nevera.

Hacer esto es muy simple, debemos limpiar y secar las trufas, luego envolverlas en un papel absorbente, las típicas toallas que se ocupan en la cocina, y luego guardar esto en un recipiente hermético, idealmente libre de aire al interior. Para mejorar y asegurar el funcionamiento de este método, debes cambiar diariamente el papel.

conservar trufas con papel absorbente

Con esto podrás conservar trufas por una semana al menos, y lo mejor es que no perderás tanto aroma como con el tema del arroz si lo sellas al vacío, y mas aun, puedes poner un poco de arroz o huevos para que adquieran parte de este aroma, es un secreto gourmet.

Me parece que el mejor método y también más recomendado es el del papel absorbente para un almacenamiento de corto plazo

Conservar trufas a largo plazo

Al igual que en nuestro apartado anterior, tenemos 2 formas de conservar trufas en el largo plazo, la congelación y mediante aceite. El detalle de cada método lo vas a encontrar a continuación.

Método 1: Congelar las trufas

Si desea conservar trufas frescas durante 1 a 4 meses, hay que entrar en modo congelar.

Al igual que siempre, hay que limpiar y secar las trufas. Una vez hecho esto, envuelve cada trufa y guárdala en el congelador. Ya está, eso es todo.

¿En qué puedes envolver la trufa para el congelador? Nuestro querido amigo el papel aluminio es siempre una gran alternativa. Pero mejor alternativa es algún contenedor en el que puedas sellar al vacío, ya que el aire es un enemigo natural de las trufas.

¿Cuál es el problema de este método? Es que tampoco vas a poder conservar el aroma de las trufas, salvo que realmente uses un recipiente hermético que selle al vacío, ahí tus probabilidades de aromáticamente conservar trufas aumentarán.

conservar trufas congelando

También presenta un poco de problema para descongelar, por lo que tu mejor carta es usar la trufa congelada, ya que al descongelarla se pierde un poco la consistencia de la trufa misma.

Método 2: Conservación con aceite o mantequilla

Como consecuencia del método anterior, se puede conservar trufas congeladas cubiertas con aceite virgen extra o mantequilla. Tal vez sea un paso más largo, pero vale la pena.

Los estudios respecto al uso de aceites como preservantes son varios, como este para conservar carne, y denotan que podemos usarlos para conservar trufas, de la siguiente forma.

Vamos a usar las cubetas de hielo para hacerlo más fácil.  Corta y coloca los copos dentro de las bandejas de hielo y, al gusto, cúbralo con aceite virgen extra o mantequilla derretida.

El método de la mantequilla también tiene dos formas de derretir: disolver a temperatura ambiente o calentarla a baño maría (hay que quitar la pátina que se forma en la superficie).

Una vez combinada esta mezcla con la trufa, meterla en el congelador.

Al día siguiente, los cubos helados deben colocarse dentro de un recipiente de comida hermético y colocarse nuevamente en el congelador.

De esta forma, la conservación sería eficaz durante un par de meses.

También puede interesarte: